Coordinates 480

Uploaded May 8, 2014

Recorded May 2014

-
-
4,022 f
2,949 f
0
1.2
2.3
4.69 mi

Viewed 4069 times, downloaded 243 times

near La Iruela, Andalucía (España)

Tierras de frontera; natural porque la naturaleza así se lo ha otorgado y artificiosa de la mano del hombre que supo ver aquí los límites de un confín, primero entre la media luna y la cruz, más tarde entre los defensores de la cruz, clérigos por entonces guerreros y dueños de vastos territorios, y laicos, recelosos de ese gran poder que la Iglesia adquirió doblegando a las gentes bajo la infamia exclusiva de la fe. De una pequeña alquería, vigilante del gran valle que se dilata sin fin en el horizonte, La Iruela pasó, por obra y gracia del sin par Ximenez de Rada, instigador y protagonista en la sombra de la gran cruzada de las Navas, a ejercer junto a Cazorla de territorio de gran valor estratégico en el hostigamiento al musulman. La creación del Adelantamiento, supuso diez y siete años después del desquite de Despeñaperros la consolidación de un reino episcopal en el que Rodrigo se constituyo en el primero de la dinastía y cuyo poder, en los últimos dos siglos solo de control espiritual, llegó hasta 1958 en que el Arzobispado de Toledo cedió la "corona" a la diocesis de Jaén. ¡Curiosa trayectoria!
De aquellos años medievales le queda a La Iruela su identidad, las estrechas calles, empinadas, enriscadas, los restos de la imponente y vandelviriana Iglesia de Santo Domingo, según cuentan arrasada por los gabachos como venganza a la oposición encontrada a su avance en cada palmo de terreno en un país que no se dejaba invadir gratuitamente. Pero sobre todo el impresionante espigón del torreón vigía de su castillo que trata alzarse y estirarse hacia el cielo para mejor atisbar la lejanía.
El sublime contraste entre este conjunto monumental y la sierra convierten a la ruta en una generosa experiencia. Circundar por las vetustas sendas serranas, plenas de naturaleza, tanto extrema como apacible y bucólica, rodeando a La Iruela, monumento único plenamente integrado con su inmediato habitat serrano, bien vale el esfuerzo dedicado.
Entretenida ruta mañanera por los alrededores de la localidad de La iruela que nos permite ganar una impresionantes vistas de la campiña, la loma de Úbeda y el castillo medieval que espiga la localidad y la eleva al Cielo.
Partimos de la emblemática ermita de Nuestra Señora de la Cabeza, lugar mágico y dominante del valle de Cazorla, de la hoya en la que se encuentra enclavada, de sus fortalezas y de los castellones naturales que la protegen por las alturas.
Compartimos desde el inicio el trazado del GR 247 Bosques de Sur que se introduce con nosotros en la sierra. Ganamos altura rápidamente por una de esas vetustas sendas que iban y venían al interior de la sierra y que tan transitadas fueros hace años. Dando vistas a La Iruela que nos va quedando por la izquierda y abajo, llegamos a uno de esos parajes serranos de ensueño. Prado Redondo con su antigua casa forestal se presta al asueto y al retozo.
Después de recorrer los rincones de este bucólico paraje comenzamos el descenso pronunciado, primero dirección a la Mocha donde volvemos a contemplar unas más que agradecidas panorámicas que ya velen la ruta.
Continuamos el pronunciado descenso hasta salir a la carretera a la entrada de La Iruela a la que nos dirigimos para meternos en la población y callejear buscando el camino de subida a la ermita. otra sorpresa, un nuevo camino adecuado perfectamente para el paseo que circunda primero por la parte alta del pueblo, subiendo pronunciadamente hasta encaramarse al lugar de donde partimos. Ni que decir tiene que el ascenso merece la pena ya que nos devuelve increíble miradas.

Partimos de le ermita de la Virgen de la Cabeza, hasta aquí llega la devoción de otra de nuestras sierras, la Morena. La fuente Milagrosa está en horas bajas, algún percance habrá sufrido porque su chorro siempre ha sido abundante y fresco. La cruz del miradoor de confunde con el horizonte cazorlense, abajo Cazorla empieza a despertar.
Nos vamos para la senda multicolor porque aquí confluyen senderos de todo tipo, PR, GR, SL. Nudo estratégico en las comunicaciones serranas.
Una preciosa senda nos eleva con brío por la Quebrada, bien construida, bien hormada, aprovechando los estrechos de la roca. Ganada suficiente altura nos muestra la impecable fortaleza que no abandonaremos en todo el circular. Llaneando y en ligera subida la senda nos encajona en un torrente seco, el arroyo de la Iruela que nos servirá de compañía durante un tramo, justo hasta que el terreno empieza a empinarse para meterse en su barranco, aquí le diremos adiós para cambiar de dirección y elevarnos a unas eras que ahora conforman un balcón increíble a la loma y su olivar.
Presiento la cercanía, hace cuatro años que no paso por aquí pero la vista del cerro del Escribano no deja lugar a la duda, llegamos a Prado Redondo, un lugar idílico en cualquier época del año pero la primavera y el otoño hacen que tengamos que detenernos a recorrerlo. Abandonado a su destino, este lugar es de esos rincones serranos con "duende", hechiza y atrapa las emociones. La casa perfectamente dispuesta en el centro del prado, la era, el tornajo, los bancales, las nogueras y los chopos, el coqueto puentecillo sobre el cauce del arroyo, incluso los gruesos troncos caídos parecen dispuestos a propósito. Inevitablemente desmonto la mochila y plácidamente me apetece tumbarme y escuchar la primavera, si!!! en esta ocasión toca escuchar en lugar de mirar (que también).
Después de "sobear" un buen rato el prado reanudo la marcha, ahora toca todo hacia abajo, en sentido contrario ascenderíamos al puerto del Tejo, yo me voy para la Mocha que la diviso pronto, en cuanto salgo de la exuberante vegetación.
Despacio pues aún no llevo total seguridad en el paso, me encaramo a la punta de arriba y vuelvo a embobarme mientras resuello del esfuerzo, La Iruela y su conjunto monumental a mis pies, los ecos de los paisanos me llegan como si estuviera allí mismo y es que lo estoy, más alto pero allí mismo.
Me descuelgo de nuevo a la senda que desciende vertiginosamente hasta la carretera y en apenas quinientos metros estoy en La Iruela.
Me detengo de nuevo en la fuente de la piscina y me subo por la pendiente calle que parte de la explanada. Callejeando llego hasta el camino del Chorro pero en lugar de irme para los merenderos, tomo una senda empedrada que parte a la izquierda y que sobrevolando las casa altas del pueblo me coloca, en un subidón, en el lugar de partida.

View more external

Intersection

CARRETERA

05-MAY-14 12:16:55
Intersection

A Ermita

05-MAY-14 12:44:22
Intersection

BIFURCACION

05-MAY-14 12:02:30
Sacred architecture

Ermita I-F

05-MAY-14 9:32:31
fountain

FUENTE

05-MAY-14 12:30:36
Mountain pass

LA MOCHA

05-MAY-14 11:43:30
Waypoint

PRADO REDONDO

05-MAY-14 10:44:57

Comments

    You can or this trail