Time  9 hours 29 minutes

Coordinates 4289

Uploaded September 11, 2016

Recorded September 2016

-
-
4,718 f
3,005 f
0
7.3
15
29.39 mi

Viewed 1787 times, downloaded 28 times

near Teruel, Aragón (España)

Es la primera vez que me decido a dar una buena descripción de una ruta porque ciertamente es la primera vez que he hecho algo original siguiendo a partir de cierto punto mi intuición y lo que había estudiado previamente sobre plano. En este sentido, dado el interés de los espacios recorridos creo que merece la pena detallar y documentar los espacios atravesados, sobre todo en algunos puntos.

El caso es que hacía tiempo que me apetecía una buena machacada para ponerme a prueba, y ayer día 12 de septiembre realicé esta ruta increíble con múltiples transiciones en lo que se refiere a la topografía y la naturaleza atravesadas. Me faltó salir un poquito antes, hubiera bastado con salir a las 9 de la mañana para concluir la llegada a Teruel, pero al salir poco después de las 10 el sol empezó a ocultarse hacia las 8 tras las montañas y llamé en la Masada del Valle para que vinieran a buscarme desde casa. Tampoco pude concluir la última parte del recorrido porque de momento no tengo GPS y tiro de la app del móvil. Total, que queda pendiente para futuras ocasiones el reto de acabar la ruta haciéndola circular.

Como decía, verdaderamente da la sensación de que uno pasa por regiones diferentes y muy alejadas entre sí, cuando en realidad todo se mueve dentro de un ratio de 25-30 kilómetros a la redonda de nuestra pequeña y hermosa ciudad. Ese es, al fin y al cabo, uno de los privilegios de nuestra tierra, sus contrastes y su riqueza natural, de ahí que merezca la pena esforzarse en conocerlo y disfrutarlo todo lo posible. ;D Al ir caminando da mucho más tiempo a interiorizar los paisajes que nos van rodeando a lo largo de la ruta, de ahí que la variabilidad del territorio se deje notar de manera tan acusada y tan intensa para los sentidos.

El trayecto desde mi salida en San León pasando por el Camino de Santa Bárbara hasta la Baronía de Escriche es un buen modo de entrar en materia, si es que se quiere completar toda la ruta al completo. Hasta aquí, lo mismo el trocito hasta Corbalán, no cuento nada nuevo: se trata del PRTE8 de Teruel a la Baronía que allí enlaza con el PRTE34 hasta Corbalán, una ruta que está bastante bien especificada en la magnífica página web de la comarca Comunidad de Teruel, concretamente en su sección Ándatela, que recomiendo a los que quieran ir explorando algunos de sus rincones (ruta en concreto aquí: http://www.turismocomarcateruel.com/contenidos/es/0/1/1/7/10/660/ruta-de-la-barona-de-escriche-teruel-corbaln.html). De hecho, esta ruta propone salir del aparcamiento de Los Planos, con lo cual te ahorras de salida cuatro kilómetros del Camino de Santa Bárbara, pero como decía, y a pesar de que desde Teruel a la Baronía subimos desde los 915 metros a poco más de los 1300 metros se hace de manera muy progresiva y casi imperceptible, quitando alguna subida más exigente. En este sentido, considero que llegar a la Baronía es algo apto para cualquier persona con un estado de forma medianamente aceptable y acostumbrada a caminar. Vaya, que es una ruta muy agradable y llevadera, quitando eso sí los trozos que hay que ir sobre asfalto (km. 20 y hasta la Baronía prácticamente, que está en el km 23 de la ruta) en la aproximación a la Baronía (se hace pesado), donde recomiendo coger en la medida de lo posible y mientras los hay los senderos de pastoreo que corrigen en línea recta la carretera, más curvada. Parece que no a simple vista por la mayor exigencia de desnivel pero se sufre menos que por carretera y haciendo las eses marcadas por ésta. Yo aproveché para almorzar en las mesas de la Fuente de Carrasco, luego ya es más complicado encontrar un lugar tan apto, lo digo como aviso para navegantes.

Por tanto, no cuento mucho más de la llegada hasta la Baronía, porque es un camino y un entorno bastante bien conocido por los andarines turolenses. Tan sólo decir para los que aún no lo conocen que merece mucho la pena acercarse, por lo bucólico del lugar, tanto que puede llegar a dar la impresión de estarse solo en el mundo, cuando se camina en soledad como fue mi caso. Incluso hay gente a la que he oido que le produce cierta inquietud el entorno, cosa que no es mi caso, algo que quizás tenga que ver con la leyenda de la supuesta fiera que habitó la región y que hizo la vida imposible de sus gentes. Para los que conocen cómo era la Baronía previa al estropicio llevado a cabo por la administración en el entorno decirles que no les atrapará tanto como lo hubiera hecho si hubieran pasado por allí hace sólo una década. Merece la pena aquí un poco de historia, para los que puedan estar interesados en conocer un poco mejor el territorio, porque nunca olvidemos que el senderismo siempre debería ir asociado al cultivo del amor por la tierra y al descubrimiento de nuestro entorno (los no interesados en temas políticos de actualidad e históricos pueden saltarse los dos siguientes párrafos).

La Baronía en sí es interesante porque es reflejo del modo en que se llevó a cabo o se articuló la conquista y colonización de los territorios de la Extremadura aragonesa en los finales del siglo XII y principios del XIII, favoreciendo a la nobleza servidora de los reyes empeñados en ampliar sus posesiones hacia al sur a costa de las taifas musulmanas. El primer barón de Escriche, Pascual Sánchez-Muñoz, cuyo padre habría participado en la conquista de Teruel y sus alrededores y, también, en la fundación de la villa, de ahí que le fueran concedidos los 31 km2 que componían la Baronía. Conceder estos señoríos también era un modo de consolidar las conquistas, imposible si los privados no ponían de su parte sus propios medios para ello. La zona de la Baronía estaba dominada de cerca por una fortificación musulmana, de modo que Pascual Sánchez-Muñoz se tuvo que emplear a fondo para hacer valer sus recién adquiridos derechos, lo cual solía ir acompañado por el repoblamiento de las tierras con gentes cristianas venidas del norte en condiciones de explotarla y, normalmente, por la expulsión de las pequeñas poblaciones musulmanas. En este sentido, tanto el mencionado Pascual como su hijo primogénito y su nieto serían los primeros justicias de Teruel. De hecho, a esta misma familia pertenecería el papa Clemente VIII, Gil Sánchez-Muñoz, sucesor del Papa Luna. La cosa es que con diferentes vicisitudes y enlaces matrimoniales la vida de la villa y municipio de Escriche (todos los territorios y pobladores integrados en su término) seguiría hasta los años 70 del siglo X, cuando quedó definitivamente despoblada e integrada en el término y municipio de Corbalán. Basta decir que a principios del siglo XX contaba con hasta 130 pobladores, aún a pesar de las dificultades del terreno que forzaban a un poblamiento extensivo de masías separadas por dos o más kilómetros, algo que se podrá apreciar a lo largo del camino de aproximación a la Casa Grande de la Baronía. De hecho, da la sensación que la Masía Casa Baja (km. 19,5 aprox.) debe estar habitada, al menos estacionalmente, porque había un coche y estaba reformada. Justamente, y como curiosidad, llegando allá (km. 17 y medio y a 1235 metros de altitud) podemos contemplar a lo lejos (calculo que a unos 15-20 kilómetros a vuelo de pájaro los Llanos de Caudé, que reconoceréis por el brillo de los aviones apiñados; la vega del Guadalaviar; el Mansueto y el poligono de la La Paz).

Bien, ¿y qué es lo que ha pasado con la Baronía? Pues básicamente que siendo uno de los símbolos históricos, culturales y paisajisticos más valiosos de los turolenses meridionales (y, por tanto, que debería seguir siendo en todo momento patrimonio exclusivamente público restaurado con fidelidad, explicado y promovido dentro del turismo responsable y dado a conocer en las escuelas), ha sido destrozado y "vendido" a intereses privados para la realización de un hotel de lujo (a veces dicen "de calidad") con una "zona deportiva y natural integrada", que es lo mismo que decir destrozar el valle. Y digo destrozar el valle porque la Casa Grande de la Baronía ya lo ha sido, y el impacto paisajístico de la construcción del nuevo edificio anexo y la destrucción del viejo es evidente, tanto que duele a la vista ver cómo se ha destruido una fachada única del renacimiento aragónes, de la cual tan sólo han conservado el portón (véanse mis fotos y búsquese las de antes de la escarda). Terrible. Siete millones de euros tirados a la basura después de años de desidia y abandono, en que ya de por sí se perdieron parte de las hermosas pinturas murales del edificio (que ahora han sido arrancadas y descontextualizadas en el Museo Provincial, en lugar de llevar a cabo una intervención sobre el terreno, con los buenos expertos de que disponemos), y ahora resulta que hacen falta siete más, o eso se nos contó hace no muchos años, cuando se paralizaron los trabajos que debían llevar a lo que se llama "revitalización turística de la zona", que es lo mismo que decir que la disfrutarán los que tenga las perras para pagar ese futuro "hotel de calidad". Cuento todo esto por eso mismo que decía, porque no se trata de andar por andar, sino de descubrir nuestro patrimonio, aprender a quererlo y defenderlo, y estas cosas hay que denunciarlas siendo conscientes de ellas, de que los atentados contra nuestra historia, nuestra identidad y patrimonio son constantes y mucho más fáciles en un tierra pobre, aislada y envejecida como la nuestra. Vale la pena decir para acabar que múltiples expertos en bellas artes, arquitectura, paisaje, territorio e historia del arte de Aragón firmaron una carta destinada a la Diputación Provincial de Teruel, pidiendo que no se iniciara aquel proyecto demencial, documento que debieron pasarse por el arco del triunfo, naturalmente.

Volvemos pues a la descripción de la ruta, es justo ahora cuando con unos cuantos kilómetros en las piernas comienza el primer tramo más duro que habremos de salvar, el cual se nota en las piernas por lo empinado y estrecho del sendero, que no obstante es extremadamente bello y ofrece unas vistas inmejorables de todo el valle. Justo al culminar en una zona cerca al Alto de las Tres Cruces (1452 metros) alcanzaremos el punto más alto de la ruta, a 1432 metros, que es el mirador habilitado por la Comarca para contemplar el valle y lo que queda del conjunto arquitectónico de la Baronía. A partir de ahí descendemos suavemente por un bonito camino entre pinares hasta Corbalán, a donde nos aproximaremos ya a pleno sol y tras cruzar la carretera nueva de Cedrillas y la vieja.

Muchos ya conoceréis Corbalán, un pueblo pequeñito de poco menos de cien habitantes con alguna casa señorial francamente interesante, como la que hay haciendo esquina en la plaza Serafín Navarrete, la misma donde se encuentra la iglesia de San Pedro. Para los amantes del turismo rural, entre los cuales me incluyo, está la casa Un sueño en la Baronía, que cuenta con muy buenas críticas. De camino a la plaza de la iglesia, entrando en el pueblo, pasamos justo por la puerta de ésta, por si alguien prefiriera o pudiera hacer la ruta en dos etapas, máxime teniendo en cuenta que al llegar a Corbalán ya se acumulan en las piernas prácticamente 29 kilómetros. Lo que sí es conveniente para los que no traigáis comida es parar a hacer un repostaje en el Bar los Olmos, que he marcado y fotografiado en la ruta. El trato de los patrones es fantástico, y si tenéis buen tiempo dispone de una terraza chulísima con buenas vistas hacia el este, así que podréis relajaros y disfrutar de una buena comida. Yo me puse entre pecho y espalda un plato combinado con tres chuletas de cordero, huevos, y ensalada, culminando con el café, perfecto para seguir adelante.

Aquí empieza la desde el punto de vista natural y orográfico es la parte más interesante de esta ruta, tanto que incluso recomendaría que aquellos que no tengan tiempo ni ganas hicieran exclusivamente el pasaje que va de Corbalán a Cuevas Labradas (descendente), o a la inversa (ascendente), de unos 12 kilómetros de longitud. Por el nivel de dificultad y exigencia creo que ya da bastante trabajo de por sí. Increíble, de veras, merece muchísimo la pena. Eso sí, imposible de realizar con perros, personas mayores o niños, y en caso de que se lleve a estos últimos recomendaría el casco. Sólo tiene un momento de dificultad que puede ser insalvable para estos colectivos, pero suficiente como para ser cautos. Quizás con ayuda de dos adultos se pueda salvar el escollo, pero en cualqueir caso recomendaría el casco para los pequeños. Pero vamos por partes. Al salir de Corbalán tomamos el sendero local del Barranco de la Hoz, conveniente marcado con líneas paralelas verdiblancas, yo tuve que dar un pequeño rodeo porque estaba haciendo algunas probatinas, pero podéis y debéis ahorrároslo. De camino pasaréis por la ermita de San Antonio, interesante ejempo de arquitectura aragonesa. Una vez os aproximéis al barranco, en lugar de subir al mirador adentraros en el interior (kilómetro 33,5) y adelante. Evitadlo, eso sí, en días de lluvia, porque como pronto percibiréis por la configuración del terreno y los cantos se trata de una cañonera por la que baja el agua en caso de precipitaciones intensas, y caso de que se dieran podríais tener un problema. A partir de aquí a disfrutar. El camino es exigente, pero de una belleza inmensa. Hay que estar atento siempre a dónde se pisa, buscar los mejores pasos entre piedras y a veces entre zarzales, pero en general está bastante bien, salvo en el km 34,3, donde nos encontraremos con una pared escarpada de aproximadamente tres metros que hay que bajar haciendo virguerías, pero que con paciencia y haciendo lo adecuado se supera sin mayores problemas. Yo recomiendo dejar caer las mochilas abajo o ponérselas en el pecho, caso de que no pesen demasiado, para poder equilibrarse bien al caer. Veréis que hay como un pequeño escalón un poquito más abajo en la pared, pues bien, yo os recomiendo sentaros ahí y con un pequeño impulso cuidadoso caer lo mejor posible sobre una piedra que hay justo debajo. Ya lo veréis, a veces aquí la intuición es lo que más vale. Yo pasé sin mayores dificultades ni problemas para mi integridad física, así que os diría que no os asustéis (podéis ver la foto a cierta distancia, tampoco sé si os permitirá apreciar del todo la dificultad). Pero sin lugar a dudas, uno de los atractivos añadidos es la posibilidad de contemplar gran cantidad de fauna salvaje, desde cabras montesas hasta lechuzas, pasando por perdices y otras aves. En mi caso fue muy bonito porque disfruté durante muchos kilómetros de la compañía de una manada de entre 8 y 10 cabras, con cría incluida, que avanzaban por los riscos y las laderas paralelas al cañón e iban parando para esperarme, volviendo a avanzar cuando me aproximaba. Incluso alguna vez me encontré alguna en medio del camino que inmediatamente volvía a lugares más seguros por encima de mi cabeza. Ya sabéis que en los últimos años la cabra montesa ha llegado a lugares en los que hacía muchos años -seguramente siglos- donde no había estado presente, a pesar de tratarse de una especie europea muy común a lo largo y ancho del continente, y este es el caso de Teruel, en parte por la despoblación, la recuperación del bosque y la disminución de la ganadería, así como el control de la caza furtiva. Mi padre, cuya madre era de Cuevas Labradas y por tanto pasaba muchas épocas en el pueblo, se sorprendió por la presencia de cabras en la zona, algo desconocido cuando era joven. También pude ver con toda claridad y a apenas cinco metros de mí una lechuza adulta que no pude fotografiar por la sorpresa que me generó el gran ruido que hizo al salir del árbol que tenía justo enfrente y comenzar a batir las alas. Sencillamente desapareció en el siguiente recodo del barranco, pero fue una experiencia increíble. Y después algún grupo de perdices también pude ver correteando y alzando el vuelo poco después.

Siguiendo por el mismo barranco -tampoco hay más opciones- desembocaréis en otro barranco, el del Chorrillo, que ha debido ser utilizado en alguna marcha o carrera de montaña porque estaba señalizado con flechas y cintas de Ibercaja. Al llegar aquí, cosa que notaréis claramente, se trata de coger la vertiende de la izquierda, para seguir descendiendo ahora ya hasta Cuevas Labradas. El nuevo cañón es tan bonito e impresionante como el anterior, con formaciones cársticas en el lecho que son ciertamente increibles y que ofrecen pasos fantásticos. Para mí una experiencia preciosa, de verdad. Al salir por fin del barranco estaréis ya en el kilómetro 38, y a partir de ahí se trata de seguir el camino de en medio o el de la derecha, de los tres que veréis en la toma de agua (pequeño edificio blanco), los cuales os conducirán directamente a la Rambla de Cuevas que da a parar directamente al río Alfambra. Así, llegaréis a Cuevas Labradas, pueblo que atravesaremos hasta llegar a la salida. Ahí, una vez crucemos el puente sobre el río Alfambra a mano izquierda encontraréis la senda fluvial del río homónimo, y a partir de ahí enfilamos en dirección a Teruel para culminar nuestro periplo. Pasaremos por las afueras de Villalba y de Tortajada, hasta llegar a la Masada del Valle, que es donde concluí yo mi camino. En caso de querer continuar hasta Teruel hablamos de unos 8-10 kilómetros más, aproximadamente, dependiendo de qué camino cojamos. Una opción sería encaminarse por Los Baños, subiendo hasta Las Viñas, incluso seguir la senda del Alfambra hasta la cárcel, o también optar por la Vía Verde, que se coge justo paralela a la carretera Teruel-Alcañiz en la misma Masada del Valle, desde ahí y por Santa Bárbara podemos llegar sin problemas a San León y al Carrel. A ver si en un futuro no muy lejano, y quizás ya más hacia el invierno, por buscar otros matices, consigo completar la ruta circular.

Se dispone de fuentes a lo largo de todo el camino, prácticamente, habiendo un buen trecho sin puntos de agua -al menos que yo sepa- entre la Fuente Carrasco y Corbalán. Todos los pueblos del camino cuentan con fuentes y bares (en Tortajada no estoy seguro). En Cuevas Labradas mismamente podéis disfrutar también del bar del pueblo con vistas a la Iglesia de San Juan Evangelista y a la plaza que antiguamente ubicaba el viejo olmo, ya por desgracia desaparecido tras muchos años muerto. En cualquier caso, es necesario ir bien provistos de agua, al menos de dos litros por persona en el tramo que va de Teruel a Corbalán, a pesar de que se puede repostar en las primeras etapas. Dos litros son suficiente para llegar bien a Corbalán, a partir de ahí se puede recargar en la fuente de la plaza Serafín Navarrete, que tiene un agua bastante buena, o al menos así me lo pareció a mí.

Califico la ruta de difícil por la distancia y por el tramo de los barrancos, pero nada que no esté al alcance de alguien acostumbrado a caminar por la montaña y en buen estado de forma. A partir de ahí todo está en disfrutar, respetar el entorno y conocer nuestra tierra y patrimonio, que es la mejor garantía que tenemos de cara a defenderla de las agresiones internas que sufre tan a menudo, desgraciadamente, y una buena manera de cultivarnos y mejorar en lo personal.
panorama

Teruel desde Santa Bárbara

Teruel desde Santa Bárbara
panorama

Pinares Fuente Cerrada

Pinares Fuente Cerrada
Bridge

Antiguo puente minero vía Ojos Negros-Sagunto

Antiguo puente minero vía Ojos Negros-Sagunto
panorama

Panorámica

Panorámica
panorama

Campos cereal

Campos cereal
Photo

Paisaje bajada

Paisaje bajada
panorama

Paisaje Llanos Caude

Paisaje Llanos Caude
Photo

Masada

Masada
Photo

Masada

Masada
panorama

Peirón y Masada Casa Baja

Peirón y Masada Casa Baja
Photo

Marcador camino PRTE8

Marcador camino PRTE8
Photo

Masía Casa Baja

Masía Casa Baja
Ruins

Masada derruida

Masada derruida
panorama

Campos segados

Campos segados
Photo

Atajo pastoreo

Atajo pastoreo
panorama

Rocas

Rocas
panorama

Cortado

Cortado
panorama

Baronía de Escriche

Baronía de Escriche
Ruins

Baronía de Escriche

Baronía de Escriche
Ruins

Paridera Baronía de Escriche

Paridera Baronía de Escriche
Photo

Especulación con el patrimonio público y el territorio

Especulación con el patrimonio público y el territorio
panorama

Cementerio Baronía

Cementerio Baronía
Ruins

Casa Grande Baronía destruida

Casa Grande Baronía destruida
panorama

Vacas pastando

Vacas pastando
Photo

Engendro de hotel promovido por poderes públicos

Engendro de hotel promovido por poderes públicos
Photo

Lo que queda de la puerta Casa Grande

Lo que queda de la puerta Casa Grande
Ruins

Capilla Baronía de Escriche

Capilla Baronía de Escriche
Tree

Olmo muerto Baronía de Escriche

Olmo muerto Baronía de Escriche
Ruins

Baronía

Baronía
panorama

Baronía de Escriche

Baronía de Escriche
Photo

Ascensión a punto más alto ruta

Ascensión a punto más alto ruta
panorama

Panorámica valle y Baronía

Panorámica valle y Baronía
panorama

Valle y Baronía

Valle y Baronía
panorama

Mirador Baronía de Escriche

Mirador Baronía de Escriche
Photo

Senda entre pinares

Senda entre pinares
Photo

Senda entre pinares

Senda entre pinares
Photo

Senda entre pinares final

Senda entre pinares final
Photo

Paridera

Paridera
Photo

Carretera Cedrillas

Carretera Cedrillas
Photo

Carretera de Cedrillas vieja

Carretera de Cedrillas vieja
panorama

Corbalán

Corbalán
panorama

Corbalán

Corbalán
Refuge

Turismo rural: un sueño en la Baronía

Turismo rural: un sueño en la Baronía
Sacred architecture

Iglesia Corbalán

Iglesia Corbalán
Photo

Plaza Serafín Navarrete Corbalán

Plaza Serafín Navarrete Corbalán
Provisioning

Bar Los Olmos Corbalán

Bar Los Olmos Corbalán
panorama

Paisaje Corbalán con ermita

Paisaje Corbalán con ermita
Sacred architecture

Ermita de San Antonio

Ermita de San Antonio
Photo

Sendero Barranco de la Hoz

Sendero Barranco de la Hoz
Photo

Sendero Barranco de la Hoz

Sendero Barranco de la Hoz
Photo

Sendero Barranco de la Hoz

Sendero Barranco de la Hoz
Photo

Sendero Barranco de la Hoz

Sendero Barranco de la Hoz
Photo

Senda Barranco de la Hoz

Senda Barranco de la Hoz
Risk

Paso complicado de bajada

Paso complicado de bajada
panorama

Cabra montesa

Cabra montesa
panorama

Sendero Barranco de la Hoz

Sendero Barranco de la Hoz
panorama

Sendero Barranco de la Hoz

Sendero Barranco de la Hoz
panorama

Sendero Barranco de la Hoz

Sendero Barranco de la Hoz
panorama

Senda en el barranco

Senda en el barranco
Photo

Pata de cabra

Pata de cabra
Photo

Cabra

Cabra
Photo

Cabra

Cabra
panorama

Salida del barranco

Salida del barranco
panorama

Rambla Cuevas Labradas

Rambla Cuevas Labradas
panorama

Cuevas Labradas

Cuevas Labradas
Photo

Cuevas Labradas

Photo

Cuevas Labradas

Cuevas Labradas
River

Vega del Alfambra

Vega del Alfambra
River

Río Alfambra

Río Alfambra
Photo

Choperas de la Vega del Alfambra

Choperas de la Vega del Alfambra
Photo

Villalba Baja

Villalba Baja
Photo

Tortajada

Tortajada

Comments

    You can or this trail