Time  6 hours 33 minutes

Coordinates 1562

Uploaded June 12, 2018

Recorded June 2018

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
3,577 f
2,993 f
0
2.3
4.6
9.29 mi

Viewed 611 times, downloaded 32 times

near Segovia, Castilla y León (España)

En diciembre de 1985, la UNESCO incluyó en su listado de Ciudades Patrimonio a la “antigua ciudad de Segovia y su acueducto romano”. Razones no faltaban pues la belleza de su enclave, de su entorno, de sus edificios, arboledas y calles parece pesar bastante en una decisión que se basa precisamente en tales valores.

Sin embargo, la ciudad no es sólo el elemento físico. Este puede verse aquí y ahora. Pero el elemento humano que ha hecho la ciudad, no se ve y, sin embargo es la esencia misma de la ciudad.

Segovia es así porque desde ella Alfonso X estudiaba el firmamento. Porque Quevedo se inspiró en sus espacios –y aún en sus gentes- para escribir el Buscón don Pablos. También porque en esta ciudad, fue proclamada Reina de Castilla Isabel I, la Católica, con lo que este hecho supuso para la Historia. Y porque aquí se imprimió un libro por primera vez en España.

A Segovia la han hecho los místicos Juan de la Cruz y Teresa de Jesús; y los valientes guerreros Juan Bravo, el Comunero, o Día Sanz y Fernán García, conquistadores de Madrid a los moros. Pero también a Segovia la han dado forma y sentido la palabra de María Zambrano; los paseos, tertulias y clases de Antonio Machado en el Instituto; Gómez de la Serna desvelando “El secreto del Acueducto” y Louis Proust investigando en el Real Laboratorio de Química a la sombra del Alcázar.

Sepan todos que Segovia tuvo una populosa aljama hebrea, con personalidades tan destacadas como Abraham Senneor, juez mayor de las juderías de Castilla, y que en la morería, el alfaquí Iça de Gebir escribía su importantísima obra Kitab segoviano o Breviario sunní mientras el Prior del cercano Monasterio de Santa Cruz, Tomás de Torquemada, daba vueltas a sus ideas urdiendo una buena limpieza del entorno religioso.

También Segovia fue próspera por su comercio internacional de lana y su potente industria textil, que procuró durante siglos un bienestar a los segovianos que se refleja en la arquitectura de la ciudad y, sobre todo en los Archivos que celosamente guardan el pasado escrito.


Pero ahora, hoy mismo, se sigue haciendo Segovia aunque su economía esté basada en los atractivos culturales y gastronómicos que ofrece a sus visitantes. La ciudad cuenta con varios e interesantes museos y salas de exposiciones, pero también con afamados mesones y restaurantes en los que degustar las especialidades de la cocina segoviana.

Las calles y las plazas de la ciudad se convierten varias veces al año en escenario de actividades artísticas: Durante la Semana Santa, es el interior de los templos donde se ofrece una ocasión a los melómanos en los conciertos de la Semana de Música Sacra.

Titirimundi llena los espacios de títeres y marionetas ávidos de contar historias imposibles llenas de magia e imaginación.

Folksegovia, se ha convertido en la más prestigiosa muestra de las músicas del mundo que se celebra en España. Es una sensación muy especial la que se siente al escuchar en un corto espacio de tiempo unos ritmos africanos y una nostálgica y brumosa música escocesa, junto a las viejas piedras románicas de San Juan de los Caballeros.

También patios de palacios, claustros de conventos y fachadas notables sirven de escenario a las numerosas jornadas del Festival Internacional, en el que se puede disfrutar de la Semana de Música de Cámara, del Festival Joven y del Festival abierto de Teatro, Música y Danza.

Por supuesto, la existencia de dos campus universitarios propicia también que el número de actividades formativas y culturales que ofrece Segovia crezca cada día a la sombra de los monumentos que han hecho de ella Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Rafael Cantalejo San Frutos
Archivero Municipal del Excmo. Ayuntamiento de Segovia



Fuente de datos Wikipedia.com

View more external

La iglesia de San Esteban es un templo románico de la ciudad española de Segovia, construido originalmente en el siglo xii.1 Destaca por su torre de 56 metros de alto, la más alta de este estilo en la península ibérica. La iglesia, situada en la plaza del mismo nombre de la ciudad, posee un pórtico en la fachada meridional con diez arcos y capiteles adornados con grabados medievales. El interior, reconstruido en el siglo xviii tras un incendio, es de estilo barroco.3​
Se ubica en la plaza de San Lorenzo​ —se trata de un edificio totalmente exento— de la ciudad de Segovia, capital de la provincia homónima, en Castilla y León. La iglesia, que ha experimentado diversas reformas a lo largo de su historia, fue erigida en estilo románico y los inicios de su construcción se datarían en el siglo xii.2 Fue declarada monumento histórico-artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional el 3 de junio de 1931, durante la Segunda República, mediante un decreto publicado el día 4 de ese mismo mes en la Gaceta de Madrid, con la rúbrica del presidente del Gobierno provisional de la República Niceto Alcalá-Zamora y el ministro de Educación Pública y Bellas Artes Marcelino Domingo y Sanjuán.3
Tipo Monasterio de clausura Advocación Santa María del Parral Construcción 1447 - 1503 Fundador Enrique IV de Castilla Estilo arquitectónico Gótico, mudéjar y plateresco El Monasterio de Santa María del Parral (o simplemente Monasterio de El Parral) es un monasterio de clausura de la Orden de San Jerónimo ubicado en la ciudad de Segovia, capital de la provincia del mismo nombre en la comunidad autónoma de Castilla y León en España. El monasterio de El Parral se encuentra a extramuros de la ciudad junto a la iglesia de la Vera Cruz y muy cercano al convento de San Juan de la Cruz y a la antigua fábrica o casa de la moneda, en la orilla derecha del río Eresma en el paraje conocido como "La alameda". Mantiene el uso para el que fue creado perteneciendo desde su origen a la actualidad a los monjes de clausura de la Orden de San Jerónimo. Capilla de la Virgen de El Parral. Escultura románica que da nombre al monasterio. Los diferentes edificios que componen el conjunto monacal están distribuidos en torno a varios claustros de estilos gótico, mudéjar y plateresco. Lo mandó construir el rey Enrique IV de Castilla en el año 1447. El monasterio de Santa María del Parral, junto con el convento de dominicos de Santa Cruz y con el convento franciscano de San Francisco, del que resta el claustro, conforma la trilogía de la arquitectura de primera calidad de la Segovia del siglo XV.1​ En su interior destaca el retablo mayor de la iglesia, realizado en el siglo XVI, obra de Juan Rodríguez y de un conjunto de escultores abulenses de estilo renacentista. El nombre se debe a que en él se venera a la virgen del Parral, escultura románica procedente de un templo anterior.
La construcción de este templo ha sido tradicionalmente atribuida a los Templarios, pero actualmente se cree que fue la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén la que realizó su construcción y que dependió, como encomienda, de la colegiata de Toro (Zamora). La iglesia de la Vera Cruz, en Segovia. El templo fue dedicado el 13 de septiembre de 1208, tal y como atestigua la lápida que se halla frente a la puerta lateral en el templete que narra Los fundadores de este templo sean colocados en la sede celestial, y los que se extraviaron les acompañen en la misma. Dedicación de la iglesia del Santo Sepulcro. En los Idus de abril, era de 1246 (transcripción del original en latín). En el año 1531 y como resultado de la unificación de la Orden del Santo Sepulcro con la Orden de San Juan de Jerusalén pasó a depender de la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta. Al edificio original se le añadió un ábside que en la actualidad se utiliza como sacristía, posteriormente se le añadió la torre, que en un primer momento estuvo separada del templo, y más tarde los tres ábsides que conforman la cabecera de la iglesia actual. En 1692 dejó de ser parroquia de Zamarramala pasando a estar bajo la titularidad de la Virgen de la Paz, cuya imagen, de estilo románico y realizada en piedra, preside uno de los ábsides. Fue declarada Monumento Nacional por Real Orden del 4 de junio de 1919. El 31 de mayo de 1951 volvió a tomar posesión de ella la Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta, que se encarga de su conservación y custodia. Arquitectura Planta de la iglesia. El templo está realizado en estilo románico, ya en transición al gótico, con una nave de planta dodecagonal, que circunda un edículo de dos alturas, a la que se han añadido tres ábsides, una sacristía semicircular y una torre de planta cuadrada. Este tipo de construcciones, que tienen como antecedente directo los baptisterios romanos de los primeros tiempos del cristianismo, fue muy utilizado por diferentes Órdenes Cruzadas. Se estima que se tomó como ejemplo la Mezquita de la Roca y la Basílica del Santo Sepulcro de Jerusalén. Los Templarios, que tuvieron su sede en Tierra Santa en la Mezquita de la Roca, construyeron sus iglesias de París (Francia) y Tomar (Portugal) utilizando este tipo de edificación, lo mismo que hizo la Orden del Santo Sepulcro en Torres del Río en Navarra (España). El muro exterior es de sillería, y en él se abren pequeñas ventanas saeteras de medio punto que dan luz al templo. Como única ornamentación de la fachada posee unas monduras que recorren los lienzos. En las aristas se ubican contrafuertes que refuerzan la estructura. Elementos arquitectónicos Puertas Hay dos puertas de acceso al templo, la principal en la fachada oeste, que coincide con el eje del ábside central, tiene un vano adintelado con un tímpano liso y cuatro arquivoltas decoradas con dientes de sierra. A cada lado, tres columnas poseen capiteles esculpidos que muestran aves, lucha de guerreros, bustos humanos, demonios y sirenas-pájaro. Sobre un tejado con canecillos se halla una ventana. La puerta lateral de la fachada sur, se halla frente al lugar donde se ubica la lápida de dedicación del templo. Está conformada por un arco de medio punto y carece de tímpano. Tiene sobre ella, en la parte exterior, un relieve en el que se representan las Santas Mujeres y el Ángel al pie del sepulcro vacío de Jesucristo. Las arquivoltas están sin ornamentar y los capiteles están decorados con motivos vegetales, con alguna figura de bustos humanos y pájaros-sirenas. Torre La torre es de planta cuadrada con tejado a cuatro aguas. Tiene cuatro cuerpos y el último, en donde se alojan las campanas, posee dos ventanas en cada lado con arco de medio punto. En la base se refuerza con contrafuertes. Capilla de Lignum Crucis Situada en los bajos de la torre, en ella se veneró una reliquia de la Cruz. Hay una hornacina del siglo XVI tallada en piedra con los escudos de uno de los Comendadores de la Orden del Santo Sepulcro. La reliquia de la cruz se encuentra en la iglesia parroquial de Zamarramala, a donde fue trasladada después de sufrir varios intentos de robo. Ábsides En el ábside central se halla una imagen de Jesús crucificado del siglo XIII. En el ábside izquierdo se ubica la capilla del sagrario en donde se halla una copia de la imagen de San Juan Bautista, patrono de la Orden de Malta, cuyo original está en la sede de esta orden en Madrid. En el ábside derecho se halla la imagen románica de la Virgen de la Paz. Retablo de la Resurrección Situado en una de las paredes de la nave circular es el retablo que adornó el ábside central. Data de 1516, de la escuela castellana con escenas de la vida de Cristo. Edículo El edículo es un pequeño templete de dos plantas situado en el centro de la iglesia. Se accede por una escalera doble bajo la cual se abre el acceso al piso inferior, enfrentado con la puerta principal. La segunda planta está coronada por una cúpula califal y en el centro se ubica un altar con decoración mudéjar. El piso inferior, con cuatro accesos de arcos apuntados, orientados con los puntos cardinales, posee una bóveda de crucería. Se desconocen los usos que se daban a estas salas. Se estima que en la superior se realizaba la vela de armas antes de los cruzamientos de los caballeros y en la inferior se realizaban actos penitenciales. En la actualidad en la planta superior se escenifican los ritos religiosos de los Caballeros de la Orden de Malta. Banderas de la Orden de Malta Interior de la Vera Cruz con el edículo central y las banderas. A lo largo de toda la nave se sitúan las banderas de la Orden de Malta que hacen referencia a las lenguas en la que se divide. Estas son: Orden y religión de San Juan de Malta. Lengua del Delfinado y de Auvernia. Lengua de Italia. Lengua de Castilla y León. Lengua de Alemania. Lengua de Aragón y Navarra. Lengua de Francia. Lengua de Provenza. Escudo de la Soberana Orden Militar de Malta. En los muros de la nave perduran restos de la antigua decoración mural así como dos hornacinas, una con el icono de la patrona de la Orden de Malta, Nuestra Señora de Philermo y otra con el icono del patrón, San Juan Bautista.

1 comment

  • Photo of Ricardo Mazuelos

    Ricardo Mazuelos Nov 24, 2018

    I have followed this trail  View more

    Es una buena ruta que conbina campo con ciudad. Las vistas de la ciudad desde diferente ángulos merecen la pena. Destacaría la vista desde el río del Alcázar y la subida por escaleras hacia la muralla por la cueva de la zorra. Hemos ido un grupo y ha gustado en general a todos.

You can or this trail