Time  3 hours 3 minutes

Coordinates 511

Uploaded August 29, 2016

Recorded August 2016

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
1,645 f
737 f
0
0.9
1.7
3.48 mi

Viewed 3988 times, downloaded 179 times

near Bolonia, Andalucía (España)

En la Sierra de la Plata, en plena costa gaditana, existen paredes rocosas, llamadas "lajas", que son paraísos para los amantes de las aves y la botánica. La más espectacular es la Laja de la Zarga; tenemos la suerte que, por ahora, es muy accesible e incluso dispone de un Observatorio Ornitológico para poder ver a placer la avifauna del lugar.

El acceso a esta ruta se realiza por la carretera que va hacia la playa de Bolonia; debemos de llegar hasta el edificio de recepción de las ruinas de Baelo Claudia, continuar la carretera hacia arriba y a mano derecha nos saldrá un carril, asfaltado al comienzo, que sigue hasta unas cuantas casas agrupadas conocidas como Cortijada del Realillo de Bolonia.

En esta Cortijada se encuentra La Quesería del Cabrero de Bolonia, donde pararemos en el regreso para comprar unos excelentes y buenísimos quesos de cabra Payoya autóctona de esta zona de Cádiz También compramos unos tomates ecológicos cultivados por la hija peque;a del pastor, con un sabor que ya quisieran los del supermercado.

Algo más arriba de la Quesería aparcamos el coche y seguimos el carril hasta la zona que se conoce como el Cortijo de la Gloria; otro grupo de casas habitadas que forman una Cortijada. Pasaremos por una Cancela que se encuentra abierta.

Al poco tiempo llegaremos a la llamada Laja de Las Algas, conocida popularmente como Laja de la Zarga. Como en el lugar es imposible que existan algas, cabe la hipótesis de que la palabra pueda derivar del árabe Al.mgaz “el paso”, pues entre la Laja y la Silla del Papa existe un desfiladero de casi cien metros de profundidad, que podía servir para comunicar las zonas que hoy ocupan las cortijadas de la Gloria y de la Canchorrera sin tener que dar un rodeo. En el libro de la Montería de Alfonso XI se la nombra como “Faya de las Adagaras”.

En la Laja, que es una elevación de piedra arenisca, se aloja una importante colonia de Buitre Leonado que llega a tener más de 60 parejas reproductoras. También pueden observarse otras rapaces como el Cernícalo, Alimoches, Halcón Peregrino y el Águila Perdicera.

El rey de estos cielos es, sin duda alguna, el buitre leonado, el cual tiene numerosos nidos en estas paredes rocosas.

Cuando llega la primavera también podemos observar al alimoche, que presenta aquí alguno de los pocos lugares de cría que quedan por la provincia de Cádiz.
Desde el observatorio continuamos por un sendero que transcurre por la ladera de la laja, entre alcornoques y eucaliptos.

Según vamos subiendo por el sendero, poco visible y algo lleno de maleza con zarzas, espinos, helechos y jaras pringosas, tendremos una excelente panorámica de la Ensenada de Bolonia, Facinas, el estrecho, las costas africanas y el parque eólico de “El Almarchal”.

En este sendero llegaremos a un punto conocido como los boquetitos, en el que tendremos que trepar, utilizando las manos para poder ascender, y con mucha atención para seguir el sendero, con cuidado de caídas y siempre vigilados por los buitres, con su peculiar vuelo en círculos, esperando que alguno nos caigamos.

El lugar es muy abrupto, pero de una belleza incomparable. Tras otro pequeño tramo de escalada, sin cuerda, llegamos a la cima de la Laja con unas vistas increíbles y una caída muy considerable. Aquí encontramos numerosas plumas de buitre y de sus crías al igual que con varios huesos que son los restos de sus festines.

El lugar es de conmovedora belleza, ofreciendo al aventurero una gran experiencia visual. Podremos ver sierras cercanas, como la de San Bartolomé o la de Saladaviciosa, y lejanas como Yebel Musa en África, la ciudad de Tarifa y su Isla de Las Palomas.

Descenderemos por la otra cara de la Laja, a través de un denso alcornocal con pronunciada pendiente, y siempre dejando un muro de piedra existente a la derecha.
Al llegar al llano, donde podemos ver las antenas en la Silla del Papa que nos sirven de referencia, encontraremos restos de antiguas construcciones como un horno de pan y algunas tumbas antropomórficas.

Comenzamos el ascenso a la Silla del Papa y al poco encontramos una pista hormigonada que nos conducirá hasta arriba.

Arriba nos encontramos con una valla y una cancela que se puede abrir para entrar (recordar cerrarla al pasar) y cercanas a las antenas nos encontramos con unas escaleras esculpidas en la roca que nos conducen a un promontorio que es un formidable puesto de vigía.

Nos encontramos en la antigua ciudad de Oppdum, que es un término que desigana un “lugar elevado” cuyas defensas naturales se han visto reforzadas por la intervención del hombre. Los oppida son conocidos gracias a las descripciones hechas por Julio Cesar en “comentari de bello gálico” (comentarios de las guerras de las Galias). En su descripción decía que sus muros son de tierra y piedra, reforzados con unas traviesas de madera unidas perpendicularmente por unas largas clavijas de hierro.

Los primeros asentamientos de la Silla del Papa datan de los siglo X y IX a. C. Las investigaciones arqueológicas revelan que posteriormente existió una ciudad de origen bástulo/ Púnico llamada Bailo que fue abandonada en la época de Augusto, a finales del siglo I a. C., para fundar en la costa la ciudad de Baelo Claudia.

El historiador alemán Adolf Shulten cree que la Silla del Papa se encontraba el Mons Beleia donde el general demócrata Sertorio reunió a sus aliados lusitanos después de haber cruzado el estrecho, apoyándole en su rebelión contra el dictador Sila en el 80 a. C. Cuando fue derrotado, Roma obligó a los habitantes del oppidum a trasladarse a la costa y construir una nueva ciudad donde antes solo existía una factoría de salazones.

En la vertiente oriental de la Silla del Papa encontramos esta antigua ciudad por uno de sus accesos secundarios aprovechando la existencia de una falla oblicua al corredor rocoso donde está situada.

La zona más alta de la silla del Papa se encuentra invadida por antenas de telecomunicaciones.

Más arriba, a 475 m de altura, se encuentra el vértice geodésico. Su nombre puede tener como motivación los numerosos riscos y lajas de piedra que le dan una apariencia plateada. Existe la leyenda que el nombre de sierra de la Plata se debe a antiguos yacimientos de este metal. Y, hablando de leyendas, hay otra que asegura que existe un túnel que va desde la Silla del Papa hasta el mar, y por el cual desaparecen los animales que se aventuran a entrar allí.

Desde la altura los antiguos habitantes podían controlar el territorio y la llegada de posibles enemigos. Al suroeste se puede controlar la ensenada de Bolonia. La única dificultad la tenían al sur, ya que la propia sierra impedía ver un tramo de costa. Hacia el Norte se controla todo el valle del rio Almodóvar. Por el noroeste parte de la Janda hasta Medina Sidonia. Hacia el Oeste la costa de Zahara de los Atunes. Hacia el este la costa de Tarifa y la Sierra de San Bartolomé.

Se llama Silla del Papa ya que el topónimo de silla se debe a que en su cumbre hay una roca con forma de silla. Y del Papa, es la manera en que los lugareños pretenden explicar la monumentalidad o religiosidad de ciertos lugares, probablemente al carácter de templo que tenia esta roca, a la que se puede acceder por unas escaleras talladas en la roca. Aquí pudo existir un santuario prehistórico… donde se encuentran unas figuras talladas en la roca y de las que poco se conoce.

Según F. Martin Cano arqueo astrónoma Indalo, pintura en la cueva de los Letreros de Vélez Blanco, antropomorfo con brazos en cruz y arco velo aura encima de la cabeza y Silla de Papa, grabado hallado cerca de Tarifa, antropomorfo con brazos en cruz, entre dos cruces y tres apéndices inferiores, dos piernas y un falo.

Si se tiene paciencia para buscarlos, en las inmediaciones de la Silla del Papa se pueden encontrar numerosos restos de la antigua ciudad, muros, sillares, fuente, escaleras labradas en roca, huecos para colocar mechinales para techo o segunda planta y muros para el aterrazamiento.

El 11 de mayo de 2015 empezó una nueva campaña de excavaciones en el yacimiento de la Silla del Papa. El equipo científico está formado por especialistas y estudiantes de las universidades de Toulouse, Alicante, Sevilla y Granada, así como del Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia.

En la zona D, en una plataforma situada extra muros al pie del oppidum, se han retomado las excavaciones en el edificio D1, identificado ya en la campaña de octubre de 2014 como una iglesia visigótica. Una datación radiocarbónica nos indica que estaba en uso entre los siglos VI y VII. No se conoce ningún hábitat de esa época en el yacimiento. Se trata pues de un lugar de culto aislado, que fue abandonado después de la conquista islámica. Se ha encontrado en el ábside el soporte cilíndrico de la mesa de altar, la cual ha desaparecido.

Esta nueva campaña acaba de brindar un resultado llamativo: los grandes sillares de arenisca que forman los muros del ábside y la nave de la iglesia han sido reutilizados de construcciones mucho más antiguas. Algunos de ellos presentan molduras que podrían corresponder a monumentos funerarios prerromanos. Esperamos obtener más datos a lo largo de esta campaña, que nos permitan concretar el origen y la localización de dichos monumentos.

Para el regreso solo tendremos que seguir la pista hormigonada, que entre pinares de repoblación nos hará descender hasta la Cortijada del Realillo, cerca de donde habíamos aparcado.

En la pista hormigonada se dejan ver las huellas de otros habitantes ancestrales de esta Sierra de la Plata, las cabras Payoyas.

Agradecimientos a:
-El blog de Manuel:
http://www.rutasyfotos.com/2012/01/laja-de-la-zarga-silla-del-papa.html
-Nos vamos a campear:
http://nosvamosacampear.blogspot.com.es/2014/06/la-laja-de-la-sarga-bolonia.html
-Archéologie protohistorique du détroit de Gibraltar:
http://blogs.univ-tlse2.fr/archeostraits/es/2015/05/16/francais-la-silla-del-papa-tarifa-cadiz-ouverture-de-la-campagne-de-2015/

Esta ruta la catalogamos con dificultad técnica moderada por el riesgo que entabla ascender por la Laja.
Waypoint

Inicio

Intersection

Intersección

Intersection

Desvío izquierda

Birding spot

Observatorio Ornitológico

Ruins

Muro y Horno de pan

Tree

Alcornoques y eucaliptos

panorama

Panorámica desde la cima de la Laja de las Algas

Ruins

Muro de piedra

Summit

Vértice Geodésico

Archaeological site

Petroglifos y escaleras labradas en roca

Sacred architecture

Casa ermita de la Santa Cruz

Intersection

Intersección

4 comments

  • Photo of José Pujol

    José Pujol Jul 14, 2018

    I have followed this trail  View more

    Me ha parecido difícil seguir la senda en la parte de las buitreras, camino no muy marcado a veces y con vegetación, y un par de veces he perdido la ruta
    Excursión muy bonita, y medio exigente (llevaba mochila de 12 kilos con bebe), tiempo 2h

  • Photo of toloqueverdeguea

    toloqueverdeguea Jul 14, 2018

    Efectivamente, el tramo de las buitreras es complicado, nosotros también tuvimos algunas dificultades en seguir la senda, el terreno es muy abrupto y con mucha maleza. Intentamos contemplar la dificultad en la descripción. Que valor ir con bebé y en tan poco tiempo.
    Un saludo.

  • Photo of José Pujol

    José Pujol Jul 15, 2018

    Bueno, lo suyo es echar las 3h, disfrutar de las vistas, y visitar las ruinas, pero iba mal de hora y con poca agua así que paré poco. Gracias por la descripción de la ruta, me gustó mucho

  • Photo of toloqueverdeguea

    toloqueverdeguea Jul 16, 2018

    Gracias a ti por la valoración

You can or this trail