Time  2 hours 54 minutes

Coordinates 263

Uploaded November 9, 2017

Recorded November 2017

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
2,529 f
2,250 f
0
1.1
2.3
4.57 mi

Viewed 1299 times, downloaded 84 times

near Navalagamella, Madrid (España)

Fuente: Comunidad de Madrid. Dirección General de Turismo

RUTAS GUIADAS POR LA COMUNIDAD DE MADRID
9. Los molinos del río Perales
Navalagamella, Sierra Oeste

La ruta...

Los restos de los antiguos molinos hidráulicos, magníficos encinares en los que habitan numerosas especies de aves y la variada vegetación de ribera que se da a orillas del río Perales son los principales puntos de interés de esta ruta circular a pie con punto de partida y de llegada en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Estrella, en la localidad de Navalagamella. La ubicación geográfica del municipio hizo que éste se convirtiera, antiguamente, en un importante cruce de caminos, algo que en la actualidad queda patente gracias a las casi una veintena de vías pecuarias que lo atraviesan. De todas ellas destaca el tramo de la Cañada Real Leonesa –una de las de mayor importancia para la transhumancia en la Península Ibérica–, que bordea el casco urbano. El recorrido, de 7,325 km y una duración de alrededor de 2 h y 30 min, es sencillo y está perfectamente señalizado. Además, a lo largo de toda la ruta, hay habilitados varios paneles con información sobre el itinerario y las distintas especies de flora y fauna que se dan en la zona.

Acceso al punto de inicio: por la M-40 hasta la salida 41 para coger la M-503 en dirección Villanueva de la Cañada. Se toma la M-600 y, posteriormente, la M-510 dirección Navalagamella. Nada más entrar al pueblo, está la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Estrella.

Desde la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Estrella –templo que data de los siglos XV y XVI y que tiene una sola nave con planta de salón y bóvedas góticas–, se va por la acera que discurre a su izquierda, junto a la carretera que conduce hacia el pueblo. Se atraviesa el casco urbano hasta llegar a la calle de San Sebastián, por la que hay que seguir hasta encontrar una pista de tierra que arranca a su izquierda y que lleva hasta el Mirador del Hondillo, situado en las antiguas eras del pueblo y desde el que se obtienen unas espectaculares vistas del entorno natural del municipio.

Desde el mirador, la ruta continúa girando a la derecha, por una pista en la que está prohibido el paso de vehículos y junto a la que puede verse una señal que indica que el recorrido pasa por una de las muchas vías pecuarias existentes en Navalagamella. Tras dejar a mano derecha un pequeño descansadero al que se regresará en el camino de vuelta de la ruta, aparece otra nueva zona de descanso en la que merece la pena realizar una parada para leer los paneles informativos que hay habilitados. En uno de ellos se explican las principales características de la encina (Quercus ilex), pues la ruta avanza atravesando un espléndido encinar. Este árbol, representativo de los paisajes ibéricos, es muy longevo –existen ejemplares de más de 800 años de edad–, tiene las hojas duras, perennes, brillantes y de color verde oscuro y la copa densa y amplia. Su fruto, la bellota, es comestible. En el término municipal de Navalagamella hay un ejemplar de encina declarado Árbol Singular de la Comunidad de Madrid debido a su curioso porte en forma de seta y a su copa, con un diámetro superior a los 12 m. Otro de los paneles informa sobre las aves de este tipo de bosque, son especies propias de los bosques mediterráneos. Especialmente importantes son las rapaces y, algunas de ellas –como el águila imperial ibérica (Aquila adalberti), el buitre negro (Aegypius monachus) o el búho real (Bubo bubo)– se encuentran seriamente amenazadas. Por este motivo, se incluyó a Navalagamella en la Zona de Especial Protección para las Aves de los Encinares de los ríos Alberche y Cofío –que ocupa una superficie total de más de 83.150 hectáreas–. También es posible ver ejemplares de paloma torcaz (Columba palumbus), milano negro (Milvus migrans), águila culebrera (Ccaetus gallicus), milano real (Milvus milvus), herrerillo común (Parus caeruleus), urraca (Pica pica), abubilla (Upupa epops), mirlo común (Turdus merula), rabilargo (Cyanopica cyana), pinzón vulgar (Fringilla coelobs), verderón (Carduelos chloris), verdecillo (Serinus serinus), curruca (Sylvia melanocephala) y carbonero común (Parus major).

Se sigue andando por la pista principal y, al rato, se llega a una bifurcación y a un antiguo puente sobre un pequeño cauce de agua. En este punto, hay que girar hacia la derecha. La ruta continúa por un camino entre piedras que termina en unos lanchares que hay que cruzar. El itinerario empieza a adentrarse en un bosque de ribera y a acercarse al nacimiento del río Perales. Después de recorrer 235 m más, se pasa junto a una enorme tubería de conducción de aguas que queda a mano izquierda y que forma parte del sistema de conducción de aguas entre los embalses de Picadas y Valmayor, propiedad del Canal de Isabel II.

Por el sendero principal se llega hasta unas escaleras de piedra que hay que bajar para continuar por la ruta. Así se alcanzan los antiguos molinos de cubo –un tipo de molino hidráulico que fue muy representativo de la zona– que se mantienen en pie a lo largo del río Perales. Antaño, formaban parte de una importante industria que buscaba la energía del agua para moler cereales y producir harina, y son el reflejo de la importancia económica que tuvo esta zona en otros tiempos. Para aprovechar la fuerza del agua era necesario construir los molinos sobre un cauce. Se interceptaba el agua mediante una presa y se conducía hasta el molino a través de un canal o caz. Después, caía por un cubo de presión generalmente realizado en sillería. Allí, un mecanismo de rotación recibía el impulso del agua y lo transmitía, directamente, a la muela superior. Como el río sólo adquiría suficiente caudal con las crecidas del invierno y la primavera, el molinero únicamente trabajaba la mitad del año.

Tras pasar los molinos, la ruta continúa girando a la derecha, junto a una valla de madera, y descendiendo hasta desembocar en un camino más ancho donde hay un par de paneles informativos y por el que se sigue de frente. El sendero vuelve a estrecharse y avanza en paralelo a una alambrada que cerca una finca. 100 m después, se alcanza un puente hecho con tablas de madera que salva un arroyo y que hay que cruzar para llegar, nuevamente, al primer y pequeño descansadero por el que se pasó en la ida. Hay que girar a la izquierda y deshacer el camino andado para llegar al final de la ruta.

Ficha técnica:

Tipo de itinerario: circular
Señalización: en todo el recorrido
Dificultad: fácil
Distancia aproximada: 7,325 km
Duración aproximada: 2 h y 30 min
Desnivel: 150 m
Época aconsejada: primavera y otoño

Para no perderse...

Navalagamella (el punto de inicio de la ruta) es más que los antiguos molinos que continúan en pie junto al río Perales. Su principal elemento patrimonial es la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Estrella, construida entre los siglos XV y XVI. Tiene una nave con bóvedas góticas, un valioso retablo mayor, una destacada Capilla de la Inmaculada y un campanario herreriano. Un trabalenguas popular recuerda que Navalagamella tuvo, además, siete ermitas, de las que se conservan tres: la del Santísimo Cristo de la Sangre, la de San Miguel y la de San José. Y en la Plaza de España está la Torre del Reloj, de dos cuerpos y rematada por una espadaña.

El mayor atractivo del municipio de Valdemorillo (a 6,800 km de Navalagamella) es su entorno natural –más del 50% de su superficie forma parte de distintos espacios protegidos, entre ellos el Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama–. En el Embalse de Valmayor –puesto en funcionamiento en el año 1976 y con una capacidad de 124,4 hm3– existe la posibilidad de practicar deportes acuáticos. A la riqueza paisajística y medioambiental de la zona hay que sumar la importancia que, antaño, tuvo la producción de cerámica y que, en la actualidad, continúa presente gracias a la inauguración de la Cueva Museo de Cerámica y Vidrio en mayo de 2007. Igualmente, las tres imponentes chimeneas de la antigua fábrica de cerámica –de 1845 y en gran parte destruida durante la Guerra Civil– fueron integradas en el edificio de la Casa de la Cultura. La construcción religiosa más notable es la Iglesia Parroquial de la Asunción de Nuestra Señora, que presenta elementos de diversos estilos arquitectónicos debido a que sus obras se prolongaron durante siglos.

Un paseo por la calle Real de Fresnedillas de la Oliva (a 6,200 km de Navalagamella) le permitirá descubrir un conjunto rural urbano que data de finales del siglo XIX y principios del XX. Está formado por viviendas de dos plantas, con muros de piedra y cubiertas de ladrillo y contribuye a que el pueblo conserve un aire pintoresco. También debe acercarse hasta el noroeste del núcleo poblacional para descubrir la Iglesia Parroquial de San Bartolomé, el edificio más singular de la localidad. Es del siglo XVI y cuenta con una nave y un coro en alto sustentado por columnas del XVII. Ya a las afueras, en propiedades particulares, se conservan fortines de la Guerra Civil. No hay que olvidar que, en julio de 1937, se libró en el oeste de Madrid la importante Batalla de Brunete.

En Colmenar del Arroyo (a 9,500 km de Navalagamella) continúan en pie dos puentes románicos erigidos en sillería en el siglo XV: el de la Fragua –es el más antiguo y tiene un ojo en forma de arco de medio punto– y el del Caño –con dos ojos formados por arcos de medio punto–. También se conserva la Iglesia Parroquial de la Asunción de Nuestra Señora, que pudo comenzarse a construir a finales del siglo XVI. Cuenta con una torre herreriana de 20 m, un espléndido artesonado, una pila bautismal del siglo XVII, un bonito crucero a la entrada, varias esculturas talladas en madera y el retablo barroco de la Dolorosa. Antes de que existiese, los vecinos acudían a la antigua parroquia del municipio, la Iglesia de San Vicente, del siglo XII y de la que lo único que se mantiene es la espadaña, integrada en el muro del actual cementerio.

Más información: www.valdemorillo.es; www.fresnedillas.net; www.colmenardelarroyo.org. www.sierraoeste.org; www.sierraoesteturismo.com.
Building of interest

Ayuntamiento de Navalagamella

Ayuntamiento de Navalagamella
Intersection

Calle de las Eras - Calle de San Sebastián

Calle de las Eras - Calle de San Sebastián
Intersection

Calle Real - Carretera M-510

Calle Real - Carretera M-510
Intersection

Calle San Sebastián - Plaza de España, Navagalamella

Calle San Sebastián - Plaza de España, Navagalamella
Waypoint

Canal de Picadas a Valmayor - Colada de Puente del Hoyo

Canal de Picadas a Valmayor - Colada de Puente del Hoyo
Intersection

Cañada Real Leonesa - Calle de las Eras

Cañada Real Leonesa - Calle de las Eras
Intersection

Colada de Puente del Hoyo - Cañada Real Leonesa

Colada de Puente del Hoyo - Cañada Real Leonesa
Picnic

Descansadero Arroyo del Molino del Hondillo

Descansadero Arroyo del Molino del Hondillo
Picnic

Descansadero Puente del Hoyo

Descansadero Puente del Hoyo
Sacred architecture

Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Estrella

Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Estrella
panorama

Mirador del Hondillo

Mirador del Hondillo
Museum

Molino Baltasar

Molino Baltasar
Museum

Molino del Altillo

Molino del Altillo
River

Nacimiento del Río Perales

Nacimiento del Río Perales
Parking

Parking Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Estrella

Parking Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Estrella
Intersection

Plaza de España, Navagalamella

Plaza de España, Navagalamella
Bridge

Puente Arroyo de los Conejeros - Cañada Real Leonesa

Puente Arroyo de los Conejeros - Cañada Real Leonesa
Intersection

Senda del Arroyo del Molino de Hondillo - Cañada Real Leonesa

Senda del Arroyo del Molino de Hondillo - Cañada Real Leonesa
Intersection

Senda del Arroyo del Molino de Hondillo - Colada de Puente del Hoyo

Senda del Arroyo del Molino de Hondillo - Colada de Puente del Hoyo

1 comment

  • Kalakalahan May 5, 2018

    I have followed this trail  View more

    Espectacular en primavera. La que más disfrutó mi perra que se bañó en todos los tramos del rio. Vistas preciosas en la parte alta.

You can or this trail