Moving time  3 hours 2 minutes

Time  4 hours 23 minutes

Coordinates 1987

Uploaded December 15, 2018

Recorded December 2018

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
5,296 f
3,698 f
0
1.8
3.5
7.02 mi

Viewed 59 times, downloaded 6 times

near La Paradilla, Madrid (España)

Es el cerro de San Benito (1.626 m) una de las últimas cumbres occidentales de la sierra de Guadarrama, cuyo geodésico regala unas excelentes panorámicas: en días claros, se divisa Gredos.

Su ascensión se suele emprender desde el núcleo de casas de La Paradilla (1.160 m). Alcanzar la cima desde este enclave demora 1.40 minutos, por el cordal alomado que forman sus caras norte y oeste. La travesía, tanto en la subida como en el descenso, surca hermosas praderas, convirtiéndose en una caminata muy recomendable sin dificultad técnica. Tan sólo una breve y sencillísima trepada para alcanzar el geodésico, encaramado a un pequeño roquerío, donde suele abanicarse el viento con cierto entusiasmo.

La salida, ya se ha dicho, se emprende desde La Paradilla, situada en el kilómetro 41 de la carretera madrileña M-505. Hasta esta pequeñísima localidad, se llega en vehículo tras superar los puertos contiguos de la Cruz Verde y La Paradilla, según se viene desde El Escorial.

La marcha se inicia por la calle del Cebadal, en el extremo norte del pueblo, donde se alza, a las afueras, una puerta cancela, con letrero azul a su derecha, del Canal de Isabel II (bandera 2 del mapa). Se supera la puerta y se sigue la pista que lleva hasta el depósito de agua de La Paradilla, también con cartel, y donde muere la pista. Toca seguir, en giro a izquierda de 90º grados, las marcas de rodadura de los vehículos sobre la alfombra verde. Aunque no hay pista ni camino, en este tramo la orientación es evidente.

Se va ganando altura, sin tregua, desde el primer metro. Aunque la pendiente es continua, y requiere esfuerzos que se calman con las pertinentes paradas, no es una matada. Pequeñas afloraciones rocosas asoman ocasionalmente a nuestra izquierda. Subiéndonos a ellas podemos disfrutar de la panorámica norte, con el pequeño valle que discurre paralelo a la M-505 y la localidad de La Hoya trepado a la ladera (bandera 3). Si volvemos la vista atrás, el pueblo de donde partimos y los montes circundantes: La Atalaya (1.372 m) y Santa Catalina (1.386 m). Enfrente, siempre, nuestro objetivo del día.

Aunque no hay camino, las pisadas de caminantes han abierto un sendero difuso que no es complicado rastrear, aunque a veces se desdibuja. También hay hitos de piedra para guiar la marcha, siempre a cielo abierto (no hay bosque). A quien no esté muy avezado en rutas montañeras, se recomienda subir con un track descargado y evitarse rodeos innecesarios; también así se hará la vuelta más fácil. Aunque para alguien con experiencia y buen sentido de la orientación, tal vez le parezca un ascenso con poco misterio, pues se trata siempre de ganar altura hasta dar con el geodésico sin salirse de la extensa arista.

Como al kilómetro de ruta, nos encontramos con una cerca de piedras con una puerta (bandera 4). Se trata de un cercado, con bidones al otro lado para alimentar y dar de beber al ganado vacuno, desaparecido ahora del lugar. Rodeamos por su izquierda el roquedo que surge nada más atravesar la puerta. Inmediatamente vemos otros peñascos, que dejamos a nuestra izquierda mientras progresamos por la campa.

En el kilómetro 1,5 aproximadamente, sorteamos otro pequeño roquedo (bandera 5). Y unos 300 metros más adelante, otro peñascal señalizado con un robusto hito de piedras, formado por seis hermosos pedruscos (bandera 6). De nuevo, tramo de campa durante 350 metros hasta dar con... otro nuevo roquedal (bandera 8). Esta vez, con murete, de sencillo sorteo, y también hito en la roca principal de la derecha.

Hasta aquí llevaremos 2,20 kilómetros y una hora de caminata. Ya hemos realizado más de la mitad de la ascensión. Nada más superar la cerca, a la izquierda hay un corral refugio. Y ante nosotros, se abre una espléndida campa, que culmina en otro afloramiento rocoso, muy singular, pues lo segmenta una grieta en cuya parte superior se alza un árbol (bandera 9).

Subimos por la grieta (no hay que trepar, sólo caminar), pasamos junto al árbol y nos asomamos al tramo final de subida, un pelín más vertical y con el geódesico ya visible como un hilillo que despunta en el horizonte. En unos 15 minutos, llegamos a él (bandera 10), tras 1.37 horas de marcha.

[... texto aún en redacción]

1 comment

  • Photo of juanita bad

    juanita bad Dec 16, 2018

    I have followed this trail  View more

    Es una ruta bonita y fácil de seguir.
    Totalmente recomendable.

You can or this trail