Time  3 hours 43 minutes

Coordinates 5234

Uploaded August 28, 2019

Recorded August 2019

-
-
1,501 f
-6 f
0
5.7
11
22.83 mi

Viewed 48 times, downloaded 1 times

near Calnegre, Murcia (España)

Accesos: Desde la NA-332 Mazarrón-Aguilas, podemos llegar a Puntas de Calnegre desde el Ramonete o Cañada de Gallego por la RM-D21.

Cruzamos pedaleando Puntas, dejamos atrás las playas de Calnegre y Parazuelos, la Casa Colorada” (en los años 80, fue residencia de verano, del entonces Presidente del Gobierno Felipe González); entramos en la Playa de Parazuelos, para ver los soportes correspondientes al embarcadero de mineral de la vía férrea, construidos para cargar el hierro en barcazas y llevarlo hasta barcos de vapor.

Ascendemos por la carretera RM-D21, con vistas de dos mares, el natural y el de plástico, para seguir en la medida de lo posible, el antiguo trazado ferroviario. La revolución industrial del siglo XIX en Europa en convierte a Francia e Inglaterra en los principales consumidores de metales. España suministra gran cantidad de materias primas; el Sureste español cobra importancia cuando a finales del siglo XIX las guerras carlistas dificultan la explotación de las minas de Vizcaya. Los invernaderos invaden el paso, pisteamos orillados por la Rambla de Pastrana, enfrente del trazado, que lo hacía hacia Los Llanos de Ifre, bordeando el Cabezo de Pozo Negro.

Los yacimientos de hierro fueron objeto de intensa explotación en las Sierras de la Almenara, Carrasquilla, área de Pastrana, Sierra de las Herrerías y Lomo de Bas. Uno de los mayores problemas, además del laboreo desordenado era el transporte a las zonas de embarque en la costa, trasladado en carros a Parazuelos y a veces a Águilas, lo que suponía un coste muy elevado.

En 1888 un ingeniero militar proyecta para la compañía Morata Valle y Cía. una línea férrea que une las minas Bosque, en las proximidades del Rincón de Oliva, junto al coto minero de La Positiva, discurriendo durante 15 km en su mayor parte por los márgenes de las Rambla de Pastrana, hasta llegar a la playa de Parazuelos y a la Cala del Muerto; al inicio de la playa conocida como Parazuelos, el pequeño caserío tiene su origen en la existencia de una venta de comestibles cuando funcionaba el embarcadero de mineral de la vía férrea.

Cruzamos la rambla, pedaleando por el Camino de la Estación de Pastrana, pasamos por el antiguo apeadero, cuyo nombre pervive al menos en la vivienda particular, continuamos por el antiguo trayecto cruzando la D-15, ahora por asfalto rodeamos el Cabezo de Montejú; con la cueva del mismo nombre, a la que los vecinos asocian un antiguo cuento de fantasmas. Este recorrido se usaba para llevar de la costa hacia Cermeño (Lorca) productos de contrabando. Los propios contrabandistas divulgaron una historia de fantasmas para que el camino quedara libre cuando iban a pasar», explica Pedro, que añade que llevaban las mulas y los burros con las herraduras al revés, para que pareciera que iban hacia la costa; vemos a nuestra izquierda la Rambla de Pastrana y a la derecha el talud o trinchera del trazado minero.

La construcción se hizo con rapidez y se emplearon materiales importados de Francia. A finales de 1894 la sociedad inglesa "The Morata Railway and Iron Mines Cº ", se hizo cargo de la concesión por transferencia del ferrocarril de las Minas del Bosque y Vulcano a la Playa de Parazuellos. La explotación continuó hasta finales de los años veinte del siglo XX. El desmantelamiento de la línea se produjo entre los años 1.941 y 1.943.

Entramos a la Rambla de Los Tórtolas, para ver los restos del puente que salvaba la rambla; a unos 4 km, ascendiendo por su cauce, se puede llegar a la Rambla de Los Loberos, donde sobrevive el 'garrobo' del Tío Nené un algarrobo monumental con más de 400 años; nosotros dejamos la rambla para seguir el trazado bordeando invernaderos; cruzamos la rambla junto a los tres grandes pilares, que soportaban por medio de vigas de madera, el paso de los vagones; las avenidas que soporta la rambla, como seremos testigos presenciales por la tarde, han inclinado el pilar central; hacemos un alto para inspeccionar la cabina de un barco atunero.

Enlazamos con la RM-D21, torcemos por la RM-D4 a Morata; pasamos por el antiguo cine y tomamos el plátano junto a su ermita, construida por los vecinos del pueblo, la actual se levantó a principios del siglo XX, pero hay constancia documental, de que este templo dedicado a San Juan Bautista, ya existía a mediados del siglo XVIII. Llegamos al cruce con las Madroñeras, ascendiendo por la Cuesta de Morata, queda a nuestra derecha la Mina Positiva y el Rincón de la Oliva; torcemos donde se inicia la Ruta del Talayón, accediendo a un precioso valle escondido, a través del tajo en el Collado de Viquejos.

Al fondo y bajo el Collado de Los González, en su ladera aterrazada, vemos las antiguas construcciones de una sola planta y corrales anexos, hechas con argamasa y piedra caliza, que conforman el deshabitado Caserío de Viquejos; cuyo origen se debió a la explotación minera y también a la existencia de un manantial; hasta los 50 tuvo huerta y un bosquete de almeces.

Bajo la Peña del Águila, en Viquejicos, se encuentra el complejo hidráulico, cuya estructura pudimos ver mientras descendíamos al Barranco de Ugéjar; un canal de recogida de aguas a la izquierda del barranco, conduce, junto a las Casas del Risco del Perro, a la presa de su molino hidráulico de cubo; visible desde su fachada, construido de mampostería, de forma cilíndrica y enlucido a la almagra; echamos un vistazo a la cavidad del infierno a través de la bóveda de doble cañón, ladrillo macizo y enlucida lateralmente con cemento, para ver el rodicio, con sus aspas en forma de cuchara y dispuestas radialmente, para que la presión del agua las ponga en movimiento y accione el eje que mueve la pieza de moler. Entramos en la casa de la maquinaría, ha desaparecido el depósito con forma de cono invertido, que debía colgar del techo, en el que se echa el cereal; la estancia de al lado que estaba dedicada a cuadras, no quedan ya ni las avispas, tan solo sus moradas.

Seguimos rambleando atentos para salir por la derecha en la Cañada de Ugéjar, a unos cortijos en ruinas donde encontramos una roulote abandonada; transitamos un corto trecho por la rambla, para cruzar Ugéjar y descender por la D-21; cortamos la NA-332 de Mazarrón a Águilas y en 700 m, nos desviamos a la izquierda en el Coto hacia Casa Pastora, para meternos, literalmente, en un berenjenal; al llegar a la Casa del Mal Camino (verdadero) nos dirigimos hacia el Norte, donde se hallan las ruinas del grandioso templete sobre pozo (400 m aprox.) de una antigua mina de hierro.

Retornamos para continuar coqueteando con la Rambla del Ramonete y jugando al escondite entre las tomateras, mientras vamos dejando atrás, la antaño ilustre Casa Martínez y la Casa de Meco con su plantación de granados, cultivo de moda, que comienza a sustituir al tomate tras el varapalo sufrido, desde la eliminación de las restricciones al tomate marroquí en la Unión Europea.

Salimos a la carretera de Puntas, en Casa Mercedes, nos esperaran nuestras respectivas, que habiendo hecho una ruta senderista a Percheles, tomaran el pulpo asado con nosotros.
Tras la copiosa y riquísima comilona, regada con Punta Este, comenzamos a marchar, truenan y rompen los cielos soltando una tromba de agua, mientras tomamos en Chez Guillen y Cía unas tónicas, esperamos a que amaine y marchamos de vuelta a casa, o eso creíamos; el torrente de un ramblizo ha cortado la carretera; protección civil llama a un tractorista para que la despeje, otro vecino acude con el suyo y finalmente conseguimos pasar.

Powered by Wikiloc

You can or this trail