Moving time  one hour 57 minutes

Time  2 hours 22 minutes

Coordinates 1317

Uploaded November 29, 2018

Recorded November 2018

-
-
679 f
36 f
0
1.4
2.7
5.49 mi

Viewed 538 times, downloaded 23 times

near Málaga, Andalucía (España)



¿Is trekking possible inside Málaga City? ¡Yes, of course! And it's wonderful experience.

Sí, se puede hacer senderismo dentro de la ciudad de Málaga. Es otro más de los regalos que esta increiblemente bella ciudad le brinda al viajero y, por supuesto, al residente. No muchas ciudades pueden ofrecer junto a una brillante ruta cultural y gastronómica también una actividad tan gratificante como hacer senderismo. Y todo a un paso del centro. ¡Es increible! Pero es cierto, como se demuestra en esta ruta.



Es una ruta circular de unos 9 kilómetros que parte del centro del Paseo España (jardines junto al puerto) y vuelve a él tras haber recorrido el Monte Victoria y Gibralfaro. Hay algunos tramos inevitables de calles. Son necesarios para transitar entre Gibralfaro y Monte Victoria, pero la mayoría del recorrido se hace por senderos y caminos. Disfrutaremos del paseo arropados por los bosques que constituyen el pulmón verde de Málaga. La caminata no está exenta de cierto esfuerzo, pero es asequible, con paciencia, no sólo a deportistas sino también a paseantes. Eso sí, vamos a sudar un poco.



Desde los jardines del Parque de Málaga cruzamos el Paseo del Parque hacia la calle Cortina del Muelle, por la cual seguimos hasta pasar el Museo de Málaga. Giramos a la derecha y subimos por el Paseo Don Juan Temboury hasta alcanzar el Túnel del Castillo de Gibralfaro. Lo atravesamos y al salir del mismo subimos por una calle que se devía a la derecha. Esta vía cuenta con una valla roja y blanca que normalmente cierra el paso a los vehículos.



Tras la primera curva de la calle hay un sendero que cuyo inicio asciende de manera muy abrupta a mano derecha. Lo seguimos. El paseo por estos parajes arbolados y de verde vegetación (gracias a las recientes lluvias) nos anticipa parte de la belleza del recorrido que estamos realizando.



Bajamos de nuevo hacia la ruta asfaltada y nos incorporamos a ella. Pronto tenemos una buena perspectiva de las calles a las que tendremos que descender para enlazar con la subida al Monte Victoria.



A unos 850 metros del comienzo de este paseo que se inicia a la salida del túnel, nos desviamos por un camino que baja directamente a las calles antes citadas. Bajamos por ellas hasta salir a la más principa calle Ferrándiz. Una vez en ésta última giramos a mano derecha y subimos unos 200 metros, dejamos atrás la primera calle a mano izquierda y nos internamos en el segundo desvío a mano izquierda.



Subimos por unas empinadas escaleras que desembocan en la calle Conde de Ureña, en la cual giramos a la derecha y continuamos por ella hasta la calle Seminario. Ésta nos introduce en un denso bosque, atravesado por la calle asfaltada que seguimos.



Continuando bajo la frondosidad de los árboles que flanquean el camino, en un momento dado se abre el paisaje. Junto en este punto y a mano derecha sube un sendero que se dirige hacia unas ruinas. Las sobrepasamos y continuamos ascendiendo por senderos al principio bien marcados y después más confusos.



Mantenemos siempre la misma dirección de ascenso hasta un punto en el cual ya podemos contemplar al fondo del paisaje el perfil del conocido cerro de San Antón. A partir de aquí ascendemos por un sendero muy marcado, paralelo a una torrentera excavada por el agua.



Llegamos a lo alto del Monte Victoria, donde se nos presenta el conjunto de antenas de comunicaciones que lo coronan. Bordeamos las instalaciones por un pequeño senderuelo a su derecha.



Salimos a un mirador, un poco más abajo de las antenas, desde donde se nos ofrecen panorámicas excepcionales de todo Málaga y su costa. Aprovechamos el día soleado y despejado para llevarnos algunas bellas fotos de recuerdo.



Descendemos el monte por un sendero a mano izquierda del mirador. El camino sigue el trazado de los postes de la línea de teléfono.



Salimos a una calle, a la altura de unas ruinas muy bien decoradas por grafiteros. Y desde aquí de nuevo todo son calles. Al principio es un paseo por zonas si tránsito. Un poco más abajo ya nos introducimos en calles urbanizadas. Y finalmente salimos de nuevo a la calle Ferrándiz. En ella giramos a mano derecha y recorremos a la inversa nuestro camino anterior.



Volvemos de nuevo al punto donde bajamos de los caminos de Gibralfaro a las zonas urbanas. Subimos ahora por el camino que antes bajamos, pero no seguimos por la primera calle asfaltada que antes recorrimos.



Ahora continuamos monte arriba por senderos que ascienden directamente por el arbolado, fuera de las calles asfaltadas. Y así salimos a un cruce donde vemos un cartel anunciador del sendero hacia el Mirador de la Costa. A este mismo punto se puede llegar alternativamente siguiendo las calles asfaltadas desde donde las abandonamos. Se alargaría así un poco la ruta y a cambio perderíamos la brusquedad de la subida monte a través.



Desde la altura de 143 metros, el Mirador de la costa nos ofrece bonitas panorámicas de la costa Malagueña.

A continuación descendemos por entre las rocas (también se puede seguir un sendero menos directo) hasta salir a la entrada del Sendero de la Malagueta.



Nos adentramos por el sendero de la Malagueta. Y éste nos lleva bordeando el monte de Gibralfaro hasta desembocar en su más conocido y visitado mirador. Desde aquí bajamos por una larga pendiente empedrada que nos conduce a la entrada del túnel que cruzamos al comienzo de la ruta.



Aquí continuamos unos metros más allá de la entrada del túnel hasta localizar una pequeña entrada en el muro a mano izquierda. A través de ella vamos bajando por escaleras que comunican plataformas situadas en niveles de altitud cada vez menores.



Abandonamos los jardines por la puerta situada junto a un inmenso y antiguo árbol. Y a continuación cruzamos directamente los Jardines de Pedro Luis Alonso, seguimos justo al frente, atravesando el paso de peatones del Paseo del Parque. Giramos a mano izquierda y vamos hasta el final del parque.



Al llegar a la altura del busto de Rubén Darío, volvemos hacia el punto de inicio de la ruta. Aprovechamos para introducirnos por los umbríos paseos que discurren por los jardines. Y así, disfrutando de la belleza de unos jardines extraordinarios (a cargo de únicamente 3 magníficos y heróicos operarios) regresamos al punto donde iniciamos la ruta.

¡Que la disfrutéis!
"La meta es el camino"
Sendero de la derecha sube a mirador. Nosotros seguimos el de la izquierda
Precioso descenso entre plataformas a distinto nivel comunicadas por escaleras
Parada del Bus

Comments

    You can or this trail