Moving time  6 hours 10 minutes

Time  10 hours 21 minutes

Coordinates 5176

Uploaded October 2, 2018

Recorded September 2018

-
-
2,716 f
301 f
0
4.8
9.5
19.04 mi

Viewed 745 times, downloaded 66 times

near Tagliaferro, Toscana (Italia)

Unos 30 km nos separan de la Piazza della Signoria, en el corazón de Florencia, donde encontramos la homónima fuente de Neptuno al igual que en Bolonia, dando por concluida la Via degli Dei. Dejamos atrás el B&B Elisir Toscana para, en bajada, llegar a la carretera regional 65 que cruzamos a la altura de la parada del autobús. Dejamos atrás Tagliaferro y poco a poco iremos subiendo hasta el Monte Senario. Primero, seguimos una cómoda pista carretera pasando por el lugar de Poderuzzo di Sopra. Poco después nos adentramos en el bosque y seguimos a través de un bonito tramo, siempre en subida, hasta llegar a un claro donde se encuentra Camporomano, que dejaremos a la izquierda volviendo a adentrarnos en el bosque. La continua subida nos llevará a otro claro hasta salir al alto del Buonsolazzo, donde si echamos la vista atrás, podemos ver a lo lejos el Castello del Trebbio por el que pasamos el día anterior. Subimos la carretera, la abadía de Buonsolazzo, en estado bastante ruinoso, queda a nuestra derecha. Dejaremos la carretera por un sendero en subida a la izquierda con un cartel bastante evidente de lo que nos espera "Superato il purgatoria ammirate il paradiso". El camino sube gradualmente entre castaños en un recorrido realmente bello, en el que como puntos singulares cruzamos un hito fronterizo del borgo San Lorenzo, así como un pequeño cruce de caminos donde nos recibe una cruz, la Porticciola di Croce di Melago. Nos queda acometer el tramo final de subido hasta llegar al monte Senario y el Santuario del mismo nombre, que en época estival, dispone de un bar. El santuario, bien merece una visita por tener una curiosa historia y ser de los más importantes de la Toscana. Además, en ese lugar podemos poner un bonito sello a nuestra credencial. Visitado el santuario descendemos un poco y cogemos un camino a la derecha que baja hacia Caselline, pasando por el cementerio de San Martino. Salimos de la zona de sombra y en el lugar llamado Fornacce cogemos una pista que nos lleva a la localidad de Croce di Sette Santi, donde dejamos la pista carretera para coger un sendero en la colina, y donde un letrero nos indica a hacernos un selfie con la ciudad de Florencia al fondo. Pasaremos por el lugar de Poggio Capanne para alcanzar la carretera donde se encuentra Vetta le Croci. Una buena opción en ese punto es seguir en dirección Olmo siguiendo la carretera abajo a la derecha, donde al poco encontramos la Pizzeria Le 4 Strade, buen lugar para hacer un descanso. Desde allí, hay que remontar el pequeño tramo de carretera y seguir el sendero que hemos dejado al otro lado de la carretera, bien indicado con la señalización. Desde allí, nos quedará la última subida del camino, la que nos llevará a Poggio Pratone. La subida, aunque en metros de desnivel no es excesiva, engaña bastante, ya que tienes tramos de bastante pendiente. El lugar de Poggio Pratone, con un centro emisor, un árbol donde podemos descansar a su sombra, y una piedra con una poesía, es un lugar de vistas magníficas. Desde allí, ya bajada será casi continua hacia Florencia. Seguimos durante un buen tramo primero una pista de tierra y después una zona asfaltada, pasando por la iglesia de San Michele a Muscoli, que dejamos a nuestra derecha. Poco después llegaremos al cartel de entrada al término municipal de la ciudad etrusca de Fiesole, encaramada en una colina y que hace de excelente mirador de la bonita Florencia. Para subir a la población, cogemos primero una carretera a la izquierda con importante desnive. Ojo, porque a la altura de un edificio que parece una iglesia y que al parecer alberga un pesebre, hay una doble señalización, ya que un cartel indica seguir a la izquierda hacia Florencia, mientras que nuestra opción, que es la recomendada, es la de seguir recto en dirección a Fiesole, ya que la población merece realmente no ser pasada de largo. Pasado un parque desde el que podemos admirar a nuestros pies el estadio Artemio Franchi, de la Fiorentina, tomamos la pequeña carretera que circunvala la población hasta dirigirnos al centro de la misma, en la Piazza Mino da Fiesole, donde está el ayuntamiento de la población. Luego, pasaremos delante del Seminario Vescovile y desde allí seguiremos ya siempre por asfalto por estrecha carretera en descenso suave en dirección a Florencia siguiendo la Via vecchia fiesolana. Entraremos propiamente en la ciudad por la Via Giovanni Bocaccio y luego siguiendo el torrente Mugnone para llegar a la Piazza delle Cure y más adelante a Piazza della Libertà. Desde allí, ya sólo queda dejarnos llevar hasta la impresionante catedral de Santa María del Fiore, primero, y luego a la bellísima Piazza della Signoria, donde acaba la Via degli Dei, y donde habremos hecho un de plaza a plaza desde Bolonia, a Florencia, conectando las dos estatuas de Neptuno de las plazas respectivas.

VIA DEGLI DEI:

La Via degli Dei (Vía de los Dioses), es una espectacular e histórica ruta senderista que a lo largo de 121 km une la capital de la Emilia Romagna, Bologna, con la capital de la Toscana, Firenze, cruzando los Apeninos. La ruta, que se desarrolla en un 80 % en zonas de montaña a través de senderos y caminos, comienza en la Piazza Maggiore de Bologna, en la fuente de Neptuno, y concluye en la bella Piazza della Signoria de la capital toscana, también en la fuente de Neptuno, recorre bosques centenarios de hayas y castaños, pasando, de ahí su nombre, por cimas de nombres dedicados a antiguas divinidades como el monte Adone o el monte Venere. La ruta, más allá de su belleza paisajística, es todo un baño de historia y arte de principio a fin, ya que nos permite recorrer ya en la primera etapa el pórtico de San Luca, el más largo del mundo, para ascender al santuario del mismo nombre que domina la ciudad de Bologna, además de recorrer en buena parte el antiguo trazado de calzada romana, en algunos tramos excelentemente conservado, de la Via Flaminia Militare. La Via degli Dei, además, transita por tramos de la llamada linea gótica, linea de fortificaciones defensivas que los alemanes organizaron durante el tramo final de la Segunda Guerra Mundial. En el recorrido, subiremos al panorámico Monte Adone y entre Le Croci y Madonna dei Fornelli dejaremos la Emilia Romagna para entrar en Toscana. En le Banditacce alcanzaremos el punto más alto de la ruta para descender a través de un magnífico hayedo hasta el histórico Paso della Futa, donde visitaremos el impresionante cementerio militar germánico, uno de los más importantes de Italia. Un magnífico tramo nos llevará a otro paso de historia inquietante, el Passo dell'osteria bruciata, para pasar luego a la cuenca del Mugello. Nos desviaremos para visitar el bonito pueblo de Sant'Agata, el centro del mundo como celebran sus lugareños y ya en el tramo final pasaremos por el Castillo de Trebbio, antigua residencia de los Medici, o la Abadía de Buonsollazzo. En la etapa final subiremos al Monte Senario y a su santuario, uno de los más importante de la región Toscana para seguir por la cresta hasta Poggio Pratone, en el que será la última y exigente subida de todo el recorrido. Desde allí, sólo quedará bajar hacia la bellísima ciudad de Florencia, previo paso por la bonita población de origen etrusco de Fiesole.

Comments

    You can or this trail