Coordinates 1832

Uploaded September 1, 2017

Recorded May 2017

-
-
10,086 f
5,360 f
0
4.0
8.0
15.93 mi

Viewed 341 times, downloaded 15 times

near Baños de Panticosa, Aragón (España)

El Llena Cantal está situado en el Circo de Piedrafita, en el valle de Tena. Desde la puerta del refugio de Respomuso la vista de la montaña es espectacular: un pirámide perfecta que sobresale de todas las de alrededor. Pero como no llega a 3000 metros por un pelo, el personal se va en busca de montañas menos llamativas, pero que pasen de la cifra mágica. Pues muy bien, así hay menos gente en el camino.

La idea es darnos una buena paliza. Salir de Baños de Panticosa, subir hasta el Collado de Pondiellos, trepar los Infiernos, bajar hasta el Collado de Piedrafita, ir a dormir a Respomuso y al día siguiente volver a Baños de Panticosa después de subir el Llena, bajando por el refugio de Bachimaña. Sobre el papel tiene buena pinta…

Así que allá vamos, saliendo tranquilamente de Baños, que la cuesta hasta el collado es para tomársela con calma. Esta subida no tiene mucha historia. El camino está bien marcado, el collado se ve bien, así que basta con ir directamente hacia él procurando ir ganando altura siempre que se pueda. Despacito, que hay mucho camino por delante.

El día parece que va a ser caluroso. No hay apenas nubes en el cielo. A media altura ya se va sintiendo el calor, agravado porque no corre ni pizca de viento.

Sudando la gota gorda llegamos al collado.

Aquí ya empiezan las buenas vistas. Por ver los Ibones de Pondiellos ya vale la pena subir hasta aquí. Les rodean los Infiernos por el norte, el Garmo Negro por el sur, y allá lejotes se distingue el Midi d’Ossau.

Un descansito y enfilamos bordeando la ladera hacia los Infiernos. El camino que vamos a coger empieza justo a la izquierda (según se mira) de la gran canal que corta la pared.

La subida no es complicada. Hay muchos agarres por todas partes. Es algo expuesta, sobre todo al principio, pero no ofrece grandes dificultades. Basta con dejar la canal a la derecha y seguir la vertical de la pared. Un poco más arriba la subida tumba un poco y es menos vertiginosa.

No se tarda mucho en subir. Ya en el cordal, a la derecha está el pico oriental, y a la izquierda el central y el occidental. La cresta es fácil. Se puede recorrer sin problemas de un lado al otro. Y como esto es lo más alto de la zona, se ven montañas por todas partes. Da gusto darse la paliza para subir a un sitio así y mirar todo alrededor. Se puede uno estar horas sin parar de mirar picos. Pero como hay que bajar, y queda un buen rato, seguimos hacia adelante.

Desde el Infierno Occidental se baja por un tramo algo escarpado hasta una pequeña plataforma. Desde aquí se puede llanear por la ladera o seguir hasta la cresta y bajar por ella, pasando por el Garmo Blanco. Y si hay una cresta, hay que ir por ella, claro. Así que por allí fuimos hasta el Garmo. Un tramo divertido, sin mucha complicación.

Para bajar desde aquí al Collado de los Infiernos hay que tragarse una pedrera bastante molesta. Como todas. Resbalones, tropezones, traspiés… En fin, mejor olvidar este tramo. Se baja más o menos por donde se puede, aunque hay caminillos marcados por varios sitios.

Eso sí, durante la bajada impresiona el Ibón de Tebarray, encajado en la olla entre el Garmo, Piedrafita y las Marmoleras.

A partir del collado de Piedrafita es más o menos todo para abajo. Pero claro, hay que atravesar el collado, y es de lo más espantoso que recuerdo. No es que sea complicado, pero la bajada es muy vertical, muy resbaladiza, y es incomodísimo descenderlo.

Pero todo pasa, aunque sea lleno de polvo. Más abajo pudimos refrescarnos los pies en el Ibón de Llena Cantal, a los pies de la montaña. Se ve espectacular desde aquí. Dan ganas de ponerse a subir inmediatamente, pero como hay que cenar, tenemos que llegar al refugio.

Tampoco tiene desperdicio el resto del camino hasta allí. Prados, ibones, los tresmiles alrededor del Balaitous… Toda esta zona es una pasada. Al llegar al refugio es imposible no fijarse en la pirámide del Llena, destacando sobre el resto a pesar de ser más baja que el Piedrafita, que está a su lado.

Y después de cenar, dormir más o menos, y madrugar un poco, allá que vamos. Deshacemos el camino hasta un poco pasado el ibón. En una elevación de rocas giramos a la izquierda. Toda la subida está marcada por hitos y marcas rojas, aunque a veces no se ven bien por el color rojizo de las rocas.

La elevación es suave hasta llegar a un ibón algo elevado. Tenemos que guardar los palos y empezar a usar las manos. A mí la subida no me pareció especialmente difícil. Casi en la cima hay que meterse por una canal más estrecha y vertical, pero en todo momento hay agarres de sobra para elegir, y aunque la cosa es elgo expuesta, subimos bien hasta la cima.

Tal vez por ser bastante vertical al final, en la cima pareces estar flotando sobre todo el valle, y al estar un poco aislado, la visibilidad es enorme hacia todas partes.

Estuvimos un buen rato ahí arriba, pero al final hay que bajar. Con mucho cuidadito, volvimos al camino. Para no descender demasiado, tiramos directamente hacia el collado encarando una elevación verdosa a los pies del pico. Así nos evitamos la subida por el camino arenoso.

Eso sí, el collado de Piedrafita sigue siendo empinadísimo. Aunque a la vuelta vimos que por la parte derecha hay unos resaltes rocosos que son de bastante ayuda para subir.

Y desde el collado de los Infiernos seguimos el GR hacia el refugio de Bachimaña. Es un camino muy bonito, con mucha agua por todos lados. La bajada no tiene pérdida, basta con seguir las marcas del GR.

A media bajada me quedé sin pilas en el GPS, así que un pequeño tramo lo he dibujado sobre el mapa, siempre siguiendo el GR.

Si no hubiera sido por el calor, la bajada habría sido mucho más agradable. Pero empezó a picar el sol, no corría viento, y el descenso fue un sufrimiento. Es una pena, porque toda la bajada desde Bachimaña hasta la Casa de Piedra es muy bonita. Pero entre el calor y el cansancio, yo ya no pensaba en nada más que en llegar abajo.

Una ruta preciosa, larga y algo dura, pero que vale la pena totalmente.
Provisioning

Baños de Panticosa

Baños de Panticosa
Sports facility

Canal de subida a los Infiernos

Canal de subida a los Infiernos
Refuge

Casa de Piedra

Casa de Piedra
Mountain pass

Collado de Piedrafita

Collado de Piedrafita
Mountain pass

Collado de Pondiellos

Collado de Pondiellos
Mountain pass

Collado de Saretas

Mountain pass

Cuello del Infierno

Lake

Embalse de Bachimaña Alto

Lake

Embalse de Bachimaña Bajo

Information

Fin parte dibujada

fountain

Fuente de la Laguna

Summit

Garmo Blanco

Lake

Ibón Azul Inferior

Lake

Ibón Azul Superior

Lake

Ibón de Llena Cantal

Summit

Infierno Central

Summit

Infierno Occidental

Summit

Infierno Oriental

Information

Inicio parte dibujada

Summit

Llena Cantal

Photo

Marmolera

Picnic

Planicie

Archaeological site

Refugio Alfonso XIII

Refuge

Refugio de Bachimaña

Refuge

Refugio de Respomuso

Comments

    You can or this trail