-
-
3,002 f
260 f
0
2.4
4.7
9.5 mi

Viewed 1867 times, downloaded 59 times

near Cuñaba, Asturias (España)

Urdon - Tresviso

La ruta parte desde Urdón, una cañada situada en pleno centro del Desfiladero de la Hermida, distando desde este lugar 17 kilómetros a Potes y 23 a Unquera. Sobre el río Urdón, que vierte sus limpias y cristalinas aguas al Deva, se levanta la Central Hidroeléctrica del mismo nombre. Junto a la carretera encontramos una vivienda, el antiguo molino y un puente, que sirven de entrada al camino que comienza.

La Central de Urdón recibe el agua que llega desde el Macizo Oriental de los Picos de Europa y que procede de los ríos Sobra, Valdediezma, de los Lobos y del Torno. A diez kilómetros del lugar se encuentra una pequeña cueva que embalsa el agua y lo canaliza por las laderas de la Sierra de Hoja (Bejes) y de Osina (La Hermida) hasta llegar, con un seis por ciento de desnivel, al lugar de Cuetodave. Unas tuberías de 300 metros de caída la introducen en las turbinas de la Central. El lugar donde se inicia el trayecto del agua hacia la Central se denomina la Cueva del Agua y los espeleólogos están buscando el itinerario de una impresionante sima que nace en el Macizo de Andara y que llega hasta este punto, en un increíble recorrido que, de confirmarse los indicios existentes y enlazar los dos puntos, la convertiría es una de las mayores simas del mundo.

La Central de Urdón fue construida por Hidroeléctrica Ibérica a comienzos de siglo. Las obras concluyeron en el año 1912. En el año 1952, y después de sufrir un aparatoso incendio, fue reconstruida de nuevo. Desde 1983 salen cuatro lineas de alta tensión de 132 kilovoltios que la unen con Arena de Cabrales y Siero (Asturias) y Puente San Miguel y Mataporquera (Cantabria). Otras lineas de 30 kilovoltios llevan la corriente eléctrica a la zona de Panes (Asturias).

Con el fin de iniciar la ruta pasamos por el camino que se encuentra a la derecha de la Central y cruzamos un puente para situarnos enseguida en el lugar denominado Las Ahileras, donde a la izquierda del camino se encuentran unos railes metálicos que descienden por la ladera. El viajero salva un desnivel aproximado de 830 metros hasta llegar a Tresviso, en una subida de cinco kilómetros y 800 metros.

El río aparece encajonado a nuestra derecha y en sus cristalinas aguas las truchas se mueven con gran libertad. En esta primera zona la vegetación de ribera está compuesta por sauces arbustivos y en los cortados del río aparecen los laureles, avellanos, tilos y ciruelos silvestres. La fauna de la ribera está compuesta por el mirlo acuático, la lavandera cascadeña y el desmán de los Pirineos.

Llegamos al lugar denominado Entrelospuentes donde dos puentes se encuentran a nuestro paso; el primero, de piedra y probablemente romano. Desde este punto dejamos el río a nuestra izquierda y pasamos por las Canalizas del Grezo. Al subir los primeros tornos o vueltas del camino nos encontramos con una higuera silvestre que parece querer escapar de la roca. En esta zona crecen grandes helechos, que son una reliquia subtropical, y dan paso a la encina, musgos, helechos y tiraña.. Entre la fauna destaca el colirrojo tizón, el escribano montesino, el pardillo, la lagartija roquera y la ibérica, así como el cernícalo común y el roquero solitario.

El camino continua y los primeros tornos fuertes nos hacen ver que estamos en la Canal de Cerrosa, junto a la antigua majada de pastores del Tombu Roblu, a la derecha de la senda y frente a Coseñores. Desde este último lugar bajaban los vecinos de Tresviso a Cerrosa. Después de pronunciadas curvas se llega a la Vargona, en una zona donde dejamos la senda sinuosa, cruzando al otro lado del camino, en tramos escalonados de pequeños tornecillos continuos. Al concluir la Vargona habremos andado alrededor de una hora, que será el mismo tiempo que nos llevará alcanzar los invernales de Prías, cercanos a Tresviso.

Desde Huezca, terminada la Vargona, veremos al fondo la Pica Mancondiu, del Macizo Oriental de Picos de Europa, entre la Pica las Torres y Samelar, así como, encajonado en la garganta, el río Urdón. Después de dos tornos llegamos a un llano donde se encuentra un poste del tendido eléctrico. Estamos en Ciabedo donde antiguamente existió un gran encinar y parada obligada del mineral que bajaba en caballerías desde el pueblo de Tresviso hasta este lugar para, posteriormente, ser transportado en carros tirados por bueyes hasta Urdón. Ciabedo y la Canal Cerrosa eran paradas obligadas de descanso para los vecinos de Tresviso y por eso las denominaban "las posás".

A partir de este punto los tornos serán más largos, pero no tan fuertes y pronunciados como los anteriores de la subida. Pasaremos por el lugar denominado El Catojo para llegar al Balcón de Pilatos, a 645 metros de altitud, una repisa a la izquierda del camino con una pared vertical que se descuelga hasta el cauce del río Urdón y que hará vibrar de emoción al viajero. Desde este punto también se contempla al otro lado del río, el monte y collado de Osina. A su izquierda, el pico de Cuetodave, donde a media ladera discurre el canal por donde las aguas que se han embalsado bajarán a la Central de Urdón.

En el Balcón de Pilatos cría una colonia de buitres leonados. Una vuelta más del camino y dejamos a nuestra izquierda un poste del tendido eléctrico que está inclinado. Estamos en el Cotero Cruz. Desde aquí se divisa la magnitud del camino de Tresviso. Llegamos poco después a los invernales de Prías, donde a la derecha del camino se encuentra el abrevadero y fuente del mismo nombre y, donde el viajero podrá beber agua y reponer fuerzas para el poco camino que nos queda hasta Tresviso. También podemos contemplar en el interior el abrevadero, sobre todo durante los meses de verano, los renacuajos de rana bermeja, el tritón palmeado y el tritón alpino.

Desde los invernales de Prías subimos por la canal del mismo nombre y daremos vista al pueblo de Tresviso (890 metros) después de haber partido desde Urdón (75 metros) en una ascensión impresionante y majestuosa. La travesía durará entre dos horas y dos horas y media. A llegar al pueblo veremos a la chova piquiroja, a la chova piquigualda y al roquero rojo sobrevolando los verdes prados.

Comments

    You can or this trail