Time  6 hours 13 minutes

Coordinates 609

Uploaded February 25, 2018

Recorded February 2018

-
-
5,022 f
3,595 f
0
2.0
4.0
8.08 mi

Viewed 291 times, downloaded 15 times

near El Horcajo, La Rioja (España)

Extraordinaria ruta, que sin excesivo esfuerzo, nos permite acceder al Monte Horquín, uno de los mejores miradores de La Rioja. Si a ello le sumamos el encanto de poder transitar por zonas nevadas, e ir disfrutando continuamente de excelentes panorámicas de todas las sierras que nos rodean, el resultado será el disfrute de una jornada que nos dejara recuerdos inolvidables.

Aunque la ruta no es especialmente complicada, la recomendación inicial es la de ir minimamente equipados (botas de monte, bastones, polainas y ropa de abrigo cómoda). Para poder hacer el itinerario circular, siempre es necesario utilizar móvil-tablet con aplicación que nos trace la ruta, seguir un track previamente grabado, o bien ir equipado de Gps con análogas prestaciones. Otra alternativa para no perderse si no se está habituado a lo anterior, es volver simplemente por el mismo camino que el seguido en la ascensión.

En nuestro caso, hicimos una ruta circular que nos permitió internarnos por zonas boscosas y finalmente, remontar el Arroyo del Santo desde la ermita de Santo Domingo.

Para una mejor comprensión del itinerario, recomendamos visualizar de forma secuencial todas las fotos que hemos incluido junto con comentarios que solo pueden apreciarse si consultamos la ruta utilizando ordenador o portátil convencional.

La marcha se inicia desde el Collado de Sancho Leza, al que se accede, bien desde Laguna de Cameros si venimos siguiendo el curso ascendente del Rio Leza, o bien desde el extremo final del Pantano de Pajares, viniendo de Logroño por la N111. El collado citado es simplemente el punto más alto de la carretera LR250, a una altitud de unos 1400 mts, lo que supone una diferencia de desnivel respecto al Monte Horquín de menos de doscientos metros, o sea, una subida de las facilonas.

Una vez aparcado el coche en el mismo Collado, comenzamos a ascender por una ladera que nos conduce al primer punto de parada, a tan solo doscientos cincuenta metros del lugar de partida. Se trata de la cota 1412 desde la que ya, avistamos buenas panorámicas del Camero Viejo, la Sierra de la Demanda (Pico San Lorenzo), y la Sierra de Cebollera (Pico de La Mesa). Un poco más abajo del montículo, tenemos un curioso acebo solitario con forma de champiñón con su típico verde intenso y repleto de hojas características.

Desde aquí, continuamos por una amplia zona despejada, que no es otra cosa que el cortafuegos que nos llevará, sin dejarlo, hasta la cumbre. Hay que señalar que dicho cortafuegos, hace dos curvaturas que veremos perfectamente señalizadas mediante indicadores. Tras llegar al primer indicador a menos de un kilómetro del lugar de inicio, viramos en ángulo abierto a la derecha y nos dirigimos a un montículo (la cota 1394), y desde aquí, se sigue por el cortafuegos o por su orilla si hay mucha nieve.

Tras avanzar unos seiscientos cincuenta metros desde la cota 1394, encontramos un refugio o cabaña con toda la apariencia de estar cerrado a cal y canto. Este mismo punto, será el que enlazaremos en el camino de retorno tras remontar el Arroyo del Santo. Por esta zona, existe en el lado derecho ascendente, un bosque adehesado de robles de porte mediano que en esta época, aparecen totalmente despojados de hojas verdes. Al otro lado existe una cerca ganadera y un bosque de grandes pinos pertenecientes al municipio de Lumbreras que aquí, linda con Laguna de Cameros.
El siguiente tramo siguiendo siempre el cortafuegos, es el de ascender suavemente hacia el llamado Alto de los Lapazares (1386 mts). Primero, llegaremos a la cota 1375, y en este punto, observaremos que hay un camino que sale a la derecha del cortafuegos. Se trata de un atajo que lleva al extremo opuesto del Alto de los Lapazares. Nosotros preferimos seguir por el cortafuegos para seguir disfrutando de todas las panorámicas.
Tras descender de la elevación citada anteriormente, nos topamos con unos puestos para batidas de caza que ya veníamos observando anteriormente a lo largo del cortafuegos. Un poco más adelante, se estrecha el cortafuegos y encontramos un desvío a la derecha así como un poste indicador. Seguimos por el camino ancho de la izquierda en dirección ascendente, iniciando el tramo más esforzado de la ida, con ciento cuarenta metros de desnivel, que iremos remontando sin prisas y parando para seguir disfrutando de todo el paisaje, e identificando los montes que divisamos a nuestras espaldas en el horizonte, en concreto, la Mesa de Cebollera (2163 mts) y el Pico Cabezo (1931 mts) cerca de Piqueras. Hacia el Este divisaremos Piedramujer y Las Inciervas.

Tras llegar a unos 1530 metros de altitud, nos encontramos con un camino más estrecho, que se desvía a la izquierda, saliendo del cortafuegos y tomando rumbo hacia al pico Horquín por pendientes más suaves, ya que nos encontramos ya casi en la zona superior próxima a la cima. Al poco rato, ya tendremos a la vista nuestro objetivo que alcanzaremos sin gran dificultad.

Desde la cumbre nos entretendremos en observar una excelente panorámica del Valle del Iregua, con el magnífico fondo de la Sierra de la Demanda y el San Lorenzo como pico dominante.

En el Valle, distinguimos diversas localidades como Gallinero de Cameros (la más cercana), Villanueva de Cameros, El Rasillo (la más extensa), Nieva de Cameros, Montemediano, Almarza de Cameros (a media ladera y a nuestra derecha) y medio ocultos, Ortigosa, Pradillo y Pinillos. Hacia el noreste divisamos la Sierra de Moncalvillo.
En el lado opuesto hacia el Este, tenemos los montes que tapan Ajamil (Piedramujer, Bláscora y Las Inciervas). Más hacia el Noroeste se distinguen perfectamente el pico de La Atalaya y Nido Cuervo.
Por último hacia el Sur divisamos muy bien la Sierra de Cebollera, y al Suroeste, los Picos de Urbión.

Tras reponer fuerzas, calorias y líquidos, emprendemos ruta de regreso cambiando el itinerario. En primer lugar, nos dirigimos hacia la cota 1563 en dirección Este, bordeando el amplio cortafuegos que une ambos picos.
Seguidamente, emprendemos el descenso por la ladera Este de la montaña, divergiendo de la dirección del cortafuegos descendente (por el que subimos anteriormente), es decir que saliendo del cortafuegos, hemos de bajar derechos a través de un bosque de pinos que no plantea ninguna dificultad, y tras recorrer casi setecientos metros, nos toparemos con otro cortafuegos que discurre prácticamente llano por la ladera del monte.
Cruzamos al otro lado del cortafuegos y seguimos descendiendo en la misma dirección que llevábamos, y tras recorrer otros trescientos metros entre robles, llegamos a una pequeña explanada en la que encontramos un roquedal a modo de balcón natural, desde donde podemos contemplar un paisaje de laderas repletas de robledales.
Proseguimos el descenso y enseguida, nos situamos en un camino que nos llevará sin pérdida hasta una pista forestal y un refugio con aspecto de estar siendo utilizado quizás por retenes o por guardería forestal.

Una vez situados en la pista, cambiamos de dirección hacia la derecha, y a lo largo de casi tres kilómetros, seguiremos dicha pista que nos ha de conducir hacia nuestro próximo objetivo, la Ermita de Santo Domingo de Silos.

Durante este tramo, transitaremos entre robles, con la vista de los montes que hay al otro lado del Río Leza, y poco a poco, iremos perdiendo altura hasta llegar a un cruce con poste indicador incluido, que nos indica la dirección hacia la ermita, o en dirección contraria, hacia la carretera que viene de Laguna de Cameros,

Cogemos la primera dirección mencionada, y tras recorrer cuatrocientos metros, llegamos a la Ermita de Santo Domingo.
Paramos a reponer alguna caloría más y disfrutar del área de recreo, que adivinamos será visitada en alguna romería organizada por los vecinos del lugar.

La ermita esta situada junto a un barranco, con un curso de agua que recibe el nombre de Arroyo del Santo, y que será nuestra referencia a seguir en la siguiente etapa que consistirá en remontar dicho arroyo por senderos y laderas que discurren paralelas al mismo. Durante el trayecto, vemos que existe señalización para senderistas. Tendremos que cruzar el arroyo varias veces, por lo que en época de deshielo, imaginamos que será un poco más complicado realizar este tramo.
Al ser una zona poco soleada, nos encontraremos que en varios sitios, la corriente de agua y sus pequeñas cascadas, se encuentran completamente heladas, para deleite de los aficionados a la fotografía.

En algunos tramos, tendremos que ascender por laderas algo empinadas, pero sin prisas, iremos remontando poco a poco todo el curso.

Hay que advertir que a mitad de etapa, el arroyo se bifurca y hemos de seguir el curso que va a nuestra izquierda según subimos a fin de seguir el camino más corto y cómodo (aunque en algún tramo nos haga resoplar un poco).

Alcanzamos finalmente la cresta, que es la misma que recorre el cortafuegos que seguimos en el camino de ida, situándonos cerca del primer refugio o cabaña cerrada que observamos al subir al Horquín, y por tanto, ya no cabe otro camino que el de seguir el mismo trayecto que anduvimos anteriormente pero en sentido contrario, volviendo a disfrutar de los mismos paisajes y panorámicas, pero esta vez con la luna visible en el atardecer de un día claro. Tras recorrer algo menos de dos kilómetros, llegamos sin dificultad (superando dos pequeños remontes), hasta el Collado de Sancho Leza, dando por finalizada una marcha de aproximadamente trece kilómetros de entretenido recorrido y menos de quinientos metros de desnivel acumulado.
Mountain pass

Collado de Sancho Leza.

A una altura de 1400 metros, se trata del tercer puerto de carretera más alto de La Rioja después del de Piqueras y el de Montenegro. Enlaza el Valle del Leza con el del Iregua llegando a la Nacional 111 a la altura del Pantano de Pajares.
panorama

Cota 1412

A los pocos metros de iniciada la ruta, llegamos a un montículo que nos permite ya observar el conjunto del paisaje que nos acompañará en gran parte del itinerario.
Intersection

Pequeño collado a 1377 mts.

Tras descender de la cota 1412, llegamos a una explanada amplia con un poste indicador que nos señala la dirección correcta para ascender hacia el Horquín. Esta explanada hace de divisoria de dos vaguadas que vierten por el noreste hacia el Arroyo del Santo y por el noroeste hacia el barranco de Aldeanueva de Cameros pero atravesando parte del término de Lumbreras.
Waypoint

Refugio cerrado a 1364 mts.

Tras enfilar ya el ancho cortafuegos, pasaremos al lado de una cabaña o refugio cuya puerta está cerrada de forma permanente. El interés de este punto radica en que está zona es la que alcanzaremos en el camino de regreso volviendo desde el Arroyo del Santo. El tramo resulta ideal para los aficionados a caminar sobre raquetas de nieve. A su vez, actúa a modo de pequeño collado que divide aguas, al igual que el anterior, entre las que van al Arroyo del Santo, y las que se dirigen al barranco de Aldeanueva de Cameros.
panorama

Alto de los Lapazares (1386 mts).

Tras recorrer otros trescientos cincuenta metros desde el punto anterior, llegamos a un desvío a la derecha que nos evita subir en dirección del Alto de los Lapazares (1384 mts) a modo de pequeño atajo. Sin embargo, al no ser una subida fuerte, nosotros preferimos seguir derechos por el cortafuegos que llega hasta los 1380 metros, y enseguida, vira a la derecha en un ángulo de casi noventa grados para volver al camino que dejamos hace unos minutos, a partir del cual, el tramo del cortafuegos será siempre ascendente hasta llegar al Horquín.
Waypoint

Ascensión al Horquín.

Supone salvar un desnivel de doscientos veinte metros que realizaremos sin excesivo esfuerzo realizando las paradas que creamos necesarias. Se subdivide en un primer tramo que alcanza la zona próxima a la cota 1563 hasta que alcanzamos los 1480 metros de altitud, y otro segundo tramo, tras haber virado hacia la izquierda hasta llegar finalmente a los 1584 metros de la punta geodésica del Horquín. Durante el primero de los tramos, el cortafuegos se estrecha y será fácil encontrarnos huellas de la fauna silvestre de la zona (en realidad las vemos por todo el trayecto). La panorámicas que divisamos hacia el Sur son de gran belleza, con las montañas de Cebollera (que alcanzan los 2163 mts) y de la zona del Puerto de Piqueras (Pico del Cabezo, 1931 mts).
Summit

Cumbre del Horquín.

Punta Geodésica de 1584 metros. Desde aquí tenemos la oportunidad de identificar todos los relieves que nos rodean así como un gran número de localidades del Camero Nuevo. Existen otras rutas para llegar a esta cumbre, pero la que aquí exponemos es la más sencilla y fácil de realizar.
Summit

Cota 1563

En la misma cumbrera pero en el lado Este, se encuentra la cota 1563 que nos servirá de punto de arranque para iniciar el descenso sin cambiar de rumbo según venimos del Horquín. hay que tener la precaución de no volver hacia el cortafuegos. Lo que procede es internarnos en el pinar y descender derechos por la zona de mayor pendiente sin realizar ninguna maniobra que nos haga perder el rumbo. En la foto, se muestra el primer tramo que recorreremos desde el Horquín. Simplemente nos situaremos en la orilla izquierda del cortafuegos y llegaremos sin dificultad a la cota 1563. Foto: Cortafuegos que une el pico Horquín con la cota 1563. Tomada desde el primero, este tramo será el primero que haremos en el camino de regreso y que en gran parte, ya lo hicimos en la ida. A lo lejos los picos de La Atalaya y Nido Cuervo.
Tree

Pinar de descenso campo a través.

El descenso se realiza internándonos por el pinar a través de la zona que tenga más pendiente y que tampoco resulta ser excesivamente complicada. Si hay nieve, hasta puede resultar más entretenida la bajada, porque de algún modo se amortiguan mejor los pasos, y las rodillas se resienten menos.
Waypoint

Cruce con un cortafuegos bajando por la ladera Este.

Tras recorrer todo el pinar en dirección descendente, nos encontramos con un cortafuegos que cruza transversalmente en llano y que separa el bosque de pinar del amplio robledal que sigue en dirección descendente y en el cual nos seguiremos internado siguiendo el mismo rumbo que llevábamos.
panorama

Camino de descenso. Roquedal y mirador natural.

Tras internarnos en el robledal, la pauta es caminar por las zonas que veamos más despejadas de vegetación, sin interrumpir el descenso. De este modo, enseguida nos situaremos en un camino que nos conducirá hasta una pista forestal que hay más abajo, pero antes, llegaremos y nos pararemos en una pequeña explanada que tiene un pequeño roquedal que sirve de mirador improvisado para contemplar un amplio y hermoso paisaje de bosque autóctono recubriendo todas las laderas que descienden hacia el valle.
Refuge

Refugio junto a la pista forestal que conduce a la Ermita de Santo Domingo.

Tras haber bajado doscientos cincuenta metros de desnivel, llegamos por fin a una pista forestal que tomaremos seguidamente, no sin antes detenernos a observar un refugio o puesto de observación que se encuentra al lado de la pista. Desde aquí, iniciamos la siguiente etapa que no tiene otro misterio que el de seguir dicha pista caminando algo más de dos kilómetros hasta el siguiente cruce de caminos.
Tree

Pista de descenso. Robledal.

Durante el tramo que discurre desde el refugio anteriormente citado, recorreremos una amplia zona de robledal, con el encanto de contemplar árboles que a pesar de su aparente fragilidad, resisten perfectamente las duras condiciones climatológicas de estas alturas. El camino no presenta ninguna dificultad, salvo la de sortear pequeños charcos y barrizales que se forman en la época de deshielo. Aprovecharemos para observar a nuestra izquierda los montes que se encuentran al otro lado del valle que va formando el Arroyo del Leza, el cual, discurre paralelo a la carretera LR250 por la que subimos en coche hasta el Collado de Sancho Leza.
Intersection

Cruce hacia la ermita y cueva de Santo Domingo de Silos.

Llegamos a un cruce con poste indicador incluido. Si tomáramos el camino de la izquierda, éste nos llevaría a la LR250 desde la que tendríamos que remontar hasta el Collado donde iniciamos la ruta, pero resulta mucho más apasionante dirigirnos por el camino de la derecha en dirección a la Ermita de Santo Domingo, y desde aquí, remontar el llamado Arroyo del Santo.
Picnic

Ermita de Santo Domingo

Tras recorrer unos cuatrocientos metros, por camino llano, llegamos a la Ermita de Santo Domingo de Silos, en cuyas proximidades, existe una cueva del mismo nombre. No he encontrado en la biografía del Santo referencias a Laguna de Cameros o de estos lugares (parece ser que sí que alguna reliquia pudo llegar a este municipio, y que de joven, el Santo anduvo por lugares nunca revelados por él, o sea, un senderista precoz y discreto del siglo XI.), pero de lo que no cabe ninguna duda es que quien fuera, eligió un magnífico lugar para disfrutar de la naturaleza y realizar algún ejercicio de meditación. Encontraremos junto a la ermita, un área bien cuidada con su cesped, asientos y facilidades de acceso. A los senderistas, le servirá como punto ideal para reponer fuerzas antes de acometer la siguiente etapa.
River

Arroyo del Santo.

Iniciamos una de los tramos más entretenidos y bellos de la ruta. El esquema es el de caminar cerca del Arroyo del Santo hasta que lleguemos a la cresta de la montaña, hasta la zona que mencionamos al principio de la marcha en la que vimos una cabaña cerrada. Habremos de llevar calzado adecuado e impermeable ya que no hay que descartar dar algún traspiés al vadear el arroyo que hemos de cruzar al menos en tres ocasiones. Hay tramos en los que nos alejaremos un poco del curso del mismo, pero sin perderlo nunca de vista. En ocasiones, dejaremos de ver el sendero pero nos seguiremos guiando por las típicas marcas coloreadas existentes que sirven de guía a los senderistas. Los primeros seiscientos metros discurren por una zona de poca pendiente por la que cruzaremos el arroyo varias veces. Llegaremos a una confluencia de dos arroyos que descienden. El de la derecha, procede del Alto de los Lapazares y lo descartaremos, así que elegiremos el segundo para seguir paralelos al mismo, el cual, hemos de cruzar nuevamente. A partir de aquí, caminamos por terreno con más pendiente, aunque tampoco resulta complicada, siempre que transitemos cerca del Arroyo por áreas más despejadas de vegetación. Haciendo de vez en cuando alguna pausa, y aprovechando para realizar todas las fotos que nos apetezca, hasta remontar los noventa metros de desnivel que hay desde el cruce de los dos arroyos hasta la cresta. Una vez en la cresta, enseguida distinguimos la cabaña que hemos mencionado anteriormente y enfilamos el cortafuegos en dirección contraria a la que seguimos al iniciar la marcha.

Comments

    You can or this trail