Moving time  one hour one minute

Time  one hour 50 minutes

Coordinates 355

Uploaded February 2, 2019

Recorded February 2019

-
-
507 f
276 f
0
1.0
1.9
3.82 mi

Viewed 70 times, downloaded 5 times

near Bab Nouader, Tanger-Tetouan-Al Hoceima (Morocco)

Día perezoso y rezongón, sin planes de montaña ni bicicletas marineras, así que enfilé hacía donde me llevaran mis pies y arrastraran mi cuerpo cansino. Y dónde puede ser, si no camino de la Medina, por Mohamed V con desoficiados tomando café y guiris fotografiando al Ángel Exterminador, ese que está en el edificio de la Unión y el Fénix, ese que ya he advertido que algún día, atraído por pecados capitales y morrocotudos, se dejará vencer por la gravedad y se precipitará sobre el cráneo sacrílego de confiados pecadores. Ese día acudirán curiosos, arremolinados con exclamaciones de asombro, a ver las desorbitadas cuencas de los que fueron y ya no son. Por eso cuando vi a la guiri francesa debajo del Ángel, me estremecí, (tenía cara de pecadora) y me desvié de la trayectoria, porque mira que si ahora el Ángel se decide…y yo, inocente corderito soy sacrificado por el Inmortal.
Dejé al Ángel —en su sitio— y seguí hasta Baba Ruagh, pero mis pasos livianos me llevaron enseguida a salir por Bab Mkbar, dejar el bullicio, la prisa y entrar en el reposo y la quietud de los muertos, en donde el tiempo es el amo del cero. Allí unas cabritas comían yerbajos fúnebres, quizá, adivinando el final infeliz de su existencia. El cabrero, allí, sentado en una lápida asoleada silbaba para que no salieran del mundo de los muertos (hay muchos vivos con furgonetas en las proximidades) y arruinaran el sustento de sus días.
Y allí, en aquel remanso; me acordé de Saad Mesri (que estás enterrado y disfrutando de setenta y dos vírgenes y de Vega Sicilia de reserva y con un palco de honor para ver al Barça), y de allí, ensimismado con las vírgenes y demás placeres, me vinieron a sacar unos pájaros negros y merodeadores que se escondían en ciegos nubarrones. Salí por la puerta grande, es decir, triunfé, o sea, vivito y coleando del país de los que fueron.
Me dispuse a seguir haciendo ganas de comer, por lo tanto me dirigí hacía las FAR, pero después de un pequeño rodeo tiré otra vez para la Medina, en donde entré por Bab Saida para llegar a donde mis pasos me llevaran que no fue sino a tropezarme con Ángel Bermejo y acompañantes ceutíes (Pepe Vega y Javier –con doble perilla y sin vergüenza) que pretendían subir al Dersa.
Anda que te anda, me tropiezo con Alberto Gabarre y familia que estaba guirileando. a pesar de estar en un nivel pro. Qué quieres—me dice—, hoy es el primer día, no los voy a meter por ahí…
—Bien, quedamos en subir al Kelti, ¿Seguro?
—Claro, próximo desafío.
Bueno, ea, hasta luego, encantado y demás despedidas. Poco después, Javier Majadas ejerciendo de anfitrión con unos amigos de Madrid, ¿Los vas a llevar a los de los cueros?,—pregunto. El niño acompañante cuando se entera de que huele, que huele mal, a engendro de burra con chivo, hace señas de que él, no. Y yo, ahí los dejo, y ni corto ni perezoso, más bien con ganas de llegar a casa aligero el paso hasta salir por Bab Tut. Sigo, sigo y por último veo a Gerardo.
—A ver oh, qué estar a façer? Y dice
—Joder sesenta y cuatro años ya.
Claro, le digo, te acuerdas que cuando yo llegué me dijiste: Ostia, joder, que voy a cumplir sesenta años. ( Y yo me acuerdo de Camberete cuando decía bah, cualquier chiquino tiene cincuenta. Y hoy Camberete tiene más de ochenta y cualquier chiquino tiene sesenta)
—Cuídate, estás hecho un chaval.
Y yo me miro, claro que sí, ¿quién quiere ser un cadáver exquisito?
Photo

De entre los muertos

Photo

Muertos y cabras

Photo

Cabra respondona

Photo

¿Cielilto lindo?

Photo

Bab Saida

Photo

Medina

Photo

Techo de madera

Photo

Bab Tut y libro y iglesia

Photo

Gerardo

Comments

    You can or this trail