Moving time  2 days 8 hours 23 minutes

Time  10 days 2 hours 40 minutes

Coordinates 41224

Uploaded July 28, 2018

Recorded July 2018

-
-
5,055 f
905 f
0
38
76
152.24 mi

Viewed 487 times, downloaded 13 times

near Kvikkjokk, Norbotten (Ruoŧŧa)

DIA1-Kvikkjokk-Tarrekaise(3km. en bote + 19km)

Para poder realizar esta ruta hay que coger el tren del círculo polar( la verdad es que el nombre es de película de Navidad ) y bajarse en Murjek( ahora empieza el festival de nombres suecos, que puede acabar con una luxación de lengua si no sabes el idioma e intentas pronunciarlo.) En Murjek se coge un bus que para al inicio de la ruta, Kvikkjokk. Este bus tiene una parada de 1 hora en Jokkmokk, que para hacer las últimas compras, viene muy bien. Como decía antes, la ruta empieza en Kvikkjokk, donde antes de iniciarla vamos al cementerio de palos que está en una especie de hotel rural. Después bajamos al mini embarcadero donde tomamos el bote que te lleva al inicio del sendero. Desde aquí, no hay perdida, pero si un trillón de mosquitos dispuestos a hacerme parecer un niño con varicela. El camino llano y cómodo. Ha llovido poco y eso es un triunfo. Hacemos la primera parada en Njunjesstugan, para comer y beber y después seguimos hacia Tarrekaisestugan. Entre medias y desviándose un poco, hay una cavidad circular en la montaña, donde los Samis hacían sacrificios con los Rein Deer(se ve de lejos, y no vamos). Llegamos a la Stuga(Refugio) y decido subir a un pico, el Junkagajsee. Subir no es fácil, una mini senda te va subiendo a la montaña, pero llegado un punto, viva la aventura, y búscate el camino, la mejor indicación que puedo dar es ir siempre a la derecha del rio Naldajahka, y al llegar al collado a la derecha.

DIA2- Tarrekaise-Vaimok(23 km.)

Salimos del refugio siguiendo el mítico camino de Padjelantaleden, pero a unos 2km, a la izquierda del camino aparece el otro camino que vamos a seguir, el Nordkalottleden. El camino va para arriba una vez se cruza el gran río. Jopelines Angelines, es lo que te viene a la cabeza, porque la mochila lleva comida, tienda de campaña, ropa...y llevarlo para arriba es un dolor de espalda. Gracias al señor a unos pocos kms, hay un mini refugio, el Kurajaure, para echarse la siesta. Y después tirar millas, por esos tablones, que si os digo la verdad es un gustazo, porque andas solo. Llegamos a Vaimokstugan, con la calo, la sudo y la mierda en el pantalón, pero un lago de aúpa Atleti, te invita a darte un refrescante remojon.

DIA 3- Vaimok-Pieskehaure(19 km.)

Salimos a pleno sol. Tiempo español. Cruzas el río de al lado del refugio y a tirar para arriba siguiendo las marcas rojas pintadas en las rocas( espero que no sea sangre de reno, aunque es más ecológico que la pintura titanlux) . La subida es dura( si llevas un mochilon como llevamos nosotros) pero te regala unas vistas para que la cámara de fotos no tenga que esforzarse en que salga buena. Foto del lago Vajmok y para abajo, hasta llegar a un punto que lo veo de especial interés, la playita del lago Vistekjarre. Si hace sol, chapuzón para volver a la vida. Si no lo hace, un grito de machote y para dentro. Vale la pena. Después de esto, roca suelta musgo y llegamos a zona de mosquito. Dios que incómodo son. Son muchos y no puedes con ellos. Así que, ha tirar de spray toca. La mosquitera para la cara es buena idea y a veces se usa. Esta zona de pradera de taiga se hace bien pues el suelo está llano hasta llegar al momento aventura, cruzar un río decente sin puente. Se cruza bien con playeras. Para el final del trayecto, nos ayuda el glaciar de fondo y sus montañacas hasta llegar a la stuga donde un descamisado y afable señor nos recibe con una gran sonrisa.

Día 4-Pieskehaure-Glaciar Salajiegna- Miehtjerbaktte peak.(Excursion de Ida y vuelta 30km).
Como en España decimos al fondo a la derecha para cualquier indicación, pues en Suecia parece que la frase es, por el río a la derecha. Pues eso exactamente es lo que hay que hacer para llegar al Glaciar. Salir del refugio Pieskehaure, cruzar el puente, tomar el desvío a la izquierda que te lleva a Noruega, cruzar otro puente y... efectivamente, ir por el lado derecho del Río Lajrrojahka.
Hasta el último puente había camino, pero al subir el río hacia el glaciar, solo hay caminos de renos, o lo que para nosotros es el camino de vacas, que diez pasos, y no hay camino. Musgo por aquí, riachuelo por allá, salto un río por las piedras, ando por una pradera que no es pradera sino césped con agua, y sin quererlo te plantas en zona de piedras y rocas sueltas. Vamos morrenas. Haciendo el cabra llegas al frente glaciar. Es más, como sigues en modo cabra ibérica, te animas a subir por el lateral del glaciar cerca del frente. Es inusual andar sin crampones y piolet por un glaciar pero está parte tiene piedras y hielo machacado que la bota/zapatilla agarra muy bien. La subida al pico Miehtjerbaktte ...por la derecha. Tampoco hay camino. Es muy conveniente hacerlo con mapa y buen tiempo. No es fácil, pero no es difícil para el que tiene experiencia en la montaña. Paciencia, buenos alimentos y subir por dónde se vea menos pendiente. La vista arriba, de cine 5 estrellas. Se ve perfectamente el otro gran glaciar. El Sulitelma. Para verlo bien bien, hay que bajar un poco del pico. La vuelta doy un rodeo pero vuelvo al final por el lateral del río y vuelta al refugio. Aquí acaban mis indicaciones, pero he aquí que el refugio tiene sauna, y ole, ole y ole. Esta es de las auténticas, con tres salas. La primera. Vaya calor. La segunda, la de la ducha y el jabón. Vaya calor infernal. La tercera. La Sauna. Aquí no hay quien viva.

DIA 5-Pieskehaure-Stáddajåhkå(31km)

En 28 km dos balizas altas de colorines! Así yo también balizo el polo norte y me sobra dinero para un café. Si hay que decir que entre medias hay balizas de madera más pequeñas...pero tampoco muchas...el camino es largo, con algún sube y baja pequeño, pero sin pendiente. En algún momento parece que pierdes la pintura roja que marca el camino, pero luego lo encuentras fácil. Otro detalle de este trayecto es que parece el valle de los chaparrones. De las 3 veces que hemos pasado, las 3 hubo agua. Esta última, fue de escándalo así que ahí va una buena idea en caso de tormenton y no tener ni un mísero árbol ni piedra donde refugiarse...saca la capa impermeable de la tienda de campaña y hazte un bicho bola. Funciona a las mil maravillas. El trayecto cuenta con dos pasos a través del río sin puente. Con paciencia, tranquilidad y determinación, se cruzan bien. Luego hay un par más pero con botas , se cruzan fácilmente. Por último, es buena zona donde acampar, hay zonas de pradera. Otra recomendación, si se te olvidan las piquetas de la tienda de campaña, en casa. Coge un palo de madera( nuestro bastón para andar era así) coge la navaja...y ale...ha hacer piquetas...viva el hombre Neanderthalensis!

Día 6-Stáddajåhkå-Stáloluokta(12km).

Hace muuuuchos años , los humanos seguían las migraciones de los renos pues así obtenian cómida, ropa y utensilios de ellos. Hasta que a uno se le ocurrió domesticar los. Tuvo que ser algo así como: " oye tú,si tú reno, ven Paca que me tienes hartito de tanto correr". Así que por este tramo estarás andando por tierra de Samis, que continúan realizando esta actividad ancestral, y si tienes suerte, pues verás renos y si tienes muuucha más, verás como reúnen a los renos y los meten en cercas de alambre. El camino es sencillo y más corto. Vuelves a ver árboles que son casi arbustos(Betula, Abedul) y los pasos por los ríos son muy sencillos. La llegada al pueblo Sami, es una alegría a la par de una belleza, porque se sitúa a pies del inmenso lago Arasluokta. El pueblo cuenta con un kiosko donde puedes comprarte unas aceitunas españolas....oleeee!, Pero lo que verdaderamente vale la pena, es la iglesia Sami que es una especie de igloo, cubierto de musgo- césped. El suelo está cubierto con piel de reno y ahí te sientas porque no hay bancos. Este pueblo es un sitio ideal para comprar una sidra de pera o cerveza y relajarse.

Día 7-Stáloluokta-Låddejåhkå(23'5 km).

Y cuando Dios estaba creando el mundo llegó el 7 día y descanso...Pues después de estar andando 6 días y empezar el 7, mis piernas, mi espalda y mis ampollas, están perfectamente de acuerdo con Dios...tocarse la barriga y urgar en el ombligo, viene bien de vez en cuando. Salimos del pueblo entre los abedules y poco a poco vamos subiendo por un camino que está con sus tablas de madera. La verdad que aparte de evitar la compactación del suelo te ayuda a andar en plano y no como si estuvieras metiendo las piernas en agujeros de golf. Las vistas son muy guapas sobretodo del lago y sus montañas seminevadas. Se sube bastante unos 6 km. Y luego se baja hasta el pueblo Sami Arasluokta. Del pueblo decir que tiene helipuerto por si te da una pájara y te quieres volver a casa. Sales del pueblo y para arriba, otra vez entre abedules, llegas a un alto y desde allí,para abajo, hasta llegar a un pedazo de río salvaje donde bajan las aguas azules. Se cruza el puente metálico(son bastante los que encuentras por el camino y seguros), como si estuvieras bailando el Sarandonga. Y ahora viene la chicha, el hombre podrá con la montaña, o será la montaña la que pueda al hombre? Toca subir y subir, sin pendientes escandalosas, pero que nunca se acaba...si a eso le añades cambio brusco de calor a un viento huracanado...la subida se hace más difícil. Otra gota fría y toca hacerse bicho bola con el impermeable de la tienda de campaña. Una vez arriba hay una formación rocosa super curiosa( dicen que es un troll que vio la luz del sol y se transformo en piedra...vaya forma de morir, no sé la recomiendo a nadie!) Y de aquí en adelante...jauja!!!!!....bajar y bajar, como bajan los quesos gigantes en ese pueblo de Escocia, hasta otro puente metálico donde sacando la cabeza se ven unas cavidades redondas a modo de pilancones donde el agua da vueltas...muy chulo. Llegamos a la stuga y venden salmón ahumado y pan...y tienen kiosk...para comprar Coca-Cola, pasta....Buen sitio para descansar.

Día 8-Låddejahkå-Kutjaure(21km + 2km de ida y vuelta a la catarata).

Una puerta con un plástico naranja te indica el inicio de la ruta. Y adivinan hacia donde? para arriba o para abajo?Oh yeah, para arriba, si es un clásico salir de la stuga(refugio) y tirar para arriba. La cuesta no tarda en convertirse en falso llano y disfrutar de un paisaje menos montañoso pero con unas praderas y un lago que parece el Océano Atlántico. Mucha madera y camino bien compactado con pocos hoyos que hace que se ande como las rosas. Así durante 10km donde una bajada larga y andar viendo a cierta distancia el río te indica que pronto llegarás a los tres puentes de Madison...no son los de Madison, pero si son tres. Al cruzar el primero, que es de los más largos, hay una zona de césped para comer, echarse la siesta y si quieres acampar, que es la pera. A partir de aquí son 6 km muy cómodos donde una catarata te indica que cerca está un techo y comida caliente y que tú caminata va acabar en un lugar cómodo.
Si hay ganas después de cenar, hay una opción para bajar la comida. Ir a una catarata que se encuentra a 1km. Momento ideal para mover los intestinos y desgasificar por delante y por detrás ( tema muy escatológico). Pero el tema aquí es que cuando ves la primera catarata,dices "vaya flipada", pero a la quinta, ya te relajas y es otra más. Así que si escribo sobre esta catarata es porque hay una pareja de Halcones que hacen exhibiciones tipo Zoo y que te pasan por encima de la cabeza. Ideal para quien ame las rapaces.

Día 9-Kutjaure-Vájsáluokta(18km)

Toda montaña tiene su Billy the kid huyendo de la justicia y buscando refugio en sus entrañas. Aquí también. Al salir del refugio encontramos las ruinas de la casa del foragido noruego Torbjørn Hansen que parece ser que no les gustaba como pronunciaba la letra p...en fin salimos de la stuga con ganas de volver a ella y no salir de la cama, y como regalo a nuestro ímpetu, pues una cuesta para arriba que te entran ganas de llorar...pero bueno, con pensamientos positivos y con paisajes de las Highlands de Escocia nos paramos en un pequeño refugio que sienta bien para recuperar fuerzas, Kårsåjaure y que además se encuentra entre dos pedazo de lagos,Gårrssajavrre y Guossjájávrre. De aquí en adelante se suaviza la cosa y el final es hacia abajo. Vas viendo el lago-oceano Akkajaure y te metes en un pequeño bosque de abedules. Crees haber llegado pero un fatídico cartel te dice que gires a la izquierda y que andes 1'5 km. Se hacen duros pero como diría Marc Anthony..."Valió la pena."

Día 10-Vájsáluokta-Akka(10km.)

Nuestra host( Susana) Nos despide con mucho cariño. La verdad que las personas que cuidan los refugios son personas sensacionales. Muchos de ellos vienen durante 5 semanas , algunos con familia, bebés y niños, y te cuidan como si fueras su hijo. En fin, salimos para hacer la ruta más corta entre el bosquecito de abedules, y otros que no hay faltado a la fiesta, los queridos mosquitos, nos acribillan nuestras piernas sensuales. Las maderas que en otras ocasiones fueron nuestro aliado y nos hacían avanzar mucho, se vuelven en nuestra contra y empiezas a patinar como si patinaras en hielo por primera vez. A medida que te acercas a Akka, el camino se hace más agradable ya que vas viendo todos los picos rodeando los miniglaciares. Pero el que se lleva el premio gordo es el café que está en el embarcadero. Fisk y glödkaka, es el fish and chips de Inglaterra, pero en este caso significa pescado y pan. Una abuelita regenta una casa que usa de café y uno se siente a las mil maravillas comiendo algo que no sea de sobre y con el fuego calentando el local. También hay cerveza, Coca-Cola, queso...por si quieres enriquecer la comida. A partir de aquí, con la barriga llena, los 2 últimos kms, se hacen con la gorra. Llegamos al refugio (Stuga) después de 226kms sobre nuestras piernas. Como premio, en este sitio hay una sauna(Bastu) que parece el módulo lunar Apolo XIII, que tiene unas vistas que bien valen la pena sudar para estar dentro.

Día 11- Akkastugorna-Áhkká(Majtoppen 1628 m)-10km.

Excursión de un solo día que sale del refugio de Akka. Hay que tomar el camino en sentido a Gisuris. Pero al llegar a un gran puente metálico (Vuojatädno), en vez de seguir hacia delante hay que girar a la izquierda...y dónde?...ehhh, pues buena pregunta porque tampoco te creas que te ponen una pintura, ni un cartel ni mucho menos un monton de piedras, te esperan unos cuantos caminos de renos que tienes que jugarte la. Una vez dentro, si hay un camino que a veces tienen marcas azules y amarillas, pero depender de eso es como depender de una cerilla para iluminar un estadio de fútbol. Durante un rato lo sigues bien, pero cuando llegas a la zona musgosa-liquenosa-acuosa olvídate de seguir un camino y prepárate para andar como una tortuga, Dios qué sopor. La cosa al final es llegar al río Njirramjåhka, el que sale entre las montañas, y remontarlo pegado a la orilla por su derecha. Más o menos un caminito te sube para arriba y te saca del bosque. Una vez fuera del bosque intentar ir por dónde hay menos pendiente. Nosotros, no llegamos a la cima, la chupa de agua hace que el camino sea un infierno de agua , charcos, zonas pantanosas y cansa muuuucho.

Bueno este es el final de esta aventura. Si queréis más información, hay un libro que describe todas las etapas, Padjelanta Och Sulitelma, de Fredrik Neregård. Si queréis que os diga algo, pues no seáis vagos y escribidme.

Agradecimientos:
A mi hermano Víctor por currarse todo el camino. A Noelia y a Logan por cada paso que doy en esta vida, porque ellos son la razón de seguir hacia adelante.

Comments

    You can or this trail