-
-
1,952 f
0 f
0
18
36
72.3 mi

Viewed 8173 times, downloaded 95 times

near Kvívík, Streymoyar sýsla (Føroyar)

Junio de 2007. El vuelo despega con puntualidad, se sienta a mi lado una mujer, ya llegando, me pregunta de donde soy y a quien voy a visitar. "De España y vengo a recorrer las islas caminando". "That will be exciting" comenta, luego pasa a hablar de Ignacio Galán, un español que lleva en las islas más de treinta años y que trabaja en el único periódico que existe, "es uno de los nuestros", dice. Al parecer el tal Ignacio, siendo veinteañero, se enamoró de una feroesa y colgó el vino, el sol y la racial tortilla por algo de cerveza, lluvia y pescado secado al viento.



Alguien dijo que una ciudad es un mundo si se ama a uno de sus habitantes.



Antes de aterrizar el avión de Atlantic Airways sobrevuela las islas de Sudoroy y Sandoy, más tarde la catarata de Bosdalafossur en la isla de Vagar que con fuerza cae directamente al oceano, espectacular.



Las Islas Feroe, 48.000 habitantes en 18 islas e islotes de origen glacial en los umbrales del ártico, naturaleza en estado puro, salvaje, no hay otra cosa, ni siquiera un arbol. Aldeas remotas y desiertas. Soledad y desolación absoluta. Paisaje majestuoso, solemne, sobrecogedor. El viento, fortísimo y caprichoso, acrecienta la sensación de abandono.

A no ser que huyeran de algo y que buscaran una nueva libertad, es inutil imaginar que se les perdió aquí, en un lugar de agricultura imposible y de mar dificil, a los primeros colonos noruegos de hace 1200 años.



En Torshavn tardo en encontrar el albergue, el "Bladypi Guesthouse",finalmente lo localizo pero esta cerrado, en la puerta un cartel que comienza "Dear José" me dice que mi habitación es la 223, que la llave está en un cajetín de la entrada y que le llame a su movil para que me diga la clave con la que se abre el cajetín. Así lo hago pero no llegamos a entendernos, lógico, la clave utilizaba almohadillas y asteriscos y mi inglés, del lejanísimo bachillerato, no da para tanto, termina acercándose y dándome la llave.



Para dormir el Bladypi, céntrico, austero y barato es más que recomendable, me acerco a la cocina para cenar alguna lata y encuentro al otro fantasma del albergue un ciclista parisino, que venia desde las Islas Sethland tras recorrer las Highlands y las Orcadas. Descubiertas las Feroe pensaba coger un barco, llegar a Islandia y dar la vuelta a la isla por la "ring road", un mes encima de la bicicleta. Quedamos en encontrarnos en cualquier lado pues seguro que coincidiriamos. No fue así.

Torshavn es una silenciosa capital de 18.000 habitantes que se visita en una mañana, interesante la peninsula de Tinganes, origen de la ciudad, con construcciones de cierta antigüedad; "Kirkjubour", son las ruinas de lo que pretendía ser una pequeña catedral allá por el año 1300, nunca se concluyó, se llega dando un paseo dirección sur, está a 7 Kms.; Nolsoy, una isla cercana (20 min de travesía) es otra opción manejable, tiene un recorrido interesante hasta su faro (4 Kms.). Poco más, nada más.



La caminata fue de cuatro días desde Kvivik, (28 Kms. al norte de Torshavn) hasta Klaksvik. A Kvivik, con algunas ruinas vikingas, se llega en el autobús que va a Vestmanna, el nº 100. En el bus el conductor, un quinceañero lleno de piercings y yo.



Día 1. Kvivik - Vestmanna,13 Kms. La suerte está echada, recorrido por carretera sintiendo el viento en las venas, lo hice por la tarde tras patear la capital. Sin dificultad, tráfico inexistente. Noche en Vestmanna (1.200 habitantes), es sencillo buscar alojamiento. El pueblo, al parecer pesquero, con un puerto de cierta importancia, absolutamente vacío, fantasmal, ni un lugar para tomar una cerveza, el "Bryggjan Pub" que mencionan las webs lo encontré cerrado. Me olvidé de la excursión en barco para observar los acantilados verticales (600 m.) que, con innumerables aves marinas, tienen fama de impresionantes, en cualquier caso no creo que hubiera sido posible, dudo que existiera otro turista.



Día 2. Vestmanna - Eidi, 26 Kms. Etapa complicada. Después de ascender por un camino destripado hasta una pequeña presa que abastece de agua al pueblo se sigue por una senda imperceptible que aparece y desaparece y que en subida tendida transcurre entre los picos de Moskursfjall y Loysingfjall. Se llega a una meseta con un pequeño lago y con "cairns" antiguos. Desdo lo alto, visión norte, se observa el valle de Bjarnadalur, imponente, perfecto. Luego descenso en vertical siguiendo una estrecha torrentera hacia Hvalvik, dificil. Se atraviesa Hvalvik y 3 Kms. después se cruza el estrecho de Sundini (apenas 200 metros) que divide las islas de Streymoy y Eysturoy, descansé en la gasolinera de Oyrarbakki comiendo galletas y chocolatinas y bebiendo Fanta de piña y café, poco más había. De aquí a Eidi (14 kms.) sin problema aunque con viento; la carretera bordea el estrecho por su vertiente norte. En la aldea de Svinair se puede ver una nave frigorífica con el nombre de "Friomar", ¿una empresa gallega en las Feroe?, es posible. En Eidi (670 Habitantes), en lo alto más del pueblo, hay un hotel (Hotel Eidi, Tel: 423456) con vistas espectaculares, económico, era el único visitante, normal. Cena (arroz con cordero y verduras) y a la cama, no bajé al pueblo.



Día 3. Eidi - Oyndarfjordur, 28 Kms. Tras bordear por su base el monte más elevado de las Feroe, el Slaettaratindur (884 m.), impresiona y emociona la aparición, a la salida de una curva, de Funningur (80 habitantes), que presume de haber sido el primer asentamiento colono de las islas allá por el año 825. Desde aquí hasta hasta Elduvik (25 habitantes) se recorre durante 14 Kms. un fiordo en ambos sentidos. En las tres horas de caminata ni un coche, ni un vivo, nadie, ni los perros salen a recibirnos, así son las Feroe. Desde Elduvik hasta Oyndarfjordur (190 habitantes) el camino se convierte en senda minúscula, la "Snidgota", que en su inicio bordea un acantilado marino algo elevado (40 m), un pequeño resbalón y adiós....,el tema es todavía más complicado teniendo en cuenta que anidan gaviotas y que estas, que no han visto un caminante en su vida, hacían vuelos rasantes sobre la cabeza, llegué a oir su zumbido, peligroso. En Oyndarfjordur dormí en la última casa del pueblo, dirección norte, una especie de Youth Hostel (Fjallsgardur-Kviggjarvergur 18 Tel: 444848), una mamá rubia, sonriente y gordita, hace de recepcionista, lógicamente yo era el único inquilino. En Oyndarfjordur además de una iglesia intranscendente y un puerto con tres aburridas barcas existe un supermercado en donde se puede comprar algo de cena y el desayuno del día siguiente.



Día 4 Oyndarfjordur - Klaksvik. 29 kms., Dificil. Muy vertical, casi una escalada, el ascenso que se tiene que hacer un poco antes de alcanzar la aldea de Hellur para llegar por la senda de "Sjurdargota" (9 Kms.) a Flugafjordur (1.600 habitantes) y desde allí primero a Leirvik y después a Klaksvik. Arriba, en lo más alto, había una niebla densa y pesada, imposible seguir. Una hora después de estar esperando, fumando, empapado, la cosa seguía igual, no se veia ni a dos metros, ni soplando desaparecia la niebla, sabía que tenía que descender siguiendo un torrente, lo encontré pero la visión era nula y la pendiente pronunciada. Decidí dar la vuelta, ir solo significa que un pequeño accidente en un lugar donde quizá no pase nadie en meses y meses no era recomendable. No me la jugué. Renuncié a contemplar desde lo alto la espectacular visión de Flugafjordur que había observado en las webs, volví por donde había venido, di marcha atrás y llegué a Leirvik, via Nordragota, por carretera ( total, 29 Kms), fueron 10 de propina y con sensación de derrota. En Nordragota hay un tunel para llegar a Leirvik y desde aquí otro hasta Klaksvik, obligado hacer autostop a la entrada del primero. Pulgar arriba, sin problema, paró el tercer o el cuarto coche, aún así no gusta llegar a la meta sentado después de cuatro días caminando. Una curiosidad, el segundo tunel está iluminado con luces verdes, amarillas, rojas, azules, dicen los feroeses que en esas profundidades habitan "trolls" y que en su territorio, en su mundo oscuro y misterioso, no se les debe molestar, interesante. Klaksvik (5.500 habitantes) después de tanto silencio, tanta desolación y tanto vacío me pareció, aunque no lo es, un lugar bullicioso, tiene un entorno increible, un puerto bordado en verde dominado por el imponente extremo sur de la isla de Kunoy. Era viernes y hubo cervezas, la "Foroya Bjorg" en el "Roykstovan Bar" en compañia de animados feroeses, gente independiente, (Laxness dixit) a la que también le gusta la juerga. Para dormir, Asla Simonsen, Gardavegur 55, alquila habitaciones, económico.



Día siguiente. Mañana de sol en ojos nublados de sueño y resaca. Vuelta a Thorshavn en autobús. La selección italiana de fútbol, entonces campeona del mundo, jugaba un partido de clasificación de la Copa de Europa; ni que decir tiene que compré una entrada y fui al Gundadalur Stadium a animar a los feroeses con una "Merkild" (la bandera de las Feroe) en un tarde de sábado lluviosa y fria. Derrota épica de los isleños (1-2). En los últimos minutos, tras el gol de Jacobsen, los campeones del mundo ante los asaltos feroeses, todo corazón, pedían al árbitro el pitido final, la hora.



Viaje complicado, de "trail blazer". Aunque corto resulta dificil hacerlo en solitario, clima desapacible y cambiante, más bien frio. Imposible el arte del encuentro, pelín aburrido. Viaje distinto, incluso exótico, un sueño de una belleza impresionante.



Las Feroe, remota tierra de altos acantalidos, merecen un esfuerzo.

1 comment

  • Photo of flaps2011

    flaps2011 Jul 8, 2017

    Buenas.
    Impressionnante Tu relato.
    He descargado Tu Trek.
    Te mando mi dirección de mail.
    [email protected]
    Pués quisiera gacer esta ruta, he descargado Tu Track está hecho en Gps???.
    Mapas???.
    Señalizaciones??.
    Soy experto montañero himalaia. Pirineos. Alpes etc..pero siempre soy prudente y los consejos de alguien ( el único) encontado que gaya hecho una futa adi2me parece fantástico!!!.
    Que tal em octubre???.
    Tengo o tenemos equipo de Alta montaña.
    Saludos, espero Tus notícias

You can or this trail