Moving time  7 hours 16 minutes

Time  7 hours 56 minutes

Coordinates 7055

Uploaded October 5, 2019

Recorded October 2019

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
2,044 f
959 f
0
6.6
13
26.27 mi

Viewed 88 times, downloaded 2 times

near Mula, Murcia (España)

Dice Pepe Marcos: Pues se hizo de nuevo. Con un calor cuasi insoportable fuimos capaces de terminar una travesía "maratoniana" entre Mula y Caravaca en la prueba de los "90K Camino de la Cruz". No quiero extenderme ni dar mucho la paliza, pero es cierto que, independientemente del nivel de preparación y de las condiciones metereológicas, andar con mis " Magníficos" es muy, muy fácil. Salimos de Mula la andarina Pilar, Rocío, Paco y un servidor. En Bullas, como estaba previsto, nos quedamos el trío "la la la" y, claro, Pilar-Paco-Pepe, poco tienen que decirse sendereando; nos conocemos demasiado y, en esto del andar, nos toleramos muy bien. Por ello, desde Bullas hasta la Meta en la Plaza del Ayuntamiento de Caravaca, fuimos marcando un ritmo constante y cuasi unísono. Bebimos y comimos lo suficiente, sufrimos bajo el sol cuasi canícular que planteaba un desafío físico por encima de los 30º, paramos (sin cebarnos en el descanso) en los frecuentes avituallamientos y enfilamos la larga Alameda de entrada a la ciudad de la Cruz del Noroeste murciano sabiendo que la cabeza y los "leerles" pueden, en nosotros, más que las limitaciones físicas que podamos tener. Y sí, llegamos cansados, pero fuertes y contentos, en un tiempo que, para una persona muy racional como yo, fue inferior (rotundamente) al previsto. Como siempre digo, no se si habrán muchas, pocas o ninguna más, pero el nivel de satisfacción "mental" que puede provocar un "ultrameneo" como éste roza lo magno.
Como siempre, presentes, el resto de ese grupo de "Los Siete Magníficos": nuestro mentor José Luis, Ana, Miguel Ángel y José María.

Murcia a Mula y Caravaca, un ferrocarril que nació con mal pie
Insólito material móvil y ajetreada inauguración
La línea atravesaría una rica y poblada comarca, siendo sus estaciones : Espinardo, La Ribera, Molina de Segura, Alguazas, Los Rodeo, Campos del Río, Albudeite, Baños de Mula, Puebla de Mula, Mula, El Niño, La Luz, Bullas, Cehegín y Caravaca. Con poblaciones de gran producción agrícola y bastante población como Mula, Bullas, Cehegín, y por fín Caravaca. ). Esta última población de Caravaca de la Cruz, unía a la producción agrícola, su riqueza artística, siendo además uno de los únicos cinco lugares de la Cristiandad con “Año Santo”, junto con Roma, Jerusalén, Santiago de Compostela y Santo Toribio de Liébana.
La ampliación de la línea hasta Murcia capital obligaría a la construcción en dicha capital de otra estación cabecera del nuevo ferrocarril, denominada Murcia- Zaraiche, mal comunicada y situada en aquella época a una distancia muy considerable de la de Madrid Cartagena Murcia.
El día anterior a la inauguración y para asegurarse contra los imprevistos se realizó un ensayo general con la locomotora y coches asignados y seguido a la distancia reglamentaria de un tren de respeto, siempre previniendo eventualidades. En la preocupación por asegurarse todas las medidas se tomaron aún más medidas de seguridad, entre ellas tener preparadas otras dos locomotoras en orden de marcha para prever cualquier eventualidad.
En la mañana del 30 de mayo de 1933 se reunieron en la estación de Murcia- Zaraiche todas las personalidades invitadas a la inauguración y posterior banquete en Caravaca, partiendo el tren arrastrado por una magnífica locomotora “Montaña”, con tal aspecto como si hubiese salido de fábrica, amén de profusamente engalanada. Además de la pareja de maquinista y fogonero y de un jefe de maquinistas, la máquina iba acompañada por el propio ingeniero-jefe de Material y Tracción.
El vecindario de las poblaciones salía en masa ovacionando al convoy, cuando en plena vía y entre dos estaciones al llegar a la fuerte rampa pasada la estación de Mula, el tren se para, enviando recado desde la locomotora que se trataba de una avería pequeña y que enseguida se reanudaría la marcha. Pero se le comunica seguidamente que la máquina tiene fundido un tapón fusible de la caldera.
Mendizábal preocupado ante la importancia de la avería y la persistencia de la parada y en el tren el director general de Ferrocarriles, el gobernador civil, presidente de la Diputación, presidente de la Audiencia, alcaldes invitados, diputados a Cortes, alta jefatura de ferrocarriles, etc. envía recado a la estación anterior inmediata para que se ponga en marcha el tren de respeto. Ante la lógica inquietud por la parada que se prolonga, no se presentó una locomotora hasta cuatro horas más tarde, y la entrada en Caravaca se efectuó ¡a las cuatro de la tarde¡ comenzando el banquete, por cierto menos mal que fue muy bien acogido a pesar de tal retraso y del apetito de los ilustres viajeros.
Puesta en marcha la investigación pertinente, extremada por el número de autoridades frustradas, se averiguó que el ingeniero jefe de tracción, señor Estibaus se había pasado toda la noche en la estación, disponiendo todo a su gusto y alterando a su criterio el detallado plan de inauguración. Bajo sus órdenes suprimió el tren de respeto por considerarlo inútil, y en el acompañamiento de la “Montaña” del tren inaugural dio tal confusión de órdenes al jefe de maquinistas, maquinista y fogonero que originaron la inutilización de la magnífica locomotora tan cuidadosamente preparada el día anterior.
También por su cuenta había dado contraorden respecto a las medidas de seguridad previstas y respecto a las dos locomotoras preparadas de reserva ordenó fuesen apagadas y su personal enviado a sus domicilios. Y como suprimió el servicio de seguridad, al pedir socorro el tren inaugural paralizado en la vía, bien repleto de autoridades, se llamó a la estación de Murcia, donde hubo que sacar de la cama a una pareja de maquinista y fogonero y encender la locomotora que prestó auxilio cuatro horas después de la parada.
Al interrogar Mendizábal, por orden del director general de Ferrocarriles al ingeniero Estibau, este se encontraba profundamente alterado debido a haberse entregado una considerable ingestión alcohólica a base de coñac que le hiciese apartar de su mente el colosal fiasco, no supo sino echarse a llorar como un chiquillo. Dado su estado tuvo que ser conducido a la cama del hotel de Caravaca, y sin él regresar triunfalmente el tren a Murcia. No tuvo el suceso mayores consecuencias pues tanto el Ministro como el Director General comprendieron y se dieron cuenta de lo sucedido.
Tal se decía al comienzo de este artículo, no resulta exagerado lo del mal pie con que comenzó el ferrocarril Murcia- Mula- Caravaca, y aún antes los ingentes problemas de su construcción y de su puesta en funcionamiento: infraestructura, material motor, material móvil, etc.. Conjunto de dificultades que hicieron de esta línea y sus orígenes algo verdaderamente reseñable .
Photo

Salida en Mula

A siete leguas de Murcia y situada en un fértil valle, la villa cuenta con palacios y monumentos que certifican una riqueza que el Marques de los Vélez, trató de asegurarse frente a la población, erigiendo un imponente Castillo, magnífica obra de sillería del s. XVI desde el cual se domina toda la vega y que parece continuación de los riscos sobre los que se asienta. El lugar estuvo habitado desde el Neolítico, aunque se han encontrado vestigios de la época argárica y yacimientos ibéricos, ahora reunidos en el Museo de Arte Ibérico "El Cigarralejo", considerado como la mejor exposición de arte ibérico de la península y que ocupa actualmente el Palacio de Menahermosa.
Intersection

Derecha

Photo

Izquierda

Intersection

Derecha

Intersection

Izquierda

Tunnel

Túnel

Tunnel

Túnel

Photo

Foto

Intersection

Derecha

Intersection

Izquierda

Photo

Foto

Waypoint

Derecha

Photo

Estación de Cehegin

Photo

Cehegin

Cehegín, municipio situado en el corazón de la comarca del Noroeste, ha sido el lugar elegido por diferentes culturas para ser morada de sus pobladores desde los tiempos más remotos. Nos remontamos a la prehistoria, a sus Pinturas Rupestres pertenecientes al arte rupestre, declaradas Patrimonio de la Humanidad. Sin embargo, también tenemos la impronta de íberos, romanos, visigodos, árabes y cristianos.
Tunnel

Túnel

Photo

Km 40

Photo

Foto

Al noroeste de la provincia de Murcia se emplaza la localidad de Caravaca de la Cruz. Entre su caserío, que se extiende en torno a un castillo, se encuentran bellas muestras del Renacimiento murciano. La zona en la que se asienta Caravaca ya estuvo habitada por las culturas argárica, íbera y romana, pero los orígenes de su estructura urbana hay que buscarlos durante la dominación árabe. Tras la Reconquista, estos territorios pasaron a ser gobernados por la Orden del Temple y más tarde por la de Santiago. En esta época, durante los siglos XVI y XVII, Caravaca vivió su máximo esplendor ya que se convierte en el centro político de un vasto territorio. Así, esta población nos muestra un numeroso catálogo monumental fruto de su importancia histórica. Una de las piezas principales es el castillo que se alza sobre el trazado urbano de Caravaca. De origen musulmán, fue ampliado en el siglo XV por la Encomienda de los Templarios y más tarde pasó a la Orden de Santiago. Catorce torreones custodian al Santuario de la Santísima y Vera Cruz, que se levantó en su centro en el siglo XVII. La portada, que se añadió un siglo más tarde, es de traza barroca. El conjunto es Monumento Histórico Artístico y alberga en su interior el Museo de Arte Sacro e Historia. Una de las construcciones religiosas consideradas obra cumbre del Renacimiento murciano se encuentra en Caravaca. Se trata de la iglesia del Salvador, que ha sido declarada Monumento Histórico Artístico. Completan el recorrido cultural la iglesia de la Soledad, hoy Museo Arqueológico; el convento de los carmelitas, fundado por San Juan de la Cruz; y la Purísima Concepción, edificada en el siglo XVI sobre la antigua iglesia de la Cofradía Hospitalaria de San Juan de Letrán. De factura renacentista, en su interior conserva bellos artesonados mudéjares y retablos barrocos. Caravaca de la Cruz es, además, la quinta ciudad en la que se puede celebrar un Año Santo (Año Jubilar) de la religión católica junto a Santiago de Compostela, Santo Toribio de Liébana, Roma y Jerusalén. Así, en esta localidad se celebra el Año Santo cada siete años y se puede obtener el jubileo, indulgencia plenaria, solemne y universal. El próximo Año Santo será en 2024. Fiestas Entre el 1 y 5 de mayo se celebran las fiestas de la Santísima Vera Cruz. Los dos espectáculos centrales son los coloridos desfiles de Caballos del Vino y el de Moros y Cristianos. Además, el tercer domingo de cada mes se celebra el Mercado del Peregrino, que reúne productos típicos y de artesanía.

2 comments

  • Senda55 Oct 6, 2019

    I have followed this trail  View more

    Bonita ruta, y lo sería más de hacerla en tiempo no caluroso, o dentro de unos años cuando los árboles estén más creciditos

  • Photo of pepemur

    pepemur Oct 6, 2019

    I have followed this trail  View more

    Zonas interesantes en su recorrido y paso por bonitos pueblos del Noroeste murciano. Difícil, lógicamente, por el kilometraje, pero también por las condiciones climatológicas.

You can or this trail