Technical difficulty   Moderate

Time  one day 50 minutes

Coordinates 3809

Uploaded October 13, 2012

Recorded September 2012

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
1,171 f
-8 f
0
3.8
7.6
15.13 mi

Viewed 4978 times, downloaded 308 times

near Marquina, País Vasco (España)

Junto al albergue se encuentra la cafetería Kai, donde giramos hasta cruzar el río Artibai, que junto al río Lea, que visitaremos durante la etapa, dan nombre a esta comarca vizcaína. Continuamos ligados a un parque para salir finalmente al arcén de la BI-633, que seguimos hasta la ermita de Nuestra Señora de Erdotza, probablemente del XVI. En este lugar nos despedimos de la carretera por la derecha y atravesamos uno de los barrios de Markina. Cogemos un bidegorri, el carril bici de color rojo, de ahí su nombre en euskera, que avanza entre un polígono y el río. Aquí tenemos una fuente. Seguidamente cruzamos el río por una pasarela junto al puente Kareaga, de un solo arco y semioculto por las hiedras. Tras el río giramos a mano izquierda, pasando una cancela, y nos internamos en un bonito sendero de ribera, con alguna piedra y raíz incrustada, que llega hasta las cercanías de Iruzubieta.

En esta población dando un ligero rodeo salimos junto a la carretera BI-2224 seguimos por esta hasta entrar en Bolibar, de donde procedió la familia del libertador venezolano Simón Bolívar. Pasamos junto al museo dedicado a su figura y llegamos hasta la plaza, donde se encuentra el ayuntamiento y un socorrido bar en sus soportales.

Junto a la iglesia de Santo Tomás, de marcado rostro defensivo con sus dos torres adosadas, salimos momentáneamente a la carretera para internarnos por una calle y seguir el vía crucis y la calzada medieval que asciende al monasterio cisterciense de Zenarruza. A pocos metros de llegar a este cenobio dejamos a la izquierda el albergue Irurok. Entramos en Zenarruza bajo un arco (junto a la ventana de arriba luce el escudo del águila con la calavera, cuya leyenda se explica en el panel informativo) y cruzamos el jardín. La antigua colegiata es gótica y también se puede visitar el claustro. Una senda regada por varios arroyos conduce hasta el alto de Gontzagarigana. La carretera principal se queda a la derecha y continuamos por la izquierda, bajando por pista asfaltada al barrio de Uriona. Reanudamos el descenso a Munitibar y la cuenca del río Lea por una ladera y posteriormente por una senda oscura entre matorral, complicada por la pendiente y con riesgo de caídas, que finaliza junto a una preciosa casa rural. Una pista nos acerca a Gerrikaitz , la iglesia neoclásica de Santa María , restaurada en 1847, queda a la izquierda, y tras cruzar el río Lea entramos ya en Munitibar. Casi en el ecuador de la jornada, la plaza es otro buen lugar para tomarse un respiro, con bar y tienda.

La parroquia de San Vicente de Arbaztegi, que pudo ocupar el lugar de una ermita dedicada a San Miguel, y de nuevo el río Lea señalan el molesto repecho al barrio de Aldaka. Aquí arriba, a 50 metros del Camino, hay una ermita de Santiago del XVIII. Después la pista sigue hacia la derecha y nada más pasar la línea de alta tensión, sin salir a la BI-2224, tomamos la pista vecinal de la izquierda y bajamos junto al caserío Urnatei. En este punto tomamos una senda que marcha bajo miles de voltios y sobre una zona enfangada que se nutre de varios arroyos. El recorrido desemboca junto al barrio de Berriondo, del municipio de Mendata. Como muchos otros, su origen fundacional fue una anteiglesia, en este caso la de San Miguel Arcángel en el siglo X, que no es más que una comunidad de vecinos dispersa que se reunía en asamblea alrededor de la iglesia parroquial.

Una pista vecinal llega hasta la BI-3224, que seguimos hasta el barrio de Zarra (Olabe). A mano izquierda está el desvío al albergue Idazte Etxea de Mendata. En este cruce de caminos, el nuestro se desvía a la derecha hacia el restaurante Zarrabenta. Ojo porque no seguimos por la carretera que sí es recomendable para las bicis. Atravesamos el barrio, visitando la ermita de San Pedro y San Cristóbal, reconstruida a finales del XVIII y rehabilitada en 1878. Dejamos el núcleo, donde se encuentra el desvío hacia la torre de Montalbán, de planta pentagonal, y tomamos la senda que baja y atraviesa el vetusto robledal compartido entre los municipios de Mendata y Arratzu, una de las joyas intactas de la Reserva de Urdaibai. Más adelante, un tramo bien recuperado de calzada pasa sobre el puente medieval de Artzubi, que sirve de frontera ente los dos ayuntamientos. Tras cruzar el río Gola entramos en el barrio de Elexalde. Aquí podemos ver la iglesia de Santo Tomás, que domina el paisaje de Arratzu. Este templo, donde pasaba la calzada medieval, destaca por su coro.

Siguiendo el vía crucis descendemos hasta el río Gola, con una antigua ferrería ya en desuso desde el XIX, e iniciamos la fuerte escalada hasta el barrio de Marmiz. A la misma entrada, en lugar de tomar la BI-3224, doblamos a la derecha junto a una casa y reanudamos la subida, mucho más contenida. Dejaremos atrás la población para continuar por una senda que recorre la falda del Burgogana, entre pino insigne y eucalipto, dos especies de crecimiento rápido que se introdujeron en la península en detrimento de los bosques autóctonos. Este bonito trayecto cae hasta el municipio de Ajangiz , concretamente a su barrio de Mendieta. Es independiente de Gernika desde 1991. La impresionante iglesia neoclásica de la Ascensión es una obra de Juan Bautista de Belaunzaran que finalizó su hijo en 1860.

Desde Ajangiz no hay más que continuar por la carretera, atajando en una de las curvas, y dejándonos llevar hasta Gernika. A la entrada, junto al stop de la calle San Bartolomé, giramos a la derecha y tomamos Kortezubi bidea, la primera que sale a nuestra izquierda. El albergue juvenil se encuentra a 100 metros.


Next to the hostel is the Kai cafe, where we turn to cross the Artibai river, next to the River Lea, who visit during the stage, give name to the Vizcaya region. Continue linked to a park to finally leave the shoulder of the BI-633, we continue to the shrine of Our Lady of Erdotza, probably XVI. Here we say goodbye to the road on the right and crossed one of the neighborhoods of Markina. We take a bidegorri, the bike path red, hence its name in Basque, it moves between a polygon and the river. Here we have a source. Then we crossed the river by a walkway along the Kareaga bridge of a single arch and half hidden by ivy. After the river turn left, passing a gate, and go into a pretty riverside path, with some embedded stone and root, which reaches near Iruzubieta.

In this population giving a slight detour out by the BI-2224 continue on this road until you enter Bolibar, whence proceeded the family of Venezuelan liberator Simon Bolivar. We passed the museum dedicated to her figure and reached the square, where the town hall and rescued bar in the arcades is.

Next to the church of Santo Tomas, dial face with his two defense towers attached, we left the road momentarily internally by a street and follow the ordeal and medieval road that ascends to the Cistercian monastery of Zenarruza. A few meters to reach this monastery we left the hostel Irurok. We entered Zenarruza under an arch (by the window above the shield eagle looks to the skull, whose legend is explained in the information panel) and crossed the garden. The former collegiate church is Gothic and you can also visit the cloister. A path watered by several streams leading to the top of Gontzagarigana. The main road runs right and go left, down the paved track Uriona neighborhood. Munitibar resume the descent and the river basin read a hillside and then down a dark path between bushes, complicated by the slope and risk of falls, ending with a beautiful house. A clue us Gerrikaitz, neoclassical church of Santa María, restored in 1847, is on the left, and after crossing the river Lea and enter Munitibar. Almost in Ecuador of the day, the square is another good place to take a break, with bar and shop.
The parish of San Vicente de Arbaztegi, which could take the place of a chapel dedicated to San Miguel, and again the river Lea indicate the annoying slope Aldaka the neighborhood. Above, 50 meters from the road, there is a shrine of Santiago del XVIII. The track continues to the right, just past the power line without leaving the BI-2224, we took the local track to the left and down near the village Urnatei. At this point we take a path running under thousands of volts and over a muddy area that draws from several streams. The tour ends near the neighborhood of Berriondo, municipality of Mendata. Like many others, its founding was originally a porch, in this case of San Miguel Archangel in the tenth century, which is merely a dispersed community of neighbors who gathered in assembly around the parish church.

A local track reaches the BI-3224, we continue to the district of Zarra (Olabe). To the left is the turnoff to the hostel Idazte Mendata Etxea. At this crossroads, ours was off to the right towards the Zarrabenta restaurant. Eye because not follow the road that it is recommended for bikes. We went through the neighborhood, visiting the chapel of San Pedro and San Cristóbal, rebuilt in the late eighteenth and renovated in 1878. We left the nucleus, where the detour to the Tower of Montalban, pentagonal, and take the path that descends and through the ancient shared between the municipalities of Mendata and Arratzu, one of the jewels intact Urdaibai oak. Later, a stretch of road well recovered passes over the medieval bridge Artzubi, border agency serving the two municipalities. After crossing the river Gola entered the neighborhood Elexalde. Here we can see the church of Santo Tomas, which dominates the landscape of Arratzu. This temple, where he spent the medieval road, known for its choir.

Following the ordeal descend to the Gola river with an old forge longer in use since the nineteenth, and started climbing up strong Marmiz neighborhood. At the entrance, instead of taking the BI-3224, we turned right next to a house and resumed the climb, much more contained. We will leave the population to continue along a path that runs along the skirt Burgogana between radiata pine and eucalyptus two fast growing species introduced in the peninsula to the detriment of native forests. This beautiful ride down to the town of Ajangiz, specifically its neighborhood Mendieta. It is independent of Gernika since 1991. The impressive neoclassical church of the Ascension is a work of Juan Bautista de Belaunzaran ended his son in 1860.

From Ajangiz no more than follow the road, cutting in one of the corners and letting take to Gernika. At the entrance, next to the stop street San Bartolomé, turn right and take Kortezubi bidea, the first that comes to our left. The youth hostel is 100 meters.


A côté de l'auberge est le café Kai, où nous tournons pour traverser la rivière Artibai, à côté de la rivière Lea, qui visitent pendant l'étape, indiquer le nom de la région de Vizcaya. Continuer liée à un parc pour finalement laisser l'épaule de la BI-633, nous continuons à le sanctuaire de Notre-Dame de Erdotza, probablement XVI. Ici, nous disons au revoir à la route sur la droite et traversé l'un des quartiers de Markina. Nous prenons un bidegorri, la piste cyclable rouge, d'où son nom en basque, il se déplace entre un polygone et la rivière. Ici, nous avons une source. Puis nous avons traversé la rivière par une passerelle le long du pont Kareaga d'une seule arche et la moitié mangée par le lierre. Après la rivière, tourner à gauche, en passant une porte, et aller dans un chemin de la rivière jolie, avec de la pierre et de la racine intégré, qui atteint près de Iruzubieta.

Dans cette population donnant un léger détour par le BI-2224 continue sur cette route jusqu'à ce que vous entrez Bolibar, d'où procède la famille du libérateur Simon Bolivar vénézuélien. Nous avons passé le musée dédié à sa silhouette et atteint la place, où la mairie et le bar sauvé dans les arcades est.

A côté de l'église de Santo Tomas, composez le visage avec ses deux tours de défense attachés, nous avons quitté la route momentanément en interne par une rue et suivons l'épreuve et de la route médiévale qui monte au monastère cistercien de Zenarruza. A quelques mètres pour atteindre ce monastère nous avons quitté l'auberge Irurok. Nous sommes entrés dans Zenarruza sous une arche (par la fenêtre au-dessus du bouclier aigle regarde le crâne, dont la légende est expliqué dans le panneau d'information) et traversé le jardin. L'ancienne église collégiale gothique et vous pouvez également visiter le cloître. Un chemin arrosée par plusieurs cours d'eau menant au sommet du Gontzagarigana. La route principale tourne à droite et allez à gauche, vers le bas le quartier Uriona piste pavée. Munitibar reprendre la descente et le bassin de la rivière lire une colline et puis vers le bas un chemin sombre entre les buissons, compliqué par la pente et le risque de chutes, se terminant par une belle maison. Un indice nous Gerrikaitz, église néoclassique de Santa María, restauré en 1847, est sur la gauche, et après avoir traversé la rivière Lea et entrez Munitibar. Presque en Equateur de la journée, la place est un autre bon endroit pour prendre une pause, avec un bar et une boutique.
La paroisse de San Vicente de Arbaztegi, qui pourrait prendre la place d'une chapelle dédiée à San Miguel, et de nouveau la rivière Lea indiquent la pente gênant Aldaka le quartier. Ci-dessus, à 50 mètres de la route, il est un temple de Santiago del XVIII. La piste continue vers la droite, juste après la ligne d'alimentation sans quitter la BI-2224, nous avons pris la piste locale vers la gauche et vers le bas près du village Urnatei. À ce stade, nous prenons un chemin de roulement sous des milliers de volts et sur une zone boueuse qui puise dans plusieurs cours d'eau. La visite se termine à proximité du quartier des Berriondo, municipalité de Mendata. Comme beaucoup d'autres, sa fondation était à l'origine un porche, dans ce cas de San Miguel Archange au Xe siècle, qui est simplement une communauté dispersée de voisins qui se sont réunis en assemblée autour de l'église paroissiale.

Une piste locale atteint la BI-3224, nous continuons à le quartier de Zarra (Olabe). Pour la gauche est la bretelle de sortie de l'auberge Idazte Mendata Etxea. A ce carrefour, la nôtre était à droite vers le restaurant Zarrabenta. Eye parce que pas suivre la route qu'il est recommandé pour les vélos. Nous sommes allés dans le quartier, visiter la chapelle de San Pedro et San Cristóbal, reconstruit à la fin du XVIIIe siècle et rénové en 1878. Nous avons quitté le noyau, où le détour à la Tour de Montalban, pentagonale, et de prendre le chemin qui descend et par l'ancienne partagé entre les municipalités de Mendata et Arratzu, l'un des joyaux de chêne Urdaibai intacte. Plus tard, un tronçon de la route ainsi récupéré passes sur la, agence frontalière pont médiéval Artzubi desservant les deux municipalités. Après avoir traversé la rivière Gola entré le quartier Elexalde. Ici, nous pouvons voir l'église de Santo Tomas, qui domine le paysage de Arratzu. Ce temple, où il a passé la route médiévale, connue pour son chœur.

Après l'épreuve descendre à la rivière Gola avec une vieille forge est plus en usage depuis le XIXe, et a commencé à grimper quartier Marmiz forte. A l'entrée, au lieu de prendre la BI-3224, nous avons tourné à droite à côté d'une maison et reprîmes la montée, beaucoup plus contenue. Nous allons laisser la population de continuer le long d'un chemin qui longe la Burgogana jupe entre pin radiata et d'eucalyptus deux espèces à croissance rapide introduites dans la péninsule au détriment des forêts indigènes. Cette belle descente à la ville de Ajangiz, spécifiquement son voisinage Mendieta. Il est indépendant de Gernika depuis 1991. L'église néoclassique impressionnante de l'Ascension est un travail de Juan Bautista de Belaunzarán terminé son fils en 1860.

De Ajangiz pas plus que de suivre la route, couper dans l'un des coins et de laisser prendre à Gernika. A l'entrée, à côté de la rue de San Bartolomé arrêt, tourner à droite et prendre Kortezubi bidea, le premier qui vient à notre gauche. L'auberge de jeunesse est à 100 mètres.


Neben der Herberge ist der Kai-Café, wo wir drehen, um den Fluss zu überqueren Artibai, neben dem Fluss Lea, die sich in der Phase zu besuchen, Name für die Region Vizcaya. Weiter zu einem Park, um endlich aus der Schulter des BI-633 verbunden ist, geht es weiter zum Heiligtum Unserer Lieben Frau von Erdotza, wahrscheinlich XVI. Hier verabschieden wir uns von der Straße auf der rechten Seite und ging einer der Stadtteile von Markina. Wir werfen einen bidegorri, den Radweg rot, daher der Name in Baskisch, es zwischen einem Polygon und dem Fluss bewegt. Hier haben wir eine Quelle. Dann überquerten wir den Fluss durch einen Gehweg entlang der Kareaga Brücke von einem einzigen Bogen und halb von Efeu versteckt. Nach dem Fluss links abbiegen, vorbei an einem Tor, und gehen Sie in einem hübschen Uferweg, mit einigen eingebetteten Stein und Wurzel, die in der Nähe von Iruzubieta erreicht.

In diese Bevölkerung gibt einen kleinen Umweg durch die BI-2224 fahren auf dieser Straße, bis Sie Bolibar geben, ging von wo die Familie des venezolanischen Befreier Simon Bolivar. Wir passierten das Museum, um ihre Figur gewidmet und erreicht den Platz, wo das Rathaus und gerettet bar in den Arkaden ist.

Neben der Kirche von Santo Tomas, wählen Sie das Gesicht mit den zwei Wehrtürmen befestigt, die Straße verlassen wir momentan intern von einer Straße und folgen dem Leidensweg und mittelalterliche Straße, die zum Zisterzienserkloster Zenarruza aufsteigt. Ein paar Meter, um dieses Kloster wir die Herberge Irurok links erreichen. Wir betraten Zenarruza unter einem Bogen (am Fenster über dem Schild Adler blickt auf den Schädel, dessen Legende wird in der Informationstafel erklärt) und überquerte den Garten. Die ehemalige Stiftskirche ist gotisch und Sie können auch das Kloster. Ein Pfad durch mehrere Bäche, die zu Anfang der Gontzagarigana bewässert. Die Hauptstraße führt nach rechts und gehen Sie nach links, auf der asphaltierten Weg Uriona Nachbarschaft. Munitibar wieder der Abstieg und das Einzugsgebiet zu lesen auf einem Hügel und dann nach unten einen dunklen Weg zwischen Büschen, durch die Steigung und Sturzrisiko kompliziert und endet mit einem schönen Haus. Ein Hinweis uns Gerrikaitz, neoklassische Kirche Santa María, im Jahr 1847 restauriert, befindet sich auf der linken Seite, und nach der Überquerung des Flusses Lea und geben Munitibar. Fast in Ecuador des Tages ist der Platz ein weiterer guter Ort, um eine Pause zu machen, mit Bar und Shop.
Die Pfarrkirche von San Vicente de Arbaztegi, die an die Stelle einer Kapelle San Miguel gewidmet nehmen könnte, und wieder den Fluss Lea geben die lästige Neigung Aldaka der Nachbarschaft. Oben, 50 Meter von der Straße gibt es einen Schrein von Santiago del XVIII. Die Strecke geht weiter auf der rechten Seite, gleich hinter der Stromleitung, ohne die BI-2224 haben wir die lokale Spur nach links und nach unten in der Nähe des Dorfes Urnatei. An dieser Stelle nehmen wir einen Pfad unter Tausenden von Volt und über einen schlammigen Gebiet, das aus mehreren Streams zieht läuft. Die Tour endet in der Nähe der Nachbarschaft von Berriondo, Gemeinde Mendata. Wie viele andere, war seiner Gründung ursprünglich ein Portal, in diesem Fall von San Miguel Archangel im zehnten Jahrhundert, die nur eine verteilte Gemeinschaft der Nachbarn, die in der Montage um die Pfarrkirche versammelt.

Eine lokale Spur erreicht die BI-3224, die wir in den Stadtteil Zarra (Olabe) fortsetzen. Auf der linken Seite ist die Abzweigung zur Jugendherberge Idazte Mendata Etxea. An dieser Kreuzung, unseres war nach rechts in Richtung der Zarrabenta Restaurant. Auge, weil nicht die Straße, die sie für Fahrräder empfohlen folgen. Wir gingen durch die Nachbarschaft, den Besuch der Kapelle von San Pedro und San Cristóbal, im späten achtzehnten umgebaut und im Jahr 1878 renoviert Wir verließen den Zellkern, wo der Abstecher zu den Tower of Montalban, fünfeckig, und nehmen den Weg, der herabsteigt und durch die antike zwischen den Gemeinden Mendata und Arratzu, eines der Schmuckstücke intakt Urdaibai Eichen geteilt. Später wurde eine Strecke von der Straße gut erholt Durchläufe über die mittelalterliche Brücke Artzubi, Grenzschutzagentur im Dienste der beiden Gemeinden. Nach Überquerung des Flusses Gola in die Nachbarschaft Elexalde. Hier können wir die Kirche von Santo Tomas, der die Landschaft der Arratzu dominiert sehen. Dieser Tempel, wo er die mittelalterliche Straße, die für ihre Chor bekannt.

Im Anschluss an die Tortur Abstieg zum Gola Fluss mit einer alten Schmiede mehr in Gebrauch seit dem neunzehnten und kletterte bis starke Marmiz Nachbarschaft. Am Eingang, anstatt die BI-3224, wandten wir uns direkt neben einem Haus und den Aufstieg fort, viel mehr enthalten. Wir werden die Bevölkerung verlassen, um auf einem Weg, der entlang der Rock Burgogana zwischen radiata Pinien und Eukalyptus zwei auf der Halbinsel zu Lasten der einheimischen Wälder eingeführt schnell wachsenden Arten, läuft weiter. Dieses schöne Fahrt hinunter in die Stadt von Ajangiz, insbesondere seiner Nachbarschaft Mendieta. Es ist seit 1991 unabhängig von Gernika Das imposante neoklassizistische Kirche der Himmelfahrt ist ein Werk von Juan Bautista de Belaunzaran beendete sein Sohn im Jahre 1860.

Von Ajangiz nicht mehr als dem Straßenverlauf folgen, Schneiden in einer der Ecken und lassen Take zu Gernika. Am Eingang, neben der Haltestelle Straße San Bartolomé, biegen Sie rechts ab und nehmen Sie Kortezubi bidea, die erste, die zu unserer Linken kommt. Die Jugendherberge liegt 100 m.
  • Photo of Albergue de Peregrinos de Gernika.
Con capacidad para 40 personas alojadas en habitaciones de 4, 6, 7 y 10 plazas, baños comunes en las dos plantas. Posibilidad de régimen en alojamiento desayuno, media pensión y pensión completa. Adaptado a personas discapacitadas Pago tarjeta Sala de estar Lavandería Salas de actividad WIFI libre en toda la instalación
Se tienen noticias de ella en el año 1736, y sabemos que fue reconstruida entre 1793 y 1795 y reformada en 1878 por Ignacio e Arejita. Según la tradición popular en las cercanías del caserío Urkitze hubo en su día una ermita de San Pedro, pero se dice que la imagen de éste fue llevada a la de San Cristóbal, y aún cuando la preside éste, es conocida bajo la advocación de San Pedro.
  • Photo of Ermita Nuestra Señora de Erdotza.
El historiador Mugartegi señala que la construcción de la actual ermita data del siglo XVI.
  • Photo of Iglesia de Santa María Magdalena.
Esta pequeña iglesia rural según la tradición fue fundada como una ermita en 1412, siendo el edificio actual en su conjunto del siglo XVI, menos la torre que fue reedificada en 1767. Iglesia rodeada como la de San Miguel Arcángel por un pórtico, pórticos ambos que han desempeñado a lo largo de la historia una función social como lugar de reunión de los vecinos de las barriadas.
Está situada en la parroquia de Arratzu, en el barrio Elexalde, en el camino hacia Mendata y lejos del núcleo municipal, es decir, lejos del barrio Loiola. El origen de la parroquia no esta claro y las personas que estudian la historia no se ponen de acuerdo sobre su origen. La iglesia fue edificada según unos en el siglo XII y según otros en el XIII. Según Iturriza, la parroquia de Santo Tomás Apóstol de Arratzu corresponde al siglo XII, cuando el señor del linaje de Arrizua y otros diviseros mandaron construirla. Entre 1095 y 1179 los señores laicos también construyeron otras iglesias, tales como San Martín de Forua, Santiago de Kortezubi o Santa María de Gautegiz Arteaga. Labayru, por su parte, dice que desde el siglo XIII la Anteiglesia de Arratzu tenía su parroquial dedicada al apóstol Santo Tomás y propone que en 1530 fue reconstruida. Fue su patrona principal desde el siglo XIII la Casa de Arteaga (3/4 partes de décimas correspondían al solar de Arteaga y la 1/4 parte restante a la Casa solar de Mezeta). Cabe también señalar aquí que la jurisdicción parroquial de Santo Tomás de Arratzu excede a la propia demarcación civil, pues afecta a varias casas de Ajangiz y Mendata e, incluso, a una de Gautegiz Arteaga. Iglesia de Santo Tomás Apóstol de Arratzu. Edificio El muro tiene un espesor aproximado de un metro en todo su perímetro, excepto en la parte alta del mismo, donde se adelgaza mucho. Al interior los apoyos son de sillería arenisca veteada de procedencia distinta a la de los muros. La fábrica de Santo Tomás está enlucida tanto por dentro como por fuera, lo que no permite apenas analizar el tipo de aparejo empleado, ni apreciar posibles soldaduras. Dando por supuesto que sea todo él de piedra, la sillería aflora en los contrafuertes y en las cantoneras. En cuánto a la base del edificio hay que decir que resulta iglesia de tres naves y cuatro tramos con capilla mayor rectangular a la nave central. Los espacios internos definidos por los soportes y las bóvedas son tramos algo rectangulares en sentido longitudinal en las naves laterales en sus tres primeros tramos, y casi cuadrado en el bajo coro. Por su parte, los tramos de la nave central son prácticamente cuadrados. El espacio, en alzado, queda definido por la elevación casi homogénea de las naves, lo que da como resultado un tipo de iglesia "hallenkirche". El predominio de la nave mayor sobre las laterales, a simple vista, puede cifrarse en un metro, más o menos. Al exterior el comportamiento volumétrico es el de una notable compacidad, un gran prisma paralelográmico acostado cubierto todo por la misma techumbre a dos aguas. Al volumen dominante se agrega otro paralelepípedo menor, en sentido perpendicular al eje principal del templo: la capilla absidial. Con el tiempo, se le agregó el de la torre, a los pies. Los apoyos internos de la iglesia, aparte de los bastantes fiables muros perimetrales, son, primeramente, cuatro columnas toscanas sobre plinto cuadrado escalonado en los primeros tramos, mientras que en la separación de los dos últimos los soportes son pilares de sección cuadrada, también toscanos., pero con una molduración algo diferente, más esquemática, pero similar de la de las columnas después, sobre los propios muros, pilastras también toscanas, escasamente resaltadas, y sacadas "0a nivel" sobre los ligeramente alabeados muros; responden a las tipologías de los pilares traseros. Todos estos soportes alcanzan una altura aproximada de unos siete metros desde la que quedan dispuestos los arcos fajones y formeros de medio punto, que definirán el abovedamiento. Elizaren sarrera nagusia. En el exterior los apoyos son estribos prismáticos verticales, con un talud por arriba. En la actualidad todo el edificio está abovedado: el ábside con crucería bastante compleja a base de combados con claves de tipo de rosetas, mientras que el resto del edificio se cubre con bóvedas baídas. Pero cuando Iturriza trata de la iglesia de Arratzu ésta carecía de bóvedas. Según S. Oar-Arteta y J. A. Barrio, el recrecimiento de los muros sobre el original en por lo menos un metro y medio, puede significar la búsqueda de suficiente espacio por las exigencias del abovedamiento nuevo. El coro fue añadido posteriormente. En la clave del arco central, en una cartela de zapata-cartón se fecha el elemento: ESTE CORO SE HIZO EN EL AÑO 1772. Se defiende el coro con antepecho de forja y se accede a él por escaleras claustrales al Mediodía y Norte, y su bajo-coro es en cielo raso. La obra del coro fue del arquitecto Juan de Iturburu y la contrata de cantero la hizo Domingo de Intxausti. En el interior hay tres motivos heráldicos, dos de ellos en las pilastras que separan los dos primeros planos, y otro más en el arco de triunfo, éste borroso o liso, cercenado en su parte superior por la bóveda. El blasón de la pilastra de la derecha representa calderas y banda engolada; el de la izquierda es similar pero sin calderas. La iglesia dispone de dos portadas enfiladas en el tercer tramo. La del Norte, que se considera principal, es un elemento muy sencillo de medio punto conformado por grandes dovelas radiales sobre una imposta nacelada. La otra portada, es en arco rebajado, muy discreta igualmente, con nacela recorriendo la arista de las piezas que la conforman. La torre enlaza con el pórtico perimetral del edificio y su cuerpo superior acoge a las campanas. Según Iturriza han sido arregladas varias veces. El pórtico recorre todo el perímetro del edificio. Es de tejavana sobre pies derechos y murete aparejado en mampuesto. Su estado actual es lastimoso, a pesar de que en 1953 fue restaurado a iniciativa de las hermanas Gandarias. Mobiliario La capilla bautismal se sitúa bajo el coro, ocupando el tramo correspondiente. Una reja de hierro sobre podium de piedra soporta barrotes capitales con decoraciones de mazorcas, mientras los generales son simplemente abalaustrados. Retablo mayor de la iglesia de Santo Tomás Apóstol. Bajo el coro se sitúa la capilla de la Piedad. Es similar a la del lado opuesto y se cierra por reja de igual tipología. Acoge bello retablo rococó con la imagen de la Virgen María de la Piedad de planta trapecial, mientras que las dos calles laterales se hallan vacías. El retablo es obra de Juan Ignacio Urkiza (1779) y la imagen de Juan Bautista Mendizabal (1783). En el presbiterio se localiza el retablo mayor, renacentista, con tres calles y piso, con cuerpo central de pares de columnas corintias jaspedas de verde. En las calles laterales imágenes del sagrado Corazón de Jesús y de la Virgen, modernas, que sustituirán a las originales de San pedro y San Pablo que se ubican ahora colgadas en la embocadura de la capilla, en lo alto. El arquitecto Juan Bautista Mendizabal es el autor (1813) de la mesa del retablo mayor, y Juan B. Belaunzaran de la traza del retablo (1819). En la iglesia se pueden observar otros retablos. Los retablos del Santo Cristo y de la Soledad son iguales y se sitúan a los lados de las naves. El retablo del Santo Cristo presenta cuerpo y una calle en base a mazonería de columnas salomónicas. Aparece, en la casa, crucificado con fondo de tabla pintada de la ciudad de Jerusalén. El retablo de la soledad acoge a la titular y a San Juan, de vestir; se pagaba la obra a Pedro de la Garma, 1743, y la titular al santero Ontañón, 1748. El retablo del rosario presenta cuerpo y una calle en base a mazonería de columnas salomónicas. En la calle imagen de la titular, policromada. En el ático imagen de San Sebastián, hispano-flamenca. Contrataba el retablo en 1738 el retablista Pedro de la Garma. Interior. Para acabar, el retablo de San José lleva imagen del titular en la casa principal, y de San Juan Bautista en el ático. Cobraba el retablo Pedro de la Garma (1742). Se pueden encontrar otros objetos más pequeños, entre otros: una imagen procesional del Rosario, de madera, policromada y del siglo XVIII; una imagen de Cristo pequeña en una hornacina acristalada, en el pórtico, del siglo XVIII. Además, hay dos retablos tardo neoclásicos iguales, en madera sin policromar; uno del Carmen, y el otro de San Antonio de Padua.
  • Photo of Iglesia de Santo Tomas (Bolivar).
  • Photo of Iglesia de Santo Tomas (Bolivar).
Santo Tomás es el patrón de Bolibar. Las fiestas de invierno marcan su calendario. Asimismo, la iglesia de Santo Tomás, es otro de los tesoros medievales del municipio. Data del s. X, y se reconstruyó durante los siglos XVII y XVIII. Consta de una sola nave y bóveda de crucería. Tiene estructura de templo-fortaleza y consta de dos torres cilíndricas. Su retablo es neoclásico y está presidido por la imagen de Santo Tomás Apóstol. El pórtico guarda la capilla de Nuestra Señora de Coromoto, patrona de Venezuela, capilla que en 1959 sustituyó a otra anterior con motivo de un homenaje al "Libertador". La iglesia de Bolibar y la de Ziortza tuvieron serios litigios acerca del control del territorio durante años hasta que en el s. XIV Ziortza adquiere la categoría de colegiata, obteniendo supremacía sobre Bolibar.
  • Photo of Iglesia Neoclásica de la Ascensión.
La iglesia de la Ascensión del Señor se halla situada en el barrio Mendieta de Ajangiz. En el mismo lugar en el que actualmente se localiza la parroquia antes hubo una ermita del mismo nombre. La iglesia fue diseñada por el arquitecto de Andoain Juan Bautista Belaunzaran (1769-1849). Proyectó construir una gran construcción, a pesar de que el número de feligreses era pequeño. Enfrente de la entrada diseñó una gran plazuela, con escaleras para entrar a la iglesia, aunque nunca fue construida. Además, junto con la iglesia, Belaunzaran proyectó construir dos casas curales. En cualquier caso, el arquitecto no vio terminada su obra y su hijo Hermenegildo continuó con ella. La bóveda y el pórtico fueron realizados por Belaunzaran en 1851, el primero, y en 1860, el segundo. Para acabar, la torre del campanario fue construida en el último decenio del siglo XIX. Iglesia de la Ascensión del Señor (Mendieta, Ajangiz). Para que fuera construida fueron necesarios casi cien años y el arquitecto que lo diseñó no lo vio concluida. Edificio El edificio diseñado por Otxandategi es semejante al de Mañeru en Mutriku o a los construidos por Miranda en Nabarniz y Aramaio: cilíndrico, cuatro cañones perpendiculares, entorno rectangular y cubo central octogonal. Pero se diferencia de las anteriores iglesias en la posición de su campanario. Al igual que en la iglesia de Mutriku la torre está situada en la parte posterior de la cabecera, para poder construir así la fachada delantera sin ningún tipo de limitaciones. Esa fachada se completa con los frontones triangulares en los que se apoya en las ménsulas. La fachada se abre para dejar espacio a una gran ventana central cegada. Desde la plaza que se proyectó construir se vería muy bien la belleza de la fachada, ya que presenta características Antiguas, Renacentistas y Neoclásicas (su estilo lo podríamos clasificar dentro del neoclasicismo). Interior del templo. El pie de la iglesia es de tipo basilical, resaltando la crucería en la base gracias a la cúpula que se abre en la crucería. La torre está a un lado y debajo presenta varias partes. Ahí comienza la entrada casi perimetral con una altura semejante al volumen de la sacristía. En la entrada presenta escalones y portada de tres arcos de medio punto. La entrada principal, de tipo escarzano, dispone de dos recipientes de agua bendita. Presenta vanos de tipo “media naranja” por todas las paredes. La información documental de la parroquia puede ser estudiada a través de los Libros de Fábrica. En éstos se explica el proceso constructivo. Se recoge que la mitad de los diezmos fueron utilizados para levantar la iglesia. Para 1928 estaban construidos los cimientos, pero posteriormente la obra quedo paralizada hasta 1847. En ese mismo año recibió la visita del Obispo de Calahorra y éste fue el que ordenó la finalización de la obra. Retablo mayor. También las obras aparecen recogidas en los Libros de Cuentas, en los que, asimismo, se menciona el dinero invertido (no se aclara mucho a cuánto ascienden los gastos). En cualquier caso, en los primeros años de los años sesenta del siglo XIX fue construido el pórtico y fue apuntado el dinero gastado por comprar dos cálices de plata al vecino de Burgos Juan Arraiz. Al final de ese decenio se le pagó a Capalategi por construir el retablo y, un poco más tarde, fueron pagados los gastos derivados de los trabajos realizados por Pablo Bilbao en el soportal y en el cementerio. En el año 2011 parte del tejado fue renovado.
  • Photo of Monasterio Cisterciense de Zenarruna.
  • Photo of Monasterio Cisterciense de Zenarruna.
  • Photo of Monasterio Cisterciense de Zenarruna.
  • Photo of Monasterio Cisterciense de Zenarruna.
  • Photo of Monasterio Cisterciense de Zenarruna.
  • Photo of Monasterio Cisterciense de Zenarruna.
Cuatro momentos dividen la historia de Zenarruza a partir del siglo X en que se produce el inicio de un cambio significativo en esta bifurcación de caminos. El dato base nos lo cuentan unos cartularios que se encuentran en San Millán de la Cogolla. Recogen estos documentos que el día 15 de agosto, fiesta de la Asunción, del año 968, las gentes de los barrios del termino de Gerrikaitz se encontraban celebrando la misa en la parroquia de santa Lucía, cuando un águila coronada hizo acto de presencia volando muy baja hasta lanzarse al osario del cementerio y coger con sus garras una calavera con la que alzó el vuelo. Todos siguieron su trayectoria, impresionados por la súbita aparición hasta que llegada a la ladera de enfrente, la “ladera fría” de Zenarruza, la calavera se desprendió de sus patas mientras el ave seguía su vuelo. El acontecimiento no era extraordinario pero la fuerza emotiva del momento hizo que todos manifestasen su convicción de que era la señal de que en esa ladera debían levantar una ermita en honor de la Virgen. Es así como cómo del siglo X al XIV, Zenarruza va a experimentar su proceso de desarrollo. Los pobladores del lugar no erigieron una ermita sino la nueva parroquia, bajo la advocación de la Asunción. Así apareció un pequeño núcleo habitado, que se convirtió en el centro sociorreligioso, que convertirá a Zenarruza en anteiglesia. Pero este primer acontecimiento marcó el lugar y lo convirtió en núcleo, no sólo de sus habitantes, muchos fueron quienes de todos los alrededores manifestaron su deseo de ser enterrados en el lugar, como garantía de salvación. Es así como Zenarruza se convirtió en un lugar deseado y buscado. Pero lo especial del enclave hizo que también bodas, bautizos, fiestas sociales, se multiplicasen en él, y que las familias nobles lo asumieran como enclave, de alguna manera propio. A finales del siglo XIV las familias más representativas de la zona decidieron poner en común parte de sus bienes para que se estableciese en el lugar un grupo de clérigos que diesen culto a Dios y a su santísima Madre y rezasen por sus vivos y difuntos. Es así como Zenarruza vio elevada su categoría de parroquia a colegiata y erigida como tal en 1379, por don Gonzalo de Mena, obispo de Calahorra y La Calzada, diócesis a la que entonces pertenecía Vizcaya. Éste constituyó el segundo momento importante que se prolongó hasta el siglo XIX. Una época con sus luces y sombras que dio peso y nombre a este enclave. Su importancia se puso de manifiesto en el ámbito espiritual, con una fuerza de atracción importante en su culto y, de modo especial, en los enterramientos; también en el terreno social y de la cultura, de la que se preocuparon de modo especial los canónigos, dotándose de una importante biblioteca y fomentado los estudios de muchachos con cualidades de la zona. De igual manera su sensibilidad se dejó notar en el arte, manifestado en la construcción de la bella iglesia y claustro que hoy podemos disfrutar, y que mereció en 1948 ser reconocido como monumento nacional de Euskadi.. También en ciertas épocas, según los propios avatares de la historia ajena al lugar, tuvo su importancia el hospital que acogía a peregrinos y caminantes. La historia fue derivando las situaciones por nuevos derroteros y, poco a poco, Zenarruza fue dejando de ser ese lugar estratégico en la provincia y perdiendo vitalidad. En 1851, un nuevo Concordato con la Santa Sede en el que se actualizan las listas de Colegiatas, Zenarruza no es integrada, con lo cual, la que había sido primera y única Colegiata de Vizcaya, paso a su primer rango de parroquia de un pequeño núcleo de caseríos. Desde que deja de ser Colegiata hasta finales del siglo XX, Zenarruza vivió una etapa sencilla, oscura y de deterioro en su conjunto monumental. La desaparición de la comunidad que vivía en ella y sucesivos incendios, fueron abocando el conjunto a una situación límite. La peculiaridad de su historia en Vizcaya y el valor de su conjunto artístico, hizo que la Diputación asumiese un plan de revitalización en conjunción con la diócesis de Bilbao. Así, a partir de 1980 comenzaron las obras de restauración de los edificios que quedaban en pie, especialmente de su bella iglesia del siglo XV. Un momento importante en la historia de este monasterio fue su elevación al rango de “priorato simple”, por parte del Capítulo General de Abades, celebrado en Asís (Italia) el 18 de septiembre de 2008. De esta manera, el monasterio de Zenarruza adquiere, por decirlo así, su mayoría de edad y su independencia con respecto a su casa fundadora, la abadía de La Oliva, de la que salieron sus dos primeros monjes fundadores, en el año 1988, Francisco Elguezábal y José Luis Marichalar. El 15 de octubre de 2008, justamente a los veinte años de la entrada en este lugar de los dos fundadores, los monjes que conforman la actual comunidad hacen su cambio de estabilidad definitivo a este ya priorato de Zenarruza, ante el abad de La Oliva, Dom Pablo Gordillo Cañas y, el prior en funciones, Dom Eduardo Rincón. El 8 de enero de 2009, la comunidad celebra su primera elección de prior, nombramiento que recae en el P. Isaac Totorika Izagirre, natural de Ermua (Bizkaia), quien pasa a ser el primer prior del priorato de Zenarruza. El 15 de diciembre del mismo año, Isaac Totorika es elegido abad de La Oliva, por lo que el 8 de enero de 2010, es nombrado “superior ad nutum” de Zenarruza, el P. Eduardo Rincón. En 1988 se asentó la primera comunidad de monjes cistercienses, venidos de la abadía de Santa María de la Oliva, en Navarra, que iniciaron una nueva etapa en Zenarruza convirtiendo este enclave en monasterio cisterciense. Desde entonces esta comunidad ha tomado cuerpo, su culto abierto y su hospedería están dando a este lugar un nuevo aire de vida, haciendo posible que Zenarruza vuelva a recuperar la base de esa dimensión de espiritualidad que fue la que originó su nacimiento.
  • Photo of Monumento y Museo de Simon Bolivar.
Monumento y museo dedicado Simón Bolívar (1783-1830), héroe de la lucha de la independencia de varios países de Sudamérica, y venerado como Libertador y Padre de la patria por Venezuela, Colombia, Panamá, Ecuador, Perú y Bolivia, contribuyó a extender por todo el mundo y especialmente por Latinoamérica el nombre de Bolívar. En su honor han sido bautizados dos países (Bolivia y la República Bolivariana de Venezuela), así como ciudades, estados, calles, plazas, etc. con el nombre de Bolívar. La conexión entre el Libertador y la pequeña aldea vizcaína de la Puebla de Bolívar se encuentra en un antepasado directo de Simón Bolívar, su quinto abuelo, conocido como Simón de Bolíbar, el Viejo, quien emigró a mediados del siglo XVI desde Vizcaya a América. No se sabe con seguridad si Simón Bolíbar el Viejo era natural de la Puebla de Bolívar, ya que algunas fuentes citan la cercana villa de Marquina como su localidad natal. Sin embargo, sí parece seguro que, aunque él pudo no haber nacido en Bolívar, su familia sí que era oriunda de esta localidad. Parece ser que Bolíbar "el Viejo" pertenecía a los Rementería (de errementari que significa herrero en vasco), una rama segundona de la familia Bolíbar o Bolíbar-Jáuregui (significa palacio de Bolívar), familia noble que tenía su casa-torre solariega en La Puebla de Bolívar. La casa solariega de los Rementería se ubicaba también en la misma localidad. El patronímico de su familia era Ochoa. Por aquel entonces no existían reglas fijas para la configuración y transmisión de los apellidos. El apellido de su familia era Ochoa de la Rementería de Bolíbar-Jáuregui; pero el padre de Simón de Bolíbar el Viejo intercambió Rementería por Bolíbar-Jáuregui, quizás por ser este apellido de mayor prestigio. Simón de Bolíbar el Viejo fue el que simplificó el apellido al quedarse sólo con Bolíbar, prescindiendo del patronímico Ochoa (por aquella época dejaron de utilizarse los patronímicos) y quedándose solamente con el nombre de la localidad de su familia. Una vez establecido en Venezuela, pasó a escribir su nombre con v, dando origen a la saga de los Bolívares americanos.

2 comments

  • Pouyet Jean Dec 21, 2013

    I have followed this trail  View more

    Une très belle étape, un peu trop en forêt où les chemins sont soient déviés par les riverains ou les marchands de sommeil soit défoncés par les forestiers. En période creuse il faut se préoccuper des nuits car les alberges sont fermées

  • Photo of dperma1

    dperma1 Jan 20, 2015

    La verdad es que hay zonas en las que los vecinos cambiaron las señales del camino para evitar que pasen cerca de sus propiedades, lo pero que te puede pasar es que recorras algún kilómetro de mas dando algún rodeo.

You can or this trail