Download

Distance

40.34 mi

Elevation gain

3,409 ft

Technical difficulty

Difficult

Elevation loss

6,243 ft

Max elevation

5,791 ft

Trailrank

40

Min elevation

1,013 ft

Trail type

One Way
  • Photo of Travesía de la Montaña Palentina, desde Santuario Virgen del Brezo a Potes
  • Photo of Travesía de la Montaña Palentina, desde Santuario Virgen del Brezo a Potes
  • Photo of Travesía de la Montaña Palentina, desde Santuario Virgen del Brezo a Potes
  • Photo of Travesía de la Montaña Palentina, desde Santuario Virgen del Brezo a Potes
  • Photo of Travesía de la Montaña Palentina, desde Santuario Virgen del Brezo a Potes
  • Photo of Travesía de la Montaña Palentina, desde Santuario Virgen del Brezo a Potes

Time

8 hours 3 minutes

Coordinates

2916

Uploaded

August 12, 2019

Recorded

August 2019
Be the first to clap
Share
-
-
5,791 ft
1,013 ft
40.34 mi

Viewed 343 times, downloaded 8 times

near Villafría, Castilla y León (España)

La gran ruta de la Montaña Palentina: desde el límite último de la llanura hasta las profundidades de la Liébana.


Dura y grandiosa ruta, que obligará a adorar estas montañas a quien aún no las conozca y a quererlas aún más a quien sí.

Comienza en el pueblo de Aviñante de la Peña, por aquello de comenzar al pie mismo de la montaña, aunque es posible ahorrarse los tres primeros kilómetros de carretera y empezar en el Santuario de la Virgen del Brezo. La carreterilla en sí ya es preciosa y con rampas duras que rápidamente harán entrar en calor.

Pasado el Santuario, la pista arranca con dureza, aunque más arriba se suaviza algo. Rápidamente se gana altura y se puede ver hacia el sur el paisaje de la llanura castellana que va quedando atrás y, pronto, hacia el norte aparecerán los más altos macizos de la Montaña Palentina.

La bajada hacia el valle del Carrión discurre por bucólicos paisajes con ganado pastando, riachuelos... atravesando el lugar en donde está (o más bien estaba) el hoy despoblado de Miranda.

Tras una divertida zona de subidas y bajadas bordeando el Pantano de Camporredondo, se llega al pueblo de Triollo, en donde comienza la remontada de las aguas del Carrión.

En tres kilómetros por carretera se llega a Vidrieros y empieza el largo Valle de Pineda, siempre picando hacia arriba.

Rodeando el Curavacas, el paisaje cada vez se va haciendo más y más espectacular, hasta alcanzar el clímax al final, en la denominada Vega de los Cantos, llanura en el fondo del valle de origen glaciar desde donde se contemplan la pared norte del Curavacas, el conjunto de cascadas de los Escalones del Ves, la cima del Pico Lezna...

El terreno para rodar por el Valle de Pineda ha sido duro, con firme variable, a ratos muy pedregoso, arroyos y abundantes charcos que atravesar, pero siempre divertido y con pocos metros de descanso.

Sin embargo, lo más duro viene ahora: la subida desde el final del valle hacia los Puertos de Riofrío pondrá a prueba el estado de forma de cada cuál... en nuestro caso ninguno llegó arriba sin empujar a poco 1Km, aunque ciclable era.

Pero el esfuerzo merecerá la pena: arriba espera un maravilloso paisaje de prados de alta montaña, con vistas a Peña Prieta, una de cuyas dos cimas es el punto más alto de toda la Montaña Palentina.

A casi 1800m de altitud, más o menos ya en Cantabria (¡¿a quién le importan ahora las fronteras?!), está la cima de esta increíble ruta. Falta bajar casi 1500m de desnivel...

Para bajar hay varias alternativas: por Ledantes, Barrio o Dobres. La idea inicial era bajar por Dobres, pero otro ciclista que encontramos por la zona nos advirtió de que no estaba demasiado bien y, dado nuestro estado de fuerzas a esas alturas, no quisimos arriesgar...

Nos decantamos por bajar por Barrio... perder 1000m de desnivel en 8Km de pista tampoco es ningún chollo: la brutal bajada pondrá a prueba los frenos, suspensiones, muñecas y antebrazos, disfrutando eso sí de los paisajes de la Liébana desde las alturas y atravesando sus frondosos hayedos.

Como 1Km antes de Barrio la pista está hormigonada, algo que a esas alturas de la ruta se agradecerá.

Desde Barrio ya solo queda dejarse caer agradablemente por carretera hasta el populoso Potes, en donde, tras haber pasado el día por parajes tan bellos como agrestes y solitarios, se tendrá la sensación de haber llegado a otro mundo.

Comments

    You can or this trail