Time  3 hours 54 minutes

Coordinates 3317

Uploaded May 9, 2012

Recorded May 2012

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
483 ft
10 ft
0
6.5
13
25.89 mi

Viewed 19988 times, downloaded 774 times

near Tremañes, Asturias (España)

Ruta que parte y finaliza en la estación de FEVE y Renfe de Gijón. Se recorren las principales Sendas y Vías Verdes del concejo (Vía Verde de La Camocha, Senda del Río Piles, Senda del Peñafrancia y Senda Litoral).
El recorrido desde la Estación de FEVE hasta el inicio de la Vía Verde de La Camocha se realiza en su mayor parte por carril bici.
El enlace entre la Senda del Peñafrancia y la Senda Litoral se realiza por carreteras locales que coinciden parcialmente con la ruta del Camino de Santiago que atraviesa Gijón.
El enlace entre el final de la Senda Litoral y la estación de FEVE y Renfe también se realiza por carril bici excepto los metros finales (100 m. aprox).

La ruta es fácil de realizar si se recorren solamente la Vía Verde de La Camocha, la Senda del Río Piles y la Senda del Peñafrancia.
Tanto el enlace entre la Senda del Peñafrancia y la Senda Litoral, como el propio recorrido de la Senda Litoral tienen alguna rampa importante pero de poca longitud.

Distancia (IBP): 40,55 km.
Desnivel acum. subiendo (IBP): 671 m. , bajando: 673 m.
Altitud máxima (IBP): 146 m., mínima: 3 m.
IBP: 53 CA

http://www.facebook.com/SendaBTT
http://sendabtt.blogspot.fr/2012/05/sendas-de-gijon-parte-i-via-verde-de-la.html

View more external

Photo

Acuario de Gijón

http://acuario.gijon.es/
Camping

Camping de Deva

http://www.campingdeva-gijon.com/
Camping

Camping Gijón

http://www.campingsonline.com/gijon/
Photo

Escultura 'Sentimientos' (En el enlace Senda Río Piles - Senda Peñafrancia)

Esta composición, una de las primeras esculturas del pintor asturiano Manuel García Linares (Navelgas, Tineo, 1943), fue un encargo del Ministerio de Fomento para su instalación en la rotonda de La Guía. La forman dos piezas, distanciadas unos metros: una familia —compuesta por hombre, mujer y niño con bicicleta— apoyada en una barandilla, de espaldas a la ciudad, mirando hacia la avenida de Justo del Castillo, el hípico y los recobrados lechos fluviales; y unos metros detrás, el tronco de un árbol hueco. Para el crítico de arte, José A. Samaniego, el grupo humano —con un padre que mira al infinito y una madre que se divide entre su compañero y la atención al niño que la reclama— «invita a la mimesis» (diario La Nueva España, Oviedo, 7-6-1999). El tronco del árbol representa «la proyección de los pensamientos del padre de familia, tal vez la nostalgia de su pasado marinero, sus sentimientos del tiempo perdido. Referencias al "olmo viejo" de Antonio Machado, a "nuestras vidas son los ríos..." de Jorge Manrique».
Photo

Escultura 'Solidaridad'

Ubicación: Parque de El Rinconín Año de instalación: 1999 Materiales: Acero inoxidable La obra: Formas puras de cilindros anudados. Así se explica desde el punto de vista más material esta escultura que tiene vocación de símbolo. Realizada en acero inoxidable, pesa tres toneladas y media y está formada por cuatro formas cilíndricas a modo de eslabones que se entrelazan. Una cadena que significa unión, pero también libertad, porque los eslabones de esa cadena están abiertos, no pierden su independencia, su autonomía formal. En Solidaridad el acero inoxidable, duro frente a la intemperie, se vuelve de apariencia blanda y moldeable, con un acabado brillante. Solidaridad parece retener la luz y expulsarla a los cuatro vientos. Gijón desde allí: El parque del Rinconín es una playa verde. Su césped retiene los olores del mar cercano, que se deja escuchar desde esta explanada reconvertida en espacio público: punto final del paseo marítimo y, a la vez, punto de salida a la senda del Cervigón que flirtea con los acantilados en dirección a La Providencia. Desde El Rinconín, Gijón se disfruta de par en par. La costa, el trajín de barcos que entran y salen de El Musel, Cimadevilla y la bahía. Tierra adentro, las montañas de Deva y, más allá, el cordal de Peón. Entre Solidaridad y el paisaje interior, hitos permanentes en las pupilas gijonesas: Somió, indescifrable desde la distancia; la Universidad Laboral —torre mágica—, las parroquias de Cabueñes o Santurio, y el perfil último, coronado por el Picu San Martín. El autor: Pepe Noja conserva en su hacer la luminosidad del sur, donde nació. Natural de Aracena, en Huelva (1938), Noja es uno de los nombres más representativos del panorama escultórico nacional, sobre todo en lo referente a la obra pública, hoy enclavada en diferentes ciudades del mundo. Solidaridad fue donada por el artista a Gijón y define el trabajo de Noja a lo largo de la década de los noventa. FUENTE: Esculturas nuevas en espacios nuevos (1990-2000), edit. Ayuntamiento de Gijón (Concejalías de Comunicación y Cultura), con textos de Elsa Presa de la Vega y Eduardo García.
Photo

Escultura 'Sombras de Luz'

Ubicación: En el jardín del Mayán de Tierra del paseo marítimo. La obra: Cuatro planchas de hierro situadas perpendicularmente, dos a dos, y orientadas a unos 45 grados respecto a los puntos cardinales. En las planchas se han practicado cortes circulares. Es obra del asturiano Fernando Alba (La Folguerosa, 1944). La creación escultórica se compone de cuatro planchas de hierro, colocadas perpendicularmente, dos a dos, y orientadas a unos 45º respecto a los puntos cardinales, en las que se han llevado a cabo cortes en forma de círculos, que se refieren a cuerpos celestes. En los primeros días de enero comenzó su colocación en los jardines del Mayán de Tierra, integrados en el paseo marítimo de la playa de San Lorenzo. Las chapas son de 50 mm de grueso, con un ancho de 3,32 m y una altura de unos 5,37 m. El crítico de arte José A. Samaniego (La Nueva España, 7-1-1999) la definió como "Campo solar de menhires". En su artículo reconoce las dificultades que entraña para determinadas personas desentrañar el significado de "una obra conceptual, difícil" y pretende arrojar luz sobre la misma: "... Son cuatro configuraciones distintas de planetas y cada una de ellas representa a una de las estaciones del año... Las planchas proyectan sombras, y los huecos de los planetas, sus correspondientes elipses de luz. Pues bien, el artista ha ideado reflejar las planchas sobre el suelo, como en un espejo, y encajar en el enlosado los redondeles o 'planetas' de hierro extraídos de las planchas. Tales proyecciones no son todas de la misma longitud, aunque sean iguales los 'planetas' en su tamaño; la más larga es la correspondiente al invierno, y la más corta, al verano, de acuerdo con la posición del sol... Todo el dispositivo funciona como un templo solar, pues cuando nos vayamos habituando a la pieza veremos cómo en cada estación hay un momento en que las elipses de luz se proyectan en fase de máxima coincidencia de los planetas del suelo...". La incomprensión de su significado ha desatado las críticas a este trabajo de Fernando Alba y la conveniencia de su instalación. "No hay arte sin controversia", viene a decir el profesor de Arte y galerista Inocencio Ares, quien sostiene que "la polémica es necesaria e implica que la obra tiene importancia. Luego, el tiempo pone cada cosa en su sitio [recuérdese la belicosa reacción inicial contra la escultura Elogio del Horizonte, del vasco Eduardo Chillida, hoy todo un emblema de esta urbe]. En el caso de la obra de Fernando Alba indica que la ciudad no está muerta y que las obras artísticas no pasan desapercibidas" (diario La Nueva España, 10-1-1999). Sin embargo, no estaría de más recordar la temeridad de acercarse a cualquier manifestación artística y expresar un punto de vista sobre ella sin contar con suficiente bagaje formativo, sin tener educada la mirada. Gijón desde allí: «La gran rotonda marítima que conforma el Mayán de Tierra ejerce de proa —una de ellas— del paseo marítimo gijonés. Es frontera que separa el paseo convencional de ese otro más ambicioso cuya meta es la "Lloca" del Rinconín, la senda costera y, para los más atrevidos, La Providencia misma. Desde las Sombras de Luz Gijón muestra su mejor cara, la más tópica también. El Elogio del Horizonte, frente a nosotros, marca el punto de salida al gran viaje de la vista. Viaje en panorámica a lo largo de las dentelladas urbanísticas del Muro, del contorno flotante del Cerro, del puerto industrial en el que monstruos de acero, también a base de dientes afilados, vacían las tripas de los buques...» (Esculturas nuevas en espacios nuevos, 1990-2000, edit. Ayuntamiento de Gijón —Concejalías de Comunicación y Cultura—, con textos de Elsa Presa de la Vega y Eduardo García). El autor: «Fernando Alba Álvarez nació en La Folguerosa, Salas, en 1944. Pintor y escultor, a lo largo de su dilatada carrera ha trabajado la madera, el hormigón, el hierro o el acero. No es Alba un artista fácil de encuadrar. Desde sus primeras exposiciones individuales en Asturias, en 1966, no ha dejado de ser fiel a sus citas con las galerías y museos de la región». (Esculturas nuevas en espacios nuevos, 1990-2000...). FUENTE: www.VivirAsturias.com
Train

Estación Feve y Renfe (Gijón)

Photo

Iglesia de San Pedro Apóstol Mayor de Gijón y Torre de los Jove-Hevia (Inicio o Fin - Senda Litoral)

Construida sobre otro del s. XV de estilo gótico, en la que fue bautizado Jovellanos. Está en el confín norte de la playa de San Lorenzo (Campo Valdés). Reemplazó a otra anterior, de inicios del XV, consagrada también a San Pedro, a la que se equiparía en los dos siglos siguientes con capillas y torre. Hasta 1893 fue el único templo parroquial de la villa de Jovellanos, ilustre personaje de la Ilustración bautizado en él. La guerra civil (1936) acabó por arruinar la primitiva iglesia, cuyo solar fue utilizado para levantar una nueva, basándose en el proyecto de los hermanos Somolinos, Francisco y Federico, ganadores del concurso convocado al efecto en 1945. Los trabajos concluyeron en 1955. Ambos arquitectos pretenden darle monumentalidad al edificio; para ello recurren al prerrománico asturiano (los estilizados contrafuertes de Santa María del Naranco, las bóvedas perpendicularmente sobrepuestas de San Miguel de Lillo, el crucero alto de la iglesia de San Julián o Santullano de los Prados...) y de su predecesora aprovechan la torre central y el pórtico de corte neoclásico. Bibl.: Agustín Guzmán Sancho, Historia de la iglesia de San Pedro Apóstol de Gijón (2010), libro coeditado por Ediciones Trea, la Asociación de Amigos de la Iglesia de San Pedro y el Ayuntamiento de Gijón. Incluye un CD con apéndices documentales. Torre de los Jove-Hevia y Capilla de San Lorenzo. Con la capilla de San Lorenzo de Tierra anexa. Torre almenada de 5 plantas y una capilla, ésta igual a la del palacio Valdés, con análoga espadaña. Ultima planta almenada con pináculos piramidales. Vanos adintelados. Cuerpo lateral con escudo familiar. (Ver Arturo, 63-64). Es parte integrante de un conjunto, en el que se distinguen tres piezas claramente delimitadas y sin embargo armónicas: la esquinada y cuadrada torre de los Jove Hevia, de estilo medieval; la capilla de San Lorenzo y, en un volumen lateral, la residencia (palacio de los Jove Hevia), de fachada neoplateresca, con escudo piramidal e ingreso por el Tránsito de San Vicente. Adosada a la capilla está la sobria torre (c/ Cabrales, 4), de cinco pisos delimitados por lisas impostas. La última planta remata en almenas coronadas por pináculos de aguja piramidal. Sus rectangulares vanos aparecen con molduras en los marcos y dinteles. FUENTE: www.VivirAsturias.com
Photo

Fuente y Lavadero de Pedroco (Inicio o Fin - Senda del Peñafrancia)

En el entorno del final (o inicio) de la senda se encuentran la Fuente y Lavadero de Pedroco, el Palacio de Revillagigedo y la Iglesia de San Salvador de Deva. Palacio del Conde de Revillagigedo En las proximidades de la iglesia de San Salvador de Deva y dentro de una espléndida finca cerrada con tapia almenada, se encuentran los dos palacios del conde de Revillagigedo, vinculados a la casa de Ramírez de Jove, luego marqueses de San Esteban del Mar de Natahoyo (título nobiliario concedido por Felipe V a Carlos Miguel Ramírez de Jove, caballero de Calatrava, el 20 de marzo de 1708) y más tarde condes de Revillagigedo. Ninguno de ellos parece tener nada que ver con un antiguo palacio existente en el interior de esta finca, citado por un gran investigador de la historia de Asturias, Ciriaco Miguel Vigil, con motivo del fallecimiento en 1605 de Alonso Ramírez de Jove. El primero y más antiguo de ellos, el de Abajo, es una gran mole de estructura compleja compuesta por distintas dependencias separadas que se construyeron en diferentes etapas, extendiéndose en dirección norte-sur, desde un primer tramo de tendencia neoclasicista, con sus vanos distribuidos racionalmente, hasta una torre rectangular de inspiración historicista. El segundo de los palacios (palacete), el de los Picos (fines s. XIX o inicios del XX), situado en la parte alta de la finca, «destaca por sus armoniosas proporciones y matizado decorativismo» (Juan C. Soto Boullosa, rev. «Liño» nº 1, Oviedo, 1983), en «cuyo tratamiento arquitectónico están presentes el eclecticismo y la tradición francesa» (J. C. Soto Boullosa). La fachada norte, que es la principal, luce una escalera exterior con doble acceso a la primera planta, cuya puerta de ingreso tiene marcos moldurados, arco apuntado y frontón en su remate. Este palacete cuenta con cubiertas piramidales y pequeñas torres en los ángulos. Iglesia de San Salvador de Deva La iglesia actual, la única de todo el concejo que conserva elementos prerrománicos, es fruto de una reconstrucción posterior a la guerra civil española, pero la fábrica primitiva es de finales del siglo X o principios del XI; de ésta sólo quedan la placa original de su fundación en cinco trozos, la arcada en el exterior de su muro norte, un capitel troncopiramidal y dos más en la capilla del cementerio. El reconstruido templo de San Salvador tiene planta de cruz latina, con nave única y ábside con remate pentagonal, que se cubre en los últimos tramos con bóvedas apuntadas. En el exterior posee un típico pórtico con columnas en los laterales sur y oeste de la nave. Fuente: www.vivirasturias.com
Photo

Inicio o Fin - Senda del Río Piles

Al lado del "Kilometrín" (Zona para practicar atletismo). Hay disponible un paso subterráneo con carril bici que comunica con la Playa de San Lorenzo y con el Parque de Isabel La Católica.
Photo

Inicio o Fin - Vía Verde de La Camocha

En el entorno de la Mina de La Camocha (Actualmente abandonada).
Photo

Inicio o Fin - Senda Litoral

Hay un aparcamiento para coches (Para llegar hay que seguir la carretera con la señal de camino sin salida). La senda puede iniciarse siguiendo de frente, bajando unos escalones que conducen al entorno del Mirador de la Playa de La Ñora, a las escaleras que descienden hacia la playa y al inicio del P.R. AS-170 Ruta del Río Ñora, o bien seguir la ruta empedrada hacia la izda.
Photo

Inicio o Fin - Senda del Peñafrancia

La escultura que parece el Caballo de Troya está en las instalaciones del Club Hípico Astur. (A pesar de haber intentado encontrar una descripción, el autor y/o el nombre de la escultura, no encontré nada por Internet). www.clubhipicoastur.com
Photo

Inicio o Fin - Senda del Río Piles (Desde La Camocha)

Aunque no forme parte de la ruta del track, añado aquí una foto del inicio de la Senda del Río Piles desde La Camocha. Fuente: Google Earth
Photo

(Inicio o Fin) - Senda del Río Piles (Desde la Vía Verde de La Camocha)

Photo

Inicio o Fin - Vía Verde de La Camocha

En realidad la Vía Verde comienza unos 300 m. antes (se puede ver el entorno real de comienzo en la segunda foto), pero el acceso es un poco más complicado porque no hay carril bici y la carretera (Avda. de Los Campones) tiene bastante tráfico habitualmente al dar acceso a una zona industrial.
Photo

Logo de Gijón

Cinco letras, diez toneladas 05.01.11 - 03:27 - O. ESTEBAN | GIJÓN. La nueva marca de la ciudad, con su color rojo característico, lucirá en algún punto «céntrico y transitado», para convertirse en «la foto» de la estancia Un gran logotipo de acero con el nombre de Gijón servirá de reclamo turístico ¿San Lorenzo? ¿Elogio del Horizonte? ¿El puerto deportivo? Nada. Cualquier turista que se precie y que, en el futuro, desee demostrar que pasó por aquí, tendrá que fotografiarse en el lugar más explícito. Allí donde ponga Gijón. Para que no haya lugar a dudas. Hasta ahora, para hacer algo así había que situarse en el cartel de entrada a la ciudad, en la autopista. Pero eso va a cambiar. Propios y foráneos podrán tomar la emblemática instantánea junto a un logotipo enorme de Gijón, que plasmará la nueva marca de la ciudad, en su color rojo característico. Y lo hará con grandes letras (una pieza, una letra) de acero macizo de unos 25 centímetros de grosor, sin soldaduras. Cada letra, con su correspondiente marco, pesa más de dos toneladas. Es decir, el conjunto será una serie de piezas, al parecer no situadas una al lado de la otra, entre las cuales se podrá pasar. Ese es el resultado del trabajo solicitado por la propia alcaldesa a Femetal y del que ahora se empiezan a ver los resultados. De hecho, Paz Fernández Felgueroso tuvo la oportunidad de posar con la primera pieza del logotipo y comprobar en primera persona la magnitud de las letras. En la realización de esta especie de marca-escultura ha colaborado Hierros Juan Manuel. Ahora bien, ¿qué fondo tendrá ese Gijón? Eso es lo que está por decidir. Al parecer, el equipo de gobierno está estudiando varias posibilidades, todas ellas con características en común. A saber: son zonas céntricas, de paseo habitual para propios y visitantes, y deben mostrar «un bonito fondo». Por lo tanto... ¿Paseo de Begoña? ¿Poniente? ¿Muro? ¿Cerro de Santa Catalina? ¿Área del puente del Piles? Las quinielas están servidas. El propio presidente de la Sociedad Mixta de Turismo, el concejal José María Pérez, abrió ayer el debate a todos los ciudadanos a través de las redes sociales. Y de ese debate surgió una idea con la que Pérez se mostró satisfecho: la Laboral (tanto la plaza como ante el complejo). Pero no hubo más pistas. En general, muchos partidarios de ver la mar tras las letras, ya sea en Poniente o en el Muro. A la hora de opinar hay que tener varias cosas en cuenta. Primero, las características que el equipo de gobierno busca en la ubicación. Y a eso hay que añadir que el tamaño y el peso de las letras puede condicionar la ubicación. No todo vale para instalar letras de más de dos toneladas de peso (diez toneladas en total) y unos tres metros de altura y que, además, no estarán ubicadas en línea (unas pueden estar más retrasadas que otras, o levemente giradas). Y que deje margen para encuadrar la foto y a todos los que en ella posen. Con todo, el objetivo para el Ayuntamiento es doble. En primer lugar, conseguir una mítica postal de Gijón. ¿Quién va a Hollywood y no se fotografía con sus letras? Pues lo mismo, aunque en una escala algo inferior. En el futuro, venir a la villa de Jovellanos y no fotografiarse con el Gijón será como ir a Pisa y no 'sujetar' la torre. O a Madrid y no pisar el kilómetro cero. Al menos, esa es la intención. Corazón industrial Pero la alcaldesa tenía un segundo objetivo cuando le planteó su idea a los responsables de Femetal. Paz Fernández Felgueroso pretendía poner en valor el trabajo que realiza en la ciudad el sector del metal. Así fue como se lo planteó a Femetal y por lo que las empresas aceptaron colaborar de buena gana. Es más, todo el proceso de producción de las piezas ha sido un trabajo de compañías integradas en Femetal. Estas han aportado los materiales y su transformación, han asumido el coste y han demostrado, afirma Pérez, «su gran profesionalidad». Por todo, el equipo de gobierno no oculta su «agradecimiento». El concejal explica que este Gijón de gran tamaño hecho en acero macizo «es una bonita forma de sintetizar en una imagen el corazón industrial de la ciudad y su disposición amable y acogedora, tal y como la nueva marca trata de mostrar Gijón en el exterior». Lo dicho. Una ciudad de postal. De nueva postal. Fuente: Diario El Comercio http://www.elcomercio.es/v/20110105/gijon/cinco-letras-diez-toneladas-20110105.html
Photo

Mirador de La Providencia y Esculturas 'Homenaje a Galileo Galilei XV' y 'Paisaje Germinador'

El mirador de la bahía de Gijón ANA FERNÁNDEZ ABAD 27-08-2007 Se cumplen diez años de la apertura al público del Parque del Cabo San Lorenzo en el Este de la ciudad Las cuatro fincas que lo forman eran privadas hasta 1946 y desde entonces hasta 1993 pertenecieron al Ejército Hay un mirador con silueta de barco, el lugar perfecto para disparar una fotografía e inmortalizar el atardecer. Justo en ese lugar, antes había una plataforma de tiro y con los disparos no saltaba el flash, sino munición perteneciente a las armas de los soldados del Ejército español. Pero hace diez años los terrenos del alto de La Providencia olvidaron su uso militar para abrirse a los ciudadanos bajo el nombre de Parque del Cabo San Lorenzo y en lugar de objetivos de tiro al blanco, por allí ahora sólo vuelan cometas. Todo empezó en 1993, cuando el Pleno del Ayuntamiento de Gijón aprobó por unanimidad la iniciativa presentada por el alcalde, el socialista Vicente Álvarez Areces, de comprar los terrenos del denominado Campo de Tiro de La Providencia al Ministerio de Defensa. La idea era dotar de un nuevo gran espacio verde a la ciudad, esta vez por el Este, en la otra punta del recuperado Cerro de Santa Catalina. El Principado -también gobernado entonces por el PSOE- se comprometía a sufragar la obra, con un presupuesto rayano en los 300 millones de pesetas. De este modo, unos terrenos que nunca habían sido de titularidad pública se convertirían en propiedad de Gijón. Porque antes de que el Ejército creara en esos 141.685 metros cuadrados su campo de maniobras, el Cabo San Lorenzo se dividía en cuatro fincas diferentes, todas de propiedad privada, tres de ellas con nombre propio y una sin 'bautizar'. El Estado las adquirió una vez finalizada la Guerra Civil, entre los años 1945 y 1946. Tierra con nombre La mayor de todas era La Llosa, de 122.650 metros cuadrados. Los dueños que la vendieron al Gobierno central fueron «Laureano y Ernestina Menéndez García del Busto y otros», según figura en la escritura atesorada en el Servicio de Patrimonio del Ayuntamiento. El terreno, calificado de suelo rústico, como todos los demás, es el que da su perfil al actual parque, porque la descripción de la escritura resalta que «linda al Norte y al Oeste con el mar, al Sur con herederos de Canga Argüelles e Hipólita Palacios y al Este con señores de Menéndez García del Busto y Méndez Calpe». El Prado de La Providencia era la segunda propiedad en cuanto a tamaño se refiere, con 15.910 metros cuadrados, comprada el 15 de diciembre de 1945 a Dionisio Cifuentes Suárez. Después estaba el Cierro de la Capilla, de 1.200 metros cuadrados, que pertenecía a Manuel Tuya Cifuentes. Y la última finca, sin nombre, tenía una superficie de 925 metros cuadrados y la vendió Herminio Canal Cuesta. Perdieron las cuatro fincas familiares su identidad cuando pasaron a manos del Ejército, que colocó varias plataformas de hormigón por todo el alto para facilitar las prácticas de tiro. También creó un búnker, un polvorín y un almacén subterráneo, para realizar distintas maniobras. Ningún vecino podía pasar por esos terrenos, con acceso restringido a los soldados. «Una playa verde» Así estaban las cosas cuando el teniente coronel de Intendencia, delegado de la Gerencia de Infraestructura de la Defensa (Gindef) en Galicia y Asturias, Ricardo Pérez Canalejo, y el teniente coronel de Infantería del Gobierno Militar de Asturias, Jesús Ruiz de Miguel, firmaron en nombre del Estado español la escritura de venta del Campo de Tiro de La Providencia al Ayuntamiento de Gijón, el 30 de noviembre de 1994. Y así se encontró el arquitecto Ángel Noriega Vázquez el panorama cuando el Principado le encargó el proyecto de construcción de un parque en el Cabo San Lorenzo; tenía que convertir el espacio militar en un lugar de esparcimiento. «Al principio, entablamos un debate sobre el grado de intervención que era necesario. Algunos abogaban por dejar el lugar tal cual, pero yo defendí una intervención para el disfrute del ciudadano, consideraba que el espacio no era ya natural, porque ya estaba bastante intervenido», explica el autor del proyecto. Acababa de llegar al Principado después de trabajar en Madrid, donde ya tenía experiencia en el diseño de espacios públicos. Imaginó el parque como «una playa verde» en un momento en el que «la ciudad requería espacios públicos al servicio del ciudadano, porque el espacio verde que rodeaba Gijón, la aldea de Gijón, era importante, pero privado». Estaba en su intención inicial crear un complejo de servicios con bar y vestuarios compartido por el parque y el campo de fútbol anejo. «Yo soy muy dado a optimizar y resolver varias cosas de una atacada», explica Noriega, pero aquello no pudo ser, porque el Ayuntamiento no llegó a un acuerdo con el Arzobispado, titular de aquel espacio deportivo. La proa mira al Noroeste Abandonada la idea del área de servicios, el proyectista elaboró sus planos. Incluyó una estructura de hormigón, la silueta de la proa de un barco que mira al Noroeste. «Hay una predisposición del individuo. Cuando se llega a una parte alta, dan ganas de elevarse más y más, así que en el proyecto, desde el principio, hubo un mirador», precisa Noriega. Utilizó el muro -«el elemento arquitectónico elemental»- para erigir una escultura con vistas anclada a tierra. Su creador indica que «es la interpretación de un elemento hecha desde la arquitectura y tiene una doble función, estética y de barrera para frenar el viento y proteger de él a la gente que toma el sol en la pradera». No quiso competir el barco de La Providencia con el 'Elogio del Horizonte' de Chillida, situado en el Cerro al que mira el Cabo San Lorenzo. Noriega precisa que «ya existía ese símbolo de Gijón y no se buscó enfrentar, el objetivo era elevarse del terreno, hasta nueve metros». Además, la silueta de la embarcación «recuerda a la ciudad que el parque está allí, lo sitúa, porque es muy visible desde la playa, y despierta la curiosidad de los visitantes que lo ven desde allí», añade su creador. A la embarcación se sumaron esculturas como el 'Homenaje a Galileo Galilei' de Amadeo Gabino y 'Paisaje germinador', un bronce de Miguel Ángel Lombardía. Pero es en el barco donde aparece una placa que recuerda que el parque fue una vez terreno militar y que en 1993 se compró para desarrollar el Plan de Recuperación de la Costa Este. Cerca hay otra loseta que dice que el espacio verde se inauguró el 8 de agosto de 1997. Hoy, al amparo de esos diez años de historia reciente, en el Cabo San Lorenzo vuelan cometas, alas delta y, aunque las bases militares de tiro al blanco ya no están ahí, muchos aprovechan las vistas del mirador para disparar una foto. Fuente: Diario El Comercio http://www.elcomercio.es/gijon/20070827/gijon/mirador-bahia-gijon-20070827.html En una de las fotos se puede ver la Escultura "Homenaje a Galileo Galilei XV" Ubicación: Parque del Cabo de San Lorenzo, La Providencia Año de instalación: 1997 Materiales: Acero cortén La obra: Galileo Galilei buscaría signos del cielo en la superficie rugosa del Homenaje. El conjunto escultórico, de unos tres metros de altura, está formado por dos estructuras geométricas semicirculares, realizadas en acero cortén y colocadas de forma oblicua. Cada una de esas dos estructuras está compuesta a su vez por planchas unidas mediante soldadura, que se curvan y arquean, y dibujan rutas concéntricas en este mapa que define mil planetas del cosmos de los sueños. Gijón desde allí: El Parque del Cabo de San Lorenzo, en La Providencia, se deja caer cuesta abajo hasta tocar la espuma. El desnivel lo aprovechan los amantes del parapente para iniciar el vuelo, y los miles de visitantes para dar rienda suelta a la vista. En días de moderado silencio se deja sentir el estrépito de las piedras al contacto con las olas en la cercana playa de Peñarrubia. El camino serpentea alrededor del Homenaje a Galileo. Los paseantes toman oxígeno de vez en cuando, paran y descubren una nave en el horizonte, esa línea curva que nuestros ojos se empeñan en hacer recta. La costa escarpada es una sucesión de cabos y ensenadas, de las que disfrutamos hasta que las brumas quieren. El autor: Amadeo Gabino nació en Valencia en 1922. Su obra, personal e intransferible, tiene una enorme proyección internacional y ha sido contemplada, entre otros muchos países, en Francia, Alemania, Finlandia, Suiza, Dinamarca, Gran Bretaña, Estados Unidos, Venezuela o Cuba. Espacios públicos de ciudades de todo el mundo disfrutan hoy de alguna de sus creaciones, estructuras geométricas realizadas en hierro, acero, aluminio o latón. FUENTE: Esculturas nuevas en espacios nuevos (1990-2000), edit. Ayuntamiento de Gijón (Concejalías de Comunicación y Cultura), con textos de Elsa Presa de la Vega y Eduardo García. En el entorno del Parque de la Providencia también se encuentra la escultura "Paisaje Germinador". (De esta escultura no hice foto, aunque buscando "Paisaje Germinador" en imágenes de Google se pueden encontrar múltiples fotos).
Photo

Monumento a la Madre del Emigrante

También conocida como "La Lloca del Rinconín". Ubicación: Paseo del Cervigón Autor: Ramón Muriedas Fecha de instalación: 1970 La idea de erigir en Gijón un monumento para honrar a las madres de los emigrantes surgió en 1958, a raíz de la celebración del I Congreso Mundial de Sociedades Asturianas. Sin embargo, hasta 1963, año de la celebración del II Congreso Mundial de Sociedades Asturianas, no se llegó a concretar la idea, optando por un emplazamiento frente al mar, en la zona de Rosario Acuña, y resolviendo celebrar un concurso de anteproyectos. En 1967, a instancias del director del Instituto Nacional de Emigración, Miguel García Sáez, se decide encargar la obra al escultor Ramón Murieras Mazorra, proponiendo como emplazamiento la zona denominada de “La Farola”, en la vertiente occidental del Cerro de Santa Catalina. Dos años después, el alcalde encarga a los arquitectos Enrique Álvarez Sala y Fernando Cavestany, un estudio de obras complementarias para la remodelación del entorno donde se iba a asentar el monumento, proyectándose una gran plaza delante de la escultura como zona de entrada, con un muro al fondo, con un altorrelieve, para ocultar el monumento, creando un efecto sorpresa; y otra posterior alrededor de la misma, a la que se accedía por medio de unas escaleras en descenso situadas a ambos extremos del muro. La escultura se orientaba mirando al mar y se asentaba sobre una plataforma circular de rocalla, de modo que pareciese surgir del Cantábrico . Ante la imposibilidad de ubicarla en el Cerro, por seguir siendo un espacio militarizado, se optó por la zona del Rinconín, siendo inaugurada oficialmente el 18 de septiembre de 1970, coincidiendo con el V Congreso Mundial de Sociedades Asturianas. La obra, alejada de los cánones habituales de la escultura conmemorativa al uso, fue incomprendida, criticada y denostada durante largo tiempo, al entender que, en modo alguno, simbolizaba la imagen que los emigrantes a ultramar guardaban de sus madres. En 1977, la Madre del Emigrante, tras sufrir un atentado que mutiló su parte inferior y los embates de una gran galerna que la inclinaron peligrosamente, fue retirada para su restauración (realizada por Francisco Macías), permaneciendo en los almacenes municipales, hasta los primeros años ochenta, pese a haberse barajado la posibilidad de emplazarla en los remodelados Jardines del Náutico en 1978. En esa misma fecha se instaló en el Campo Valdés la estatua del emperador Octavio Augusto, que fué muy bien acogida en la ciudad por su estética clásica, en contraposición a la modernidad que suponía la Madre del Emigrante. se decia maliciosamente que se había instalado en el Rinconín por no haberse encontrado otro punto más alejado del corazón de la ciudad. Fuente: La obra pública municipal en Gijón entre 1938 y 1978. Francisco Javier Granda Alvarez. Nota: El texto lo obtuve del blog Gijón en el recuerdo http://gijonenelrecuerdo.blogspot.com.es/2011/02/la-madre-del-emigrante.html
Photo

Palacio de Revillagigedo, Monumento a Don Pelayo y Puerto Deportivo

El Palacio de Revillagigedo o del Marqués de San Esteban del Mar está situado en la localidad asturiana de Gijón, en el barrio de Cimadevilla y plaza del Marqués de San Esteban, junto a la Colegiata de San Juan. Es una muestra notable de la arquitectura palaciega asturiana del siglo XVIII. En 1974 se declaró Bien de Interés Cultural y hoy en día, tras su rehabilitación, alberga junto con la capilla aneja el Centro Cultural Cajastur Palacio Revillagigedo. La fundación del edificio se debe a Carlos Miguel Ramírez de Jove, primer marqués de San Esteban del Mar de Natahoyo (título nobiliario otorgado por Felipe V el 20 de marzo de 1708), quien lo mandó construir en 1704 aprovechando la torre medieval de estilo gótico (siglo XV) preexistente. Es conocido como Palacio de Revillagigedo porque en la misma familia que lo construyó recayó posteriormente el título de Condes de Revillagigedo. La obra finalizó en 1721, y estuvo bajo la dirección de Francisco Menéndez Camina, quien también proyectó el Palacio de Camposagrado de Avilés. El edificio, de estilo barroco, está compuesto por dos torres almenadas de cuatro alturas, una más antigua (derecha según se mira la fachada) y la otra construida para mantener la simetría, y un cuerpo central de tres alturas que une las torres y que realza la fachada. Contrasta en el palacio la austeridad y solidez de las torres con la abundancia decorativa del centro. Esta parte está dividida en cinco calles, partiendo de la planta baja. En ella se encuentran los cinco arcos que conforman una galería porticada, cuyas columnas exteriores se prolongan por la fachada del edificio hacia el tejado y separan las calles. La central es ligeramente más ancha, y se articula con columnas jónicas en la planta baja, de orden compuesto en el primer piso y de tipo toscano en el segundo. Entre estas últimas se dispone el escudo, bajo una cornisa ligeramente curvada. El primer piso constituye la parte noble, con cinco ventanas con balconada. En el interior se abre un patio central de planta cuadrangular, organizado en torno a ocho columnas toscanas. El escudo heráldico de la fachada fue reconstruido por completo en 2004 tras una intensa investigación dirigida por el padre Patac. Este estudioso, tras el acuerdo con Cajastur investigó dentro de los catálogos de la Academia Asturiana de Heráldica y Genealogía y en el Archivo Histórico Nacional. Gracias también a un fotografía datada en 1860 en la que aparece el escudo se pudo crear una copia en arenisca. Fuente: Wikipedia. http://es.wikipedia.org/wiki/Palacio_de_Revillagigedo Nota: Al lado del Palacio está la Colegiata de San Juan Bautista de la que no hice fotos. (Se pueden encontrar imágenes en Google buscando con el texto "Colegiata de San Juan Bautista"). Monumento a Don Pelayo Esta escultura está dedicada a Don Pelayo, el primer rey astur, y fue realizada en 1.891 por el escultor gijonés José Mª López. Consta de una fuente de donde salen chorros de agua a través de varias bocas de león, sobre la que se apoya un pedestal de base cuadrada que tiene varias inscripciones en latín en homenaje a Don Pelayo, cuya figura se erige encima. También hay otra inscripción en el suelo, a los pies del monumento. La estatua en sí está realizada en bronce, y porta, levantando en una mano, la cruz de la victoria (símbolo que aparece en la bandera asturiana) y en la otra una espada desenvainada apoyada sobre el pedestal. La escultura tiene una corona sobre la cabeza, pues Pelayo fue el primer rey de los astures. Fuente del texto: Blog La Viajera http://lalaviajera.blogspot.com/2009/04/monumento-don-pelayo-gijon.html
Photo

Playa de San Lorenzo

Playa de San Lorenzo Longitud 1.500 m. a 1.800 m Ancho medio Variable (40 - 100 m.) Grado ocupación Muy Alta Grado urbanización Muy Alta Características específicas Tipo de playa Urbana Composición Sustrato arenoso Tipo arena Dorada Condiciones baño Oleaje Moderado a Fuerte Seguridad Equipo de vigilancia Sí Señalización de peligro Sí Policía local Sí Equipo salvamento Sí Accesibilidad Accesible a minusválidos Sí Tipo de acceso Fácil(Rodado, A Pie, Bús) Señalización de acceso Sí La playa de San Lorenzo (San Llorenzu en asturiano) está situada en pleno centro de Gijón, la ciudad costera más turística de Asturias. Está muy concurrida durante los meses estivales tanto por lugareños como por el alto número de visitantes. Se prolonga durante más de kilómetro y medio desde la escalera 0 "La Cantábrica", junto a la Iglesia de San Pedro hasta la escalera número 15 en la desembocadura del río Piles, no obstante continúa su recorrido hasta el Mayán de Tierra, durante 300 metros más en el área conocida como "El Rinconín", llegando a los 1,8 km. en la escalera 18. Sobre ella se encuentra el Paseo del Muro de San Lorenzo, uno de los principales lugares de paseo de la ciudad, sino el que más. La urbanización de la playa es notoria al encontrarse en pleno centro de la ciudad. Contenido Características y condiciones de baño Se caracteriza por una arena fina y dorada, y por unas aguas de buena calidad. El oleaje es moderado y en ocasiones fuerte y se distinguen 3 zonas de baño diferenciadas y vigiladas por salvamento: Escalerona (escalera 4), Centro (escaleras 7-8) y Piles (escalera 12), normalmente la zona de la escalerona es la que presenta mejores condiciones de oleaje para el baño. La gran amplitud de las mareas que se da en esta playa condiciona mucho su anchura, la cual es muy variable dependiendo del estado de la mar y de las corrientes. Servicios Su alta ocupación y su ubicación en pleno centro urbano garantizan todo tipo de servicios: Duchas,lavapiés, alquiler de tumbonas y hamacas, guardarropa, taquillas, aseos, fuentes de agua, etc. Cuenta con servicio de Salvamento desde principios de Mayo con servicio parcial los fines de semana y festivo y siendo ya permanente desde el 1 de Junio hasta el 30 de Septiembre en horario de 11:00 a 19:30 horas. La central de salvamento se encuentra instalada en la escalera número 12 y cuenta con servicio de megafonía e información con partes meteorológicos y del estado del mar cada hora. En el mismo edificio de servicios se encuentra una sede de la Policía Local. Tambien el equipo de salvamento dispone de 3 torres de vigilancia, instaladas en la playa. Estas torres se encuentran en las inmediaciones de la Escalera nº4, Escalera nº7 y Escalera nº12 También nos encontramos con dos oficinas turísticas, una de ellas junto a la escalera número 4 y otra junto a la número 15. Deportes La playa está preparada para el voley playa, con dos pistas en la escalera 15, y el fútbol playa se practica a la altura de la escalera 4 (conocida popularmente como La Escalerona) cuando la marea lo permite. Otros deportes marítimos como el surf, kayak de mar o windsurf también tienen lugar en la Playa de San Lorenzo. Reconocimientos En el verano del año 2010 se izó por primera vez la bandera "Ecoplayas" que fue conseguida de nuevo para la temporada 2011. También para el año 2011 se ha conseguido el reconocimiento "Q" de Calidad Turística. Fuente: Wikipedia. http://es.wikipedia.org/wiki/Playa_de_San_Lorenzo
Photo

Túnel Iluminado

Aunque esté iluminado, una vez lo encontré con las luces apagadas y tuve que pasarlo "tanteando" la pared (Opción bastante desagradable porque el túnel es ligeramente curvo y desde el inicio no se ve el final). Por ello recomiendo llevar algo de iluminación (luz en la bici, linterna o mismamente un teléfono móvil). No obstante, lo habitual es que las luces estén encendidas. Distancia aprox. 400 m.
Photo

Unión - Senda Río Piles (Por la Vía Verde de La Camocha y por La Camocha)

La ruta indicada en el track continua de frente. Si se gira a la dcha. por el puente de madera que se ve en la foto, se accede a otro tramo de la Senda del Río Piles que nos llevaría a La Camocha (si se gira pasados unos metros después de atravesar el puente hacia la dcha.) o a otro posible enlace por carretera con la misma senda que sigue el track (si se gira pasados unos metros después de atravesar el puente hacia la izda.)

6 comments

  • mvaldescaso May 2, 2014

    I have followed this trail  View more

    Buena ruta sencilla y cómoda de hacer. Lo único que no me gusta mucho el adoquinado del tramo final, pero ya por comodidad propia.

  • Photo of emichelariu

    emichelariu May 21, 2014

    I have followed this trail  View more

    No traffic.

  • Photo of revunager

    revunager Oct 25, 2014

    I have followed this trail  View more

    Muy buena ruta para llanear y descargar piernas. Ruta bonita,sin coches y con buenas vistas

  • odelucas Jan 8, 2015

    I have followed this trail  View more

    Buena ruta, para hacer unos cuantos kilómetros sin tráfico ni campo a través.
    Muy llana, excepto algunas rampas en la parte final (sobre todo la subida al Infanzón para enlazar con la senda litoral)

  • Photo of Chisparnoso

    Chisparnoso Jan 7, 2016

    I have followed this trail  View more

    Bonito paseo, muy buen entorno, aunque un poco transitado de mas en algunas zonas.

  • Photo of Alfredo_65

    Alfredo_65 Jul 29, 2018

    I have followed this trail  verified  View more

    Buena ruta para un día cualquiera

You can or this trail