Moving time  5 hours 49 minutes

Time  8 hours 15 minutes

Coordinates 3494

Uploaded February 9, 2019

Recorded February 2019

-
-
3,611 f
2,755 f
0
3.2
6.3
12.68 mi

Viewed 323 times, downloaded 16 times

near Somaén, Castilla y León (España)

Y dijo este, y dijo aquél y dijo el otro... En la gran ciudad dicen tantas cosas que a veces es mejor no escucharlas y coger carretera y manta, que es lo que hacemos muchas veces nosotros para perdernos por algunos lugares que nos dicen tanto que ni uno mismo puede llegar a imaginar.
Y en esas estamos hoy, y nos hemos llegado a Somaén , un precioso pueblo soriano situado al sureste de la provincia y a unos 860 m de altitud coronado por un castillo construido en el siglo XIV. El pueblo está asentado en la ladera de un cerro formado por la Hoz del río Jalón (que ya es mucho decir). Callejear por él es una auténtica delicia , y más si lo hacemos sin prisas y nos fijamos aquí y allí en los cientos de detalles que tienen las casas rehabilitadas de su Barrio Alto, que ya de por sí parece un pueblo aparte. Y callejeando, callejeando llegamos a la preciosa iglesia de Nuestra Señora de la Visitación que es de mampostería , excepto las esquinas, la parte superior de la espadaña y el contrafuerte que son de sillería caliza. Y un poco más allá, la ermita de la Soledad , junto al río Jalón, y construida en 1820. Y si alzamos la vista el cañón, que no es el Gran Cañón del Colorado, pero nos lo parece, con sus tonos rojizos que ha ido labrando el Jalón con paciencia infinita en su discurrir atrevido. Y con atrevimiento, corre el río que se las pela buscando al Ebro para contarle que aunque más pequeño también tiene muchas cosas que decir. Y como si nosotros tuviéramos algo que decirle al Jalón, cogemos la carretera que va paralela al río para desviarnos un poco más adelante por un camino que nos llevará a Velilla de Medinaceli, que si no es grande en extensión, si lo es en historia, ya que dicen ( ya estamos con los dichos), que por estas tierras murió Almanzor, ese caudillo árabe, casi invencible, que tantos quebraderos de cabeza dio o dicen que dio a las tropas cristianas. Pero digo al que me quiera escuchar, que mucho antes de llegar a Velilla, y a la altura de una surgencia de agua que baja atronadora , subamos paralelos a ella para encontrarnos con la balsa que la da lugar. Si nos desviamos ya arriba y hacia la derecha de la balsa nos vamos a encontrar con una necrópolis compuesta por no se cuantas tumbas excavadas en la roca, que unos dicen medievales y otros no.
Y caminando, caminando nos topamos con una explotación minera abandonada, con sus galerías y todo. Dicen que se extraía hierro y dio bastante trabajo a los habitantes de la comarca, que al acabarse el filón pensaron vámonos para casa que aquí ya está todo dicho. Las tonalidades rojizas, amarillas, ocres y que se yo más, nos han dejado un paisaje espectacular que es digno de recorrer y fotografiar.
Entre campos de labor llegamos a Velilla, que como Somaén y para no ser menos también tiene su río, se llama Blanco y nos tiene preparada una sorpresa. ! Pero eso será luego, dice el río! Velilla se salva del abandono gracias a una veintena de vecinos que se resisten a hacer el recorrido inverso al nuestro y siguen aquí como si nada. El pueblo nos depara sorpresas como la Iglesia de la Presentación de Nuestra Señora, su lavadero público, su cruz pétrea de unos 1,60m , a las afueras y su monte de la Coronilla, que como nos dice el cartel informativo, fue en él donde murió Almanzor. A la altura de la cruz de 1,60m nombrada anteriormente, cogemos el camino que bien indicado nos lleva a la susodicha sorpresa que decía el río Blanco. No muy lejos, el río se precipita salvando un desnivel de unos 20m formando una hermosa cascada que por aquí la dicen La Chorronera , formando una de las estampas mas fotografiadas de la provincia. Pero antes de abandonar el pueblo alguien nos dijo que aquí nació el compositor Joaquín Espín y Guillén, fundador de la primera revista musicológica española y organista de la Real Capilla. Contrajo nupcias con la sobrina de una soprano casada con el gran Rossini. Además de cuatro varones, tuvieron una hija, que se llamaba Julia, y nos vuelven a decir que ésta
Photo

Aparcamos el coche a la entrada del pueblo

Photo

Torreon y mirador

Photo

Pasamos por debajo del puente

Photo

Pequeño puente

Photo

Cueva Grajera

Photo

Salto de Cuerda

Photo

Salto de Cuerda

Photo

Seguimos por la carretera

Photo

Pasamos por debajo del puente

Photo

Nos desviamos a la izquierda y pasamos por un tunel

Photo

Edificios de Hidroeléctrica

Photo

Salto de agua

Photo

Vistas al barranco

Photo

Salto de agua

Photo

Balsa

Photo

Necropolis medieval

Photo

Más tumbas

Photo

Cogemos una pista de tierra

Photo

Bonitas vistas al cañon

Photo

Minas de hierro

Photo

Oquedad de antigua mina

Photo

Abandonamos las minas y descendemos

Photo

Seguimos por la pista

Photo

Majadas

Photo

Llegamos a Velilla de Medinaceli. Palomar

Photo

Lavadero y bonita casa

Photo

Iglesia Parroquial de la Presentación de Nuestra Señora

Photo

Cruz pétrea

Photo

Ruinas a la derecha del camino

Photo

Desvío a la Chorronera

Photo

Parte alta de la Chorronera

Photo

Descendemos por un caminito entre rocas

Photo

Chorronera

Photo

Cementerio

Photo

Avenales, el pueblo abandonado

Photo

Iglesia y Plaza Mayor

Photo

Vistas al cañon

Photo

Fuente

Photo

Por el interior del Barranco de Avenales

Photo

Inscripción en la roca

Photo

Cañon de Avenales

Photo

Cañon de Avenales

Photo

Cruzamos las vías del tren

Photo

Ermita

Photo

Iglesia

Photo

Rincones de Somaén

Photo

Mirador

Photo

Torreón

Comments

    You can or this trail