Time  4 hours 50 minutes

Coordinates 1015

Uploaded April 17, 2015

Recorded April 2015

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
2,686 f
135 f
0
1.1
2.1
4.24 mi

Viewed 3709 times, downloaded 78 times

near Masca, Canarias (España)

Acceso: Llegamos al mirador Cruz de Gilda próximo al km 15 de la carretera TF 436 que une Santiago del Teide con Buenavista del Norte pasando por Masca. Estacionamos próximos al mirador.

Esta caminata discurre dentro del término municipal de Buenavista del Norte, por la cuenca del barranco de Juan López en la vertiente occidental del macizo de Teno, este constituye una de las primeras manifestaciones de volcanismo en la isla de Tenerife, llegando a datarse materiales de más de 7 Ma.
Los macizos antiguos presentan relieves abruptos caracterizados por la presencia de un intenso abarrancamiento, con valles de perfil transversal en V e interfluvios en cuchillo, que originan unas agudas cresterías.
Las costas presentan importantes acantilados con elevación oscila entre los 200 y los 500 m. en ellos nidifican un número importante de aves marinas y rapaces. Sólo aparecen playas en la desembocadura de algunos barrancos, sobre todo en la zona occidental (Barranco Seco, de Masca, de Juan López). Estas se originan por el depósito de materiales aportados por los barrancos, complementado por un aporte de arena y derrubios generados por la acción erosiva y de transporte del mar.
El barranco de Juan López esta encajado de la vertiente occidental de Teno, parte de la alineación montañosa Gala-Baracán hasta el mar, dispuesto de forma paralela al barranco de Masca y al barranco de Carrizales siguiendo una alineación NE-SW.
Presenta un perfil longitudinal empinado con encajamiento muy pronunciado aguas arriba de la desembocadura, de altas paredes escarpadas. El perfile transversal en el cauce medio muestra las características de cañón. Este cauce encajado, profundo, con cambios de dirección, sinuoso recorrido muestra apilamientos de coladas basálticas en su inmensa mayoría, con almagres, roques, números diques la mayor parte de composición basáltica y arcos naturales, constituye un paisaje con alto grado de naturalidad, exentos de la influencia humana. Termina en amplia cabecera con una zona de terrenos de cultivos, en la actualidad abandonada y colonizada por retamas y tabaibas, en los alrededores de las casas de Juan López también en estado de abandono, por debajo de la carretera TF 436.
El clima no está afectado por el régimen de los vientos alisios, al quedar orientado al suroeste, lo que resta humedad. Dentro del barranco oscila notablemente por la diferencia de altitud, y cambios de dirección originando una gran cantidad de situaciones microclimáticas que influirán en la aparición de la vegetación así como de especies en principio no esperadas a determinadas altitudes.
La vegetación que veremos a lo largo de la caminata está compuesta por matorral formado por, inciensos, cornical, retama blanca, tabaiba majorera, tabaiba dulce, verodes, ajinajo, corazoncillo, cañaheja, magarza, salvia morisca, amapolas, cabezón, cardoncillo, jaras, chajorras de Teno, pencas de diferentes tipos como, cardones, piteras, cerrajones, cardos, tederas, tasaigo, mato risco, corona de la reina , la amargosa, vinagreras, leña buena, balos, lechuga de puerco, lechuguilla de Teno, la palomina, etc.
Diversas clases de aeonium como, los aeonium mascaense, aeonium haworthii, bejeque de Masca (Aeonium pseudourbicum) , pasteles de risco (grenovia aurea), en las grietas de los riscos más húmedos podemos observar comunidades de las uvas de guanche (Monantes laxiflora).

La Rutas.- Es solo en sentido de ida. No es sendero homologado y no encontraremos ninguna señal con la excepción de mojones orientativos. A partir de la segunda casa el camino va por la loma de la vertiente sur del barranco, evitando el cauce, hasta llegar al barranco del retamar, desde ahí hasta la playa se va por el cauce.
WP 01 La iniciamos en el Mirador de Cruz de Gilda (aparece también como Cruz de Hilda). En este punto parte el sendero PR TF 59 en dirección Las Portelas y el sendero que lleva a La Fortaleza de Masca. Estamos en una cota de 818 m y caminamos por la carretera TF 456 en dirección Carrizales un tramo de 700 m. aprox., llaneando.
WP 02 Giro a la izquierda empieza el descenso tenemos frente a nosotros la cuenca del barranco de Juan López y a cada lado del inicio de esta cuenca destacan dos roques a la derecha el Roque de los Carrizales y a la izquierda el Roque de Juan López. Caminamos por una pista de tierra que cruza el barranco de Segrero y llega próximo al barranco de La Cruz ambos tributarios de barranco de Juan López, hace un giro a la derecha para cruzar de nuevo el mismo barranco de Segrero, por la izquierda veremos los restos de un horno.
WP 03 Nos desviamos a la izquierda de la pista un pequeño tramo para visitar la casa de Juan López, con varias palmeras. Volvemos a la pista.
WP 04 Giro a la izquierda por sendero. De frente continua la pista y el camino que lleva a la Somada de Juan López donde hay dos viviendas, por esa vertiente avistamos el Roque de Catorce Reales.
WP 05 Segunda casa junto al cauce del barranco Juan López, hay que rodear la casa por la derecha y lo más rápido posible pues tienen colmenas, el que suscribe se llevó un recuerdo de una de esas abejas. El tramo que rodea la casa y cruza el cauce está invadido por la hierba.
A partir de este punto el sendero va por la falda de la vertiente sur del barranco cruzando la zona del Veguero, varios barranquillos, La Mancha de Pedro, mancha de Los Cardos y llega a Los Pedrones en esa zona divisamos el barranco El Retamar y la imponente figura del Roque de La Fortaleza de Masca.
WP 06 Collado en Los Pedrones, hay un pequeño corral de piedras, enfrente tenemos la cima de El Picón que bordeamos por el norte.
WP 07 Mirador natural. Enfrente los roques de los Catorce Reales. A partir de este punto el barranco se estrecha formando un cañón. Nuestro camino va a pasar por una zona de desfiladero y empieza un descenso más pronunciado.
WP 08 Mirador natural en Las Palmitas Machos a continuación cruzamos por el Anden de Ermo por una zona puy escarpada.
WP 09 Mirador en un recodo del barranco. Avistamos un arco en la ladera izquierda. Enfrente por la divisoria contemplamos los riscos de La Barbita y el Andén de Arguayo. Cruzamos la zona de En Medio y Bescaino.
WP 10 Pasamos por una puerta de una pared de piedra y a continuación la pared ofrece diferentes tonalidades con franjas ocres rojizas o negras.
WP 11 Hemos llegado al cauce del Barranco El Retamar tributario de Juan López. A este punto llega muy encajonado, nos incorporamos a su cauce hacia la derecha entre pedruscos de gran tamaño.
WP 12 Hemos llegado al cauce del Barranco Juan López continuamos descendiendo por el entre grandes piedras en dirección a la playa.
WP 13 Pasamos junto a un arco de piedra.
WP 14 Varias pozas con agua encontraremos por esta zona.
WP 15 Avistamos el mar.
WP 16 Desembocadura del barranco.
WP 17 Playa de Juan López. Dos imponentes riscos la franquean El Morro Benipe y el Morro de Los Barqueros a sus pies los escombros de los desprendimientos de esas paredes. En el extremo sur de la playa varios roques también fruto de los desprendimientos y frente a la playa una baja.

En total hemos caminado 6,8 km hemos caminado a una media en movimiento de 2,6 km/h y hemos tardado unas 5 horas aprox. Ascenso total 46 m. Descenso Total 822. Grado de dificultad: DIFICIL. Esta caminata se ha complementado con un regreso en barco desde la playa hasta el Puerto de Los Gigantes, utilizando los servicios de Masca Express contratados previamente. http://www.trekkingmasca.com/
Para subir al barco hemos protegido nuestras pertenencias en bolsas de plástico y nadado hasta el barco unos 40 metros. La caminata se realiza a partir de las casas de Juan López por la falda sur del barranco de Juan López hasta la confluencia con el Barranco del Retamar a partir de ese punto se va por el cauce, hay tramos del camino invadidos por la hierba, otros desaparecidos, es un camino poco transitado, la única ayuda son mojones de piedras que nos orientan. El tramo del cauce se hace entre grandes piedras pero no hay que trepar.
Por último quiero agradecer públicamente a Carlos Antolin Carruesco mi compañero de ruta, su colaboración imprescindible para esta aventura.
Iniciamos la caminata en el Mirador de Cruz de Gilda (aparece también como Cruz de Hilda). En este punto parte el sendero PR TF 59 en dirección Las Portelas y el sendero que lleva a La Fortaleza de Masca. Estamos en una cota de 818 m y caminamos por la carretera TF 456 en dirección Carrizales un tramo de 700 m. aprox., llaneando.
Giro a la izquierda empieza el descenso tenemos frente a nosotros la cuenca del barranco de Juan López y a cada lado del inicio de esta cuenca destacan dos roques a la derecha el Roque de los Carrizales y a la izquierda el Roque de Juan López. Caminamos por una pista de tierra que cruza el barranco de Segrero y llega próximo al barranco de La Cruz ambos tributarios de barranco de Juan López, hace un giro a la derecha para cruzar de nuevo el mismo barranco de Segrero, por la izquierda veremos los restos de un horno.
Nos desviamos a la izquierda de la pista un pequeño tramo para visitar la casa de Juan López, con varias palmeras. Volvemos a la pista.
Giro a la izquierda por sendero. De frente continua la pista y el camino que lleva a la Somada de Juan López donde hay dos viviendas, por esa vertiente avistamos el Roque de Catorce Reales.
Segunda casa junto al cauce del barranco Juan López, hay que rodear la casa por la derecha y lo más rápido posible pues tienen colmenas, el que suscribe se llevó un recuerdo de una de esas abejas. El tramo que rodea la casa y cruza el cauce está invadido por la hierba. A partir de este punto el sendero va por la falda de la vertiente sur del barranco cruzando la zona del Veguero, varios barranquillos, La Mancha de Pedro, mancha de Los Cardos y llega a Los Pedrones en esa zona divisamos el barranco El Retamar y la imponente figura del Roque de La Fortaleza de Masca.
Collado en Los Pedrones, hay un pequeño corral de piedras, enfrente tenemos la cima de El Picón que bordeamos por el norte.
Mirador natural. Enfrente los roques de los Catorce Reales. A partir de este punto el barranco se estrecha formando un cañón. Nuestro camino va a pasar por una zona de desfiladero y empieza un descenso más pronunciado.
Mirador natural en Las Palmitas Machos a continuación cruzamos por el Anden de Ermo por una zona puy escarpada.
Mirador en un recodo del barranco. Avistamos un arco en la ladera izquierda. Enfrente por la divisoria contemplamos los riscos de La Barbita y el Andén de Arguayo. Cruzamos la zona de En Medio y Bescaino.
Pasamos por una puerta de una pared de piedra y a continuación la pared ofrece diferentes tonalidades con franjas ocres rojizas o negras.
Hemos llegado al cauce del Barranco El Retamar tributario de Juan López. A este punto llega muy encajonado, nos incorporamos a su cauce hacia la derecha entre pedruscos de gran tamaño.
Hemos llegado al cauce del Barranco Juan López continuamos descendiendo por el entre grandes piedras en dirección a la playa.
Pasamos junto a un arco de piedra.
Varias pozas con agua encontraremos por esta zona.
Avistamos el mar.
Desembocadura del barranco.
Playa de Juan López. Dos imponentes riscos la franquean El Morro Benipe y el Morro de Los Barqueros a sus pies los escombros de los desprendimientos de esas paredes. En el extremo sur de la playa varios roques también fruto de los desprendimientos y frente a la playa una baja.

1 comment

  • [email protected] Sep 5, 2016

    I have followed this trail  View more

    Ayer 5/9/16 la hicimos.
    Merece mucho la pena.
    Muy bonita.
    Eso sí, después del corral y hasta llegar al cause la vereda se pierde en muchos sitios. Esta troteado de cabras y confunde pero con las explicaciones y la ruta se llega bien.
    Gracias!

You can or this trail