Time  5 hours 17 minutes

Coordinates 3028

Uploaded December 17, 2019

Recorded November 2019

-
-
2,615 f
2,234 f
0
2.5
5.1
10.15 mi

Viewed 60 times, downloaded 2 times

near Barranco del Oro, Andalucía (España)

EL RÍO GENIL:

El río Genil nace en la provincia de Granada de la unión del río Real y del Guarnón y desemboca en el término municipal de Palma del Río, por la margen izquierda en el Guadalquivir.

Más concretamente, el río Genil tiene su origen en la laguna de la Mosca, sita bajo la cara norte del Mulhacén, y allí donde nace se le conoce con el nombre de río Valdecasillas. Este, a su vez, recibe por la izquierda al río Valdeinfierno, en el lugar conocido como Majada del Palo, y a partir de esta confluencia pasa a llamarse río Real. Al recibir este más adelante al río Guarnón, que desciende desde el Corral del Veleta, es cuando dicho río pasa ya a denominarse Genil y se convertirá en el afluente más importante del Guadalquivir.

Por todo ello, puede afirmarse no sólo que las aguas del Genil provienen de las cumbres de los dos picos más elevados de Sierra Nevada, a saber, el Mulhacén (3.482 m de altitud) y el Veleta (3.396 m de altitud), separados entre ellos por varios kilómetros, sino también que este gran río procede de la unión de una serie de pequeños ríos de montaña que, en su conjunto y con diversos apelativos locales, conforman su cabecera.

Sus afluentes más importantes por caudal y extensión son el río Cubillas con cabecera en los manantiales de Deifontes, el río Cabra que nace en el paraje de la Fuente Del Río de Cabra y el río Cacín, con cabecera en la Sierra de la Almijara. Otros afluentes del Genil son los ríos Beiro, Monachil, Aguas Blancas, Darro y Dílar.

El río Genil pasa por las ciudades de Granada, Chauchina, Fuente VaquerosRomilla, Cijuela, Huétor Tájar, Lachar, Loja, Puente Genil y Écija, desembocando en el Guadalquivir en Palma del Río.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:

Una ruta para conocer los bosques de ribera desde la Lancha de Cenes o del Genil a Pinos Genil y la represa del Embalse de Canales.


Las aguas del río Genil crean el gran corredor verde del entorno de la ciudad de Granada y alimentan bosques de galería que se visten de colores ocres, amarillos y tierra en otoño y tornan al verde a las puertas de la primavera.

Comenzamos esta recomendable ruta en Cenes; más concretamente junto al Restaurante el Asadero, que se encuentra junta a la carretera A-395 que asciende a Sierra Nevada. Comenzaremos el ascenso de este río por la margen izquierda; a la derecha el río y a la izquierda innumerables huertos muy cuidados entre los que destacan, tras pasar los apenas apreciables barrancos de la Venta y de los Arcos, el Huerto de Abuelo Cebolleta. Aquí veremos el primer puente que cruza el río.

Poco después encontraremos otro puente peatonal que cruza el río bajo el puente para vehículos que comunica la carretera de la Sierra con la población de Cenes de la Vega. Tras pasar otro puente peatonal comienza un recorrido para alejarse de la carretera de la Sierra y llegar, entre huertas, a un salto de aguas en el azud del Blanqueo, donde la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir mantiene un sistema de control de avenidas y tomas de diferentes acequias; como la Acequia del Cadí que circula por la margen por la cual caminamos.

El tradicional recorrido conocido como el sendero de la Fuente de la Bicha o ‘ruta del colesterol’ se expande hacia el interior, dando paso a un paraje donde la naturaleza se hace realmente patente y gana la batalla al espacio urbano. Es el tramo comprendido entre Cenes y Pinos Genil, que a través de las alamedas de El Blanqueo (sede del centro administrativo del Parque de Sierra Nevada y las instalaciones del Centro de Recuperación de Especies Amenazadas) muestra el interior de un bosque de ribera.

Una gran alameda, ahora en crecimiento tras haber sido talada hace unos años, deja ver las instalaciones del CREA, desde donde llegan los sonidos de aves que esperan la libertad tras haber sido rescatadas y recuperadas tras sufrir accidentes o haber caído en trampas de furtivos.

Un suave silbido se expande entre las ramas de los sauces, destaca sobre el rumor del agua que baja incansable desde las cumbres. Es el canto de llamada de un ave que parece proceder de selvas del trópico, un Martín Pescador, de plumaje azul brillante y largo pico, que se dirige a ocupar posiciones sobre la rama que le sirve de oteadero para localizar los peces de los que se alimenta. Es un pequeño pájaro que ha decidido no emigrar como muchos de sus congéneres y pasar el invierno al abrigo del gran bosque de ribera que crece a orillas del curso del Genil, como hacen cada año mirlos acuáticos, garzas reales, ruiseñores, ánades y más de un centenar de especies de fauna que aprovechan los ecosistemas ribereños para esperar tiempos más favorables. Son parte esencial de la vida que se desarrolla en el interior del gran eje verde que el río Genil genera desde que abandona las altas cumbres de Sierra Nevada y se expande hacia la ciudad de Granada.

El agua del deshielo del verano anterior baja rápida entre desfiladeros hasta remansarse al tocar el valle, donde alimenta álamos y sauces, imagen fundamental de un paisaje singular que logra mantener gran parte de sus elementos originales, en el que es posible observar la evolución de la naturaleza y en el que al final del invierno se hacen palpables los signos de la primavera.


Después llegaremos a otro puente que salva el río Aguas Blancas; que funde sus aguas con el Genil tras las instalaciones del Blanqueo. Es éste el lugar comienza el sendero Paseo de la Duquesa que recorre el bosque de ribera por su interior y deja ver los secretos del cauce que los árabes llamaron ‘Xenil’. Lleva hacia un lugar donde el agua se remansa, en el que la corriente toma un descanso y abre su manto hacia las alamedas, donde un vado natural se convierte en el paso obligado entre las riberas y la conexión entre los viejos caminos que discurren hacia los campos que desde las inmediaciones de Pinos Genil se extienden hacia las laderas de la sierra.

El potente canto de los ruiseñores bastardos, contrasta con el suave piar de los mosquiteros, que pasan aquí el invierno y volverán al norte de Europa al acercarse el verano.

Las ramas de los álamos y sauces lucen ya sus hojas doradas y ocres durante el otoño. Una mirada atenta a los remansos descubre la presencia de pequeños grupos de truchas que a final del invierno buscan lugares donde frezar, en los que depositar sus huevos. Aunque habitualmente están ocultas, es posible descubrirlas cuando acuden a cazar insectos a la superficie, o intentan, en grupo, ascender los pequeños rompientes.

Los zorros han dejado sus excrementos sobre las piedras para marcar su presencia. Es posible ver huellas de pequeños mamíferos depredadores, sobre todo jinetas, que acuden hasta las orillas para beber y buscar alimento, además de los inconfundibles rastros de las aves que han buscado invertebrados en el fango de la orilla. Entre las copas de los árboles vuelan herrerillos, pinzones y carboneros, mientras en los matorrales se esconden currucas y zarceros.

El sendero llega hasta el núcleo urbano de Pinos Genil, donde tras pasar por debajo de la antigua carretera de Sierra Nevada y llegar cerca de un puente peatonal callejearemos por la izquierda del pueblo, para poco después retomar la ribera del río. En el pueblo,
podemos hacer una parada obligatoria para retomar fuerzas en el restaurante La Compuerta; muy recomendables las croquetas de espinaca y pera, las berenjenas fritas y las migas de tapa. Aunque la oferta gastronómica en esta localidad es muy variada ya que hay muchos restaurantes en las dos riberas del río.


En la localidad encontraremos otros dos puentes; el primero sin nombre y el segundo conocido como el del Silencio. Saliendo de este pueblo, siempre por la orilla izquierda, llegaremos al último puente de la ruta y que será el único que cruzaremos en la ida. Nos conducirá a la Fábrica de papel del Blanqueo, de la que quedan, como podremos observar, los cimientos, algunos tabiques semidestruidos y la chimenea. Fue fundada por Fernando Wilhelmi, empresario e ingeniero alemán, que, al incendiarse una fábrica que poseía en Alemania, decide montar en Granada tres fábricas de papel, una de ellas en el término de Pinos Genil y que es a la que nos estamos refiriendo. No dejó de ser una fábrica de cierta importancia y una prueba de ello es que dispuso de autonomía en la producción de electricidad.

Es el lugar donde parte de las aguas del río Genil son captadas desde hace más de un siglo para ser consumidas por más de 300.000 personas. Es un paraje singular, situado al fondo de los grandes tajos que forman los barrancos entre los que discurre el principal río de Granada y aguas abajo de la presa del embalse de Canales, tres kilómetros más arriba de la población que ancestralmente se conocía como Pinillos y que añadió el nombre del río a su denominación para llamarse Pinos Genil.


La principal captación de agua de abastecimiento para Granada y su área metropolitana está situada junto al azud de Pinos, tras la pequeña represa del embalse, junto a los restos de la antigua central eléctrica de la que aún se conservan parte de sus edificios semiderruidos.

Unos metros más arriba de la vieja central, el cauce del río, liberado ya de la contención que sobre él ha ejercido el embalse y sus sistemas de regulación, se deja caer por una última pared de hormigón para recuperar su cauce y ribera tradicional, y ahí, pocos metros más allá de la cascada artificial, el agua se deja llevar hacia una compuerta que accede al canal de la capital, que recibe desde aquí una parte fundamental del agua que necesita y que se complementa con una segunda captación que se encuentra en el pantano de Quéntar, y los pozos abiertos sobre el gran acuífero de la Vega de Granada.


Aquí termina el camino de ida; iniciamos la vuelta por la ribera contraria; más concretamente por el Camino del Tranvía de la Sierra que nos devolverá por asfalto hasta Pinos Genil; pasando por el Mirador junto al Cementerio, una pequeña Ermita, una pintoresca fuente y la Parroquia de María Magdalena del s. XVI junto a la cual encontraremos una olma centenaria y una fuente seca.

Continuaremos por la Avenida América para salir de la población y nuevamente sentirnos inmersos en ese magnífico bosque de galería alternado con pequeñas huertas. Tras un largo tramo por este suave descenso nos desviaremos a la izquierda pasando por un túnel bajo la carretera de la sierra que nos introducirá en un bonito pinar y después de pasar varios subibajas para salvar algunos barrancos llegaremos a un esplendido mirador de la Lancha del Genil.

Posteriormente llegaremos al Cortijo de la Culebra, junto a él una era y un gran almencino. Pronto llegaremos a la conocidísima Fuente de la Bicha o de la Culebra. Desde siglos la senda que pasa por este manadero de agua, era el camino natural que se hacía para subir a Sierra Nevada, desde la capital granadina. La zona cuenta con una rica vegetación en la que podremos observar: plátanos de sombra, arces, álamos, cañaveras, aligustres, eucaliptos, ailantos, zarzamoras, choperas, mimbreras, o fresnos, que harán este recorrido más fresco y agradable. Hasta la Fuente de la Culebra o de La Bicha, llegaban los aguadores a recoger el agua, que sigue brotando de la misma roca madre, y que después vendían en la plaza de Bib-Rambla. Las aguas de esta fuente eran apreciadas por aliviar los ardores provocados por el vino.

Podríamos seguir por la conocida ruta del colesterol hasta el Puente verde, pero tras atravesar un túnel decidimos volver a cruzar el río para volver al punto de partida. Veremos otro puente y, un poco después, la toma de la Acequia Gorda y su impresionante cascada, antes de llegar a la estación de servicio donde iniciamos esta formidable y accesible ruta; muy recomendable para esos días que no apetece mucho desnivel ni mucho trayecto de coche.

Algunos fragmentos de la descripción han sido extraidos de "El Genil más cercano" en:
https://waste.ideal.es/riogenil.htm
Waypoint

Inicio junto al Restaurante El Asadero

Waypoint

Huertos del Abuelo Cebolleta y puente

Bridge

Puente

Bridge

Puente

Bridge

Reperesa puente y comienzo de la acequia de Cadí

Waypoint

Estación Junta Andalucía(centro administrativo P.N. Sierra Nevada e instalaciones del Centro de recuperación aves amenazadas)

Bridge

Puente

Bridge

Puente. Paseo de la Duquesa

Waypoint

Bosque de Galería

Waterfall

Cascada y Pinos Genil

Bridge

Puente y Fuente

Provisioning

La Compuerta. Tapas y Copas

Bridge

Puente

Bridge

Puente del Silencio

Waypoint

Pozo

Bridge

Puente y la fábrica de papel de blanqueo

Waterfall

Cascada del aliviadero

Waypoint

Represa

Intersection

Camino del Tranvía de la Sierra

panorama

Mirador del cementerio

Waypoint

Ermita. Paseo del antiguo tranvia de la sierra. Fuente

Sacred architecture

Parroquia Sta. María Magdalena. S. XVI, fuente y olmo centenario

Bridge

Puente

Intersection

Izquierda por tunel

panorama

Mirador a la Lancha de Cenes

Waypoint

Era y Cortijo Culebra

Tree

Almencino

fountain

Fuente de la Bicha o de la Culebra

Intersection

Por túnel

Bridge

Cruzar puente

Bridge

Puente

Waterfall

Cascada

Comments

    You can or this trail