Coordinates 557

Uploaded September 1, 2014

-
-
3,264 f
2,001 f
0
1.2
2.5
4.98 mi

Viewed 3096 times, downloaded 100 times

near Robledillo de Gata, Extremadura (España)

Llegando en coche desde la provincia de Salamanca, o desde Robledillo de Gata, se coge en La Golosa la pista forestal en dirección a Ovejuela. Aunque también se puede llegar en coche hasta el punto de partida de la ruta. La pista recorre toda la cuerda de la sierra por la divisoria de la Sierra de Gata y Las Hurdes (llegando en coche hasta el mismo pueblo de Ovejuela, visitando de camino el Chorrito de los Ángeles, las restos del convento de los Ángeles y el pintoresco Puente de los Machos).

El camino comienza a los pies del Pico de la Vela y está señalada por unos montones de piedras que marcan la senda, coincidiendo con el GR-10 de la vertiente sur del Sistema Central. Los primeros tramos son algo irregulares al haberse perdido el trazado original con el paso de los años. Entramos de golpe en la zona de los castaños, que los jurdanos cuidaban con esmero porque les proporcionaban parte de las calorías necesarias para la pobre alimentación en épocas no muy lejanas. Ahora se les ve un tanto abandonados. El camino baja a la sombra fresca de los castaños, rodeado de helechos luminosos en verano. Muy pronto la vereda discurre paralela al arroyo de la Fuenfría y a la sombra de oscuras encinas propias del bosque mediterráneo. El sendero salva la pendiente con un trazado serpenteante sostenido por muros de pizarra. La umbría queda atrás y el paisaje se abre al cañón del Río Ovejuela que desciende desde la Bolla. En una curva del camino aparece con toda su crudeza y espectacularidad el paisaje hurdano. Los canchales de pizarra y cuarcita en carne viva aguantando la paciente erosión de millones de años. La vegetación sobreviviendo entre las grietas de los peñascos. El agua del río abriéndose camino hacia el precipicio cercano. El camino ahora conserva el viejo empedrado deteriorado por el abandono, pero sigue siendo transitable.

Abandonamos el camino en un desvío brusco hacia el Chorritero. El descenso es para echar los frenos, hincar el calzado y que las rodillas aguanten. La cascada aparece en plena bajada y hay que parar para hacer las fotos. Una vez abajo merece la pena descansar y contemplar la cascada y el charco de agua pura que permite ver el fondo cristalino. Un baño en verano viene bien si lo permite el viento y se soporta la temperatura del agua. La foto de la cascada y del grupo con el agua de fondo es inevitable.

Tras reponer líquidos y fuerzas seguimos río abajo sorteando las pizarras erosionadas hasta el sendero que bordea el cauce. El camino hasta Ovejuela discurre entre canchales, paredes de pizarra de los pequeños huertos, olivos en bancales y meandros. La piscina natural anuncia la cercanía del pueblo. Esas horribles compuertas azules chocan con el entorno asilvestrado del paisaje.

Ovejuela ha perdido parte de la primitiva arquitectura hurdana. Los tejados de pizarra tosca se intercalan con chapas metálicas o uralitas. Las casas rurales han intentado imitar los muros hurdanos. Los edificios de ladrillo y cemento se mezclan con casas abandonadas. Merece la pena todavía contemplar los huertos en bancales, con sus viejos cultivos de higueras, melocotoneros, berzas y hortalizas que contrastan con las plantaciones de kiwis.

En alguno de los dos bares se pueden reponer fuerzas con unas cervezas y una buena ensalada de tomates y pimientos de las huertas.

El regreso se realiza volviendo a la piscina y tomando el camino de la izquierda al cruzar el puente. Es un camino de herradura que usaban los hurdanos para trajinar con las colmenas, recoger las castañas de las umbrías de la sierra, o comunicarse con los pueblos de la Sierra de Gata. También lo usaba algún comerciante salmantino para abastecer a las gentes de las Hurdes de productos “manufacturados”.
La subida es lenta, tranquila y hay que detenerse a disfrutar de esos paisajes hurdanos tan cercanos y tan lejanos, tan olvidados y tan ignorados por los que hemos vivido en la “civilización” de la vertiente salmantina de la Sierra de Gata y El Rebollar.

View more external

Comments

    You can or this trail