korvux

Time  6 days one hour 57 minutes

Coordinates 1682

Uploaded November 1, 2018

Recorded November 2018

-
-
4,255 f
3,071 f
0
2.5
5.0
10.03 mi

Viewed 143 times, downloaded 2 times

near Pajares, Madrid (España)

Ruta muy sencilla de seguir, que parte de la fuente que hay a la entrada de Zarzalejo, pasa por el Collado Entrecabezas, nos bajamos en su gran parte por el GR-10, que nos lleva a San Lorenzo de El Escorial, pasando por la Silla de Felipe II dentro del Bosque de La Herrería.
Y, rodeamos el Monasterio, tomando un recomponedor café y volvemos bordeando la tapia de la Casita del Príncipe, ya de bajada de nuevo al Bosque de la Herrería, para coger la colada del camino del Chicharrón y por la Calzada Romana Antonina ó de Zarzalejo ya de vuelta.
e Madrid
collado de Entrecabezas o Portacho, a una altura de 1.284 metros.
poco después de pasarlo se coge una senda a la derecha
Historia (copiado de Wikipedia). Construcción similar a la Silla de Felipe II ladera arriba. La tradición señala que este era el lugar desde donde Felipe II vigilaba las obras del Monasterio de El Escorial, que se extendieron desde 1563 hasta 1584. Según esta propuesta, las plataformas escalonadas que aparecen sobre el canchal granítico, así como los cuatro asientos situados en la plataforma de la zona norte, fueron mandados labrar por el rey para facilitar su estancia y la de sus acompañantes. En abril de 1999 la profesora de la Universidad Autónoma de Madrid Alicia M. Canto hizo pública una nueva hipótesis, ampliada en 2005,1​4​5​ en la que sostiene que la Silla de Felipe II no fue construida en época de este rey y tampoco sirvió de mirador de las obras del monasterio, por lo lejano y rasante de la panorámica, así como por otros indicios. Según dicha hipótesis, pudo tratarse de un altar prerromano, en concreto vetón, posiblemente dedicado al Marte indígena y en el que probablemente se realizaban sacrificios rituales, generalmente de animales.6​ Esta teoría fue corroborada en 2015 al hallarse una figura antropomórfica y otros altares más pequeños en sus inmediaciones.
Historia Las motivaciones que llevaron a Felipe II (1556-1598) a construir el Monasterio de El Escorial fueron básicamente dos: por una parte el deseo de cumplir una promesa de construir un templo en acción de gracias por la victoria de la batalla de San Quintín contra los franceses, acaecida el 10 de agosto de 1557, día de San Lorenzo. En segundo lugar los deseos de su padre Carlos I (1500-1558) de España y V de Alemania que si bien en un primer momento había querido ser enterrado en la Capilla Real de la Catedral de Granada, a última hora cambió de idea y quiso ser enterrado junto con su esposa la emperatriz Isabel de Portugal en el Monasterio de Yuste (Cáceres) pero dejando no obstante la decisión final en manos de su hijo Felipe II. Éste decidirá que el monasterio deberá convertirse en el Panteón Real de la dinastía de los Austria comenzando por su padre. El lugar escogido para la construcción del monasterio fue una zona situada en la Sierra de Guadarrama que llevaba el nombre de Escorial, nombre que parece venir de las escorias (restos de fundición) que allí existían debido a las numerosas herrerías allí instaladas. En la actualidad el monasterio está regido por una congregación de monjes agustinos, pero desde su creación los encargados del Monasterio fueron los monjes jerónimos, orden muy ligada desde siempre a la monarquía española. No hay que olvidar que fueron monjes jerónimos los que acompañaron a Carlos I en Yuste. Estos hicieron su entrada en el monasterio del Escorial en el año 1571.
Las explanadas que recorren los lados norte y oeste del monasterio reciben el nombre de Lonjas. Pues bien bajo la lonja norte discurre un pasadizo o túnel subterráneo, aspecto muy desconocido llamado La Mina, y que servía para el transporte de personas y materiales en los fríos días de invierno desde las cercanas casas de los oficios situadas frente a la fachada norte y el zaguán del palacio, lo que permitía trabajar en días fríos al resguardo de las inclemencias del tiempo. Este paso subterráneo sería construido en tiempos del rey Carlos III (1759-1788) por fray Antonio de San José Pontones según un proyecto del conde de Montalvo.
Muy agradable paseo por senda asfaltada y siempre con suave pendiente negativa.
Este sendero es una variación de otra ruta anterior por la cual siguiendo el camino ancho se llegaba a la carretera, y por este sendero se evita llegando al mismo sitio

Comments

    You can or this trail