Time  8 hours 11 minutes

Coordinates 1905

Uploaded April 29, 2019

Recorded April 2019

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
5,797 f
3,763 f
0
3.1
6.3
12.55 mi

Viewed 237 times, downloaded 4 times

near Navacerrada, Madrid (España)

En la ruta de hoy visitaremos las zonas más bonitas del entorno del pueblo de Navacerrada. Iremos a la Dehesa de la Golondrina subiendo al Cerro de las Ruedas y al de la Golondrina, teniendo unas vistas inmejorables del Valle de Guadarrama y de Navacerrada.
También visitaremos cinco preciosos embalses y subiremos hasta el mirador de la Barranca, donde disfrutaremos de unas inmejorables vistas panorámicas de las altas cumbres del parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.
La ruta no es difícil, es dura por la distancia y desnivel.



La primera parte de la ruta discurre por la dehesa de la Golondrina, acostada a los pies de su cerro. Mantiene el secular uso ganadero, habiéndose olvidado hace lustros otros aprovechamientos como la fabricación de carbón vegetal en las numerosas carboneras que lanzaban sus fumarelas desde las laderas del Golondrina.



Empieza el paseo junto a un cartelón situado a la entrada de la dehesa. En vez de tomar la ancha pista que sube hacia la izquierda, seguimos un senderillo que se difumina bajo las hojas caídas y que marcha por el centro de una pequeña vaguada.
Es la parte más espesa del robledal y la que tiene los árboles más añosos. Enseguida se alcanza el pilón de la primera fuente que encontraremos en el camino. La Fuente de los Cabreros.



Se continúa en suave subida por el vallejo. De vez en cuando aparecen postes metálicos que certifican que vamos por el buen camino. Llegamos a una preciosa pradera cubierta de un manto amarillo espectacular.



Nos alejamos momentáneamente para visitar unos peñascos de los que intuímos tiene que haber unas buenas vistas de toda la dehesa.



Volvemos al camino y tras un último tramo algo más empinado llegamos a la zona despejada de la parte más elevada de la dehesa, que atraviesa una pista, aquí encontramos otro espectáculo de la primavera.



Bajo ella el segundo manadero que encontramos en el sendero: la Fuente de los Rasos.



Alcanzada la pista, la tomamos a mano derecha, continuando la subida, ahora muy suave, rumbo al collado del Buey. Separa este amplio portacho los cerros de la Golondrina, a la derecha, del de las Ruedas, a la otra mano. No hay que alcanzarlo, sino tomar la primera pista que se abre a la izquierda.



Casi sin inclinación, la pista se entretiene en curvear por la parte más alta de la dehesa. Al final alcanza una cerca de piedra con una cancela (la encontré cerrada, pero se puede flanquear por el lado derecho).
Unos metros más allá se alza el roquedo cimero del cerro de Las Ruedas, coronado por una cercana antena de telefonía móvil y una caseta de vigilancia de incendios.



Las vistas son una verdadera maravilla desde ahí, veremos todo el valle del Guadarrama con sus praderas y sus cercas de piedra con unos colores espectaculares.



Como fondo tendremos la imponente Peñota y la cuerda del Alto del León.



Y hacia la otra vertiente no son peores las vistas.



Bajamos y desandamos el camino hasta el collado del Buey, donde dejaremos la pista y buscaremos un pequeño sendero que nos subirá hasta lo alto del cerro de la Golondrina. Poco antes de llegar al cerro, tendremos una vista panorámica del pueblo de Navacerrada y su entorno.



Llegamos al cerro y tras una corta trepada ya estamos en el punto culminante. La trepada no es nada del otro mundo, sobre todo si se sabe que aguarda el regalo de un excelso panorama.



El mismo que tantas veces contempló Luis Rosales, quien hizo verso sublime de tan doméstico cerro:

Para volverte a ver sólo es preciso
que el lucero del alba empiece el vuelo
sobre La Golondrina, y en el cielo
haya un lento deshielo circunciso.


Continuamos nuestra marcha y ahora descendemos el cerro por su dehesa, este es un tramo muy bonito lleno de color y del canto de los pájaros que lo habitan.



Atravesamos dos carreteras que nos cierran el paso y nos adentramos en el Monte del pinar, subimos por un sendero hasta llegar a un pequeño merendero techado.



Continuamos el camino pero ahora descendiendo por la ladera del Chiquillo, un camino que tiene unas estupendas vistas de la reina del valle, La Maliciosa.



Giramos a la izquierda y en pocos metros tenemos a nuestro alcance el primero de los embalses que veremos hoy.

El embalse del Chiquillo:
El camino del arroyo del Chiquillo o camino del Chiquillo a secas, es una de esas rarezas que a pesar de su situación accesible e interés por los parajes que recorre, permanece ignorada. No puede decirse que sea nueva, pues está doblemente señalizada, pero sí que resulta desconocida para la inmensa mayoría de andarines guadarrameños.



El camino se empina un tanto hasta que alcanza el entorno del embalse del Chiquillo. A escasos metros a la derecha, puede bajarse y caminar sobre su pequeña represa, al otro lado del cercado que protege toda su superficie. Nuestro camino deja a la derecha la presilla para continuar monte arriba, ahora por un terreno montaraz y más enfoscado, pero seguible sin el menor problema.

Lo abandonamos y seguimos por el sendero que va a orilla del Arroyo del Chiquillo. El paso bajo un enorme árbol caído es la puerta de entrada a un segundo tramo de la marcha. El camino se empina y penetra en un bosque tan espeso como solitario.

   

Tras cruzar el arroyo y dirigirse a la derecha, empieza el tramo más esforzado. Es una parte que salva una fortísima pendiente, por la zona más espesa del pinar. Con tendencia Noreste, las señales verdiblancas pintadas en los troncos de los árboles, así como pequeños hitos de piedras, marcan el rumbo.

No se tarda en alcanzar la cresta de la ladera. Es una zona con abundante pedriza, que corona el Canto Gordo, cumbre de tercera que se alza hasta los 1.595 metros. El camino lo bordea por su lado oeste.



Enseguida se llega a un amplio collado, sin duda el punto más hermoso de toda la excursión. Colgado entre la Barranca y Peña Entorcal, ofrece las más íntimas, desconocidas y recomendables vistas de esta porción del Guadarrama.



Tras recorrer el collado, las señales dirigen rumbo Norte para encontrarse enseguida con un camino mucho más importante que cruza la ladera en horizontal dirección Este-Oeste. Es la Senda Ortiz, que arranca en el fondo de La Barranca. Nosotros la cruzaremos para seguir en dirección Norte para llegar a la pista que lleva al mirador de Las Canchas.



Mirador de la Barranca o de las Canchas:



Colgado sobre La Barranca ofrece sensacionales vistas de los cerrados bosques que tapizan este valle y los abruptos barrancos del Infierno y La Maliciosa, la desconocida vertiente sur del Alto de Las Guarramillas y el irregular frontón, que es el lado occidental de La Maliciosa.



Continuamos caminando por la pista en el sentido que llevamos., es decir, rumbo norte, por la larga bajada que lleva hasta el fondo de La Barranca, hasta que abandonamos la pista para ir por un sendero que viene desde la senda de la tubería, acompañando al Arroyo de la Cabrita, hasta llegar a la Fuente del Mingo o Molinillo.



Seguimos el sendero al lado del arroyo, pasamos por el parque de Aventura de Pino a Pino. Una vez pasado ya llegamos al segundo de los embalses de hoy, el Embalse del ejército del aire.



Un entorno precioso por muchas veces que lo haya visitado, sus reflejos y sus limpias aguas crean un entorno muy apacible y fotogénico.
Lo abandonamos y a escasos metros tenemos el otro de los embalses del valle de La Barranca, el Embalse del Pueblo de Navacerrada.



No puedo decantarme por uno o por el otro, lo mejor es que tenemos a ambos para poder disfrutarlos.
Pasamos por el aparcamiento y área recreativa de La Barranca y tomamos la pista a la izquierda que nos llevara en dirección Sur con la vista enfrente del mayor de los embalses de hoy.



Pero antes nos desviaremos un momento para ver el más pequeño de los embalses de la ruta, el Embalse de los Almorchones.



Una pequeña presa diría yo mas que un embalse, su fondo se encuentra totalmente enlodado pero no por ello deja de tener belleza. El rebose de la presa permite disfrutar de una cascada muy bonita.



Continuamos caminando a orilla del río Navacerrada (antes Samburiel), que nos ofrece un tramo muy vistoso y desconocido al menos para mí.



Cruzamos la carretera M-607 y tomamos la calle Longuera donde a los pocos metros llegaremos al Paseo de la Longuera.



Caminaremos por una Senda Botánica donde el ayuntamiento intenta dar a conocer los valores naturales del entorno y enseñarnos los diferentes tipos de árboles que encontraremos a su paso. Un camino muy recomendable y placentero, lleno de sonidos de las numerosas aves que lo visitan.



Llegamos al último de los embalse de hoy y el más grande en capacidad, aunque no lo encontramos en su mejor momento.  

El Embalse de Navacerrada.



El Embalse de Navacerrada entró en servicio en 1969 y ocupa una superficie de 93 hectáreas. Puede almacenar hasta 11 hectómetros cúbicos de las aguas que recibe del río Samburiel y del Embalse de Navalmedio (por medio de un trasvase). La presa de este embalse tiene una altura de 47 metros.


 
Haremos un recorrido por su perímetro donde encontramos a numerosos vecinos disfrutando de una tarde de paseo. Nosotros ya vamos bastante cansados por la distancia recorrida, pero aun así disfrutamos mucho de este entorno que a acondicionado el ayuntamiento para su disfrute.



Salimos del recorrido por una pequeña puerta (tiene truco el sistema de apertura) y tras callejear un poco, cruzamos la M-601 y llegamos al lugar donde comenzamos esta ruta que nos ha sorprendido por la variedad de paisajes y por su belleza.



Espero que os guste.





Distancia total: 20.23 Km
Desn. de subida acumulado: 898.8 m
Desn. de bajada acumulado: 898.8 m
Altura máxima : 1766.8 m
Altura mínima : 1147.7 m
Altura en inicio: 1195.4 m
Altura en final: 1195.6 m
Ratio de subida: 10.5 %
Ratio de bajada : 8.69 %
Desnivel positivo por Km: 44.43 m
Desnivel negativo por Km: 44.28 m
Tiempo total : 8:11:09 h
Tiempo en movimiento: 5:51:40 h
Tiempo parado : 2:19:29 h
Velocidad media total: 2.47 Km/h
Velocidad media en movimiento: 3.45 Km/h

Fuente:
http://www.metropoli.com/blogs/al-aire-libre/2017/12/31/cerro-de-las-ruedas.html
https://www.elmundo.es/elmundo/2012/11/28/ocio/1354114261.html
http://www.metropoli.com/blogs/al-aire-libre/2016/03/20/sendero-del-chiquillo.html

View more external

La intención es seguir recto, pero ante la manada de reses con sus crias, decido ir por el lado de la alambrada y pasar un poco más arriba.
Cerrada, pasar por una abertura a su derecha.

4 comments

  • juanJose77 May 6, 2019

    I have followed this trail  View more

    Una ruta preciosa, ahora con la primavera es espectacular el entorno. Nos han encantado, eso sí, es larga.

  • Photo of Guadarramista

    Guadarramista May 6, 2019

    Hola JuanJose77,
    Me alegro que te haya gustado la ruta y gracias por tu valoración y comentario.
    Nos vemos.

  • josejo70 May 6, 2019

    Buena idea has tenido al hacer esta ruta, la haré en breve.
    Gracias.

  • Photo of Guadarramista

    Guadarramista May 6, 2019

    Hola josejo70,
    Gracias por tu valoración y comentario.
    Ahora es la época ideal para hacerla, te va a gustar.

    Nos vemos!

You can or this trail