Time  4 hours 19 minutes

Coordinates 1075

Uploaded March 20, 2017

Recorded March 2017

-
-
3,445 f
2,419 f
0
1.9
3.7
7.43 mi

Viewed 1835 times, downloaded 15 times

near Fargue, Andalucía (España)

Para realizar esta ruta tomaremos el autobús de línea de Granada N8, en la parada que hay en la Avd. de Madrid, junto a la Facultad de Medicina y la Parroquia de San Isidro. Este nos llevará hasta El Fargue y nos apearemos en la última parada; donde el bus da la vuelta. Este será el punto de inicio de nuestra ruta.

El Fargue (o simplemente Fargue; oficialmente Alquería del Fargue) surge por el florecimiento de los cármenes junto al cauce de la Acequia de Aynadamar, de 13 km de trayectoria, que conectó el manantial de Fuente Grande con el barrio del Albayzín. Esta acequia se proyectó en tiempos del Rey Badis, hacia 1066, si bien concluyen las obras entrados en el reinado de Abd Allah. Y fue entonces cuando se implantaron innumerables molinos en todo su recorrido que aprovechaban el agua para diferentes fines.

Como consecuencia del paso de ésta acequia por el barrio, en 1908 Su Majestad el Rey Alfonso XIII inauguró, en El Fargue, la primera Fábrica Nacional de Pólvora y Explosivos,
Unos metros más arriba de la parada, tomaremos un carril de tierra en el Barranco de la Ermita y descenderemos suavemente por un olivar que en el paraje conocido como el Retiro.

Seguidamente llegaremos a otro paraje conocido como El Hornillo, con numerosas encinas, romeros y jaramagos en flor, jaras, esparto… Pasaremos por una edificación de grandes dimensiones; el Cortijo Nuevo, que no hace honor a su nombre ya que se encuentra semiabandonado. Muy cerca se encuentra su era donde disfrutaremos de unas magníficas panorámicas de Sierra Nevada.

Tras desviarnos del carril a la izquierda pasaremos por un antiguo vivero con tuyas, cedros y distintos tipos de pinos. Una pena que no se encuentre mejor conservado. Descenderemos hasta el Barranco de las Carabelas con vegetación típica de ribera y por el que circula un pequeño arroyo que hace las delicias de numerosos pajarillos, tórtolas y abubillas. Un remanso de paz y silencio solo roto por el canturreo de las aves.

Saldremos del barranco ascendiendo por un olivar que nos conducirá hasta el Cortijo Casa Blanca; una explotación de cerdos de pata negra que están muy ricos en el plato pero que aquí sueltan un olor “pa morirse”.

Circularemos en paralelo al Barranco del Teatino por un pinar de reforestación. Aquí tomamos conciencia de la importancia de la zona por la que transitamos. El Valle del Darro, zona Patrimonial, , uno de los principales referentes para el conocimiento de la evolución de los usos del agua en Andalucía.

Con una extensión de más de 20 kilómetros cuadrados entre los municipios de Beas de Granada, Granada y Huétor-Santillán, este paisaje singular reúne valores arqueológicos, arquitectónicos, paisajísticos, etnológicos, ambientales e históricos que ponen de manifiesto las sucesivas formas de ocupación del territorio vinculadas al aprovechamiento de los recursos, especialmente del río, desde la época romana hasta la actualidad. En su perímetro se incluyen también las áreas monumentales del tramo urbano del cauce y de la Alhambra y el Generalife.

El conjunto se distribuye en siete áreas: la cabecera del Darro en la fuente de Los Porqueros hasta la confluencia con el Beas; los arroyos de Beas y Belén a la altura de la Presa Real, junto con las lomas de Buena Vista y las masas boscosas del Alto de las Tres Torres; la zona de Jesús del Valle, entre la Presa Real y el barranco del Teatino; el tramo Valparaíso-Sacromonte entre este último cauce y el puente del Rey Chico, con los cerros de Monte Jate y San Miguel; la Dehesa del Generalife, el Cerro del Sol y El Hoyo de la Campana; el tramo urbano del Darro Monumental desde el puente del Rey Chico hasta la plaza de Santa Ana entre las colinas de la Sabika y del Albaicín, y el denominado Darro Palatino, sector definido por la Alhambra y el Generalife y su entorno inmediato.

Siguiendo el descenso y tras pasar por un mirador natural donde se puede apreciar todo lo anteriormente descrito, llegaremos a las Casas del Hornillo pertenecientes al barrio del Sacromonte , junto al cauce del Rio Darro.

El Darro riega cultivos aterrazados, sobre todo en su tramo medio. Finalmente, el río se adentra por la Colina Roja, la ciudad palatina de la Alhambra y el barrio de El Albaicín. Cerca de los parajes habitados sobresalen, por su especial envergadura algunos árboles centenarios.

Las sucesivas ocupaciones históricas del territorio se atestiguan a través de numerosos bienes del patrimonio, fundamentalmente infraestructuras hidráulicas y viarias; inmuebles vinculados a actividades agrarias y mineras, y edificaciones residenciales, defensivas y de carácter religioso. Pasaremos por el Carmen del Latino, el Cortijo de Solteros (donde se organizan despedidas de soltero), el Molino del Batán y Carmen del Partidor donde el cauce del Darro ha profundizado en su propio lecho generando un estrecho cañón. La actividad tectónica y la naturaleza blanda de los materiales por los que discurre el río han permitido la génesis de esta forma erosiva. Desde el puente que cruza el rio se puede observar una cascada, con algo de dificultad debido a la exuberante vegetación.

Seguidamente cruzaremos el arroyo que viene del cercano cerro de Manflor por el Puente Mariano; donde se encuentra la conocida y famosa venta La Mosca (actualmente cerrada).

Y llegamos a un gran arco junto a la Ermita del Santo Sepulcro del Sacromonte; donde comienzan las famosas Siete Cuestas, que en ascensión continua nos conducirán a la Abadía del Sacromonte.

Se ubica este complejo Sacromontano sobre el monte Valparaíso, una de las colinas que conforman Granada, llamada por ello la ciudad acrópolis. Desde este lugar se divisa un bello panorama: la Alhambra, la ciudad cristiana, el Albayzín, Jesús del Valle...
Este es el lugar donde, en el siglo XVII, se encontraron unas placas de plomo (Los libros plúmbeos) que relataban el martirio de San Cecilio, San Tesifón y San Hiscio.
Debajo de la iglesia se encuentran las catacumbas, donde sufrió martirio San Cecilio, primer obispo y hoy Patrón de la ciudad de Granada.

Lo más notable de este templo, junto al Darro, terminado en 1567, son los extraordinarios artesonados mudéjares de la nave central, del crucero y de la Capilla Mayor, así como la techumbre renacentista de la primera de las diez capillas.

Algo más arriba de la Abadía nos desviaremos del asfalto por un pequeño sendero que atraviesa el Barranco del Sacromonte para llegar a un cortafuegos donde disfrutaremos de unas vistas increíbles de la arquitectura nazarí de los siglos XIII y XIV; la Alhambra, los Alijares y el Generalife, mientras que el patrimonio defensivo tiene como principales ejemplos las Torres Bermejas (siglo IX) y el Castillo de Santa Elena o Silla del Moro (XIII).

Nuevamente seguiremos el sendero que en esta ocasión salva el Barranco de las Cuevas de Reverte para pasar junta a la Terraza Pizzería Cueva de Gigi, donde haremos una parada para retomar fuerzas con unas cervecitas, unas pizzas riquísimas (hechas por Gigi un pintoresco Napolitano) y para los más osados, unas galletas de la suerte. Una terraza algo rústica, con un pequeño anfiteatro sobre una cueva y donde se puede disfrutar de música en vivo.

Siguiendo el pequeño sendero ascenderemos a San Miguel Alto que se encuentra repleto de personas que se disponen a ver la magnífica puesta de sol. Desde la ermita homónima, el mirador de San Miguel Alto ofrece una espectaculares y únicas vistas de toda la ciudad. A la izquierda la Alhambra, de frente el Albaicín y el centro histórico y a la derecha Sierra Elvira. Situada en la coronación del cerro de San Miguel, esta ermita se halla en el lugar que ocupaba la torre del Aceituno, de época musulmana, siendo construida en 1671 como centro devocional barroco. Debido al valor estratégico de la zona, la ermita sería destruida a principios del siglo XIX en la época de ocupación francesa de la ciudad. Fue reconstruida pocos años después.

Un punto diferente y único en el que uno se puede estar horas contemplando la belleza de la ciudad.

Comenzaremos el descenso hasta el centro de la ciudad pasando por la Placeta Cruz de Piedra y La Puerta de Fajalauza que posee gran importancia histórica, ya que en ella se produjeron acontecimientos históricos de gran calado. Fue en este lugar donde el rey Boabdil, último rey Alhamar, entró secretamente al barrio del Albaicín en 1486 para arrebatar el trono a su tío el Zagal que estaba instalado en la Alhambra. También ya en el periodo cristiano la puerta constituyó en época de la Guerra de los Moriscos de Granada (1568-1570) uno de los puntos de encuentro previstos por los sublevados para el alzamiento del Albaicín.

Pasaremos por la Iglesia y Aljibe de San Gregorio, Placeta de Carniceros, Iglesia y Aljibe de San Bartolomé para llegar al Mirador de San Cristóbal junto a la Iglesia homónima. Desde donde se contempla una impresionante panorámica de Granada, que incluye destacados lugares como: la Catedral, la muralla zirí del siglo XI, la iglesia de San Cristóbal, el palacio de Dar-Al-Horra, así como una vista lateral de la Alhambra y el palacio de Carlos V.

Dado que se encuentra en uno de los puntos más altos del Albaicín, dominando lo que era la antigua ciudadela, se consideraba un lugar idóneo de defensa. Sus muros, levantados por los musulmanes en el siglo XI para proteger su fortaleza, se extienden a lo largo de la vereda occidental.

Continuaremos el descenso por las Calles Veredillas de San Cristóbal, Alpargateros Alta, Barrichuelo de la Cartuja, Cuesta de San Antonio y Real de Cartuja. Desde aquí podremos bajar por la Avd. de Murcia para llegar al punto donde tomamos el bus en la ida. Nosotros elegimos otro camino que nos llevó al aparcamiento de nuestro coche.
El tiempo indicado para realizar esta ruta incluye multiples paradas y almuerzo. Los desniveles están mal; son casi la mitad.

Ruta cultural dentro de Granada, muy recomendable.

Comments

    You can or this trail