Time  3 hours 33 minutes

Coordinates 1427

Uploaded January 28, 2018

Recorded January 2018

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
4,961 f
3,731 f
0
1.9
3.9
7.72 mi

Viewed 732 times, downloaded 28 times

near Caserío Huenes, Andalucía (España)

Fecha de realización: 27/01/18

En una fría mañana de invierno, con una fina capa de nieve recién caída la noche anterior y con el sol poco a poco abriéndose sitio, me dispongo a hacer una entretenida ruta por la baja montaña nevadense, y en particular la subida a la Boca de la Pescá, uno de los clásicos granadinos por excelencia. Con sus 1513 msnm, la boca de la Pescá constituye una sencilla cima pero a la vez un excelente mirador del valle del Río Dilar, los Alayos, el Trevenque o las altas cumbres, especialmente el Caballo y el Veleta. Se trata de una ruta en su mayor poarte sencilla pero que se complica por dos puntos en concreto, el descenso de la Boca de la Pescá y el descenso de la Silla del Fraile, por ser empinados y resbaladizos. En ambos casos se pueden tomar alternativas cercanas que describo más adelante.

Viendo distintas opciones entre las rutas que hay colgadas, como casi todas se quedaban más cortas de lo que deseaba (y algunas más largas teniendo en cuenta el tiempo del que disponía), decido alargar alguna de estas rutas introduciendo un tramo por el barranco de Satarjandas, en las proximidades de Cumbres Verdes, donde dejo aparcado el coche.

Para llegar al mismo arranco el camino en sentido contrario al que posteriormente llevará la ruta y en descenso por el carril bici, en busca de una senda a mi derecha que me haga bajar hasta el barranco. Doy con ella a los 800 metros y desciendo al barranco, que se encuentra poblado por un denso bosque de pinos. Una vez en el mismo, voy enlazando distintas sendas siempre en sentido sureste, con la intención de desembocar en la pista que conduce al Collado Sevilla, donde llegaré a los 2 kms. de comenzar la ruta.

Continuo caminando por esta pista, hasta que la abandono al llegar al cruce que conduce a la Fuente del Hervidero. Atravieso los campos de cultivo que se extiende junto al restaurante, buscando el camino entre la nieve hasta dar con la continuación de la pista anterior, hoy con bastantes coches aparcados en sus márgenes, por lo que para evitar el bullicio me limito a avanzar unos pocos metros y cruzar la pista, desde donde asciendo nuevamente por el borde de un campo en el que se adivina una suerte de camino en fuerte pendiente y con la nieve y el barro dificultando el ascenso.

Cuando termino el ascenso doy con nuevas sendas que me conducen al Collado Sevilla. Una vez allí cojo el sendero de accesibilidad universal Haza Larguilla que conduce al mirador del Río Dilar y posteriormente a la Boca de la Pesca. Se trata de un camino con ancho de pista por el que caminamos en llano durante 1 km hasta que llegamos al citado mirador. En el mismo, las vistas del Río Dilar y cumbres próximas, especialmente las de Los Alayos son espectaculares, así como del Trevenque y de nuestro próximo objetivo, la Boca de la Pesca.

Abandonamos el mirador y volvemos a el camino anterior hasta que llegamos a un punto donde ya el camino se convierte en un bonito sendero que nos ha de llevar hasta nuestra cumbre de hoy. Seguimos caminando por esta senda con un precioso paisaje que se va descubriendo conforme avanzamos, especialmente en el día de hoy con esta fina capa de nieve fresca.

Más adelante llegamos a un cruce en el cogemos el camino a la izquierda para comenzar el ascenso a la Boca de la Pesca. Aquí la pendiente se endurece, sin llegar a ser demasiado dura en ningún momento. Iremos zigzagueando entre el pinar y en poco menos de un km. desde que comenzamos el ascenso llegamos a esta cima, coronada por una caseta de vigilancia de incendios, bastante concurrida por senderistas en el día de hoy.

Tras un pequeño refrigerio en el que disfrutamos de las amplias y magníficas vistas ya citadas anteriormente, nos disponemos a afrontar el descenso y para ello tenemos varias opciones, la más obvia bajar por el cortafuego que llega hasta la misma cima, con un pendiente pronunciada. Otra opción que es la que cogimos es bajar por una aún más empinada senda que desciende hasta la “Casa del Guarda” junto al Canal de la Espartera, y que si la continuamos nos lleva al mismo río Dilar. Se trata de un descenso muy pronunciado y con piedras sueltas que pueden hacer resbalar, por lo que recomiendo el uso de bastones. No obstante, haciéndolo con cuidado y sin prisas no es algo especialmente complicado si se está acostumbrado a la montaña. Si se prefiere evitar este descenso recomiendo hacerlo por el cortafuegos, que no es tan empinado.

Una vez llegamos a la casa del Guarda, desde donde sale el tubo para lanzar el agua a presión a la central eléctrica de Dilar, cogemos el camino que va paralelo a la acequia del Canal de la Espartera, en un bonito camino en llano, que en ocasiones se adentra en el pinar. Caminaremos por esta senda durante 1 km, cruzando el cortafuegos que baja de la Boca de la Pescá, hasta dar con una nueva senda que desciende a la izquierda en dirección a los “blanquizares”, punto en el que abandonamos el canal de la espartera. Si en lugar de abandonar el canal aquí continuamos unos 200-300 metros más, podremos coger una pista que va en la misma dirección y que posteriormente confluirá con la senda que acabo de coger. Si lo hacemos así este tramo será más sencillo, evitando subidas y sobre todo bajadas algo complicadas, por lo que lo recomiendo si se va con niños o si no se tiene mucha experiencia o ganas de complicaciones.

Sigo por la senda antes descrita por la que iré subiendo y bajando distintas elevaciones por los blanquizares, desechando cruces, por un camino que en ocasiones más que nada parece hecho por las huellas continuadas de motos de motocros. Un paisaje llamativo y semi-desértico que hoy se encuentra de lo más singular con algo de nieve todavía en algunas umbrías. Tras coronar una pequeña elevación que aparece en mapas como silla del Fraile, afrontamos nuevamente un descenso algo dificultoso por empinado y resbaladizo, al no trazar un zigzag, sino que lo hace de forma recta. Aún así el zigzag traté de hacerlo yo mismo y poco a poco y con cuidado bajamos sin percance alguno a la pista que viene desde el canal de la espartera.

Desde aquí el camino ya será sumamente tranquilo, por pista en principio, pasando por el cortijo de Parejo, después la abandonamos por una nueva senda en el límite entre el pinar y los campos de cultivos para ya por último coger una nueva pista forestal que habrá de conducirnos en un último tramo de poco más de 1,6 km a la zona residencial conocida como Cumbres Verdes, en el término municipal de La Zubia.

En definitiva una ruta atractiva, divertida y más que variada en sus paisajes. De una dificultad media aunque se puede hacer mucho más sencillas si se toman las alternativas que he descrito.

1 comment

  • Navazuelo Jan 13, 2019

    I have followed this trail  View more

    Muy buena ruta. La bajada por el cortafuegos despues de llegar a la cima es lo más técnico.

You can or this trail