Coordinates 3227

Uploaded June 22, 2014

Recorded June 2014

-
-
5,703 f
3,538 f
0
2.3
4.6
9.11 mi

Viewed 834 times, downloaded 22 times

near Valdepeñas de Jaén, Andalucía (España)

Sorprendente y vertiginosa ruta en la que nos planteamos el reto de coronar la Bermejuela subiendo por el barranco de su umbría o Barranco de las Coberteras como lo ha bautizado el compañero Antonio. El resultado ha sido una impresionante ruta circular en la que hemos disfrutado y sentido la montaña como en pocas ocasiones lo hayamos experimentado. La subida por el barranco ha sido áspera, trabajosa, muy vertical para lo que estamos acostumbrados pero con una recompensa brutal al llegar a la cima y constatar el fruto de la constancia de nuestro empeño. Hemos podido recorrer íntegramente a diferentes alturas la agreste cara norte del sector occidental de la Sierra de Ventisqueros, orgullo de Valdepeñas de Jaen y de toda la Sierra Sur, sintiéndonos discretos funambulistas de roca en el afilado cresteo de la Solana, también conocido como "Los Agrios de la Sierra Sur", apaciguando un poco la concentración adrenalínica corporal con la bajada por la preciosa Senda de la Umbría de la Solana. Todo lo que intente describir de este maravilloso recorrido no se va a aproximar en absoluto a la sensación tan placentera que proporciona esta ruta por lo que os dejo que disfruteis las fotos y que flote la imaginación sintiendo la montaña en todo su esplendor como se muestra en estos salvajes rincones. Por supuesto, agradecer la inmejorable compañía de Antonio, Alicia y David, sufridos compañeros de esta auténtica aventura.
Iniciamos esta ruta en los nuevos depósitos de agua de Valdepeñas de Jaen a los que accedemos desde el Polígono Industrial de esta localidad por un carril asfaltado que nos conducen en 1 km de subida a este punto. Aquí tomamos la pista que a nuestra derecha se introduce en el pinar tras pasar una valla (como siempre tras abrir la puerta hay que dejarlas convenientemente cerradas). La pista traza una curva cerrada para posteriormente salir del bosque y tomar rumbo noreste avanzando paralelamente a las bordes del pinar de la abrupta umbría de la Solana. El camino alterna tramos sombreados entre los pinos con zonas despejadas que nos ofrecen muy buenas vistas sobre la localidad de Valdepeñas de Jaen, el Valle de Ranera y el de Susana y la imponente cara sur de La Pandera. Justo cuando vamos a llegar al Peñón de Gil López el camino traza una curva de 180º para introducirse de nuevo en el pinar; en este punto abandonamos el carril y manteniendo la dirección NE que hemos traído hasta ahora encontramos un sendero que avanza de forma paralela a una valla que veremos bajo nosotros. Este sendero pasa justo por debajo de la gran pared caliza del peñón de Gil López, de gran verticalidad, y que nos hace sentirnos diminutos al pasar junto a su base. Seguimos avanzando ahora entre bosque mediterráneo y entre las grandes pedreras provenientes del Morrón de la Solana teniendo siempre como referencia la alambrada a la que he hecho referencia antes que se mantiene como compañera de viaje y de la que no nos debemos separar mucho, ya que el pequeño sendero a veces se difumina y es fácil perderlo transitoriamente en al algún tramo. Poco a poco vamos descendiendo buscando el Barrancón, tremenda hendidura en esta sierra que separa Ventisqueros y La Solana, con enormes rocas arrastradas desde el Hoyón de Malas Noches donde las tormentas tienen una extraña apetencia por arreciar y descargar fuertemente en él, formando así este espectacular embudo. Fue el Barrancón el último reducto de la cabra montesa en la Sierra Sur hace un par de décadas, extendiéndose en los últimos años hasta gozar de muy buena salud actualmente en toda ella. En el último tramo de bajada al Barrancón hay que aumentar las precauciones puesto que el sendero se estrecha y tiene fuerte pendiente por lo que es fácil escurrirse. Tras cruzar el lecho rocoso de este barranco y contemplar su majestuosidad pasaremos la valla y seguiremos nuestro camino hacia el Puerto de las Coberteras, que constituye la Ventana Tectónica más grande de Europa. El sendero aquí es bastante difuso en algunos tramos, pasando en un primer momento entre encinas y después a través de monte bajo hasta llegar a un carril. Una vez en este carril que nos conduciría al mismo Puerto de las Coberteras, en lugar de seguirlo lo abandonaremos para comenzar a ganar altura hacia el este buscando aproximarnos poco a poco al pinar. Una vez en él lo atravesaremos manteniendo la misma dirección hasta llegar a la inmensa pedrera del Barranco de la Bermejuela o de las Coberteras, como queramos llamarlo, iniciando ahora la parte más dura de la ruta que consiste en ascender este barranco sin sendero y a “jorro”, a quemarropa, con una primera mitad muy trabajosa por la gran cantidad de piedra suelta en la pedrera unido a la fuerte pendiente. A mitad del barranco pasamos por una estrechez del mismo quedando a nuestra derecha otra gran pedrera sobre la que si nos fijamos bien veremos el oscuro verdor de varios tejos medio escondidos en la base de los cortados. A partir de este punto va disminuyendo progresivamente la piedra suelta y comienza a predominar los firmes estratos rocosos de esta montaña, en la que en su zona superior forma bellos sinclinales que aprovechamos para avanzar entre curiosos pasillos en las alturas de forma escalonada. Una vez arriba podemos apreciar al sur la cima de Ventisqueros y al sur la cumbre de la Bermejuela hacia la que nos dirigimos pasando por una curiosa choza de piedra que se conserva en perfecto estado. Viendo la bella imagen de la Bermejuela entendemos el por qué de su nombre, que es debido al color rosáceo o bermejo de su roca, lo que le da su peculiar colorido que unido a sus vistas y a sus agrestes laderas la hacen ser una de las montañas más bellas de la provincia jienense. Desde su cima (1726m) podemos ver de frente La Pandera sobre el Valle de Ranera que contemplamos íntegro continuándose con el Valle del Susana, con Valdepeñas de Jaen en la intersección de ambos. El espeso pinar que rodea la cima de Ventisqueros hacia el sur. Hacia el oeste podemos contemplar la depresión en la cumbre que forma el Hoyón de Malas Noches y el abismo del Barrancón bajo nuestros pies, y si alzamos la mirada nos llamará la atención la afilada cresta de la Solana, hacia la que nos dirigimos tras descender al Hoyón y afrontar la subido, primero entre pinar y luego entre pura roca hasta alcanzar el Morrón de la Solana (1672m), y desde él a modo de equilibristas iniciamos el cresteo hacia el oeste que hizo las delicias del día, brindando una sensación de libertad y bienestar increibles. Una vez finalizado la parte más aérea y afilada seguimos descendiendo por la loma de la Solana, para poco a poco irla abandonando en su vertiente norte manteniendo la dirección este hasta encontrarnos con la Senda de la Umbría de la Solana que cómodamente nos conduce entre el pinar hasta dar vista a Valdepeñas hacia el que nos dirigimos continuando este precioso sendero que desciende serpenteando por el Pecho Rompealbarcas pasando junto a una pequeña apertura de una sima de unos 17 metros de profundidad tras la cual llegamos a una pista que a su vez conduce a la pista con la que iniciamos nuestro recorrido. Solo nos queda unos 700 m de esta pista para llegar a los coches y dar por concluida esta espectacular ruta.
Waypoint

BARRANCO DE LA BERMEJUELA

Waypoint

CHOZA DE PIEDRA

Waypoint

EL BARRANCON

Waypoint

HOYON DE MALAS NOCHES

Waypoint

LA BERMEJUELA

Waypoint

MORRON DE LA SOLANA

Waypoint

PECHO ROMPEALBARCAS

Waypoint

PEÑON DE GIL LOPEZ

Waypoint

SENDA DE LA UMBRIA DE LA SOLANA

Comments

    You can or this trail