Time  4 hours 46 minutes

Coordinates 870

Uploaded November 10, 2015

Recorded November 2015

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
3,508 f
3,052 f
0
2.5
5.0
10.02 mi

Viewed 1782 times, downloaded 80 times

near Aldehuela de Liestos, Aragón (España)

Hoy nos acercamos hasta la población de Aldehuela de Liestos, para recorrer en su integridad, las hoces del río Piedra, para ello, vamos a realizar dos rutas circulares, que se unen entre ellas, formando un ocho.

Para llegar hasta Aldehuela de Liestos, tomamos la A-23, hasta la salida 210, donde enlazamos con la N-234 hasta la población de Daroca.

Sin entrar a dicha población, tomamos la A-211 por la que continuamos unos doce kilómetros, hasta enlazar finalmente con la Z-V4231, pasando por las poblaciones de Used y Torralba de los Frailes.

Antes de entrar en Aldehuela de Liestos, y para evitarnos un tramo de pista sin interés, cogemos una amplia pista de tierra, que nace a nuestra izquierda, marcada con un poste indicador, y continuamos por ella durante poco más de un kilómetro, hasta alcanzar el inicio del GR.24 "Hoces del Piedra", donde dejamos aparcada la furgoneta, a la sombra de un álamo.

En este punto, iniciamos el recorrido, caminamos unos metros por sendero, rodeando campos de cultivo, ya con vistas a la puerta de las hoces del río Piedra, a las que llegamos en poco más de cinco minutos.

Una vez en el interior de la hoz, caminamos pausadamente disfrutando del entorno, pasamos junto al Pozo de los Muchachos que está seco, aunque esto no quiere decir que el río no lleve agua, ya que en este lugar, las aguas del río Piedra, son subterráneas, y emergen a la altura de la población de Aldehuela de Liestos.

Cuando llevamos recorridos un kilómetro, el río describe un pequeño meandro, conocido como el Pozo del Sombrerillo, en el que se localiza una bonita aguja, con un bolo de piedra, en su parte alta, en el que el sendero se bifurca en dos.

En este lugar, se inicia el recorrido de la primera ruta circular de la mañana, nuestra idea inicial, es recorrer primero el fondo de la hoz, y después subir para visitar los miradores del Ronquillo y de las hoces.

Siguiendo el plan inicial, proseguimos rectos por el cauce seco del río Piedra, rodeados de una extensa vegetación, compuesta principalmente por robles que por desgracia ya han perdido la hoja, álamos, y algún arce Montpellier.

Siguiendo las marcas rojas y blancas y del GR.24, llegamos a la Cueva del Asno, un pequeño abrigo rocoso, donde hay ubicada una mesa de picnic, que sobre todo si se va con niños, puede ser un buen lugar para hacer una parada, y disfrutar del entorno.

Sin apenas detenernos, aprovechamos que vamos ligero de equipaje, para trotar un rato, por el bonito sendero, que discurre entre una espesa masa de bosque, donde el otoño ha pasado, y ha dejado las hojas de los árboles en el suelo, a excepción de las carrascas, y algún arce de Montpellier.

Cuando llevamos recorridos, algo más de kilómetro y medio, llegamos a las Peñas Caidas, y unos metros más tarde, a una antigua carbonera, donde se conseguía carbón vegetal, a partir de la leña de la carrasca y el quejigo, oficio que se mantuvo hasta mediados del S.XX.

Tras detenernos unos minutos para verla, seguimos nuestro camino, alcanzamos la cueva de las Peñas Caídas, otro abrigo rocoso, donde también hay una mesa de picnic.

Como nos hemos detenido hace unos minutos, no nos planteamos parar a descansar en ella, y nada más dejarla atrás, afrontamos una corta, pero resbaladiza subida, equipada con cuerda, con la que nos ayudamos para evitar dar un traspié.

Una vez superada, proseguimos el recorrido por un bonito sendero, con el piso herboso, desde el que podemos ver los imponentes paredones de roca, de la Peña del Buitre, en el que se esconde una cuantiosa colonia de buitres.

Sobre la cota 960 m, llegamos al conocido Paso del Angostillo, en el que nos juntamos de nuevo, con el sendero que desciende de la senda del mirador de las hoces, y en donde se inicia o se cierra la circular del primer recorrido, dependiendo de cómo se haya elegido el itinerario.

Siguiendo el sendero, llegamos a la confluencia del río Piedra, con el barranco del Montecillo, punto en el que se alza la Peña del Buitre, donde nos detenemos para avistar algún buitre sobrevolando la zona.

Después de la pausa, proseguimos nuestro paseo por las hoces del río Piedra, tomando de referencia las marcas rojas y blancas del GR.24, en un tramo en el que se abren, van perdiendo altura, y por el que llegamos a la Cañada Real; por la que transcurre el camino que viene de Torralba de los Frailes, en el que se ubica un refugio libre, y los restos de un antiguo molino, además de varias vías de escalada.

En este punto iniciamos la segunda circular, nosotros como nos habíamos propuesto, continuamos por el fondo de la hoz, pasamos junto a la presa del Pozo de las Escaleras y nos adentramos en un espeso bosque, en el que la mayoría de los árboles han perdido la hoja, por un bonito sendero en el que convergen el GR.24, y un sendero local, balizado con las marcas blancas y verdes.

Cuando llevamos recorridos algo más de siete kilómetro, alcanzamos una bifurcación de senderos, perfectamente señalizado, en este lugar, tomamos el sendero de la derecha hacia el mirador del Ronquillo, cruzamos el cauce seco del río Piedra, y comenzamos a subir por el barranco de la Cueva, en fuerte pendiente, entre un bosque de carrascas y encinas.

Una vez en la parte alta, giramos a la derecha, seguimos por un bonito sendero, paralelo al borde de los acantilados, con vistas de pájaro del fondo de la hoz.

Después de casi tres horas, llegamos al mirador del Ronquillo, donde hacemos una parada para comer, beber, y disfrutar de la amplia panorámica que hay desde el, de las hoces del río Piedra.

Tras la pausa, regresamos sobre nuestro pasos unos metros, enlazamos de nuevo con el sendero, e iniciamos un suave descenso, por una zona agreste, compuesta principalmente por matorral y alguna encina, por el que cruzamos el cauce seco del barranco del Reconquillo, y tomamos la cañada Real, ya con vistas a las moles de roca, en las que se encuentran las vías de escalada.

Por unos minutos, el descenso cesa, llaneamos unos metros, hasta alcanzar la base de un farallón, donde tras detenernos para contemplarlo, iniciamos de nuevo el descenso, hasta llegar a la altura de los restos del molino, y unos metros más adelante del refugio libre.

Desde este lugar, retornamos por el mismo sendero de está mañana, siguiendo las marcas rojas y blancas del GR.24; pasamos por la Peña de los Buitres, y unos metros más adelante, llegamos al paso del Angostillo, donde el sendero se bifurca en dos.

Como está mañana, hemos ido por la zona baja de la hoz, está vez tomamos el sendero que sale a nuestra izquierda, y que en ligero ascenso, vamos ganando los pocos más de cien metros que nos quedan de desnivel positivo.

Transcurrido un kilómetro, nos desviamos de sendero principal, para acceder al mirador de las Hoces, desde el que disfrutamos a la sombra, de una gran panorámica de este primer tramo de las hoces del río Piedra.

Después, regresamos al sendero principal, trotamos unos metros por terreno de falso llano, y luego, iniciamos el descenso, por fuerte pendiente, a la sombra que proporcionan las carrascas, hasta llegar al fondo de la hoz, a la altura del Pozo del Sombrerillo.

Desde este lugar, comenzamos el retorno final hasta el aparcamiento, pasamos junto a la Puerta de la Hoz, rodeamos los campos de cultivo, y tras algo más de cuatro horas y media, llegamos al punto de inicio, donde hemos dejado aparcada la furgoneta, a la sombra de un álamo.

Al final, ha salido un recorrido muy bonito, y que seguro que en pleno otoño, aún gana más en espectacularidad, volveremos!!!

View more external

1 comment

  • Photo of mike1970

    mike1970 May 19, 2018

    I have followed this trail  verified  View more

    Bonita ruta para ir con niños

You can or this trail