Time  4 hours 46 minutes

Coordinates 1617

Uploaded June 2, 2019

Recorded June 2019

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
3,727 f
2,205 f
0
2.9
5.7
11.44 mi

Viewed 146 times, downloaded 10 times

near Riglos, Aragón (España)

Tras haber realizado ayer un precioso recorrido por los alrededores del Castillo de Loarre, hoy varios compañeros y yo realizaremos una circular, y otros una vía ferrata, por otro fantástico lugar, quizás el motivo por el cual hemos venido tantos compañeros a esta doble salida (me incluyo); los Mallos de Riglos, o cómo lo llaman por aquí, el Reino de los Mallos.

Esta zona debe su nombre a los Mallos, grandes masas de piedra conglomerada en paredes verticales, aisladas, que alcanzan una altura de más de 300 metros.

Además de la riqueza geológica y paisajística que los mallos proporcionan a este territorio, otro aspecto relevante es la gran cantidad de aves rapaces que puedes ver en ellos, especialmente buitres.

Con toda esta información a mano y con la gran oportunidad que nuestro club nos ha brindado de poder visitarlo, no nos podiamos negar y dejarlo pasar, es una oportunidad "única".


Tras haber pasado la noche en el refugio de la localidad de Riglos, dejamos las maletas en el bus, aparcado en el parking que hay a las afueras del pueblo y comenzamos de forma oficial la caminata.
Nos adentramos de lleno en la pequeña localidad, con varios de los gigantescos e imponentes mallos al lado nuestro, en los cuales vemos a 3 valientes escaladores intentando subir al de mayor tamaño.

Mas adelante, hacemos caso de un par de carteles que nos señalan la dirección hacia los mallos.
Avanzamos por un cómodo sendero con vistas a varios de los enormes paredones verticales que rodean a los mallos. En lo alto de uno de ellos se encuentra el mirador de los Buitres, lugar al que varios de mis compañeros ascenderán realizando una, a priori, sencilla vía ferrata. Lo de "a priori" se lo dejo a ellos que opinen al respecto, para mí sería realmente difícil, no sería capaz de realizarlo simplemente por miedo.
De momento seguimos todos juntos.

Más adelante llegamos a un cruce, donde si girásemos a la izquierda accederíamos de forma directa a los mallos por la vía corta, o a la derecha para hacer una circular más larga. No solo nos interesa más ésta última opción por el mero hecho de ver más lugares y disfrutar más tiempo del fantástico entorno, sino que si o si hay que hacer este giro para acceder al inicio del ascenso por la vía ferrata.

Giramos pues a la derecha y avanzamos por cómodo sendero, disfrutando de la presencia de los enormes paredones y algún que otro mallo.
Unos cientos de metros después, paramos justo al lado de un cartel que indica "Ferrata de Cuvilillo/Os Fils". Aquí nos separamos los que van a hacer la vía ferrata (de unos 50m de altura aprox) y los que continuamos andando por senderos. La siguiente vez que nos reunamos será en lo alto del mirador de los Buitres.

Seguimos llaneando hasta que el camino se estrecha, pica hacia arriba y el terreno se llena de piedras. Pasamos por una pequeña pedrera sin ninguna dificultad, a modo de zig-zag, hasta llegar a una zona rodeada de arbustos.

Vamos siempre en constante ascenso pero con rampas muy llevaderas hasta que llegamos a una zona abierta y el camino se allana. Al fondo vemos un cartel y un cruce de varios caminos, en el cual giramos a la derecha para ir en dirección a "Virgen de Marcuello".

El sendero se ensancha notablemente y avanzamos rápidamente en suave ascenso hasta llegar a otro cruce. Aquí un cartel nos indica el camino al mirador de los Buitres, pero antes decidimos continuar de frente para acceder a las ruinas de Marcuello, ya que se encuentran muy cerca de nuestra posición.

En cuestión de 10min accedemos en primer lugar a ermita de San Miguel, y después a las ruinas de lo que antes era la iglesia y el castillo de Marcuello.
Es de estilo románico y a lo largo de su existencia se han realizado varias y sucesivas reformas, entre las que destaca la casa del ermitaño, que le fue añadida en el siglo XVII.

La Iglesia de la Virgen de Marcuello fue construida en el siglo XII. Posiblemente formó parte del recinto del castillo de Marcuello. Ésta estructura, como muchos de la zona, contaba con una torre levantada sobre una roca y un recinto amurallado que la rodeaba. De la torre, arruinada en el año 1808, únicamente está en pie una pared y fragmentos de sus colaterales.
Al lado de la iglesia y el castillo, en el borde de un acantilado, se encuentra el llamado mirador de Marcuello, con unas impresionantes vistas.

Tras las fotos de rigor, volvemos al anterior cruce y, ahora sí, nos dirigimos hacia el mirador de los Buitres. En pocos minutos llegamos a el, yendo a través de una ancha pista forestal.

Unos metros mas adelante pudimos observar por el lado derecho, en el horizonte, varios picos de los Pirineos, entre ellos el Collarada, la Peña Nevera o la Peña Telera.
Después, nada más llegar al mirador, resultó que los otros compañeros que fueron a hacer la vía ferrata terminaron en ese preciso momento su reto. Todo salió bien, les resultó sencillo, e incluso se les hicieron corta la subida. Chapeau!

Desde el mirador podemos disfrutar de unas vistas de ensueño, con los Mallos de Riglos y la Hoya de Huesca como grandes protagonistas.

Tras las obligadas fotos de rigor, nos desviamos ligeramente a la izquierda para ir hasta un punto donde se haya una roca singular, situada al borde del acantilado. Está al final de un estrecho paso sobre roca con caída a ambos lados, así que fijaos bien por dónde pisais. Las vistas son parecidas a las del mirador, pero con la espeluznante y a la vez divertida sensación de estar colgado sobre el vacío, y ver tan de cerca la base y lo alto de los acantilados. La sensación de estar "volando" como un buitre y poder ver desde arriba todo este impresionante lugar.

A continuación, retrocedemos hasta el anterior cruce, paramos un rato para comer algo, y volvemos por el ancho sendero hasta llegar de nuevo al cruce donde una señal indicaba "Virgen de Marcuello". Ahora giramos a la derecha y ascendemos por otro ancho sendero, pero por poco tiempo, ya que luego nos desviamos una vez más a la izquierda para seguir por un camino indicado como "Camino del Solano", con un sendero muy estrecho.

Dicho camino continua en suave ascenso, adentrándose entre los arbustos, con una magistral panorámica de la las ruinas de Marcuello y el mirador de los Buitres.

Al llegar al punto más elevado de la ruta, comenzamos oficialmente el descenso, para dirigirnos ahora hacia las inmediaciones de los Mallos de Riglos. Cuidado durante la bajada. El sendero es muy muy estrecho, está repleto de piedras y arenilla, y la pendiente a ratos es alta. Son ingredientes perfectos para resbalar y hacerse una avería muy grande, tanto como para palmarla si desafortunadamente cayerais por el lado izquierdo al vacío.

Con sumo cuidado continuamos hasta ver de cerca dos enormes mallos con un hueco en medio. Si hubiésemos tenido tiempo, habríamos bajado justo en medio de ambos mallos, pero finalmente decidimos dejarlo pasar y continuar por el lado izquierdo, por un camino más corto y sencillo que nos llevaba directos al pueblo de Riglos.

Éste tramo final del descenso también se las trae, aunque no es tan peligroso como el anterior. Es más ancho y se puede pasar y avanzar más cómodamente. Además, a medida que perdemos altitud, disfrutamos de las numerosas y cercanas vistas de los Mallos de Riglos, algunas con algún escalador queriendo hacer cumbre.

Finalmente, llegamos al primero de los cruces de la ruta y ya solo nos queda volver por el mismo camino inicial hasta el pueblo y refugio de Riglos y finalizar esta descomunal, magnífica, preciosa ruta. Sin palabras, una ruta de 10.
Gracias a Josu, nuestro guía, por organizar tanto ésta ruta como la de ayer en Loarre, bravo!! 👏👏


PD: Existe la posibilidad de acceder a las ruinas/mirador de Marcuello y al mirador de los Buitres en coche. Para llegar a estos puntos hay que dirigirse hasta la localidad de Sarsamarcuello, y una vez allí, tomar la pista forestal hacia el Castillo. Después de unos 4 km de recorrido por camino, se llega a las inmediaciones del castillo y mirador. Aquí, la pista continúa unos 2 km más hasta el Mirador de los Buitres para los que quieran continuar el último tramo en coche, pero sí lo que se desea es realizar este último tramo del recorrido a pie, hay que salirse de la pista forestal y tomar el Sendero de los Acantilados de Os Fils.
Parking Riglos
Derecha si hacéis la ferrata. Recto para continuar con la circular
Ermita de San Miguel
Izquierda, mirador de los Buitres
Mirador de los Buitres
Roca al borde del acantilado
Ahora izquierda, hacia los Riglos
Izquierda
Vista de los Mallos. Descenso por sendero de piedras muy estrecho, cuidado
Izquierda

2 comments

  • Photo of Oscar Upegui

    Oscar Upegui Jun 7, 2019

    Una ruta majestuosa, acompañada de una excelente narración cargada de historia y ni hablar de estas bonitas tomas de todo el recorrido, muchas gracias Jon por compartir el trazado y felicitaciones por ese buen registro fotográfico.

  • Photo of Jon Otaduy

    Jon Otaduy Jun 7, 2019

    Gracias Oscar por tu valoración.

You can or this trail