Time  6 hours 35 minutes

Coordinates 2604

Uploaded September 20, 2015

Recorded September 2015

-
-
2,207 f
1,691 f
0
15
30
60.49 mi

Viewed 1253 times, downloaded 47 times

near Valdemoro, Madrid (España)

Me había propuesto hacer una ruta de marcado carácter histórico que me permitiera visitar varios monumentos interesantes, algunos habituales en mis rutas por la inexplicable atracción que siento por ellos, unidos por un recorrido que además fuera divertido hacer en bici. En lo que a mi respecta quedé plenamente satisfecho. La primera parada de la jornda fue en Pinto, a los pies del torreón que lleva su nombre. Según un cartel informativo cercano: "El Torreón de Pinto es el edificio más antiguo de la localidad. Fue declarado Bien de Interés Cultural por la Ley de Patrimonio Histórico Español. Tiene 25 metros de altura y planta rectangular de 16,5 x 10 m, redondeada en sus esquinas. Fabricado en piedra caliza y rematado con friso de canecillos y ocho ménsulas que probablemente actuaran como soportes de antiguos garitones hoy desaparecidos. El edificio consta de sótano y tres plantas a las que se accedía por la segunda mediante una puerta elevada a seis metros de altura que se conserva en la fachada oeste. No conocemos su fecha de construcción. Lo más probable es que se construyera al convertirse la aldea de Pinto en Villa que cede Pedro I el Cruel a D. Iñigo López de Orozco en 1359. " El segundo destino del día fue Torrejón de Velasco, nunca puedo pasar por este pueblo sin visitar su castillo. Literalmente la wikipedia dice de el: "El castillo fue fundado en el siglo XV, sobre una edificación anterior, más modesta, cuyas primeras referencias históricas datan del siglo XIII. Es muy probable que su promotor fuera Gutierre Gómez de Toledo, personaje vinculado con la Casa de Alba, ya que, por aquel entonces, las tierras de Torrejón de Velasco estaban bajo su dominio. Dadas las características y trazas de la construcción, puede estimarse que las obras pudieron ejecutarse entre 1430 y 1440, si bien la primera constancia escrita de la fortificación no aparece hasta el año 1455. Hacia 1465 la fortaleza había pasado a manos de Álvar Gómez, familiar de Gómez de Toledo y secretario de Enrique IV de Castilla (1425-1474). Entre Álvar Gómez y el monarca surgieron importantes desavenencias políticas, que finalmente se resolvieron a favor de Pedro Arias Dávila (¿1460?-1531), señor de Puñonrostro, quien, siguiendo órdenes del rey, puso sitio al castillo y tomó posesión de su área de influencia. Este señorío mantuvo la propiedad hasta la Desamortización de Mendizábal, perdiéndolo definitivamente en el año 1830. En el siglo XVI, la fortaleza dejó de tener una función militar y fue utilizada como prisión de notables de la Corte, al igual que otras fortificaciones de la Comunidad de Madrid, caso del castillo de Torremocha, en Santorcaz. El siglo XVIII supuso su definitiva decadencia. En 1775, sus dependencias alojaron una fábrica de jabones y una hilatura de lana. Durante la Guerra de la Independencia, el edificio sufrió graves desperfectos a manos de las tropas francesas, que terminaron por arruinar la estructura. En el siglo XX, fue usado como almacén de maquinaría agrícola y como establo para ganado". En Batres visité el tercer castillo del día, aunque no puede verlo bien de cerca porque lo tapan los árboles que lo rodean en la finca privada donde se ubica. Lo pude ver mejor desde lejos, al abandonar este pueblo por un camino que llega hasta el río Guadarrama, que crucé por el puente por el que la carretera M-404 lo cruza. Según la Wikipedia: "El castillo de Batres fue levantado entre los siglos XV y XVI......El castillo de Batres se encuentra situado sobre un altozano, que conforma, en su base, un foso natural, por el que discurren algunos arroyos que vierten al Guadarrama, río que pasa cerca de la fortaleza. Está rodeado de una frondosa arboleda, integrada por especies características de la vegetación mediterránea, como la encina, el pino o el ciprés, así como por árboles y arbustos de jardinería. Fue construido en ladrillo cocido, si bien sus cimientos son de pedernal. De planta cuadrangular, el edificio se articula en torno a la torre del homenaje, su parte más antigua, que destaca sobre todo el conjunto, dada su ubicación adelantada con respecto al resto de la fortaleza. Su portalón principal es de estilo gótico isabelino. Está presidido por un escudo de las familias de los Laso de la Vega y Guzmán, rama surgida en el siglo XV a raíz del matrimonio entre Garcilaso de la Vega, comendador mayor de León, y Sancha de Guzmán, heredera del señorío de Batres. De sus siete hijos, la figura más destacada fue el poeta y militar Garcilaso de la Vega. El estilo plateresco domina el patio central, que consta de una doble galería con columnas toledanas y balconada de hierro, del siglo XVI. En el centro del patio, se sitúa un pozo de estilo gótico." La cuarta escala del día era en realidad el destino principal sobre el que giraba todo el recorrido. De Casarrubios del Monte me interesaba su Torre Mocha, cuya foto adjunto, su Rollo de la Justicia, que no fotografié, y sobre todo su histórico y singular castillo. Según http://www.turismocastillalamancha.es:"De planta rectangular, la fortaleza fue adosada a la muralla que defendía el pueblo, hoy desaparecida. Interesantes son sus torres hexagonales, un avance arquitectónico del s. XIV, en que fue construido, popularizado por los templarios, y cuyo fin era defender mejor el perímetro de los atacantes. Simétricamente, la torre del homenaje también dispone tres pequeñas torres hexagonales en tres de sus ángulos. Ha pertenecido a importantes personajes de la historia de Castilla. Su primer dueño y constructor fue D. Alfonso Fernández Coronel, ejecutado por el rey Pedro I, el cual legó la fortaleza al notario mayor de Castilla, Diego Gómez de Toledo. En tiempos de Fernando el Católico pertenecería a Gonzalo Chacón, de quien vemos el escudo en su entrada. En 1599 pasó a ser propiedad de los condes de Miranda, y en el s. XIX al Duque de Alba. Un vecino de Casarrubios, en 1899, compró al duque el castillo y el palacio condal". Al salir de este municipio me dirigí directamente al Arqueológico Carranque, en cuya entrada me detuve para reponer fuerzas con mis típicas pasas malagueñas. En esta ocasión no pagué los justificadísimos cinco euros que cuesta su visita porque ya le he realizado en tres ocasiones y tenía mucha prisa. En la página web http://www.parquearqueologico.org/es/ indican: "El yacimiento de Carranque se ha convertido en una referencia imprescindible para quienes deseen conocer la historia de los últimos siglos de la romanidad y del tránsito a la Edad Media en el centro de la península Ibérica. La notable extensión del enclave, la variedad de sus testimonios arquitectónicos, así como la expresividad y belleza de los mosaicos de la villa romana, otorgan a este yacimiento un lugar muy destacado en la arqueología española.En el lugar conocido como Santa María de Abajo, situado en una terraza de la margen derecha del río Guadarrama, se descubrió un mosaico de manera fortuita en 1983 como consecuencia de las labores agrícolas practicadas en este paraje por el vecino de Carranque Samuel López Iglesias. La importancia del hallazgo impulsó el inicio de una intervención arqueológica que se produjo de manera ininterrumpida entre 1985 y 2003 y, ya bajo una nueva dirección científica, entre 2004 y 2010. A lo largo de estos años se han puesto al descubierto diversos edificios y estructuras localizadas en una amplia superficie que abarca aproximadamente unas 18 hectáreas, entre los que sobresalen la casa de Materno y su complejo productivo destinado a la elaboración de aceite y vino –torcularium-, un mausoleo y un edificio palacial. Este notable conjunto arqueológico fue declarado Parque Arqueológico por la JCCM y abierto al público en el año 2003". En el municipio de Carranque fotografié la fuente de Carlos V, donde antiguamente la gente del pueblo acudía con sus cántaros a por agua y sus vecinas hacían la colada (benditas lavadoras). La última parada del día tuvo lugar en Seseña, en las inmediaciones de su famoso castillo. Según http://lucesyfotos.es/: "Ubicado en Seseña, Toledo, el Castillo de Puñoenrostro se alza sobre una colina al oeste de la población. Se construyó en el siglo XIV formando parte del Valle de los Casares y fue cedido por Enrique IV al Regidor de Segovia, Diego Arias Dávila, cuyos sucesores fueron nombrados Condes de Puñoenrostro por Carlos I.La torre del homenaje se conserva en buen estado tras haber sido restaurada, al contrario que el antemuro que se encuentra muy derruido. Tiene planta cuadrada de unos 40 metros de lado y torres circulares en las esquinas. En 1862 los Condes de Puñoenrostro lo vendieron y actualmente se encuentra en uso como vivienda en el interior de una finca privada a la que no está permitido el acceso. Desde la carretera es claramente visible su fachada sur, y alejándonos de Seseña podremos divisar la fachada oeste en la que se alza la torre del homenaje. El acceso principal está en la fachada opuesta, la este, que sólo se llega a ver desde el interior de la finca privada. En este acceso había un puente levadizo que ahora ha sido sustituido por uno fijo, sobre el foso que rodea al castillo". Regresé a Valdemoro a eso de las 14:45 de la tarde muy satisfecho por como había transcurrido la marcha.
Ruins

Arqueológico Carranque

20-SEP-15 11:42:19
Castle

Castillo de Puñoenrostro

05-SEP-15 13:09:35
Castle

Castillo de Batres

20-SEP-15 9:59:02
Castle

Castillo de Casarrubios del Monte

Línea de Manzana
Castle

Castillo de Puñoenrostro en Seseña

20-SEP-15 13:49:16
Castle

Torre de Pinto

05-SEP-15 11:58:55
Ruins

Torre Mocha

fountain

Fuente de Carlos V

Waypoint

Rollo de la justicia

Comments

    You can or this trail