Time  8 hours 28 minutes

Coordinates 6175

Uploaded August 9, 2019

Recorded July 2019

-
-
10,665 f
4,319 f
0
5.0
10
20.12 mi

Viewed 118 times, downloaded 1 times

near Torla, Aragón (España)

Esta maravillosa ruta discurre por el Parque nacional de Ordesa y Monte Perdido. Dicho itinerario se ha realizado el día 31 de julio en condiciones estivales y sin pisar absolutamente ningún nevero durante toda la ruta.

Alojados en el pueblo de Torla, en el Albergue Lucien Briet, nos levantamos temprano para coger el primer autobús, que desde el Parking que está junto al centro de visitantes del Parque Nacional de Ordesa Y Monte Perdido sito en Torla, nos acerca a la Pradera de Ordesa.

La ruta arranca en la Pradera de Ordesa (1320m), llegamos a la caseta de información del Parque de Ordesa y tomamos el camino de la derecha que cruza el Río Arazas y asciende por la serpenteante y exigente Senda de los Cazadores. Tras superar más de 600m de desnivel por el umbroso bosque que cubre las faldas de la Sierra, se llega al mirador de Calzilarruego (1949m) que se proyecta en amplia panorámica sobre la Pradera de Ordesa y los relieves circundantes.

En este punto, y tras descansar y admirar las excelentes vistas que este mirador ofrece, el recorrido enlaza con el suave sendero de la Faja de Pelay, que manteniendo la altura ganada se desliza sobre una de las cornisas meridionales que escalonan y perfilan el valle, adentrándose hacía su cabecera.

Desde este punto, podemos optar por ascender al Refugio de Góriz por las Clavijas de Soaso o, sin llegar a bajar al Valle, continuar por la senda de los mulos que asciende rápidamente hasta situarse por encima del Valle. Ascendiendo por esta senda obtenemos vistas muy bonitas del Valle y de la conocida Cola de Caballo. El sendero de los Machos o de los mulos se funde arriba junto con el que sube de las clavijas de Soaso y desde aquí el sendero único va subiendo por escalones y praderas de tasca hasta llegar al Refugio de Góriz (2195m). Nosotros optamos por las clavijas de Soaso de tal manera que se da un rodeo menos. Eso sí, si se tiene vértigo o miedo a las alturas podéis optar para subir por la senda.

Una vez llegamos al refugio, paramos a comer algo para afrontar los 4km y 1200+ que nos quedan hasta la cumbre. Recargamos también el agua y para arriba.

La subida desde Góriz hasta el Monte Perdido está definida con hitos y comienza al noreste superando unos lomos rocosos y algún que otro paso pronunciado, en el que hay que apoyar las manos, antes de llegar al Campo de Bloques. Cualquiera de los itinerarios que marcan los hitos de piedra sirve para salvar esta zona abrupta y peñascosa y que da acceso al Lago helado (2990m). Sin embargo, un poquito antes de llegar a este ibón, hay que vadear un pequeño barranco, casi siempre helado, con ayuda de una cadena que proporciona más seguridad. Este paso es obligado por lo que la roca resbala bastante. Hay que sujetarse bien a la cadena. No tiene mayor dificultad.

Desde el Lago helado, la ruta toma dirección sureste y se esmera en vencer las últimas pendientes, primero por una morrena lateral y después por la misma canal, la cual se la conoce popularmente como “La Escupidera” (En caso de haber nieve o hielo es imprescindible el uso de material técnico de alta montaña: Piolet, Crampones y cuerda). Al final de la canal, se alcanza un collado que en pocos minutos nos dejará en la cima del Monte Perdido. (3355m). Tercer pico más alto de Pirineos, por detrás de Aneto (3404m) y Posets (3371m).

Desde la Escupidera, nuestra suerte fue dispar. La visibilidad debido a las nubes no nos permitía una limpia visualización del trayecto. Una vez en la cumbre estas nubes nos dieron un respiro y pudimos deleitarnos con las impresionantes vistas que nos ofrece el mayor macizo calcáreo de Europa. Nos deleitamos con las vistas hacía los pirineos franceses, el lago de Marboré, la brecha de Tucaroya, el cañón de Añisclo, el valle de Ordesa… También vemos los otros dos picos, el de Añisclo y el de Marboré que junto con el Monte Perdido forman las Tres Sorores. No podemos pedir más y tras realizar un par de fotos y vaguear por la cima, tornamos el descenso.

El descenso por la Escupidera fue rápido y tras llegar al Ibón Helado de nuevo, deshicimos el camino por el que habíamos ido para llegar de nuevo al refugio de Góriz. Tras un breve descanso para comer algo y reponer fuerzas, cogemos el camino dirección hacía la Cola de Caballo (1700m). La bajada a esta preciosa cascada la realizamos también por las clavijas de Soaso.

Nos tomamos un descanso en la Cola de Caballo y metemos los pies en el agua fría. Aprovechamos también para comer algo. Tras esta breve parada retomamos el camino hacia la pradera por el Valle. Vemos el circo de soaso con el Monte Perdido al fondo. Bajábamos de ahí. Este camino por el Valle hasta la pradera es un trayecto cómodo. Desde el circo de Soaso hasta las gradas con el mismo nombre el camino se convierte en una senda peatonal. Sin dejar nunca este camino continuamos hasta llegar a las Gradas de soaso y continuamos hacía la Pradera por un frondoso bosque de hayas-abetal. Además, pasamos por un conjunto de pintorescas cascadas como son la del Estrecho, la de la Cueva o la de Arripas.

Comments

    You can or this trail