Time  6 hours 25 minutes

Coordinates 1708

Uploaded September 20, 2018

Recorded September 2018

-
-
3,775 f
1,996 f
0
3.2
6.3
12.69 mi

Viewed 191 times, downloaded 6 times

near Los Charcos, Murcia (España)

CARACTERÍSTICAS DEL ENTORNO:

En el estudio realizado en 2002 por el Instituto Geológico y Minero de España, sobre las aguas minerales y termales de la Región de Murcia, aparece los Baños de Somogil, como balneario y casas de baños de aguas minerales frías, que hidrológicamente están englobadas en el anticlinal de Socovos.

En Somogil, aflora agua a una temperatura de 24º por la fisura de un escarpe de 10 metros de profundidad. Encima del escarpe se forma una poza de agua azul turquesa de 1,5 metros de fondo, desde donde en el pasado, partían canales de 50 cms de ancho que llevaban el agua hasta la antigua balsa de baño.

En la poza confluyen dos corrientes de agua. Una superficial (la fría) que aporta la chorrera que cae del Arroyo de Hondares y otra subterránea, la caliente que brota desde el interior del acuífero a 24 º C, atravesando una falla en la roca caliza, tal como se muestra en una de las imagen de WPoint-4. Son por tanto, dos grifos naturales: uno frío y otro caliente, que puedes comprobar si te sumerges en la poza, que funcionan igual que un moderno spa, pero creado por la naturaleza, en un entorno visualmente atractivo.

Los lugareños recuerdan las casetas que se alquilaban a los bañistas, ahora en ruinas, aunque también se comenta, que la mayoría dormía en improvisadas tiendas de campaña instaladas en los alrededores de la balsa de baño, que se utilizaba en turnos separados de hombres y mujeres, que marcaba un vigilante a toque de trompeta.

El manantial estuvo seco durante más de 20 años, por la explotación de un pozo para extracción de agua subterránea, que situado en las proximidades, acabó agotando el acuífero, hasta que en 2011, un año inesperadamente abundante en lluvias, no se utilizó el sondeo de Somogil, lo que permitió recuperar el acuífero y la vuelta a la vida del manantial. Los agricultores ya no utilizan el sondeo de Somogil, porque la Confederación Hidrográfica del Segura hizo una nueva perforación 300 metros más abajo del Camping La Puerta, donde hoy día se extrae el agua sin necesidad de bombeo, hasta un caudal de 50 litros/sg.

Para el retorno, seguiremos parte del curso del río Alhárabe, conocido por los moratalleros como “Río Grande”, que nace a una altitud cercana a los 1.200 metros, muy próximo a El Sabinar, formado por múltiples arroyos de la Sierra del Zacatín y de las Simas, para morir 50 kms mas abajo, al conectar con el río Segura como río Moratalla, en el paraje conocido como de la Esperanza, muy cerca del Santurario de la Virgen del mismo nombre, Patrona de Calasparra, a 273 metros snm. El río Moratalla se forma tras la confluencia del Alhárabe con el río Benamor, en el Estrecho de Bolvonegro, tras haber flanqueado ambos el núcleo de Moratalla, uno por su zona norte y el otro por la sur.

RUTA:

Desconocía la zona, por ello planteo una ruta circular que evita pasar dos veces por el mismo lugar, aumentando así el recorrido por un entorno tan particular.

Aparcamos junto al Parking del Camping La Puerta y pronto cogemos un camino que se desvía a la derecha, abandonando el curso del Arroyo de Hondares, que seguiremos a partir de los Baños de Somogil.

Tras una pequeña subida entramos en el Barranco de Ubacas, zona menos transitada y que es interesante conocer. Primero pasamos por un pequeño afluente que une sus aguas a las del Barranco de Ubacas, para acabar desembocando en el Arroyo de Hondares, aguas abajo de los Baños de Somogil.

Pronto llegamos a los Baños, lugar ciertamente encantador, donde puedes pasar un buen rato o incluso bañarte. Aunque estuve sólo y la temperatura del agua era perfecta, no tuve tiempo para bañarme, al quedar la mayor parte del recorrido. Lo dejo para otra ocasión.

Inicialmente seguimos el curso del Arroyo, con bonitos recodos, pero pronto empezamos a elevarnos por un costado de Loma Larga (1105). Es un recorrido interesante presidido por el atractivo Puntal del Fraile, con su dedo estirado, seguido por el Puntal del Tío. A los pies del Puntal del Fraile quedan restos de una antigua mina de cobre, ahora abandonada.

Coronado el primer y largo repecho, el ascenso se suaviza por una senda que discurre por la ladera del Puntal de los Caracoles, siempre rodeado de un tupido bosque de pinos, tomillo en flor, quejigos, coscoja rastrera y también lentisco. Pronto encontramos una monumental encima centenaria, que entendemos debe ser el último relicto de un bosque predominante en el pasado.

El Barranco de Hondares está incluido como Zona de Especial de Protección para las Aves. En él pueden verse más de 130 especies de aves, entre las que destacan las rapaces como el águila real, el búho real, azor, gavilán, halcón peregrino, la culebrera europea y el autillo. También el cuervo, la chova pitirroja, el picapinos y la rarísima paloma bravía. Respecto a los mamíferos: murciélagos, cabra montesa, rata de agua, tejón, la garduña e incluso la nutria, hace incursiones esporádicas.

Ahora llegamos a la zona de la Cascada de Hondares y la Poza de las Tortugas, lugar de encanto especial, cargado de vegetación exuberante, que en esta ocasión no arroja demasiada agua, a pesar que ha estado lloviendo los dos días anteriores. En todo caso, no me puedo quejar, me encanta el solitario lugar y disfruto recorriendolo sin prisas, viendo cada recodo y olfateando su particular aroma.

Seguimos la senda y pronto ascendemos por zona rocosa que nos permite alcanzar la parte posterior de la cascada y el camino al Cortijo de Hondares de Abajo, lugar "de película" donde domina la presencia de increíbles choperas, realzadas por la presencia de nogales de gran porte. La vista de la Muela de Moratalla (1414) y la Molata de Charán (1417) aportan el fondo ideal a este paraje.

Viene ahora un recorrido incómodo, primero por la subida a Las Lomas y luego porque el suelo, de piedras sueltas y cantos vivos, molesta la pisada. Pasamos por el Cortijo de Las Lomas (1156) y por una barraca de pastor medio destruida que conserva su encanto, tal como recogen las fotos adjuntas. Finalmente un recorrido por piedra caliza oscura, descarnada que recoge las avenidas de aguas pluviales a la busca del Río Alharabe, que refracta todo el calor del sol. Como digo, es zona pesada e incómoda, donde el sol se convierte en el peor enemigo.

Afortunadamente el premio es llegar al Río Alhárabe justo en el punto donde conecta el Barranco de Ubacas. A partir de ahí, un recorrido fantástico siguiendo el curso del agua. Me remito a las fotos que acompaño y evito describir este sorprendente paisaje.

El tiempo empleado en esta ruta puede ser muy variable. Como digo hay puntos donde el cuerpo te pide disfrutar del entorno y desconectar.
Waypoint

Fin de carretera

Inicio camino de tierra
Waypoint

Afluente previo a Barranco Ubacas

Afluente Ubacas
Waypoint

Cruce Barranco Ubacas

Waypoint

Baños de Somogil

Waypoint

Final rampa Loma Larga

Waypoint

Encina centenaria

Waypoint

Cascada Hondares

Poza de las Tortugas
Waypoint

Cortijos Hondares de Abajo

Waypoint

Cortijo de Las Lomas

Waypoint

Zona caliza recogida aguas

Afluente río Alhárabe
Waypoint

Encuentro con Río Alhárabe

Waypoint

Zona pozas río Alhárabe

Waypoint

Poza grande

Waypoint

Entorno Camping La Puerta

Caseta CHS

Comments

    You can or this trail