Coordinates 268

Uploaded January 31, 2014

-
-
2,136 f
1,847 f
0
3.5
7.0
14.03 mi

Viewed 3431 times, downloaded 18 times

near Moncloa-Argüelles, Madrid (España)

Recorrido moderado por la distancia, conviene seleccionar las visitas que se hacen según el gusto o dividirla en dos jornadas por la variedad y riqueza de lo que se puede visitar, en cualquier caso abundan los lugares en los que comer, sea en restaurantes de todos los niveles, sea comprando en tiendas, sea llevando el alimento y deteniéndose en algún lugar.

Se puede hacer en bicicleta o a pie ya que la práctica totalidad del recorrido va por zonas ajardinadas sin tráfico. Puede interrumpirse en cualquier punto por la abundancia de transporte público, la ruta empieza en el intercambiador de Moncloa (líneas 6 y 3 de metro) y termina en la plaza de Legazpi (líneas 6 y 3 del metro) aunque se puede acceder al metro en varios puntos del recorrido, Plaza España, línea 3 y 10, Príncipe Pío (línea 10 y 6), Lago de la Casa de Campo (línea 10) o en Marqués de Vadillo (línea 5).

En el recorrido hay muchos puntos de interés, parques históricos como el parque del Oeste, los jardines de Sabatino o los jardines del Campo del Moro, los jardines del propio río, la Arganzuela o la pradera de San Isidro y espacios arbolados interesantes como la Huerta de la Partida o el bosque de la casa de campo y su lago.

Junto al recorrido hay una serie de museos como el de América aún en Moncloa, el de Cerralbo en un palacio del siglo XIX, el del templo egipcio de Debod o el del palacio real. Una serie de ermitas jalona el recorrido como la ermita de San Antonio de la Florida con frescos de Goya y la tumba del pintor, la ermita del cementerio del 2 de mayo donde reposan los restos de los madrileños fusilados por los franceses en su invasión, la ermita de la Virgen del Puerto al pie del palacio real o la ermita de San Isidro y su cementerio de estilo romántico cuajado de panteones de la nobleza decimonónica, desde la primera tumba de Goya hasta los nichos de gente común del siglo XIX o panteones de grandes artistas y toreros.

Puentes históricos como el de Segovia, Toledo, del Rey o el de la reina Victoria, célebres desde la guerra como el puente de los franceses y las nuevas pasarelas del parque como la de Perrault. Hay centros culturales con oferta de teatro y exposiciones como el que ocupa el antiguo matadero o lugares peculiares como el invernadero tropical y la histórica estación del norte de Príncipe Pío reconvertida en centro comercial. Se alternan torres de viviendas con viviendas unifamiliares como la colonia del Manzanares o zonas nobles como Argüelles.

Los miradores y lugares con vistas amplias se reparten en sitios como el lago, el templo de Debod o el cementerio de san Isidro y se puede ir y volver hasta el corazón de la Casa de Campo en el teleférico. El recorrido tiene un abundante surtido de fuentes, estatuas históricas, bancos y hostelería de todos los tipos, desde bares y comida fast food hasta restaurantes de todo tipo o los chiringuitos que han colocado en el nuevo parque y en todo momento, por supuesto, la presencia del Manzanares tras décadas de vivir a sus espaldas.

Una manera de disfrutar de otra faceta de Madrid, paseando, haciendo deporte, tumbándose en los jardines, visitando edificios históricos y museos, refrescándose en la playa de Madrid o tomando una caña al atardecer junto al río o en las orillas del lago con la ciudad en el horizonte. Al gusto de cada uno.
Photo

Ministerio del aire.

El antiguo ministerio del aire, cuartel general de las fuerzas aéreas, ocupa la parcela de la antigua prisión modelo de Madrid. Es un edificio enorme de estilo neoherreriano usual en el periodo franquista a imitación del monasterio del Escorial. Enfrente tiene la junta de distrito que fue construida, realmente, como homenaje a los caídos del bando franquista en la guerra civil con una cúpula que iba a acoger una cruz que nunca se construyó. Actualmente es sede del distrito de Moncloa y suelen hacerse exposiciones. En este lugar, bajo tierra, está el intercambiador de transportes de Moncloa con autobuses que se dirigen sobre todo hacia la sierra y la estación de metro de la línea 6 y 3 además de autobuses urbanos. Desde la esquina se accede al parque del Oeste y la Ciudad Universitaria.
Photo

Arco de la Victoria.

El Arco de la Victoria fue mandado construir por Franco en conmemoración a su victoria en la guerra civil y como puerta de entrada a la ciudad universitaria y a la propia ciudad. Toda la zona quedó destruida y en ella construyó el régimen algunos de sus edificios más significativos. Tiene 39 metros de altura y sobre el arco está la cuádriga de Minerva de 5 metros de altura. Hay unos frisos que en un lado evoca las virtudes militares y en el otro las educativas. El espacio que tiene en su interior, sobre el arco, iba a contar con unas maquetas y una suerte de museo pero el arco es un monumento incómodo y hace décadas que está cerrado y en situación casi de abandono.
Photo

Museo de América y faro de Moncloa.

Frente al intercambiador de Moncloa está el llamado Faro de Moncloa, un edificio relativamente nuevo con una historia de tropiezos. Fue ideado como mirador turístico a esta zona de la ciudad y la sierra pero ha pasado más tiempo cerrado que abierto por diversos problemas, desde la estrechez excesiva de sus escaleras hasta descargas eléctricas en su estructura metálica. Alcanza los 110 metros de altura y lleva varios años pendiente de una "inminente reapertura" que no termina de llegar. Inmediatamente detrás, entre los jardines que se dirigen a la Ciudad Universitaria, está el museo de América. Fue construido en los años 40 siguiendo un modelo de arquitectura neocolonial a semejanza de las construcciones españolas en América y su contenido procede del museo Nacional de Arqueología, colecciones privadas, obsequios de gobiernos estadounidenses y compras. Es uno de las colecciones más importantes de arqueología y etnografía americana del mundo, desde escultura maya u orfebrería quimbaya hasta momias incáicas o colecciones de indígenas estadounidenses y por supuesto pintura u arte del periodo colonial. Uno de los museos más interesantes de Madrid y uno de los menos visitados. Web del museo: http://www.mecd.gob.es/museodeamerica/inicio.html
Tree

Parque del Oeste.

El parque del Oeste es uno de los parques más antiguos de Madrid, se ideó durante el ensanche del siglo XIX que creó el barrio de Argüelles y ocupa la ladera que separa Madrid del río Manzanares y un pequeño valle que desciende hacia el río. La zona de Moncloa da acceso a la parte alta de ese valle. Desde el intercambiador basta con dirigirse hacia el parque y cruzar la avenida que lo cruza. El parque alterna zonas de bambus con zonas de pinares, prados y lagunas. Un arroyo que va formando charcas y cascadas recorre la parte más profunda del valle que va descendiendo con rapidez hacia el Manzanares. Pueden encontrarse en la parte alta esculturas como la de Artigas, héroe de la independencia uruguaya. El lado del valle opuesto al ministerio del aire está ya en las inmediaciones del palacio de la Moncloa, sede del gobierno. También pueden encontrarse varios búnkeres recuerdo de la guerra ya que el frente estaba en el valle, con un bando en cada lado y el barranco, actual parque, en medio. Para descender basta con ir por las cercanías del arroyo y seguirlo valle abajo.
Tree

Parque del Oeste.

La parte baja del valle es más fresca y densa, pronto se llega a la carretera que baja desde Moncloa, cruzar con precaución y seguir por la orilla del parque hasta llegar abajo del todo en la avenida de Valladolid donde está la estatua en honor a O´higgins, héroe de la independencia chilena. Hay que cruzar la avenida de Valladolid manteniendo las vías del tren a la izquierda y seguir de frente, por el carril bici que cruza el río.
Bridge

Puente de los franceses.

El puente de los franceses fue construido en 1962 por ingenieros franceses, de ahí el nombre. En origen daba servicio a los trenes que por Valladolid, Burgos y San Sebastián se dirigían a la frontera franceses en una de las primeras líneas del país. Lo que hizo famoso al puente, sin embargo, serían las duras batallas que habría en él durante la guerra civil que le harían digno incluso de una canción. El puente estaba entonces protegido por parapetos republicanos, el frente nacional quedaba al norte donde tenían la pasarela de la muerte, un pontón improvisado con el que comunicaban sus líneas de la Ciudad Universitaria desde la Casa de Campo. Se conservan unos restos escasos de esa pasarela río arriba, cerca del carril bici. El camino pasa bajo el puente de los franceses, manteniendo el río a la izquierda y enseguida se convierte en un paseo arbolado al llegar a la colonia del Manzanares.
River

Paseo del Manzanares.

Es el tramo más antiguo del parque del Manzanares, superviviente de la autopista M-30 que se construyó a partir de los años 60 y que bordea el barrio separándolo de la Casa de Campo. La primera calle que sale hacia la derecha es Santa Fe, desde sus inmediaciones hay un puente peatonal que cruza la autopista y se adentra en la casa de Campo, desde allí se puede subir al cerro Garabitas, el punto más alto del bosque, o llanear hacia el lago de la Casa de Campo. El paseo, por lo demás, sigue río abajo manteniéndolo a la izquierda. Pueden verse las primeras presas que aportan volumen de agua al pobre río Manzanares y alguna pasarela nueva. A la derecha del paseo queda la vieja colonia del Manzanares, un reducto de casas unifamiliares que forman un agradable barrio que a más de uno se le hará conocido por la serie Los Serrano, que se rodaba en él. Hay pequeños balcones junto al río para pescadores y se pasa por debajo del teleférico antes de llegar al puente de la Reina Victoria. Desde el barrio pueden cogerse autobuses hacia Callao, en la Gran Vía, y Atocha. También hay varios bares y tiendas en los que tomar un refresco en calles como Santa Fe.
Bridge

Puente de la reina Victoria

El paseo llega al puente de la Reina Victoria, de 1909. Es un elegante puente de hormigón con toques modernistas, como se puede ver en sus farolas de hierro y en sus esculturas de osos que recuerdan el escudo de Madrid. En el lado por el que venimos el puente da acceso a la plaza de San Pol de Mar, con su teatro y su fuente, donde se puede tomar un refresco o comprar algo de beber o comer. Hacia el otro lado, cruzando el puente, está la ermita de San Antonio de la Florida, una de las paradas más interesantes.
Sacred architecture

Ermita de san Antonio de la Florida.

Al cruzar el puente se llega a la escultura a Goya y tras ella a la ermita de san Antonio de la Florida. A las ermitas, mejor dicho, porque hay dos gemelas. Una es la original y la vecina una réplica exacta que se hizo para proteger los frescos pintados por Goya, la original es la de la izquierda. La entrada es gratuita. La ermita cuenta con una serie de frescos de Goya, especialmente interesante la cúpula dedicada a san Antonio y cargada de detalles. La tumba de Goya está en el altar de la pequeña capilla.
Sacred architecture

Cementerio de los héroes del 2 de mayo.

En la parte trasera de las ermitas de san Antonio de la Florida una pasarela peatonal cruza sobre las vías del tren y da vista al cementerio del 2 de mayo y la chimenea de ladrillo de la escuela de cerámica municipal. Al otro lado de las vías una calle asciende hacia la rosaleda y pasa junto al cementerio del 2 de mayo. Se trataba de un pequeño cementerio, el de la Florida, utilizado esencialmente por empleados del palacio real y dependiente de la cercana ermita. 43 madrileños de los que se levantaron contra los franceses el 2 de mayo de 1808 fueron fusilados el 3 de mayo en esta colina del Príncipe Pío y enterrados en una fosa común, varios ciudadanos los desenterraron en los siguientes días y trasladaron sus cuerpos hasta el antiguo cementerio, hoy dedicado en exclusiva a ellos. El lugar cuenta con una pequeña ermita rodeada por muros y una hilera de cipreses la une a la calle. Apenas se abre el día 2 de mayo de cada año o previa solicitud.
Photo

Rosaleda.

La calle que asciende desde la pasarela sobre las vías y el cementerio del 2 de mayo llega a la rosaleda. La rosaleda ocupa una explanada a media altura de la ladera. Se artícula en dos ejes alrededor del paseo central y cuenta con cientos de tipos de rosa. La mejor época es entre abril y junio, cuando está espectacular, aunque aún en verano pueden verse bastantes flores conviene ir antes de que el sol pegue muy fuerte y disfrutar de los colores y aromas de las rosas. A la izquierda una senda rodea la rosaleda y sube hacia el teleférico entre el césped y los árboles.
panorama

Estación del teleférico.

El teleférico está casi en la parte alta de la ladera que sube desde el río Manzanares. Abre en verano todos los días, en invierno solamente los fines de semana y festivos, conviene comprobarlo en su web. http://www.teleferico.com/ El teleférico une el centro de Madrid con el interior de la Casa de Campo y puede cogerse billete de ida y vuelta o solo billete de ida, ya que no es un paseo largo el que hay desde la estación del teleférico de la casa de campo y el lago. El recorrido se despega de la montaña y sobrevuela la rosaleda y el cementerio del 2 de mayo hasta pasar sobre el río Manzanares. Las vistas se extienden hasta el palacio de oriente, la catedral y las cúpulas del centro histórico por el sur y hasta la sierra por el norte. La zona de Moncloa va quedando lejos a medida que el teleférico se adentra entre los encinares y pinares de la Casa de Campo. Pronto la ciudad queda atrás y el teleférico se adentra en los bosques de la casa de Campo. Finalmente se llega a la estación final y hay amplísimas vistas sobre Madrid y el bosque de la casa de campo que pueden disfrutarse tomando un café o una caña. Es un punto de partida cómodo para hacer rutas dentro del bosque de la casa de campo o, simplemente, disfrutar de las panorámicas sobre toda la ciudad y retornar al centro.
Photo

Templo de Debod

El templo de Debod es un templo egipcio original regalo en los años 70 del gobierno egipcio al estado español por la ayuda prestada en las exploraciones arqueológicas y salvamentos patrimoniales tras la construcción de la presa de Assuan. Por edad es el edificio más antiguo de Madrid ya que tiene 2.200 años de antiguedad, conserva jeroglíficos y su disposición arquitectónica, tanto egipicia como las ampliaciones bajo el dominio romano. La visita a su interior es muy interesante aunque siempre hay cierta polémica sobre qué hacer con él desde el punto de vista de la conservación ya que el clima de Madrid le afecta. Alrededor del templo se extiende un amplio parque decorado con toques que recuerdan al valle del Nilo como palmeras y rocas. El parque ocupa el antiguo cuartel de la montaña en el que se dio una dura batalla y posterior masacre en la guerra civil entre militares golpistas y las milicias favorables al gobierno legítimo. Se conserva un monumento en recuerdo a la masacre en las escaleras que unen el templo con la calle Ferraz.
panorama

Mirador del templo.

En la parte trasera del templo está el mirador. Es un punto de reunión de gente para ver el atardecer por sus amplias vistas hacia el oeste. Las vistas se extienden desde el palacio real y la catedral con las cúpulas de los templos del centro como san Francisco o san Andrés, hasta los árboles del campo del moro, el valle del Manzanares, los barrios del sur de Madrid y el amplio bosque de la casa de campo hasta alcanzar en el horizonte las montañas de la sierra de Guadarrama. Un lugar muy agradable en cualquier época del año.
Photo

Museo Cerralbo.

El museo Cerralbo es una joya poco conocida. Para llegar basta con bajar desde el templo de Debod hasta la contigua calle Ferraz y cruzarla. El palacio de Cerralbo ocupa la esquina de Ferraz con la calle Ventura Rodríguez. Es un ejemplo de palacio decimonónico de la nobleza madrileña, uno de tantos en la ciudad aunque único por su conservación y museización. El decimoséptimo marqués de Cerralbo fue un gran coleccionista y el museo ocupa y mantiene las estancias en un estado similar al que tenían cuando vivía el marqués. Tiene más de 50.000 piezas históricas. Pinturas de Zurbarán, El Greco, Tintoretto o Madrazo entre muchos otros, como dibujos de Goya. Una interminable colección de cerámica, artes decorativas, una interesante armería y la decoración general de las estancias, desde los frescos de las paredes hasta el imponente salón de baile, los comedores y hasta los cuartos de baño con bañeras de mármol. En conjunto es un museo maravilloso y muy poco conocido que permite a uno trasladarse a un palacio noble del siglo XIX. Muy recomendable. La web del museo: http://museocerralbo.mcu.es/ En la zona abundan los bares y restaurantes en los que tomar un pequeño descanso.
Photo

Plaza de España y monumento a Cervantes.

La plaza de España fue durante siglos el límite de la ciudad, el arroyo Leganitos formaba un valle al pie del antiguo alcázar de la ciudad (el actual palacio) y la muralla medieval bordeaba ese barranco. Con el paso de los siglos el barranco se fue rellenando con escombros y la plaza sirvió de nexo de unión entre el ensanche de Argüelles y el centro histórico. La apertura de la Gran Vía a principios del siglo XX y la construcción durante el franquismo de los dos grandes rascacielos transformaron esta plaza en una de las más queridas y transitadas de la ciudad. En su centro está el monumento a Cervantes con la escultura del Quijote y Sancho Panza, lugar de típica foto de todo turista que visita Madrid. La plaza de España da acceso por el senado al palacio real y los jardines de Sabatini o desciende por la cuesta de san Vicente hacia el río Manzanares.
Tree

Jardines de Sabatini.

Los jardines de Sabatini se construyeron sobre las antiguas caballerizas reales. Son relativamente modernos, de los años 30. Ocupan la fachada norte del palacio de Oriente en la que está la capilla y están cubiertos de jardines y fuentes decorados por las estatuas de reyes que no llegaron a ponerse en la fachada del palacio, como las que hay en la cercana plaza de oriente, intercomunica la plaza de Oriente con la cuesta de san Vicente.
Photo

Estación de Príncipe Pío.

Es una de las estaciones más antiguas de España, el actual edificio es de 1882 sobre una anterior que desde 1861 comunicaba Madrid con la frontera francesa por Valladolid y Burgos. Hasta la construcción de Chamartín fue la más importante junto con la estación de Atocha y recibía los trenes procedentes del norte del país. Tras construirse Chamartín fue perdiendo importancia hasta que en los 90 se inició la reforma. Ahora es un intercambiador de transportes, líneas de metro como la 6 y la 10, el pequeño ramal que lleva hasta Ópera, la zona de trenes de Cercanías y una estación subterránea de autobuses. El grueso de la estación bajo la gran marquesina de hierro y cristal es ahora un amplio centro comercial con todo tipo de comercios y lugares en los que comer o comprar comida. En el exterior hay una amplia plaza usualmente utilizada para pequeñas casetas y mercadillos y es una zona con bastante hostelería.
Photo

Glorieta de san Vicente.

La actual puerta de san Vicente fue diseñada por Sabatini y cerraba el paso suroccidental de la ciudad, en la puerta se cobraban los peajes correspondientes a las mercancías que entraban en la ciudad. Se construyó sobre las ruinas de una puerta anterior en el siglo XVIII. En cualquier caso en 1890 aquella puerta se desmanteló para facilitar el tráfico y al parecer llevados al cercano almacén de la casa de campo de donde desaparecieron. En los años 90 se decidió reconstruir pero no se encontraron las piedras originales y se hizo una réplica exacta de la puerta original aunque se construyó en posición inversa para diferenciarlas. Esta glorieta es el nexo de unión del río Manzanares y la Casa de Campo con los jardines del palacio real y los accesos hacia el centro. Un sendero desciende entre los jardines hacia el puente del rey y el túnel de Napoleón. El túnel de Napoleón cruza bajo la carretera y une los jardines del campo del moro y el palacio real con el puente del rey y la casa de campo, lo utilizaba el hermano de Napoleón durante la invasión para salir del palacio sin mezclarse con la gente. Tras las obras de la M-30 la zona ha mejorado pero ese túnel ha quedado bastante aprisionado y deformado ya que tenía roca natural en su salida que ahora es un horror de metal y cemento. El puente del rey une ambas orillas y da entrada a la casa de campo, junto al palacio de Iván de Vargas que aún se conserva aunque muy modificado. También hay restos de jardines y galerías de tiempos de Felipe II que no están abiertas al público.
Lake

Lago de la Casa de Campo.

En origen eran varios lagos interconectados que se alimentaban del cercano arroyo de Meaques que discurre por el interior de la Casa de Campo, cuando las lluvias eran abundantes se unían formando un único y gran lago. Durante siglos se utilizó para patinar sobre hielo y para pescar. Actualmente forma un gran lago en el interior de la Casa de Campo, lugar habitual de paseo y deporte es usual ver a gente practicando remo en sus aguas. Alrededor tiene varios bares y restaurantes en los que tomar algo disfrutando del silencio y las vistas hacia Madrid. Destacan sobre todo el palacio real y los edificios de la Gran Vía y la plaza de España pero se vislumbra toda la zona centro de la ciudad sobre las laderas del valle del Manzanares. Hay una parada de metro, Lago-Línea 10, junto al propio lago y es punto de partida a todas las rutas que recorren este amplio bosque urbano de más de 17 kilómetros cuadrados.
panorama

Mirador de la huerta de la partida.

El camino del lago vuelve hacia el Puente del rey por el mismo sitio, pasa junto a un antiguo acueducto y enseguida a la derecha se ve el mirador. Fue construido durante las obras del Madrid Río en una pequeña elevación sobre la Huerta de la Partida y ofrece vistas sobre los árboles de la misma y hacia los jardines del campo del moro, el palacio real y la catedral.
Tree

Huerta de la Partida.

La Huerta de la Partida es una huerta del siglo XVI que abastecía de alimentos al cercano palacio de los Vargas. Durante siglos ese fue su uso hasta que el bosque de la Casa de Campo pasó de la monarquía al ayuntamiento en la II república y el huerto fue utilizado para cultivar plantas aromáticas y medicinales. En la guerra la zona quedo destrozada y sufrió años de abandono, especialmente al construirse la autopista M-30 en los márgenes del río. Al soterrarse la autopista y construirse encima el parque se restauró la Huerta manteniendo plantas usuales en la huerta mediterránea. Olivos, higueras, frutales varios, etc. Un arroyo seco recrea el antiguo arroyo Meaques que actualmente discurre canalizado. En conjunto es una zona pintoresca con el palacio real y la catedral como telón de fondo. Desde la Huerta se vuelve al río.
Photo

Jardines del campo del moro.

Los jardines del Campo del Moro tienen una única entrada para el público a día de hoy. Al menos a la espera de ver si abren otra de sus entradas cuando esté acabado el museo de colecciones reales. Ocupan el espacio de la ladera del valle del Manzanares que desciende desde el palacio real hasta el río, lo que antiguamente era la parte de abajo del castillo que acabó siendo palacio. Precisamente el nombre le viene de la leyenda que señala que el fundador árabe de Madrid acampó en el lugar. Los actuales jardines tienen su origen en la segunda mitad del siglo XIX. Los jardines se articulan en dos ejes principales en forma de cruz, uno va de Este a Oeste, desde la entrada para visitantes ascendiendo la ladera hasta alcanzar el palacio y está cubierto por un manto de césped. Ese eje se cruza en la mitad con otro que tiene dirección Sur-Norte y que es una recta llana de tierra a media ladera. Una gran cantidad de pequeños senderos y caminos recorre la totalidad de los jardines entrecruzándose y uniendo unos puntos con otros. Los sitios más interesantes son la laguna al pie del museo de calesas, con sus habitantes, patos, cisnes, pavos reales... La casa de estilo austríaco y la pagoda del paseo principal que va de Este a Oeste, donde los reyes pasaban el tiempo y sobre todo las fuentes históricas, dos, que se abren en la vía principal que sube desde la entrada de visitantes hacia el palacio. Por lo demás son decenas los lugares agradables esparcidos por los jardines, desde zonas con sombras densas hasta bancos de piedra junto a pequeños manantiales o zonas cubiertas por la hiedra y todo bajo la imponente presencia del palacio de Oriente y la catedral. Uno de los parques más agradables y tranquilos de la ciudad.
Sacred architecture

Ermita de la virgen del puerto.

La ermita de la virgen del puerto es uno de los primeros edificios barrocos que se hicieron en España. La iglesia se terminó en 1718. La iglesia es ochavada y tiene una cúpula terminada en chapitel. Durante la guerra fue saqueada primero por milicias republicanas y destruida después por los combates y bombardeos hasta su reconstrucción en los años 40. Es un edificio elegante y sencillo. Se llega desde la Huerta de la Partida cruzando el río por una de las presas y la ruta sigue, buscando un paso de cebra, hasta el cercano Campo del Moro.
Bridge

Puente de Segovia.

El camino retoma el paseo del río y deja a la derecha la ermita de la Virgen del Puerto, así se llega al puente de Segovia antes de cruzarlo. Es uno de los puentes históricos de Madrid, el más antiguo de los que se conservan hoy en día, fue terminado en 1584. Siempre se ha considerado, como con el de Toledo, que era mucho puente para tan poco río. Lo diseñó Herrera, el mismo arquitecto que hizo el monasterio del Escorial y mantiene sus características bolas de granito y su gran sencillez con un arco central más grande que es seguido por otros cada vez más pequeños hacia las orillas. A lo largo de la historia ha sufrido varias ampliaciones y reformas, tanto para ensancharlo como para reparar daños como los de las voladuras de la guerra civil. El puente se cruza y se gira hacia la izquierda bajando hacia el río para caminar por su orilla. Lo mejor de la zona son las vistas hacia el palacio de Oriente y el Campo del Moro.
Tree

Jardines del Manzanares.

El parque avanza entre pinos y zonas de juego infantil con el río a la izquierda hasta alcanzar el puente oblicuo. Es un puente superviviente de cuando por aquí discurría la autopista, se ha peatonalizado y ajardinado, en ambas orillas el parque avanza y hay más formas de cruzar de un lado a otro, como puede ser sobre las presas que rebalsan el agua. La cúpula de san Francisco el Grande preside la zona.
Bridge

Puente en Y griega.

El parque llega al puente de Andorra o puente en Y. Es una curiosa pasarela peatonal de hierro con tres puntos de apoyo, dos en la orilla Este y uno en la orilla Oeste. Pocos metros más abajo se alcanza el pontón de san Isidro que pasa sobre el paseo del parque. Hay que subir al pontón para subir hacia la derecha hasta alcanzar el Paseo de la ermita del Santo, ahí se gira hacia la izquierda y se asciende por el paseo brevemente pero con pendiente fuerte hasta alcanzar la ermita de san Isidro.
Photo

Cementerio de san Isidro.

Se entra desde el lado izquierdo de la ermita, un camino asciende hasta entrar en el patio semicircular a traves de una torre de las tantas que lo rodean, aunque antes de llegar ya se puede encontrar algún gran panteón o tumbas célebres como la del dictador cubano Batista. El cementerio de san Isidro empezó a construirse en 1811, junto a la ermita. Los tres patios más antiguos, que están siendo restaurados, no son accesibles. El patio superior, el más amplio, es de la mitad del siglo XIX y es completamente accesible. Lo rodean por completo unas arcadas que protegen los nichos, en su mayoría del siglo XIX y francamente interesantes. Tanto por sus textos como por sus epitafios o la abundante cantidad de niños, altos cargos militares cargados de títulos, doctores muertos en grandes epidemias de cólera y un largo etcétera que nos lleva a otra época. El interior del patio es una enorme superficie desordenada y caótica plagada de enormes panteones en competencia entre sí. Este cementerio fue elegido por la nobleza de la época para su descanso final y para irse del mundo eligieron detrás dejar los panteones más variados y llamativos posibles. Son una muestra de arquitectura, escultura, vidrieras, etc. Desde marqueses y condes hasta actrices como la Fornarina o toreros, la amante de Godoy y un interminable etcétera en el que no faltan marcas de bala de la guerra civil que en algún caso atravesaron nichos, como se ve inmediatamente detrás de la tumba de La Fornarina. Un recorrido que vale mucho la pena y que habla de la vanidad humana y de lo efímero de la misma.
Sacred architecture

Ermita de san Isidro.

La primera ermita de san Isidro se construyó en 1528 en agradecimiento por la supuesta sanación milagrosa de Felipe II al bebera aguas procedentes del pozo milagroso. Pozo que, al parecer, sería propiedad del mismo san Isidro cuando labraba estas tierras. En el siglo XVIII se reconstruyó con la forma actual y tuvo que ser reparada tras la guerra civil tras ser incendiada por los republicanos y afectada por los combates cercanos. La misma ermita y su romería puede disfrutarse en los cuadros de Goya, la tradicional fiesta sigue celebrándose y la antigua pradera, actualmente un parque cercano, y las calles de la zona, se pueblan de puestos de comida, restaurantes, venta de productos artesanales, atracciones de feria y conciertos durante las fiestas de mayo, unas de las más importantes de la ciudad y que tienen en este espacio su principal escenario. A la izquierda de la ermita está la entrada del cementerio, por la que se entra y se sale. La ruta sigue de frente, por el parque de la pradera y el paseo del 15 de mayo, al acabarse los jardines y empezar las casas, a la altura de la biblioteca, podemos descender hacia la izquierda hasta volver al río Manzanares en pocos minutos.
Bridge

Puente de Toledo.

Se alcanza enseguida otro puente histórico, el puente de Toledo. Es de estilo Barroco, terminado en 1732, por Pedro de Ribera. En su centro tiene dos altares, uno a cada lado, con las esculturas de San Isidro y de Santa María de la Cabeza, así como dos pináculos en las entradas al puente. Es un puente peatonal de cinco metros de anchura, muy elegante y que, nuevamente, parece excesivo para el río. Las vistas desde su plataforma son amplias y se ve hacia el centro, sobre la calle de Toledo, la puerta que da entrada al casco histórico de Madrid. En ambas orillas, tanto en la zona de Marqués de Vadillo como en la de Pirámides hay múltiples locales hosteleros de todo tipo y comercios. También metro de la línea 5 y cercanías de Renfe así como autobuses que se dirigen hacia la plaza mayor o Cibeles.
Park

Pasarela Perrault y playa de Madrid.

Aguas abajo del puente de Toledo se encuentra la pasarela Perrault construida durante el soterramiento de la autopista M-30. Es una amplia zona ajardinada y la pasarela, dos conos de metal en espiral que unen ambas orillas a través de una pequeña colina en la orilla izquierda del río. A sus pies, junto al río, está la Playa de Madrid. La playa de Madrid consiste en tres explanadas de piedra rodeadas por césped junto al río. De las explanadas salen chorros de agua y agua vaporizada constantemente, apenas cubre un par de centímetros y en verano es usada para refrescarse y jugar en el agua, alrededor hay césped que usan las familias para tumbarse, se alquilan tumbonas y sombrillas y cuenta con un agradable chiringuito en el que disfrutar a la fresca en el verano. Un sitio muy apacible.
Photo

Invernadero tropical y casa del reloj.

Siguiendo el Manzanares agua abajo se alcanza el invernadero tropical y la casa del reloj. En realidad formaban parte del amplio complejo industrial que fue el Matadero de Madrid, una serie de naves construidas a principios del siglo XX para alimentar a la ciudad de manera higiénica y agrupar en un mismo lugar toda la producción. En total tenía 48 edificios que han sobrevivido en su mayor parte. El actual invernadero tropical nació como nave ganadera y después como almacén de patatas antes de que todas las operaciones con ganado y alimentos se trasladasen a otra parte de la ciudad. El invernadero es gratuito y está dividido en cuatro estancias diferentes para climas distintos, una zona dedicada a clima desértico que mantiene altas temperaturas y baja humedad, con abundantes cactus y plantas típicas de ese clima y una pequeña muestra de fauna. Otra zona está destinada al clima subtropical y mantiene una humedad relativamente alta entre sus palmeras y otras plantas y animales. Las otras dos salas están dedicadas al clima tropical, desde plantas de café hasta palmeras y demás árboles procedentes de la Amazonia o Guinea, las temperaturas se mantienen altas, entre 20 y 30º todo el año y la humedad muy alta, de hecho se mantienen neblinas con aspersores para conservar la humedad en las plantas. Llama la atención el cambio de temperaturas y humedad de una sala a otra, la abundancia de plantas y los animales que se van viendo, desde las tortugas del desierto a las tropicales, de plantas de café a cáctus, de palmeras a simples arbustos, un espacio magnífico en cualquier época del año. Aunque es usual salir sudando, incluso en inverno, lo cual hace que sea recomendable en invierno para escapar del frío exterior por un rato. La vecina y elegante casa del reloj es actualmente sede del distrito de La Arganzuela y suele tener exposiciones, en origen eran las oficinas de toda la instalación de mataderos y almacenes.
Photo

Centro cultural Matadero de Madrid.

Ocupando las naves del antiguo matadero de Madrid se abre actualmente un enorme centro cultural. Por un lado se han preservado las antiguas naves de estilo Neomudejar, así que también es interesante para disfrutar de la arquitectura industrial de principios del siglo XX y sorprenderse con las instalaciones, desde los antiguos congeladores a la nave de degüello, la de terneras, el edificio de mondonguería o los simples establos, resumiendo, todos los lugares para tener el ganado desde su entrada en la ciudad desde el campo hasta su salida hacia los mercados ya despiezado. Por lo demás, tras el traslado de la actividad industrial se ha transformado en centro cultural repleto de diferentes actividades, exposiciones, charlas, cursos, conciertos, obras de teatro, cine, danza, la casa del lector... En fin, un lugar de referencia en el sur de Madrid para la cultura que irá desarrollándose con los años ya que aún está en restauración gran parte del enorme complejo y apenas empezó su andadura en los primeros días de la crisis, con lo cual su paso está siendo, lógicamente, lento, pero firme. Merece la pena seguir la programación en su web. http://www.mataderomadrid.org/
Bridge

Puente de los mosaicos.

Las pasarelas con mosaicos son dos pasarelas idénticas de hormigón que cruzan el Manzanares en las inmediaciones del Matadero y el invernadero tropical, unen las dos orillas del Manzanares en su tramo final y son llamativas por sus formas y los mosáicos del interior de su techo.
Photo

Estadio Vicente Calderón.

El Vicente Calderón es el estadio en el que juega el Atlético de Madrid, uno de los principales equipos del país y eterno rival del Real Madrid. Desde hace décadas su estadio está en el Manzanares y ahora espera su traslado al que iba a ser estadio olímpico de La Peineta para ser demolido y terminar las obras de soterramiento de la M-30. La fábrica de Mahou, que ocupaba la parte trasera, ya fue demolida, pero la crisis económica y el fiasco olímpico están ralentizando todo el proceso al extremo y el estadio continua a orillas del Manzanares.
Lake

Centro de interpretación y embarcadero.

En el embarcadero del lago de la Casa de Campo pueden alquilarse barcas para dar un paseo, cerca está el centro de interpretación de la Casa de Campo, da un repaso a su historia, a su fauna y a su flora y ayuda a entender la existencia de este peculiar bosque histórico, su riqueza y los peligros que acechan al lugar por la presión humana de la ciudad.
Photo

Jardines del campo del moro.

Un lugar por el que perderse sin rumbo.
Photo

Senado.

El senado ocupa instalaciones modernas anexas a un antiguo convento. Institución que nadie sabe muy bien para qué sirve junto a un fragmento de la antigua muralla junto al palacio de oriente y los jardines de sabatini.
Photo

Palacio real de Oriente.

El actual palacio se construyó tras el incendio del antiguo alcázar real en 1734 y se hizo en estilo barroco, es uno de los palacios más grandes e interesantes de Europa, en buena medida por el apogeo que tenía el imperio español y en parte por haber estado en uso hasta los años 30. Destaca por la riqueza de sus salones y por la ingente cantidad de obras de arte que alberga, desde violines Stradivarius hasta pinturas de Velázquez o Goya, aunque la mayor parte se trasladaron al Museo del Prado sigue teniendo un sinfín de joyas. El salón del trono, la capilla, el salón de porcelana, la biblioteca o la imponente armería. Se hacen en él desfiles de cambio de guardia cada miércoles, especialmente el primer miércoles de cada mes, cuando el relevo es completo y participan muchos más soldados. Puede verse por la mañana, conviene llegar temprano para ocupar un buen sitio. Suele hacerse a las 12, conviene andar por allí desde las 11.
Photo

Cementerio de san Isidro.

Vale la pena tomarse con calma el paseo atendiendo a los detalles, las esculturas, los detalles de los panteones, los epitafios y la peculiar forma de despedirse de los difuntos en siglos pasados, buscar personajes históricos y huellas del pasado en el que fue cementerio de las clases altas de la ciudad.
Tree

Parque de la Pradera de san Isidro.

Es un amplísimo parque que se abre junto a la ermita de san isidro. El parque asciende hasta enlazar con el de la Cuña Verde de Latina, que a su vez alcanza el bosque de La Casa de Campo. La ruta sigue de frente desde la ermita del Santo, por la calle del 15 de mayo. Puede verse en la zona una escultura gigante de la cabeza de Goya o el monumento que rememora el descubrimiento de restos de mamuts junto a la propia ermita. Basta con seguir la calle del 15 de mayo hasta alcanzar las primeras casas y allí descender hacia la izquierda, enseguida se alcanzará el río, donde se gira a la derecha aguas abajo.
Tree

Jardines de Madrid Río.

Desde el puente de Toledo se accede a los jardines del río por varios taludes que descienden hacia las orillas.
Tree

Jardines de Madrid río y fuente castellana.

La fuente castellana se construyó en el Paseo de la Castellana en el siglo XIX, esa fuente daba nombre a la principal avenida de la ciudad. En el siglo XX fue trasladada al parque de la Arganzuela como centro de una enorme fuente decorativa. Tras las obras el obelisco de la fuente y sus esfinges han quedado un tanto desangeladas en medio del parque y sin el agua que le da sentido. A veces las cosas se hacen a medias... En la zona se conserva el antiguo paseo del parque de la Arganzuela con sus enormes árboles, una serie de fuentes elegantes y modernas entre el césped y los paseos o el cauce seco de un río con arbolado mediterráneo y una serie de instalaciones, desde la playa de Madrid a pistas de skate, tirolinas, toboganes. En fin, un lugar muy agradable para pasear o recorrer con niños.
Bridge

Pasarela de mosaico.

La segunda pasarela de hormigón tras el matadero marca el final del parque, al menos por ahora. Tras los puentes de mosaico se llega al puente de Andalucía, usado por el tráfico, hay que subir a él y girar hacia la izquierda hasta alcanzar la plaza de Legazpi. En ella se puede comer ya que abundan los restaurantes, hay bares de todo tipo y estación de metro (línea 3 y 6) así como autobuses hacia el centro. El parque de Madrid Río aún continua hacia el Nudo Sur y existe un pasaje peatonal que une el parque de Madríd Río con el parque del Manzanares, ya en las cercanías del distrito de Villaverde. La crisis ha impedido la readaptación del Nudo Sur de carreteras, pero la idea pasa por unir el Madrid Río con el parque del Manzanares mediante parques y jardines de modo que todo el recorrido del río por la ciudad sea un enorme parque que, además, permitirá abandonar la ciudad sin pisar asfalto. Por ahora uno se conforma con el tramo entre el puente de los franceses y este puente de Andalucía.

Comments

    You can or this trail