Technical difficulty   Moderate

Time  2 hours 45 minutes

Coordinates 1087

Uploaded November 4, 2015

Recorded September 2015

-
-
1,494 f
43 f
0
1.2
2.4
4.79 mi

Viewed 2109 times, downloaded 97 times

near Goikoa bailara, País Vasco (España)

Link to the blog post - Enlace a la pagina en el blog

Track Description / Características de la Ruta:

Distance / Distancia:  7.72km
Elevation Gain / Ascenso: 575m
Max / Min Altitude:  455m / 13m
Difficulty / Dificultad: Easy / Fácil 
Alpine Grade: S.D. (Sin dificultad)
Activity: Advanced Hiking / Senderismo Avanzado
Recommended Cartography / Cartografía Recomendada: 

Jaizkibel es la montaña más occidental de los Pirineos, donde la cordillera se reune con el Mar Cantábrico. Con sus 543m, tiene una gran prominencia, ya que las faldas acaban directamente en el mar. En sus faldas se encuentras las poblaciones de Hondarribia, Irún, Lezo, Pasajes y Rentería, así como la Ermita de Guadalupe. Sin embargo, la actividad de este post no describe la ascensión a la cumbre de Jaizkibel, sino un paseo por Labetxu, también conocido como el Valle de Los Colores.

Labetxu es una obra de la naturaleza, muestra de la erosión alveolar del viento y del agua marina sobre rocas de distintos colores y materiales. El arroyo de Gaztarrotz, casi al llegar al mar, fue labrando el valle, dejando al descubierto las rocas de mil colores.

La excursión la iniciamos en lo alto de la carretera que recorre Jaizkibel. Una vez subimos a la cima hay varios apeaderos donde podemos aparcar el coche.





Una pequeña entrada en la verja marca el camino que tenemos que seguir para descender de forma directa a Labetxu.





Desde el primer collado, ya podemos disfrutar de las vistas maravillosas del litoral Cantábrico hasta San Sebastián.





Una pequeña colina a unos pocos cientos de metros del inicio ya va dando muestras del proceso de erosión alveolar.













Tras la colina, la escultura famosa... y el litoral Cantábrico










Venimos desde lo alto de aquella colina, donde se intuye la famosa escultura.





Tras unos dos kilómetros, llegamos a las primeras formaciones rocosas interesantes, en medio de un denso bosque.

































A partir de aquí el sendero no está nada claro hasta que descendemos a Labetxu. La exhuberante vegetación se come literalmente el sendero marcado, con lo que nos tenemos que ir abriendo paso entre los helechales y el robledal avanzando por Mitxitxola Mendia.





Tras recuperar de nuevo la senda con la ayuda del GPS nos adentramos en un pinar, que termina en un precipicio, desde donde ya se observa Labetxu. Estamos en Putrekabia.




La bajada por el precicipio es peligrosa con el terreno mojado, bastante resbaladiza. Hay un paso asegurado por una cuerda. Yo recomendaría hacer la ruta al revés para hacer este tramo de subida en vez de bajada, una caída en esta zona puede tener consecuencias graves.





Los colores rojizos y morados van apareciendo en las paredes de enfrente.












Las rocas esculpidas por el viento





























Vamos bajando poco a poco al fondo del barranco.





















La combinación de oquedades y colores en las paredes es bastante caprichosa.

















Views of the Gaztarrotz ravine. // Vistas del barranco de Gaztarrotz.





















Cruzamos el barranco por donde podemos para alcanzar la otra orilla.













De nuevo, más ejemplos espectaculares de erosión alveolar.










































No nos cansamos de explorar la zona, pero seguro que nos hemos dejado un montón de rocas interesantes. Ahora encontramos marcas para el camino de subida.





Vamos ganando altura remontando el valle y nos despedimos de Labetxu.




La pared de enfrente donde se encuentran los pinos es el cortado de Putrekabia, por donde hemos descendido.













Acné juvenil en esta roca.









Y telas de araña en esta otra.








A partir de aquí, retomamos el camino de subida que asciende por el pinar. De nuevo el camino no es evidente, al menos en la primera parte, hasta que el bosque se abre y nos permite tener una visión clara de la cima donde hemos dejado el coche... así que se recomienda tirar de GPS por si las moscas.

Summary:
- Preciosa y corta excursión para visitar esta maravilla de la geología.
- Hay tramos de dificil orientación, ya que la vegetación se come literalmente el camino a seguir, siendo necesario tirar de GPS para no perderse.
- Dada la situación de Jaizkibel, la primera montaña que se encuentra el viento del mar, es muy normal que la cara norte esté sumida en una densa nieble, haciendo la orientación más dificil.
- Sólo hay un paso peligroso, la bajada de Putrekabia, se recomienda hacer la ruta al revés para tener este paso de subida. La bajada es bastante resbaladiza, hay un tramo asegurado por una cuerda, y una caída podría tener consecuencias graves.

Comments

    You can or this trail