Time  5 hours 13 minutes

Coordinates 1395

Uploaded January 1, 2018

Recorded November 2017

-
-
4,260 f
3,320 f
0
3.4
6.9
13.72 mi

Viewed 153 times, downloaded 5 times

near Cubillo del César, Castilla y León (España)

Un sábado de noviembre, cálido para la estación y seco, como la estación entera.

Comenzamos en Cubillo del César la caminata, que nos llevaría campo a través de los episodios de la historia que vieron estos parajes. Nada más salir se nos unió un perro, color canela, con buenos modales y porte aristocrático, que no nos dejaría hasta la vuelta, aunque no permitió que lo acariciásemos ni aceptó la comida que le ofrecimos.

Tomamos el sendero que nos llevaría, después de casi 8 km, a la cima de Peñalara. Es una cuesta suave, con lo que el ascenso ni se notó. A la izquierda, en una revuelta, pudimos ver un ejemplar de enebro portentoso por el tamaño.

Las encinas y los pinos desaparecieron al llegar a la cumbre, de unos 2.000 m de altura, dejando paso a la vegetación rala de estas alturas. Soplaba el viento con fuerza.
Desde alli, por la cuerda, fuimos hasta el Castillo de Lara, donde la tradición sitúa el nacimiento de Fernan González, el facedor de Castilla. Desde el camino se ven los pueblos a la derecha y la izquierda de la sierra, una buena parte de lo que llaman el campo de Lara, pueblos que antaño fueron más de lo que son.

Hogaño son poco, casi nada. Un rebaño de cabras junto a las rocas escarpadas y otro de ovejas en las faldas de la montaña, que luego supimos que eran del mismo dueño, el Sr. Aquilino (ya hablaremos).

El Castillo de Lara , en el km 10 de nuestra ruta, son paños de murallas derruidos y una torre del homenaje que más bien se adivina sobre los montones de piedras en los que el paso del tiempo ha convertido a la fortaleza. Pero desde alli se ven todos los pueblos de alrededor: Vega de Lara, Lara de los Infantes, Campolara, Quintanilla de las Viñas... Son como oasis en el desértico páramo castellano, bajo el viento inclemente de la mañana.

Nuestro siguiente destino era la ermita visigótica, pero en el camino nos encontramos al rebaño (majo, de unas 300 ovejas churras) y, en especial al pastor, que tenía--como todos los pastores--ganas de hablar esa mañana. Nos dijo, entre otras muchas cosas, que lo había sido siempre, y que estaba pensando en jubilarse "pa la Virgen", porque ya era hora, dado que iba a cumplir 86 años (!!!!!).

Hubo suerte con la ermita de Nuestra Señora de las Viñas (será de las viñas de antes, porque ahora no se ve sarmiento alguno por estos parajes). Estaba abierta y había un guarda-guía de la Junta de Castilla y León. Así que vimos los bonitos frisos de fuera y los bajorelieves de dentro. No abundan las iglesias visigóticas, por lo que no solo es bonita, sino singular.

Cruzamos Quintanilla y cayó un pequeño refrigerio, en forma de tortilla de patatas de media mañana que nos supo a gloria, en el bar.

La siguiente estación de parar eran las huellas de dinosaurios, grabadas en las piedras calizas cercanas a un arroyo (seco, claro). Los cuencos donde otrora estuvieran las patas de los saurios estaban llenos de agua, porque había llovido algo esa semana. Hay carteles que lo explican todo en el paraje.Esta parte es la historia natural y, desde luego, es la más vieja de todas, ya que los animalitos desaparecieron hace más de 60 millones de años.

Pero sigamos con la historia social. A continuación, nos dirijimos al dolmen, en el km 16 de la ruta, que es por mitades un monumento funerario y un lugar de reunión y culto de los habitantes de aquí en la época neolítica. Se descubrió en los años 70, y está bien acondicionado para visitas. Un largo corredor da lugar a la puerta de entrada, compuesta por piedras clavadas y otras colocadas encima, como si fuera una mesa.

Al adentrarnos en el recinto circular, delimitado por pedruscos clavados en la tierra, pareciera que el espíritu de los antiguos pobladores resonara dentro. Nos preguntamos qué sensación experimentarían ellos y por qué hay tantos dolmenes en Eurasia (y África).
Continuamos la caminata por las llanuras y las colinas de pan llevar, hasta volver de nuevo a Cubillo del César, a los 22 km de haber salido del mismo sitio. Vistamos allí la iglesia (por fuera), la fuente y el lavadero, como hay que hacer en todos los pueblos castellanos.

Buena mañana de historia, natual y social, para entretenernos comprendiéndola toda la vida. Aunque nosotros a esa hora avanzada del mediodía no tuviésemos tripas más qeu para acercanos a comer a Barbadillo del Mercado. Para el que quiera más detalles, dejo las sabias notas de un camiante en el enlace de abajo.

View more external

Castle

01-Castillo de Lara

El castillo ocupa una posición privilegiada, desde donde se ven todos los pueblos de la comarca: Lara de los Infantes, Quintanilla de las Viñas, Cubillejo,, Paules de Lara...
Sacred architecture

03-Dolmen

Está después de Quintanilla, aunque en esta ruta aparezca antes. Los dólmenes son construcciones en piedra del neolítico y del calcolítico (entre 5.000 y 2.000 años antes de Cristo), que contienen sepulcros y son lugares de reunión y culto, todavía no muy bien estudiados, aunque los hay por toda Eurasia y Africa.
Sacred architecture

02-Nuestra Señora de Las Viñas (Ermita Visigótica del S. VI)

Hay quien dice que quizá es posterior a la llegada de los árabes, pero me inclino a creer que la originalidad no la sitúa como prerrománica en ningún caso. Así que voy a seguir suponiendo que es fue construida por las tribus teutonas que se enseñorearon de España entre el S. IV y el VIII.
Sacred architecture

04-Cubillo del César

¡Vaya nombre bonito: Cubillo del César.

Comments

    You can or this trail