Time  5 hours 57 minutes

Coordinates 596

Uploaded July 3, 2017

Recorded June 2017

-
-
2,946 ft
241 ft
0
1.9
3.9
7.72 mi

Viewed 2362 times, downloaded 105 times

near El Draguillo, Canarias (España)

Distancia recorrida: 12,4 km
Iniciaremos esta ruta en la Ensillada. Nos adentraremos en el Bosque Encantado- la Reserva Natural Integral del Pijaral, que con una extensión de 300 hectáreas, está caracterizado por unas fuertes pendientes y grandes desniveles poblados con una densa cobertera vegetal, principalmente a base de laurisilva. La Reserva Natural Integral del Pijaral se asienta sobre una zona originada por acúmulo de muchos materiales volcánicos. Éstos son esencialmente de tipo basáltico, sobre los que se disponen diferentes elementos sálicos. La vegetación está constituida primordialmente por el monteverde, es decir, nutridos ejemplares de laurisilva y fayal-brezal de entre los que cuenta con numerosos endemismos. Destacan algunas especies, tales como el saúco, la esparraguera, la adelfa de monte y la violeta de Anaga. Sin embargo, la principal protagonista de este ecosistema es una especie vegetal denominada píjara: es un helecho que puede sobrepasar ampliamente los dos metros. Posee un color verde oscuro y es típico de las zonas más sombrías y húmedas de Anaga.
Nos encontraremos con una gran roca a nuestra izquierda “Piedra de La Jurada” donde los antiguos pobladores de Anaga usaban para fabricar carbón vegetal, preciado combustible de antaño que se vendía en Santa Cruz y La Laguna. Si nos fijamos tiene un recorrido circular alrededor de la piedra y, según cuenta una leyenda, si rodeas la piedra cargado de carbón y aguantando la respiración se te cumplirá el deseo pedido. Aproximadamente, medio kilómetro después, llegamos al Roque Anambro. Fantasma pétreo que está formado por una chimenea volcánica, en forma de aguja, que la erosión de millones de años ha dejado al descubierto. Se cuenta que desde su cima se arrojó al vacío Beneharo, Mencey de Anaga, después de huir de los conquistadores. Cuenta la tradición que cayó sobre un acebiño, de ahí que los frutos de este árbol, debido a la sangre del guanche, tengan color rojo.
Llegamos al Mirador de Cabezo del Tejo (el lugar recibe su nombre por uno de los árboles del Monteverde más abundantes de esta zona, el Tejo), acondicionado como terraza natural. Hacia el este se divisa el Roque de Fuera y la Playa de El Draguillo, al oeste el Roque de la Animas y la Playa de Almáciga y en lo alto y detrás, el Roque de Anambro y el monte de laurisilva por el que hemos venido.
Del mirador de Cabeza de Tejo nos dirigimos a la Cruz del Draguillo para continuar por el PR-TF 6.3, Camino del Paso del Hediondo (se cree que su nombre procede de una planta que se daba en la zona), un pequeño tramo de la pista Lomo Benijo y llegamos al caserío de Benijo donde se encuentran las playas de Benijo y Fabián. La primera es una de las playas más bellas del Archipiélago canario. Su arena negra se adapta al entorno volcánico y protegido del Parque Rural de Anaga. Destaca por las magníficas vistas a los Roques de Anaga. La segunda, más alejada, es una cala de callaos poco frecuentada. Benijo sigue manteniendo una economía basada en la agricultura —batatas y papas, y algo de viña— y la ganadería —cabras—. También posee algunos restaurantes de comida canaria.
Dejaremos Benijo, enlazando con el PR TF6.2, donde la carretera se convierte en una pista hormigonada, construida a finales de la década de 1980, que nos llevará hasta el Draguillo. Un pequeño caserío agrícola, con huertas dedicadas a la viña, ubicado en un ancho lomo entre los barrancos de Las Casas y de Las Quebradas.
Llegados al final de la pista el Draguillo y comenzaremos el ascenso por PR TF 6. Destacan en este tramo la presencia de algunos ejemplares silvestres de drago Dracaena draco, algunos bancales con muros de piedra y los restos de antiguos lagares construidos en toba volcánica.
Conectaremos nuevamente con la Cruz del Draguillo y desde ahí al mirador de Cabeza de Tejo, para seguir la ancha pista forestal que sale desde la parte trasera del mirador. A partir de aquí estaremos algo más de una hora caminando por la ancha y casi horizontal pista de Cabezo del Tejo. Un serpenteante camino que nos ofrecerá imágenes realmente bellas de la inmensidad del bosque.
Justo donde finaliza la pista forestal que enlaza Cabezo de Tejo con la TF-123, se inicia el sendero de Las Chamuscadas. El Monte de las Chamuscadas. debe su nombre a que se incendió y es un monte relativamente nuevo de espectacular verdor. El sendero de las Chamuscadas acaba en la bifurcación que nos llevará de vuelta a La Ensillada.
Una ruta para disfrutar, sin prisas, con una cámara de fotos, para poder retener la variedad y encanto de los diferentes paisajes que se nos ofrece. Se ha puesto dificultad fácil, pero como siempre digo, precaución, sobre todo en los pequeños tramos más húmedos, para evitar resbalones, recomendable bastón, calzado adecuado, buena hidratación y, si el tiempo lo permite, un bañito en las playas de Benijo.

La primera parte de esta espectacular ruta, hasta llegar a Cabeza de Tejo, discurre sobre el límite de la zona protegida de El Pijaral, por lo que se debe solicitar previamente un permiso gratuito. Se puede pedir por internet en la siguiente dirección: http://www.todotenerife.es/es/article/show/4838/24-permisos-en-anaga.

Waypoint

Inicio

Waypoint

Piedra la Jurada

Waypoint

Roque Enambro

Waypoint

Mirador Cabeza del Tejo

Waypoint

Cruz del Draguillo

Waypoint

A Bendijo por el Camino el Hediondo

Waypoint

Cancela

Waypoint

Drerecha Pista el Draguillo

Waypoint

Seguimos PR TF 6 Chamorga

Waypoint

Dragos

Waypoint

Pista Cabeza de Tejo

Waypoint

Seguir por Pista Chamuscada

Waypoint

Final

Distancia recorrida: 12,4km

Comments

    You can or this trail