Time  7 hours 24 minutes

Coordinates 1198

Uploaded August 16, 2016

Recorded July 2016

-
-
965 f
125 f
0
2.3
4.6
9.28 mi

Viewed 4419 times, downloaded 326 times

near Bilbao, País Vasco (España)

Bilbao es la nueva cara moderna del País Vasco. La ciudad ha sido capaz de mezclar exitosamente la cultura vasca tradicional con una nueva visión para el futuro. Se trata de una visita imprescindible para amantes del diseño y la cultura. Otra cosa que nos gusta de Bilbao es que está rodeado de colinas verdes y muy cerca de la costa.

Bilbao es el corazón palpitante del País Vasco y también su ciudad más grande. Es la ciudad más turística y más cosmopolita de la región, la cual continúa evolucionando constantemente. Su población se disparó durante la industrialización y prosperó gracias a la producción de acero, el transporte marítimo, la industria naviera y la banca. Sin embargo, para los años 70 la ciudad se había convertido en una gigantesca chimenea gris y acababa de llegar una seria crisis económica. Fue entonces cuando el plan fue concebido y Bilbao comenzó su viaje hacia el renacimiento. Los antiguos complejos industriales a lo largo del río Nervión fueron derribados y dieron comienzo nuevos proyectos para la mejora de la infraestructuras y el crecimiento general de la ciudad.

Esta ruta turística la comenzaremos en el Ayuntamiento de Bilbao que se remonta a 1892 y está situado junto al río Nervión. Joaquín Rucoba, que era el arquitecto municipal en aquel momento, fue el responsable del proyecto. Se trata del mismo arquitecto que también diseñó el Teatro Arriaga y la Alhóndiga. El Ayuntamiento de Bilbao destaca por su estilo ecléctico, combinando una mezcla de influencias, tales y como la República Francesa y el neo-renacimiento.

Siguiendo por la ribera del Rio Nervión lo cruzaremos por el Puente Zubizuri (Puente Calatrava)o El puente de las controversias. Inaugurado en 1997 y diseñado por el famoso arquitecto español Santiago Calatrava, este moderno puente, junto con el Museo Guggenheim, se convirtió en el símbolo del “nuevo” Bilbao.

Como su nombre indica, el puente es blanco (“zubi” significa puente y “zuri” blanco en euskera) y su suelo es de cristal. Se caracteriza por su curvatura, que junto con el arco, crea una bonita e interesante estructura sobre la Ría Nervión.

Desgraciadamente, el Puente Zubizuri se ha visto envuelto en varias controversias. La primera tuvo lugar cuando el gobierno local decidió añadir una plataforma al final del puente para facilitar el acceso directo a algunos edificios importantes. La decisión no le sentó bien al arquitecto, ya que cambiaba la apariencia de su diseño. Calatrava denunció al gobierno acerca del cambio y ganó el caso.

Pero después llegó el segundo problema, el más serio. Con la lluvia – y Bilbao es conocido por su abundancia en lluvia– el suelo es resbaladizo, así que la gente empezó a caerse en el puente. La situación llegó a tal punto, que el gobierno tuvo que intervenir e instalar una alfombra en el puente, cubriendo el bonito suelo de cristal y las luces que lo alumbraban por la noche.

Siguiendo por la otra orilla del Nervión veremos El Museo Guggenheim que es, sin lugar a duda, la principal atracción de la ciudad. Diseñado por el arquitecto estrella Frank Gehry, abrió sus puertas al público en 1997. Desde entonces, ha sido aclamado por público y críticos, llegando a convertirse en una de las estructuras de arquitectura contemporánea más importantes del mundo. El edificio está cubierto por paneles de titanio que crean lo que parecen ser curvas orgánicas aleatorias. Los paneles fueron diseñados para capturar la luz. Por esa razón, el edificio toma una apariencia diferente por la noche, cuando las luces de la ciudad reflejan en él. Observado desde el río, el Guggenheim parece un barco y los paneles de titanio se asemejan a las escamas de los peces. Estas dos características rinden homenaje a la importancia de la ría a lo largo de la historia para el desarrollo económico de Bilbao.

En la plaza enfrente del museo se encuentra una escultura enorme en forma de perro cubierta completamente por flores frescas y diseñada por el artista Jeff Koons. Esta escultura fue llevada a Bilbao originalmente durante la inauguración del museo como exposición temporal. Sin embargo, le gustó tanto a los bilbaínos que se convirtió en una escultura permanente. Hoy en día, se ha convertido en la mascota de la ciudad y los bilbaínos, que le han dado el nombre de "Puppy", están orgullosos de explicar que el edificio detrás del perro es simplemente la caseta que le han construido a su querida mascota.

También podremos ver la escultura "la Araña".

Seguiremos por El Parque Republica de Abando o Abandoibarra, observando la majestuosa Torre Iberdrola, hasta el Palacio de Congresos Euskalduna Jauregía. Inaugurado en 1999, este moderno edificio es el nuevo centro cultural de la ciudad, reemplazando al Teatro Arriaga como el lugar principal para teatro y conciertos.

El edificio fue concebido como un barco en constante renovación, emergiendo del dique donde previamente se encontraba el famoso y próspero Astillero Euskalduna. Fue diseñado por los arquitectos españoles Federico Soriano y Dolores Palacios para albergar un auditorio con capacidad para 2.000 personas, además de otras galerías más pequeñas y un restaurante en el último piso, el restaurante Etxanobe, galardonado con una estrella Michelín.

Tras pasar por el Sagrado Corazón llegaremos al Parque de Doña Casilda Iturrizar donde podremos ver su estatua, la fuente cibernética, la Pérgola, el estanque de los Patos y el Museo de Bella Artes. El Museo de Bellas Artes de Bilbao, aunque actualmente escondido a la sombra del Guggenheim, es uno de los museos más excelentes de España. Alberga una impresionante colección de más de 10.000 obras de arte, desde el siglo XIII hasta la actualidad. La colección contiene obras españolas, belgas, italianas y holandesas, además de una amplia selección de obras de artistas vascos.

Pasando por la Iglesia de San José nos dirigiremos a la Alhóndiga. La Alhóndiga es uno de los edificios más representativos de Bilbao. Lo que fue durante muchos años el almacén de vino de la ciudad, es hoy un centro cultural y de ocio con una gran variedad de ofertas.

Los 43.000 m2 de la Alhóndiga fueron utilizados como el almacén de vino de Bilbao hasta 1970, cuando fue construido un nuevo almacén y la Alhóndiga quedó abandonada. El edificio fue decayendo hasta que se aprobó el plan para su renovación a finales de los 90. El diseñador francés Philippe Starck fue el responsable del diseño de todos los detalles del complejo. Hoy en día, solo la fachada original de principios del siglo XIX se mantiene en pie. El estilo clásico del exterior contrasta con el espacio interior completamente nuevo, que ilustra la nueva cara moderna de la ciudad de Bilbao. Destacan las 43 columnas del interior, cada una de ellas con un estilo único, y la piscina con fondo de cristal visible desde la planta baja.

Después pasaremos por la Plaza Federico Moyúa donde podremos ver el Palacio de Chávarri, para posteriormente dirigirnos a El Ensanche y la Gran Vía.El barrio de Bilbao llamado el Ensanche comprende el área al otro lado del río del Casco viejo. Fue anexado a la ciudad en 1870, ya que hasta entonces era un pueblo independiente llamado Abando. Hoy en día, el Ensanche es el centro de negocios y el área más cosmopolita de Bilbao. Hay un montón de tiendas, bares y restaurantes. También es el hogar de mucha de la burguesía bilbaína.

El amplio boulevard que cruza el barrio del Ensanche se llama Gran Vía Don Diego López Haro, conocido comúnmente como la Gran Vía. Se trata del centro comercial y de negocios de la ciudad y en él se encuentran algunos de los edificios residenciales, institucionales y comerciales más importantes de Bilbao.

Después pasaremos por la Plaza Biribila y la Estación de Ferrocarril de Abando. La estación de tren principal de Bilbao se llama Estación de Abando Indalecio Prieto, pero los bilbaínos la conocen como Estación del Norte. Construida alrededor de 1870, posee una fachada frontal monumental de estilo clásico.

Dentro del edificio, se esconde el elemento más bonito de la estación, la vidriera que representa escenas de la vida tradicional vasca así como lugares famosos de los alrededores. Dicha vidriera está formada por 301 piezas y mide 15 metros de ancho y 10 de largo.

Cruzaremos nuevamente el Nervión por el Puente del Arenal para llegar hasta el Teatro Arriaga. Fue nombrado en honor al compositor Juan Crisóstomo Arriaga, conocido como el “Mozart español,” quién murió a los 19 años de edad.

El Teatro Arriaga fue construido entre 1886 y 1890 por el arquitecto Joaquín Rucoba en estilo neo-barroco. En su momento, fue equipado con las más novedosas tecnologías y considerado uno de los teatros más importantes de España. Después de un incendio en 1914, el teatro fue re-inaugurado en 1919 y continuó siendo un teatro de primera clase durante muchos años.

El Teatro Arriaga fue completamente renovado en los años 80; sin embargo, su interior aún contiene parte del mobiliario y las alfombras originales.

Entramos ahora en el Casco Viejo de Bilbao, que es comúnmente conocido como "las 7 calles” o, en euskera “Zazpi Kaleak”, ya que éstas eran las siete calles que formaban el poblado medieval original. En la actualidad, es todavía la zona más animada y pintoresca de la ciudad. Las estrechas calles son en su mayoría peatonales y están llenas de bares que ofrecen sabrosos pinchos y cocina vasca.

Si estás visitando Bilbao, definitivamente tienes que tomarte un rato para perderte por su Casco Viejo. Mientras paseas por sus calles, no te olvides de visitar la Catedral de Santiago y la Plaza Nueva, donde encontrarás algunos de los mejores pintxos de la ciudad. Si estás interesado en la cultura e historia de los vascos, entonces entra en el Museo Vasco y Museo Arqueológico.

Continuando nuestra ruta llegaremos al Mercado La Ribera. El mercado de Bilbao se encuentra situado al sur del Casco Viejo, junto al río. Con sus 10.000 m2, se trata del mayor mercado cubierto de Europa.

Aunque ha existido un mercado en la misma ubicación desde el siglo XIV, el edificio que vemos hoy en día fue construido en 1929 por el arquitecto Pedro Ispizua. El mercado de la Ribera, en estilo art-deco, fue muy moderno para su tiempo. El edificio está caracterizado por un espacio interior abierto y la abundancia de luz natural que se filtra a través de las enormes vidrieras.
Al lado del mercado, se encuentran la Iglesia y el Puente de San Antón.

Siguiendo nuevamente la ribera nos desplazaremos hasta otro edificio que merece la pena visitar, la biblioteca municipal de Bidebarrieta.

Desde aquí, pasando por la Iglesia de San Nicolás, nos dirigiremos a la Plaza de Funicular.Aunque es posible andar o conducir al mirador de Artxanda, la manera más sencilla de llegar es utilizando el funicular que se encuentra en la Plaza del Funicular.

El mirador de Artxanda ofrece unas de las mejores vistas de Bilbao. Desde allí, es posible ver el Casco Viejo, el Museo Guggenheim, la Torre Iberdrola y las colinas que rodean el centro de la ciudad. Mirando desde este punto, es fácil entender porqué los bilbaínos llaman “botxo” (hoyo, agujero) a su ciudad.

En el mirador, hay un pequeño parque, que resulta el lugar perfecto para ir a pasear y evadirse del bullicio y ajetreo de la ciudad por un rato. Dentro del parque, destacan dos esculturas. Una de ellas es un engranaje gigantesco de la estructura original del funicular. La otra escultura es una huella enorme titulada “Huella Dactilar” y diseñada por Juan José Novella en honor a las víctimas de la Guerra Civil Española. La escultura se colocó en el parque porque la estación superior del funicular fue bombardeada durante dicha guerra el 18 de julio de 1938.

Tomaremos el funicular para el descenso y andando nos dirigiremos hasta el Ayuntamiento, punto de inicio de esta ruta.

Nos falto por ver el Teatro de los Campos Elíseos, que dejamos para otra ocasión.

Agradecimientos a EUSKOGUIDE,Guía de Viaje del País Vasco en:
http://www.euskoguide.com/es/lugares-pais-vasco/espana/bilbao-turismo/

Evidentemente hay un error en los desniveles acumulados tanto subiendo como bajando; el resto de datos son correctos




.
Building of interest

Ayuntamiento de Bilbao

River

Río Nervión

Bridge

Puente Zubizuri o de Calatrava

Museum

Museo Guggenheim

Waypoint

Araña

Waypoint

Puppy

Park

Comienzo del Parque Abandoibarra y Escultura de E. Chillida 'el vigia'

Bridge

Puente de Pedro Arrupe y Universidades

Building of interest

Palacio de congresos Euskalduna Jauregia

Waypoint

Sagrado corazón

Park

Parque de Casilda Iturrizar

Museum

Museo de Bellas Artes

Sacred architecture

Iglesia de San José

Building of interest

Centro Cultural La Alhóndiga

Waypoint

Plaza de Federico Moyúa

Building of interest

Gran Vía

Waypoint

Plaza Biribila y Estación de tren de Abando

Bridge

Puente del Arenal o Areatzaco

Building of interest

Teatro Arriaga

Sacred architecture

Parroquia San Nicolás

Waypoint

Plaza Nueva

Museum

Museo Arqueológico y Museo Vasco

Sacred architecture

Iglesia de Santos Juanes

Sacred architecture

Catedral de Bilbao

Provisioning

Mercado de la Ribera

Sacred architecture

Iglesia de San Antón

Bridge

Puente San Antón

Building of interest

Biblioteca Central de Bidebarrieta

Park

Parque El Arenal

Waypoint

Plaza del funicular de Archanda

Waypoint

Escultura 'Huella Dactilar'

panorama

Mirador Artxanda

Comments

    You can or this trail