• Photo of Serrellazo V4
  • Photo of Serrellazo V4
  • Photo of Serrellazo V4
  • Photo of Serrellazo V4
  • Photo of Serrellazo V4
  • Photo of Serrellazo V4

Time  11 hours 4 minutes

Coordinates 8224

Uploaded April 9, 2019

Recorded March 2019

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
4,457 f
1,274 f
0
8.0
16
32.01 mi

Viewed 163 times, downloaded 10 times

near Beniardá, Valencia (España)

Antes de nada, agradecer a Jordi C. que se haya currado este rutón sin igual por la provincia de Alicante. Gracias figura!

Vamos allá.

Comenzamos dejándonos caer por las bonitas callejuelas de Beniarda, en busca de la pequeña carreterita asfaltada marcada como PR-45 que ya en continuado ascenso nos nos llevará a las inmediaciones del pueblo de El Abdet, aproximádamente en el Km 6 de ruta.

Este primer tramo nos va a venir bien para calentar e ir haciendo piernas para lo que nos viene por delante.

Desde el Abdet seguiremos ascendiendo por asfalto durante algo menos de 1,5Km, donde tomaremos una pista de tierra ancha por nuestra izquierda por la que pedalearemos durante unos escasos 500 metros antes de abandonarla por de nuevo por nuestra izquierda y coger un pequeño sendero que nos llevará entre pinadas y matorral bajo por el Barranco del Mensillo en dirección NO. Aproximádamente unos 800m más tarde dejamos el barranco por un sendero en dirección Norte que pronto nos sacará a una pista de tierra.

Una vez en la pista seguiremos ascendiendo sin descanso pasando por el Mas del Teular, en el Km 12 de ruta y desde allí por la CV-70, en algo menos de 1Km llegamos al alto del puerto de Confrides, donde hacemos una pequeña parada para dar un bocado.

Comenzamos a subir en dirección norte por una pista cementada y junto a una casa en construcción decidimos parar a tomar un bocado para coger fuerzas antes de iniciar “la ruta de verdad”.

Seguimos camino por pista como no ascendiendo sin descanso. Desde la pista por la que vamos pedaleando empiezan a asomar las preciosas formas rocosas de la Serrella, el paisaje empieza a tornarse más duro y mientras comenzamos a apretar las piernas.

Seguimos camino en dirección norte, “cortando” la Serrella por la pista ancha de tierra para finalmente enlazar con el PR-V23 Quatretondeta-Benassau, que nos permitirá atravesar la Serrella de forma longitudinal hasta llegar a la Mallà del Llop.

Seguimos subiendo sin descanso y tras pasar junto a un pequeño collado donde hay un depósito anti-incendios ¡por fin, una cuesta abajo!. Nos dejamos caer por la pista mientras frente a nosotros va apareciendo la montaña en todo su esplendor. ¡esto es La Serrella señores, a esto hemos venido!.

Por nuestra derecha abandonamos la pista de tierra y tomamos una bonita senda que en poco a poco nos va aproximando a ese Km 19 de ruta, la senda empieza a dejarnos ver lo que nos vamos a encontrar, empieza ser revirada, con algunos tramitos con mucha piedra suelta, roca… waw, mola.

De momento paramos y se hace el silencio, nuestras miradas se dirigen a las inmensas paredes de roca que tenemos frente a nosotros y los canchales a sus pies mientras van siguiendo una pequeña línea que atraviesa en perpendicular ese inmenso acúmulo de piedras sueltas.

amos allá, ¡toca portear!. Como si de una procesión de semana santa se tratase no queda más que ponernos en fila, cargar la bici al hombro o espalda y comenzar a caminar por el pequeño “sendero” que se conforma por el paso de senderistas (porque ciclistas por aquí a excepción de algún tarado pasan pocos).

Poco a poco y con dificultad vamos avanzando pasito a pasito.

Con paciencia (y dolor de hombro) atravesamos el primero de los canchales, nos habrá supuesto unos 25/30 minutillos de porteo, y seguimos por la impresionante senda que nos ofrece unas vistas preciosas del valle, con la Aitana a nuestra derecha y las paredes de piedra bajo el Plá de la Casa a nuestra izquierda.

De nuevo podemos volver a montar y seguimos dando pedales unas veces sobre sendero de tierra firme o otras por tramos de canchal que se deja pedalear a duras penas.

Apenas 200m más tarde toca volver a bajar de la bici y volver a cargarla al hombro, vamos a atravesar un segundo canchal totalmente “inciclable”, así que de nuevo en procesión.

Llegamos a un punto en el que el canchal se diluye y el camino parece seguir recto por el sendero que toman los senderistas, pero decidimos seguir el track planeado que se desvía para subir bastante vertical entre las rocas.

Vemos que por el sendero pedregoso avanzan bastante bien los senderistas, pero ante la duda de que más adelante encontremos alguna pequeña canal o paso complicado para hacer con la bici decidimos seguir el camino planeado y no “improvisar”.

Es un tramito corto pero duro de verdad por su verticalidad. A mis corti-patas de un ser de 1,60 se les hace difícil subir por ahí pero poco a poco haciendo de “cadena humana” con superamos ese pequeño tramo, llegamos arriba, resoplamos y comenzamos a dar pedales de nuevo.

Estamos justo en la cresta de la sierra y frente a nosotros podemos distinguir la cima de la Mallà del LLop a 1.350m de altura. Apretamos los dientes y vamos pedaleando hasta llegar a su vértice geodésico, donde encontramos al grupo de senderistas que justo acaba de llegar.

Es un grupo muy agradable, cruzamos saludos, charlamos un rato (como no, nos preguntan cual es el peso de las bicis que llevábamos al cuello jajajaja, eso no falla nunca), nos pedimos fotos de grupo mútuamente y tras un ratito de descanso disfrutamos de unas vistas realmente impresionantes: al sur, el Valle de Guadalest y su embalse, las cumbres de la Bernia y la Aixortá y el Mar Mediterráneo de fondo. Al Este el Puig Campana y la Aitana y al Norte vemos el lugar de donde veníamos, una larga cresta coronada por el El Pla de la Casa, impresionante.

Tras el descansito, seguimos camino.

Desde el vértice geodésico iniciamos una bajada preciosa por la loma de roca de la sierra en busca de la canal de la Malla del Llop en dirección este para, sin embargo, unos 700 metros más tarde virar 180 grados y tomar un sendero que primero circula por dentro y más tarde por un nivel superior a la izquierda del Barranquet de L’era. Es un sendero precioso, con mucha pendiente, que circula en algunos tramos entre canchales, con mucha piedra suelta que te hace “surfear”, una pasada.

Llegamos a una bonita cava o nevera y allí aprovechamos para descansar un poco y reagruparnos.

Fotitos y seguimos la bajada hacia Famorca. Primero pasamos por un bonito pradito verde, cargado de humedad, donde nos volvemos a encontrar con los senderistas que conocimos en la cumbre de la Malla del Llop, saludos de nuevo y seguimos.

Continuamos bajando para adentrarnos en un sendero rocoso y escalonado que hace que volvamos a poner todos los sentidos a trabajar. El sendero transcurre entre los barrancos de la Font y de l’Era. En su inicio es bastante escarpado y escalonado, aunque no hay ninguna dificultad insalvable y poco más tarde mejora el firme y se convierte en una sucesión de Zetas super-cerradas que nos irán bajando con gran verticalidad hacia Famorca, siempre visible a nuestros pies durante todo el descenso.

La verdad es que la bajada es increíble. Por fin llegamos a Famorca, directos al bar y a comer.

Retomamos ruta con la panza llena por una pequeña carreterita asfaltada que sale justo de enfrente del bar y nos lleva en dirección Este ascendiendo ligeramente durante aproximádamente 1 Km (aunque se lleva muy bien y nos va de maravilla para “desenquilosarnos” después de comer y volver a entrar en calor.

Pasada esa distancia, la carreterita vira al Sur y la abandonamos para seguir camino por una senda preciosa. Es una senda de esas empedradas, en mal estado que te obliga a apretar duro las piernas para ir superando pequeños escalones y zonas con el firme suelto y roto, con algún pie la ciclamos casi toda hasta que se hace ya más llevadera (aproximádamente 1,5 Km más tarde), aunque sigue siendo muy bonita, siempre transcurriendo entre un denso pinar, pasando por la Fuente Olvis primero y la Font de la Retura y la Font Nova más tarde (donde aprovechamos para hacer un pequeño descansito y reagruparnos).

Desde la última fuente recorremos unos 650 m más por el sendero que finalmente abandonamos por la derecha para tomar una pista de tierra ancha. La verdad que el sendero es muy bonito, han sido casi 3,5 Km muy chulos.

Estamos disfrutando la ruta a tope y todavía nos queda una de las partes más bonitas… pero como dicen, para llegar al paraíso antes has de pasar por el infierno, y eso es lo que nos queda por delante: casi 8Km de “pistatrón” que curva a curva nos va a ir ascendiendo sin descanso para superar casi 600m más de desnivel.

Ninguno de los presentes habíamos pasado antes por aquí y sobre el mapa la hacíamos menos dura, pero por fin, acaba la penitencia, nos volvemos a reagrupar arriba, respiramos un poco y seguimos camino.

Primero encaramos una bajadita corta y técnica la mar de molona que vendrá seguida de un pequeño pero intenso repecho no lleva a un tramo super-divertido, una sucesión de toboganes que vas pasando rápido mientras te desquitas de la maldita subida por pista. Divertido de verdad: volvemos a sonreir.

Hacemos una última paradita en la Font Major, donde aprovechamos para “proteccionarnos” para la bajada más esperada del día.

Seguimos dando pedales y tras unos cientos de metros llegamos a la parte alta del Barranco de la Font Major.

Las vistas son una pasada, a nuestros pies, allá abajo, en una enorme caída tenemos el embalse de Guadalest brillando como un espejo, frente a nosotros la fantástica Aitana y a nuestra izquierda, entre las rocas vemos la costa y el monstruoso pero imponente Benidorm, todo ello aderezado con un pequeño mar de nubes que ha quedado enganchado a nuestra derecha en la Sierra de Aixortà. Unas vistas que bien valen una pausita par disfrutar de ellas antes de encarar la última bajada.

Tomamos fotos encaramos un pequeño repechón y allá vamos!, vamos a iniciar un tramo de bajada super guapo, que como no tiene nombre, quizá se llame Senda de la Solana.

Es una bajada de más de 2,5Km ininterrumpidos que nos hacen perder más de 550m de desnivel por una senda recién recuperada que es una auténtica gozada. Tiene tramos de todos los tipos, con firme rápido, escalonado, zetas… una auténtica chulada que mientras bajas te obliga a decidir entre mirar el suelo frente a ti para evitar los obstáculos o jugarte el castañazo llevando la vista a las preciosas vista que tienes frente a tí.

Seguimos descendiendo y disfrutando a lo grande hasta que desemboca en una pequeña carreterita asfaltada que tras rodear el embalse de Guadalest y subir un último rampón asfaltado nos llevará a nuestro punto de origen y fin de ruta: Beniarda donde por supuesto vamos directos a por nuestros bien-ganados birroides!

Ha sido una jornada de BTT memorable

******************************************
Puedes ver esta ruta en detalle, con una amplia galería de fotos de la misma y vídeo en nuestra web AQUÍ: https://3enruta.com/rutas-bicicleta-montana-alicante/

View more external

1 comment

  • Photo of Ruben Kona

    Ruben Kona Oct 9, 2019

    I have followed this trail  View more

    Bicimuntanyisme!, sols apta si t'agrada portejar la bici i disfrutar de la muntanya sense mirar cap rellotge.

You can or this trail