Time  3 hours 2 minutes

Coordinates 974

Uploaded December 9, 2015

Recorded December 2015

-
-
3,314 f
2,380 f
0
1.0
1.9
3.83 mi

Viewed 967 times, downloaded 25 times

near Martos, Andalucía (España)

Ruta circular a la otrora inexpugnable Peña de Martos, rodeando y coronando esta auténtica pirámide caliza plagada de historia y leyendas. En su cima es imposible no sentirse invadido de nostalgia e impotencia a partes iguales al ver el impasible deterioro en el que se ve sumida esta imponente fortaleza, una de las más importantes y estratégicas que en la Edad Media se erigían en Andalucía. Esperemos que las administraciones pertinentes se constaten de este auténtico crimen patrimonial que se está cometiendo con este monumento sin más argumento que la incomprensible desidia.
Iniciamos la ruta en el aparcamiento habilitado junto al Paseo del Calvario, en la ladera oeste de la Peña de Martos. Nos dirigimos hacia el norte entrando al Paseo del Calvario propiamente dicho, en un agradable paseo con vistas a toda la ciudad de Martos que desde este punto elevado podemos contemplar, constituyendo este paseo un magnífico boulevard-mirador de 450 metros de longitud. El Paseo del Calvario es denominado así debido a que antiguamente se quemaban en este lugar tres cruces en Semana Santa para recrear la muerte de Jesucristo en el Monte Calvario.
Salimos del Paseo por el Arco del Calvario, hecho en forja, que le da entrada desde la ciudad y nos encontramos bajo nosotros la Ermita de San Bartolomé, una de las primeras obras levantadas en Martos tras la reconquista cristiana, entre finales del siglo XII y principios del siglo XIII. Alberga la venerada imagen de María Santísima de la Victoria, reina y señora de la Peña de Martos. Llama la atención el triple cuerpo de espadaña ubicado sobre un óculo.
Seguimos avanzando hacia el norte siguiendo la Calle San Bartolomé, que se continúa con la Calle Adarve donde encontramos a nuestra izquierda restos de los lienzos de la muralla de la Fortaleza Baja de Martos. Aquí destacan al fondo las vistas sobre la Torre del Homenaje del Castillo de la Villa y el Santuario de Santa María de la Villa.
Llegamos a la Plaza de la Constitución, centro histórico de Martos, donde encontramos el Ayuntamiento ubicado en el edificio de la antigua Cárcel y Cabildo de la Villa. Este edificio es construido en 1557 por Francisco del Castillo, siendo considerado como una joya del manierismo andaluz. En su fachada lateral podemos contemplar a modo de zócalo una gran cantidad de lápidas romanas.
En esta misma plaza contemplamos la Real Iglesia de Santa Marta, levantada sobre las ruinas de una mezquita árabe de 1219 como consecuencia de la conquista de la villa a los árabes por Fernando III de Castilla. En ella se encuentran sepultados, según la tradición, los restos de los hermanos Carvajales, caballeros de la Orden de Calatrava que fueron ejecutados en Martos en 1312 por orden de Fernando IV el Emplazado, rey de Castilla y León. Esta iglesia destaca por su portada de estilo gótico y sobre todo por su impresionante Torre-Campanario, construida en el siglo XVI en estilo renacentista también por Francisco del Castillo al igual que el edificio del Ayuntamiento.
No nos vamos de esta plaza sin antes disfrutar con los niños en el bonito parque central además de contemplar el edificio del Círculo de la Amistad, construcción de estilo historicista de principios del siglo XX.
Salimos de la Plaza de la Constitución hacia el este siguiendo la Calle San Pedro que nos lleva en ascenso hasta el Pilarejo o Pilar del Portillo, una de las fuentes más antiguas de la ciudad, desde donde continuamos siguiendo la Calle Portillo que nos saca del casco urbano para desembocar en el Paseo de los Charcones. Seguimos este amplio paseo que va rodenado la ladera noreste de la Peña de Martos, cuyas murallas nos retan en la cubre ante la inminente subida a las mismas. Este paseo nos brinda unas magníficas vistas a la Sierra de la Grana y Jamilena.
Seguimos avanzando por este paseo hasta llegar a una amplia explanada a nuestra derecha situada a los pies de la Peña y desde donde comienza el sendero de subida a la misma. Al comienzo se asciende por un camino que poco a poco se va estrechando a medida que se introduce en las rocas y comienza el serpenteo que se amolda a las irregularidades de la ladera mientras las vistas hacia la campiña, a la Sierra de la Grana, La Pandera y a la Sierra Caracolera y Ahillos además de las Sierra Subbética Cordobesa van siendo constantes. Es un verdadero deleite el sentir la extensa historia que ha rodeado esta subida, con infinidad de acontecimientos y personajes ilustres dejando sus huellas por estas rocas, que se muestran pulidas de tanto trajín que ha sufrido su superficie. La Torre del Homenaje del Castillo nos sirve de referencia continua sobre nosotros y a medida que nos acercamos a ella nos sobrecoge cada vez más su imponente localización. Encontramos un banco donde poder descansar perfectamente ubicado para que el aliento se acompase con una extraordinaria panorámica de la Sierra de la Grana y el sector noroccidental de la Sierra Sur de Jaen.
Seguimos ascendiendo y casi sin darnos cuenta llegamos a los semiderruidos lienzos de sus murallas y entramos de lleno en el recinto del Castillo de la Peña, encaramado en la cumbre de la Peña de Martos a 1008 metros de altitud. Este peculiar y estratégico enclave ya fue utilizado por iberos y romanos para controlar la campiña y los caminos cercanos a la antigua Tucci, siendo un importante oppidum. Sobre los restos de la fortificación ibero-romana se construyó una fortaleza árabe que constituyó uno de los principales bastiones del reina nazarí de Granada y sobre sus restos a su vez se construyó el actual castillo por la Orden Militar de Calatrava tras serle donado a esta orden por Fernando III “El Santo” en 1228.
Entramos por lo que era la entrada principal del castillo y donde se ubicaba el Ccuerpo de guardia. Cruzamos lo que sería el imponente patio de armas y nos dirigimos al punto más alto de esta llanura cimera tras pasar el foso tras el cual se ubican las ruinas de la Torre del Homenaje, conservando aún la robustez que le otorgaba el ser el punto más protegido de la fortaleza. La torre constaba de tres plantas y era donde residía el comendador. Junto a ella se encontraba el refectorio, la sala capitular y las caballerizas.
Rodeamos todo el perímetro de su muralla con la vertiginosa caída vertical hacia el casco urbano de Martos que podemos divisar con detalle en toda su extensión. Merece la pena contemplar los restos del aljibe en el extremo noroeste del recinto amurallado que muestra sus arcos de cerramiento, bastante innovadores para la arquitectura de la época.
Es irremediable evocar la Leyenda de los Hermanos Carvajales, caballeros de la Orden de Calatrava que fueron despeñados desde este lugar en 1312 tras ser acusados del asesinato del caballero Juan de Benavides, privado mayor del rey Fernando IV de Castilla. Según la leyenda fueron introducidos en una jaula de hierro con púas afiladas en su interior y arrojados por estos cortados hacia Martos. En el lugar donde se cuenta que se paró la jaula encontramos hoy una cruz sobre una columna de piedra conocida como la Cruz del Lloro en memoria de estos dos hermanos y símbolo de la compasión que tuvo el pueblo tuccitano de su suerte. Antes de ser ejecutados, los Hermanos Carvajales emplazaron al rey Fernando IV a comparecer ante Dios en el plazo de treinta días por la muerte injusta que el monarca ordenaba darles. El rey Fernando IV murió en la ciudad de Jaén el 7 de septiembre de 1312, treinta días después de la ejecución de los hermanos Carvajal, cumpliéndose así la maldición a la que fue sometido el monarca por los condenados y siendo conocido póstumamente como Fernando IV El Emplazado.
Salimos del recinto amurallado tras recorrerlo y recrearnos con sus impresionantes vistas y descendemos por el sendero que nos ha servido para acceder a esta fortaleza hasta llevarnos a la explanada donde iniciamos el ascenso. Aquí tomamos un camino asfaltado a nuestra derecha que desciende rodeando la Peña por su ladera sur. Tras trazar una doble curva, un poco más adelante nos saldrá una calle asfaltada a la derecha que tras una corta subida nos conduce al lugar de estacionamiento junto al Paseo del Calvario donde iniciamos esta provechosa ruta.
Waypoint

CAMINO DE LOS CHARCONES

Waypoint

CAMINO HISTÓRICO DE SUBIDA A LA PEÑA

Waypoint

ERMITA DE SAN BARTOLOMÉ

Waypoint

IGLESIA DE SANTA MARTA

Waypoint

INICIO DEL SENDERO

Waypoint

MURALLA DE LA FORTALEZA BAJA

Waypoint

MURALLAS DEL CASTILLO DE LA PEÑA DE MARTOS

Waypoint

PASEO DEL CALVARIO

Waypoint

PILAREJO DEL PORTILLO

Waypoint

PLAZA DE LA CONSTITUCION

Waypoint

PUNTO DE DESCANSO

Waypoint

TORRE DEL HOMENAJE DE LA PEÑA DE MARTOS

Comments

    You can or this trail