Time  10 hours 38 minutes

Coordinates 4650

Uploaded September 10, 2013

Recorded August 2013

-
-
5,766 f
2,959 f
0
4.0
8.0
16.05 mi

Viewed 1622 times, downloaded 22 times

near Valdepeñas de Jaén, Andalucía (España)

Iniciamos la ruta en el Vadillo, rincón muy popular en Valdepeñas de Jaen donde nace la mayor parte del agua que se desliza río abajo formando las impresionantes Chorreras. Tomamos la carretera por la que hemos llegado en dirección Noroeste asando por el Pilar del Vadillo. Justo enfrente observaremos el “Corral del Vadillo”, donde surgen y se recogen las aguas que nacen en la zona y que parten rumbo al Chorrillo. La carretera si bifurca un poco más adelante y tomamos el de la derecha que asciende conduciéndonos al campo de fútbol y al polígono industrial. Nos introducimos en este polígono y en su parte más alta tomamos un camino que aparece en su extremo y que en fuerte pendiente nos conduce hacia el Este para comunicarnos con un carril asfaltado que tomamos hacia la derecha en sentido ascendente y que con un bonito serpenteo nos hace ganar altura y vistas rápidamente. Llegamos a una edificación reciente donde tomamos la pista que aparece a nuestra derecha por encima de ella introduciéndonos en un espeso pinar. Seguimos ascendiendo en dirección noreste y tras pasar la tercera puerta (vallas) que atravesamos apreciaremos una pista que sale a nuestra derecha en dirección sur. La tomamos y nos introducimos de nuevo en el bosque en un tramo que sufrió un pequeño incendio recientemente y que afortunadamente no pasó a más. Veremos troncos quemados como muestra del incidente. Esta pista finaliza un poco más adelante en una curva de la que surge un sendero ascendente en dirección este que tomamos y con el que se afronta de lleno el llamado Pecho Rompealbarcas, que hace justo honor a su nombre por lo rocoso y agreste de esta montaña. NOs encontramos en la tradicionalmente conocida como Majada de los Carneros y si nos fijamos bien, justo encima de la pista en este punto y junto al sendero veremos una pequeña hendidura correspondiente a la boca de un sima de 12 metros de profundidad. Ascendemos en dirección este por una antigua senda como muestran sus vetustos muros que se adaptan al indómito medio entre el pinar. Llegamos a un pequeño barranquillo que divide en dos la cara oeste de La Solana y donde debemos cruzarlo y continuar por la otra vertiente. Continuamos ascendiendo y al llegar a una curva a izquierdas que traza el sendero nos aparece de repente en frente el Agudillo y el Cerro del Hoyo o Cuerda de la Ventana, con el Puerto Carboneros interponiéndose entre ambos y todo el Barranco del Arroyo del Monte de las Animas o del Vadillo bajo nosotros. Buen lugar para tomar aire. Continuamos ascendiendo entre el pinar y de repente el sendero sale del bosque a un tramo más despejado y donde las vistas son majestuosas sobre Valdepeñas de Jaen y todo el Valle del Río Susana, con La Morenilla y La Montesina como claras referencias y al fondo la inconfundible silueta piramidal del Pico Ahillos. A llegar a la cota 1400 hemos de estar atentos y tras desviarnos un poco a la izquierda para disfrutar de las vistas que nos brinda el Peñón de la Umbría, fantástico mirador natural, nos salimos del sendero para afrontar de lleno el último tramo de la subida al Morrón de la Solana, que a su vez es el más trabajoso y de fuerte pendiente pero que rápidamente nos lleva al punto occidental más elevado de esta cuerda (1515m). Apreciaremos que hay vestigios de un antiguo pozo nevero en este lugar, donde las vistas sobre todo en dirección sur son francamente impresionantes. El Cerro de la Cruz, el Altomiro o Monte de las Animas, el Agudillo, el Cerro del Hoyo, el Alto de los Noguerones y el Cornicabra se suceden de izquierda a derecha hacia el sur con el Cortijo del Monte de las Animas y su barranco bajo nuestros pies. Hacia el Norte La Montesina y La Pandera. Hacia el Oeste las ya mencionadas vistas sobre el Valle del Susana y sus referencias montañosas y hacia el Este nos surge la cresta que debemos iniciar y que nos conduce en ascenso hacia el Morrón de la Solana. Al poco de iniciar este cresteo nos encontraremos otra sima de boca mayor a la que nos encontramos en la subida. Avanzamos por un terreno de lapiaz y pura roca caliza que hacen costoso el avance pasando por la Majá del Tío Perico y por los escarpes rocosos de Las Buitreras donde las vistas continuas por doquier compensan el esfuerzo. Llegamos al Collado de la Manga donde la cresta se vuelve muy agreste e irregular por lo que seguimos en dirección noreste manteniendo cota para afrontar posteriormente ya de lleno la subida a Las Majaíllas (1672m), punto más alto de toda la cuerda de La Solana y enclave con unas vistas espeluznantes hacia La Pandera y todo el Valle de Ranera, la Ventana Tectónica del Puerto de las Coberteras (la ventana tectónica más grande de Europa), Sierra Bermejuela, el Hoyón de Malas Noches, Ventisqueros, Cerro de la Cruz, Altomiro, Agudillo,…. Una pasada. Iniciamos el descenso junto a los cortados de la cara norte de esta montaña manteniendo la dirección noreste hasta llegar a la zona más baja del Hoyón de Malas Noches, una bella depresión natural en lo alto de esta sierra que derrocha belleza y cuya salida natural son los cortados que forman el Barrancón, agrestísimo lugar, dominio de la cabra montesa y que nos brinda una transitoria y breve estancia en el paraíso. Desde este idílico lugar iniciamos la Subida a Sierra Bermejuela, preciosa cima que debe su nombre al color bermejo de la roca que la viste, una roca que está repleta de fósiles de ammonites pero que incrementa en demasía el esfuerzo por coronar su cumbre al haber mucha roca suelta y en fuerte pendiente. Una vez en la cima (1726m) todo el esfuerzo se ve compensado. Podemos contemplar mirando hacia atrás todo el cresteo que hemos realizado sobre la Cuerda de la Solana, así como el Hoyón de Malas Noches, el Barrancón y Valdepeñas de Jaen al fondo. Así mismo aparece un nuevo e importantísimo personaje en este viaje, el Embalse del Quiebrajano, con sus características aguas celestes y sobre él Matamulos y Matamulillos. Al fondo el Grajales y los Tajos de las Alcandoras, con Sierra Mágina detrás. Desde aquí y tras recrearnos la vista emprendemos la subida en dirección sur hacia el punto más elevado de nuestra ruta, el Ventisqueros o Cerro de la Horca (1766m), con su cima alomada que es la segunda cumbre más alta de toda la Sierra Sur y que añade Sierra Nevada, el Paredón y toda la Sierra del Trigo a nuestras panorámicas. Tomando como referencia la alambrada que recorre esta cuerda, iniciamos ahora el descenso hacia el este hasta llegar al Collado Almacén, donde tomamos un antiguo sendero que nos dirige hacia el Norte buscando la Peña Almacén o Puntal de Barrera, un puntal espectacular que a modo de palco natural se eleva sobre los inmensos cortados de la Umbría de Ventisqueros brindándonos unas panorámicas excepcionales de 360º sobre todo el Parrizoso y Ventisqueros además de La Pandera y otras cumbres. Nos sentimos privilegiados de estar en un lugar que irradia energía telúrica por todos sus poros y desde donde podemos contemplar hacia el este los esbozos de un senderillo que repta sobre los sinuosos repliegues de los cortados de la Umbría de Ventisqueros y por el que caminaremos en unos instantes. Descendemos de la Peña Almacén y en el istmo en el que la une a la Sierra (y a nosotros al mundo) tras observar los restos de una curiosa choza circular de piedra seca, tomamos el sendero que nos introduce hacia el este en leve descenso hacia Fuente Almacén, escondido nacimiento de agua en pleno Espinar de Ventisqueros. Seguimos el difuso sendero que resulta bastante trabajoso en algunos tramos debido a que los espinos están invadiendo su bellísimo trazado y que nos otorga una satisfacción plena el poder trackear y darlo a conocer a la comunidad montañera, puesto que es un total desconocido y a la vez un gran necesitado de nuestros pasos para poder conseguir evitar que se cierre y se pierda por completo esta joya. Como digo el sendero discurre sobre los cortados de toda la cara norte de la porción más oriental de la Sierra de Ventisqueros, muy agreste y con abundantes pedreras pero con unas continuas vistas al Quiebrajano que hacen las delicias del caminante. Al llegar a un espolón que nos hace la función improvisada de grandioso mirador natural, continuamos el sendero que llega a difuminarse por completo más adelante, obligándonos a ascender bruscamente a través de un bosque de espinos que nos hizo muy penoso el avance hasta llegar a la cuerda y la cima de La Cuevezuela, por lo que recomiendo que al llegar a dicho collado se tome su arista en dirección sur y se ascienda a la cuerda, llegando al punto más alto de la Cuevezuela a 1652m. Desde aquí comenzamos a descender en dirección sur junto a un barranco que nos lleva hasta una pista que tomamos en descenso a nuestra izquierda durante unos metros paralelos a la Cañaílla del Agua, junto a la que descansa el emblemático Quejigo del Carbón, de majestuoso porte, que debido a su longevidad y su peculiar y característica forma hacen que en 2001 se declarase Monumento Natural de Andalucía.
Retomamos la pista por la que avanzaremos ya hasta el final de la ruta ahora en ascenso desandando nuestros últimos pasos y en dirección oeste pasamos un buen repechón hasta llegar al Collado Caños y un poco más adelante las ruinas del Cortijo de Navalayegua junto a un precioso valle al que le da nombre, a los pies del Cerro de la Cruz. Desde la pista podemos apreciar semiescondida junto a un espolón rocoso la Encina de Navalayegua, de 22 metros de altura, declarada árbol singular de Andalucía. Seguimos ganando altura ahora suavemente bordeando este valle y vadeando el Barranco de la Rota hasta llegar al Puerto de Navalayegua (1517m), junto al que se encuentra un precioso y expresivo quejigo de curiosa forma moldeada por el viento y su elevada edad. Iniciamos ahora el descenso sin abandonar la pista que traemos, paasndo junto a la Cañada de los Vaqueros que desciende de la cumbre de Ventisqueros y más adelante obviamos la pista que nos aparece a nuestra izquierda y que nos subiría al Tejuelo, singular paraje valdepeñero que recomiendo visitar en otra excursión. Seguimos descendiendo por la pista atravesando ahora el frondoso encinar del Menchón de Pedro Vaquero prosiguiendo más abajo junto el cauce de un pequeño arroyo, en esta ocasión seco, y que nos pasa junto a la Cañada de la Horca, con su característico nogal flanqueando su apacible entrada. Se trata de un imponente barranco que desde la cima de Ventisqueros surca la cara sur de esta montaña.
Seguimos descendiendo pasando junto al Cortijo del Monte de las Animas, contemplando en sus proximidades el Puntal del Boquerón con su cueva incrustada en sus farallones rocosos y desde ahí siguiendo la pista llegaremos hasta el Vadillo, punto final de esta impresionante ruta, montañera 100%.
Waypoint

CAÑADA DE LA HORCA

Waypoint

COLLADO ALMACEN

Waypoint

MIRADOR NATURAL

Waypoint

CORTIJO DE NAVALAYEGUA

Waypoint

ENCINA DE NAVALAYEGUA

Waypoint

FUENTE DEL MONTE LAS ANIMAS

Waypoint

FUENTE ALMACEN

Waypoint

HOYON DE MALAS NOCHES

Waypoint

LA BERMEJUELA

Waypoint

LA CUEVEZUELA

Waypoint

MORRÓN DE LA SOLANA

Waypoint

PEÑÓN DE LA UMBRÍA (MIRADOR NATURAL)

Waypoint

LAS MAJAÍLLAS

Waypoint

OJO DEL BUEY

Waypoint

PEÑA ALMACEN

Waypoint

PUERTO DE NAVALAYEGUA

Waypoint

QUEJIGO DEL CARBON

Waypoint

SIMA DE LA SOLANA

Waypoint

MAJADA DE LOS CARNEROS (SIMA)

Waypoint

VADILLO

Waypoint

VENTISQUEROS

Comments

    You can or this trail