Moving time  2 hours 54 minutes

Time  4 hours 31 minutes

Coordinates 1327

Uploaded March 28, 2019

Recorded March 2019

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
1,554 f
414 f
0
1.2
2.3
4.69 mi

Viewed 99 times, downloaded 5 times

near Benimeli, Valencia (España)

La ruta que hemos seguido hoy, con origen en Benimeli, sigue parcialmente los trazados del SL-CV 109 y del PR-CV 415. El SL 109 es la ruta que seguimos para salir de Benimeli, alcanzando el Collado del Paso de Benimeli, donde se encuentra el conjunto hidrológico, y el sendero se une al PR 415, subiendo ambos juntamente hasta llegar al Mirador de Segaria, ya muy cerca de las Antenas situadas en un pico vecino. A partir de aquí continuamos por el PR 415, que es un sendero complejo, en el que se puede distinguir una ruta circular alrededor de la Segaria, junto a dos rutas transversales, de enlace, pasando por el Portet de Ondara (ruta adecuada para subir al vértice geodésico, aunque también se puede hacer desde el otro Portet), y por el Portet de Beniarbeig, que permite conectar con el sendero que llega a un gran Avenc y a la Cova de Bolumini, y/o bajar hacia el sendero circular por el otro lado. Es esta, precisamente, la ruta que hemos escogido hacer hoy. Una ruta corta, con desnivel total moderado, pero dura por lo agreste del recorrido y las características del suelo.
La Sierra Segaria es una cresta rocosa de unos 6 km de longitud y poco más de 1 de anchura máxima, alineada en una dirección oeste-este, que se extiende desde el Rafol de Almunia hasta Ondara, terminando en la Peña Roja, casi al borde de la autopista A-7. Su parte final tiene una curiosa forma, que ha hecho que se la compare con una cabeza (del indio, del hombre muerto,...), y casi por extensión si ahí estaba la cabeza el resto de la cresta debe ser el cuerpo, así que ya tenemos el nombre del gigante de piedra, o gigante dormido, que también se ha utilizado para designarla. Su orientación hace que las laderas norte y sur tengan una climatología diferenciada, que se acompaña de notables cambios en la vegetación de umbría y solana. Los pueblos más cercanos a la Sierra, lugar habitual de comienzo de las rutas por ella, son Benimeli y Beniarbeig. Es Benimeli el punto de partida de la ruta de hoy.
Llegamos a Benimeli, desde la AP-7, tomando la salida de Ondara, para luego seguir por la CV-731 en dirección a Benidoleig, hasta dl cruce con la CV-732, donde giraremos a la derecha para llegar a Baniarbeig. En esta población, tras cruzar el puente sobre el río Girona, giraremos a la izquierda, para seguir por la CV-729, que nos llevará primero a Sanet y Negrals y después a Benimeli, donde aparcamos cerca de la Plaza del Ayuntamiento.
Iniciamos la ruta dirigiéndonos hacia la calle Calvario, subiendo por unas escaleras, que nos llevan al depósito de aguas y el comienzo del vía crucis nuevo, para rodearlas por encima hacia la izquierda, donde pasamos a un sendero que comienza a ascender hacia el collado del Paso de Benimeli; a poco de empezar la subida vemos a nuestra izquierda unas construcciones (3) que fueron parte del antiguo vía crucis, ahora abandonado. El sendero, que alterna zonas de piedra suelta, lapiaz y tierra, sube bastante rápido (unos 200 metros en 1 km), para llegar al collado, donde nos encontramos con unos antiguos pozos y una piedra tallada, que servía como abrevadero, todo lo cual ha sido denominado Conjunto Hidrológico; uno de los pozos es bastante profundo, aunque en ninguno se ve agua ahora, y la proteccion perimetral es una cuerda, por lo que se aconseja cuidado para evitar caídas.
En el collado encontramos las señales del PR-CV-415 (hasta ahora hemos subido por el SL-CV-109), que nos ofrecen la posibilidad de continuar hacia el frente (Beniarbeig) o girar a la izquierda, para seguir subiendo, hacia el Mirador de Segaria y el pico de las Antenas. Es esta segunda posibilidad la que escogemos; la pista está bien marcada y he venido por aquí en varias ocasiones, por lo que no hace falta consultar el GPS para llegar al collado superior, donde encontramos a la izquierda una escalinata que nos lleva en pocos metros al Mirador de Segaria, con excelentes vistas sobre el Golfo de Valencia y las sierras litorales.
Volvemos al collado, y seguimos la pista asfaltada en dirección a las antenas, que rodearemos por la izquierda, para alcanzar la cordal de la sierra, y descender un poco por la derecha de la cresta, continuando en paralelo a ella. A poca distancia comenzaremos a percibir una estructura en los muros de piedra que vemos a ambos lados, pero principalmente a la izquierda, hemos llegado a los restos del Poblado Ibérico, y desde aquí las vistas hacia el sur y el mar son excelentes.
Poco más adelante el sendero atraviesa un paso bastante irregular, con un descenso corto pero algo agresivo para dirigirse a una pared casi vertical de roca, donde hay varias vías de escalada, y se aprecian los restos de los Abrigos construidos sobre la piedra, a los que nos acercamos, apartándonos unos metros del sendero.
Volvemos atrás, recuperando el sendero, por el que bajamos unos metros, para luego seguir por la ladera norte, en una zona con espesa vegetación (abundantes palmitos, pero también otras muchas especies vegetales), aunque con el sendero fácilmente identificable. El sendero es estrecho, y en algunas ocasiones se pasa de una roca a otra, o hay pequeñas zonas de trepada o bajada con precaución. Las vistas están limitadas por la vegetación, pero son excelentes cuando esta se abre.
Y llegamos así a una zona, al pie de altas paredes rocosas casi verticales, donde encontramos una bifurcación del sendero y un poste señalizador, que nos indica que por la derecha podemos subir al Portet de Beniarbeig, mientras que de frente seguiremos por el PR 415 circular. Varias piedras grandes al inicio de la ruta requieren una pequeña trepada, y tras hacerla vemos que hay una cadena, que alguien ha recogido y casi escondido en la parte alta, en lugar de dejarla en el sitio donde hubiera tenido utilidad. Seguimos subiendo y al poco rato volvemos a encontrar una zona de trepada, y se repite la experiencia de la cadena; voy primero así que libero la cadena y la pongo en su sitio, lo que facilita bastante la subida. Algo más arriba encontramos otro trozo con cadena, pero en este no hay problemas, está fijada en múltiples puntos a la roca y no puede moverse mucho. Al poco llegamos al collado del Portet, limitado por dos preciosos picos rocosos. Damos por sentado que el de la izquierda no es fácilmente superable, aunque no parece muy difícil para un escalador entrenado, mientras el de la derecha se podría escalar sin grandes problemas con una simple cuerda de apoyo y un calzado más apropiado. Las vistas desde aquí son fantásticas. En las rocas vecinas vemos varias cuevas, una de ellas de fácil acceso, aunque cerca de la boca se hace estrecha, pero parece seguir bastante más allá.
Esta es zona de simas y cuevas, por lo que en lugar de pensar en volver atrás para reanudar la ruta por el sendero circular, tenemos decidido seguir adelante, descender por la ladera desde el Portet de Beniarbeig, hasta alcanzar el sendero transversal (con el mismo código PR-CV 415) que nos permitirá acceder a la Cova del Bolumini. El sendero es bastante agresivo, con mucha pendiente y un suelo de roca y piedra suelta en el que hay que pisar con mucho cuidado para evitar caídas; al cabo, tras múltiples lazadas por un camino que no se reconoce con facilidad si se quiere ir deprisa, pero resulta claramente identificable si se ejerce el aconsejable respeto a la montaña y se presta la debida atención, llegamos al lugar donde el sendero deja de descender y gira a la derecha. Cuando estamos en esta zona, Julio ve a unas cabras a poca distancia, que conseguimos fotografiar antes de que desapareciesen subiendo por una pared que sin duda sería inaccesible o casi para nosotros.
Algo más adelante encontramos la entrada de una cueva, con una columna de roca poco más allá de la boca; a poco de la entrada el suelo se desploma unos 20 metros, pero se ve claramente una continuación por la derecha. Con precaución pasamos la boca y descendemos un poco por la pared para hacer unas fotos del interior. Poco mas adelante en el sendero encontramos un cartel que señala a esta cueva como Avenc, y pensamos que hemos estado en el Avenc de Tavernero (se dice que el nombre se debe a que un hombre de Tavernes se refugió en la cueva durante la guerra civil, viviendo varios años allí, a donde algunos familiares le llevaban alimentos).
Seguimos adelante por el sendero y algo más adelante encontramos una bifurcación, para bajar al sendero circular por la izquierda o seguir hacia la Cova del Bolumini, de frente.
Contiuamos hacia adelante, en una corta subida que nos acerca a la pared rocosa, y vemos la gran boca, casi triangular, de una cueva de considerables proporciones. Nos quitamos las mochilas y sacamos los frontales para descender sin dificultad alguna hacia el interior de la cueva, a unos 12 metros por debajo de nosotros, aprovechando para hacer algunas fotos de los relieves rocosos. La zona que visitamos es sólo la entrada de la cueva, pero hemos leído que hay varias simas en su interior; la cueva parece haber estado ocupada desde el Paleolítico Superior hasta la Edad del Bronce, y conserva bonitas estalactitas y coladas, aunque las evidencias de daños vandálicos están por doquier.
Cuando salimos de la cueva retomamos el sendero para descender hacia el pie de la montaña, en dirección al sendero circular, que en esta zona transita por los restos de una antigua acequia, ahora en desuso, por la que giramos a la dererecha para ir hacia el Paso de Benimeli. Al final de la acequia deberemos subir por la ladera de la montaña unos 200 metros, lo que el sendero hace en parte cruzando los muros de bancales parcialmente derruidos para ir ganando altura. Al final llegaremos al lugar donde están los pozos del Conjunto Hidrológico, y aquí retomamos el SL-CV-109 para volver a Benimeli, por la misma ruta de subida, donde recuperamos el coche y finaliza la ruta.
En conjunto, una ruta corta, pero con un desnivel importante para la longitud, con ascensos y descensos agresivos y zonas de trepada, facilitadas por cadenas. Nada importante para un senderista experto, menos aún para alguien con experiencia en escalada, pero tal vez más complicado de lo elemental para el senderista inexperto o sin buena preparación física. Había pensado en calificar su dificultad como moderada, pero entiendo que es preferible calificarla como difícil, para evitar que personas sin entrenamiento o conocimiento adecuado puedan pasar un mal rato en algún punto o, peor aún, tener un accidente. Por supuesto, para la gente con experiencia y buena forma física, o para los que vayan acompañados por personas con experiencia, la ruta es hasta fácil y, desde luego, muy bonita. No sólo las vistas son excelentes, la ruta en sí misma es variada, muy entretenida y con muchos sitios de gran belleza. Ciertamente no es una ruta para cualquiera. Niños y personas con problemas de movilidad o mala forma física no deberían intentarla. Para los demás: esta es una ruta simplemente espectacular, muy, muy, muy, muy recomendable. A pesar de ser corta lleve suficiente agua y protección solar; la comida hoy es casi prescindible; lleve buen calzado de montaña y considere cerrar y guardar los bastones durante las trepadas. En verano puede ser molesta, primavera es el tiempo es ideal para hacesrla, pero el otoño tampoco es malo. Suerte, le gustará.

4 comments

  • Photo of manuelruizapatero

    manuelruizapatero Mar 29, 2019

    Buena ruta

  • luis.perecruz Mar 29, 2019

    I have followed this trail  View more

    Excelente ruta, corta pero agresiva, y muy bonita la cueva.

  • javeadeverano Mar 29, 2019

    I have followed this trail  View more

    Muy bonita. La califico como moderada, pero comparto el razonamiento de considerarla difícil.

  • César Argilés Apr 6, 2019

    I have followed this trail  View more

    un agradable paseo

You can or this trail