Time  9 hours 22 minutes

Coordinates 2188

Uploaded May 10, 2018

Recorded May 2018

-
-
3,650 f
2,140 f
0
3.5
7.0
14.07 mi

Viewed 822 times, downloaded 13 times

near Balboa, Castilla y León (España)

La inscripción gratuita del Trail de Balboa me había tocado en un sorteo de la Andaina de Outono de O Barco 2017 pero no pude participar en la modalidad de Andaina por encontrarme de viaje en el día de su celebración (03 de Marzo de 2018). Por este motivo, mi mujer Dina y quien os comenta, decidimos hacer dicho trail el 10/05/18 pero andando, como ruta de senderismo.

Lo hicimos en sentido contrario al desarrollo de la prueba porque pensamos que sería algo más fácil, ya que al ver la gráfica de desnivel del recorrido de algunos participantes en Wikiloc y su valoración de dificultad (por ejemplo, muy difícil en el caso de nuestro amigo “parritita”, José López García) pensamos que sería mejor descender algunos tramos en lugar de ascenderlos (por ejemplo, el cortafuegos de Villafeile que tiene un fortísimo desnivel). Sin embargo, al final resultó prácticamente igual de difícil por los grandes desniveles existentes durante toda la ruta (sea en uno u otro sentido con constantes sube y baja; verdadero “rompepiernas”) y por la difícil orientación ya que gran parte transcurre por monte a través, cortafuegos o caminos inundados de agua. Por todas estas circunstancias califico esta ruta como muy difícil. Es muy probable que los usuarios que descarguen este o cualquier otro track de la ruta vean aún más incrementada la dificultad ya que habrán desaparecido los cientos de cintas de plástico con los colores blanco y rojo colocadas para guiar a los participantes y, además, la maleza irá cubriendo los senderos desbrozados para dicha prueba (a menos que los mantengan). Aunque estén desbrozados es imprescindible llevar cargado un track en el GPS. Para seguir el recorrido paso a paso recomiendo ver el vídeo.

Resumen de la ruta:
• Aparcamos el coche a la sombra de unos árboles entre la iglesia de Santa Marina y el bar-restaurante La Palloza de Balboa (pasado el puente sobre el río Balboa), desde donde comenzamos y finalizamos la ruta.

• Transitamos por calles, caminos, sendas, cortafuegos (con enormes desniveles) y monte a través. Apenas encontramos tramos de carretera.

• Recorrimos estupendos castañares con ejemplares centenarios enormes y preciosos bosques autóctonos de roble.

• Caminamos por las bonitas aldeas de Villafeile, Quintela, La Braña y el pueblo de Balboa.

• Pasamos al lado de la iglesia de San Roque de Villafeile y descendimos su vertiginoso cortafuego.

• Vadeamos regueiros (riachuelos) y cruzamos el río Balboa (con el molino Agüita a su vera) sobre puentes.

• Bebimos y nos refrescamos en dos fuentes y diferentes manantiales.

• Disfrutamos de estupendas vistas desde miradores naturales hacia las sierras de O Courel y de Ancares, así como a los restos de los castillos de Balboa y de Sarracín de Vega de Valcarce y a las pallozas de Chis y de Balboa.

• Finalmente, llegamos al aparcamiento del bonito y bien cuidado pueblo de Balboa, dando por finalizada esta difícil ruta.


Balboa (León)
Balboa (Valboa en gallego) es un municipio y localidad en la comarca leonesa del Bierzo, en la comunidad autónoma de Castilla y León, España. Se encuentra situado en el valle del río Balboa, en la subcomarca del Valle del Valcarce. Es uno de los municipios leoneses en los que se habla gallego.

Historia
Algunos restos arqueológicos dan cuenta de la antigüedad del poblamiento humano en el municipio, que tendría sus raíces en la cultura megalítica.

Sin embargo, la fundación de Balboa y del resto de las localidades del municipio se dataría en la Edad Media, cuando se integraron en el Reino de León, en cuyo seno se habría acometido su fundación o repoblación. Así, la primera mención escrita a Balboa se da en una donación que Bermudo II de León realiza al monasterio de Samos en el año 988. Asimismo, Balboa aparece mencionada posteriormente en la confirmación de privilegios en el arcedianato de Triacastela, realizada por el rey Fernando II de León en el año 1164, mencionándose a Balboa (Valle Bona) como uno de los lugares perteneciente a la sede episcopal leonesa. Desde mediados del siglo XIII se constata en el Cartulario de Santa María de Carracedo el acopio de propiedades y derechos en Balboa, a la que se menciona como Valvoa o Valbona de Valcarcer. (Fuente: Wikipedia, mayo 2018).

Descripción de la ruta
Aparcamos el coche a la sombra de los árboles en un excelente día de sol y al lado de una entrada artística formada con troncos de madera, entre la iglesia de Santa Marina (del siglo XVI, declarada de interés turístico y que cuenta con un gran aparcamiento) y el bar-restaurante La Palloza de Balboa (una vez pasado el puente sobre el río Balboa).


Entada artística al lado del aparcamiento


Iglesia de Santa Marina (s. XVI)


La Palloza de Balboa

Antes de comenzar la ruta nos dedicamos a fotografiar los alrededores del aparcamiento e informarnos en el panel del Camino Natural de la Mirada Circular (extinguido), situado al lado de los contenedores de basura y reciclaje. En este bello lugar, Balboa cuenta con una playa fluvial con fuente y dos puentes (uno de madera) que comunica ambas orillas. A su lado hay dos pallozas (palloza es el nombre con el que se denomina a la reina de la construcción tradicional de Ancares, siendo circular u oval y bajo cuyo techo de paja de centeno o teito, convivían hombres y animales separados por muros de tablas). Una de ellas ha sido reconvertida en centro cultural y de ocio y la otra es el mencionado bar-restaurante La Palloza de Balboa. Cerca de allí existen otras muy conocidas como la Palloza de Chis o la de Cantejeira o Canteixeira. El pueblo también cuenta con la Casa de las Gentes en la orilla opuesta a la citada iglesia, el albergue municipal y el ayuntamiento, también podemos ver en una loma el castillo de Balboa en ruinas (s. XIII).


La playa fluvial

Iniciamos la ruta (en sentido contrario al recorrido de la prueba) desde el aparcamiento y en dirección sur hacia Cantejeira o Canteixeira, dejando a la derecha La Palloza de Balboa y pasando por delante del bar Amalavida. Ya en la salida del pueblo y ascendiendo encontramos un poste de dirección de los Caminos Naturales que anuncia dirección a Parajís 4,8 km. Lo seguimos y pasamos delante de un gran cartel donde se lee: “Ruta Balboa – Ambasmestas”, en letras de color verde. Luego pasamos por un castañar o soto y salimos de nuevo a un camino. Más adelante hicimos varios giros a derecha e izquierda en diversas bifurcaciones y entramos en otro castañar. Pasamos al lado de un gran castaño.


Iniciándo la ruta


En el gran castaño

Durante el ascenso pudimos ver el valle de Balboa y los pueblos situados en las laderas de enfrente, así como la atractiva Peña do Seo. Al borde del camino encontramos flores silvestres como los jacintos, que hicieron más llevadera la marcha.


Balboa en un valle

Salimos a la carretera CV-125/7 y transitamos por ella unos pocos metros para luego girar a la derecha y tomar un camino en descenso, siempre siguiendo las cintas de orientación. A continuación, llegamos a la iglesia de San Roque de Villafeile y nos situamos en un mirador natural desde donde pudimos ver la Peña do Seo (1576 m), A Grobia (1527 m) y el Alto de Capeloso (1598 m). Luego entramos en Villafeile. Eran las 10:00 horas; distancia recorrida: 3.70 km; tiempo total invertido: 01:06 horas; promedio total: 3.3 km/h. Giramos a la derecha y dejamos Villafeile.


Iglesia de San Roque de Villafeile


Desde un mirador natural con la Peña do Seo, A Grobia y el Alto de Capeloso (en las flechas, de izquierda a derecha)


Pasando por Villafeile

Seguimos por un sendero con algo de matorral que desembocaba en un estrecho cortafuego, por el que descendimos durante unos 800 metros con una gran pendiente, tanto que en algún momento nos obligó a bajar lateralmente para no caernos de frente.


Descendiendo lateralmente el cortafuego

Finalmente salimos perpendiculares a un camino. Giramos a la derecha y continuamos descendiendo mientras entramos en un robledal. Luego llegamos a la confluencia del regueiro (riachuelo) Retorrente con el rio Balboa. Al poco tiempo, llegamos a la altura del molino de Agüita a la orilla del río Balboa y salimos a la una carretera. En la entrada de la aldea de Quintela hay un puente y allí, frente a la entrada del molino, Dina conversó durante unos minutos con una señora del pueblo. Seguidamente ascendimos por una calle y salimos a la carretera LE-723, la cual cruzamos para seguir una calle en cuesta y abandonar la aldea. Eran las 10:48 horas; distancia recorrida: 6.04 km; tiempo total invertido: 01:53 horas; promedio total: 3.3 km/h.


En la confluencia de reguiero Retorrente y el río Balboa


El molino de Agüita


A la entrada de Quintela

Continuamos por un camino rodeado de arboleda en descenso. Pasamos entre prados y un castañar o soto para, seguidamente, situarnos sobre un puentecillo sin protecciones laterales sobre el regueiro Retorrente. De nuevo volvimos a ascender y entrar en un bonito bosque de roble. Desde un claro del mismo pudimos fotografiar Quintela.


El bonito robledal

A continuación, pasamos por otro castañar y llegamos a un nuevo mirador natural desde el que se ve Villafeile y el pronunciado cortafuego por el que habíamos descendido anteriormente. Llegamos a un tercer mirador natural con vistas a las sierras de O Courel y Ancares (Espacio Protegido) y también a Villafeile. Poco después nos detuvimos en una pequeña cantera de piedra para tomar unos alimentos sentados al sol.


Vista desde un mirador natural de Villafeile y su pronunciado cortafuego

Terminado el refrigerio reanudamos la marcha pasando a través de un gran castañar y un bosque mixto. Una vez los dejamos atrás, encontramos al borde del camino otro gran cartel: “Ruta Moñón – Valverde”, igual al aterior. A continuación, hay una fuente con abrevadero. El agua salía por un tubo de PVC que nos vino muy bien para beber y refrescarnos, ya que el calor empezaba a notarse. Dicha fuente está justo por encima y a la entrada de la aldea de Moñón.


Bebiendo en la fuente

Reanudamos la ruta teniendo a la vista las montañas de Peña do Seo, A Grobia y Alto de Capeloso. También se podían observar: unas antenas cercanas, algo más alejado el castillo de Sarracín de Vega de Valcarce, Balboa en una hondonada con su verde valle y los Montes Aquilianos todavía con algún nevero.


Balboa en el valle y los Montes Aquilianos

Seguimos ascendiendo por un camino escoltado por brezo florido y disfrutando de otra vista hacia Villafeile y Lamagrande. Más adelante, pasamos al lado de unas antenas de telefonía y llegamos a otro mirador natural, desde el que pudimos ver la aldea de Moñón asentada en la ladera del monte y rodeada de una espesa arboleda. Durante este tramo, también tuvimos al alcance de la vista el castillo de Sarracín de Vega de Valcarce.


Aldea de Moñón desde un mirador natural

Luego llaneamos un poco al llegar a una cota alta en la zona de Xestas Albas, desde donde ya se puede ver la aldea de Valverde del Camino al frente, en un principio parcialmente y luego más completa. El camino pasó a estar cubierto de hierba donde se llanea y se desciende ligeramente. En su orilla encontramos un manantial escondido entre hierbas y hojas verdes. Seguidamente, entramos en un castañar donde hay, al menos, un par de castaños gigantes y de gran diámetro.


Tronco del castaño gigante

El camino continuó descendiendo entre arboleda y, llegados a un punto, las cintas de orientación nos indicaron que había que girar a la derecha; cosa que hicimos para entrar en bosque de roble sin senderos, por lo que tuvimos que avanzar monte a través con cierta pendiente en descenso y siguiendo las cintas y el track.


Monte a través siguiendo las cintas

Más adelante salimos a un sendero desbrozado que finalizó pronto y de nuevo tuvimos que caminar monte a través. A partir de aquí comenzó la zona más complicada de la ruta en cuanto a orientación. Llegados a un punto, aparece un ramal por la derecha que no hay que tomar, se debe seguir recto unos pocos metros hasta llegar a un par de arbolillos con cintas (uno al lado del otro) entre los que hay que pasar. Es posible que las cintas ya no estén, por lo que he marcado un waypoint: “Desvío Derecha pasar por los 2 arbolillos y descender al regueiro Retorrente” (ver el vídeo). Una vez cruzado el citado Regueiro, ascendimos monte a través con una fuerte pendiente hasta salir a un camino desbrozado, donde ya pudimos respirar aliviados respecto a la dificultad de la orientación.


Los arbolillos con cintas por lo que hay que pasar

El camino desbrozado continuó ascendiendo. Desde allí se puede ver, entre monte y verdes prados, la aldea de Valverde del Camino en su totalidad. Luego el camino se convierte en un cortafuego estrecho y, más delante, de nuevo por camino desbrozado hasta alcanzar el cordal de la montaña.


Valverde del Camino

Giramos a la derecha para llegar a una zona amplia en O Chao, situado en un punto alto. Un poco más adelante llegamos a dos torretas de telecomunicaciones y una caseta de bloques situadas en el Teso de Semén (1086 m), desde donde hay una buena panorámica de las aldeas de Valverde del Camino, Villamarín, Parajís y Villanueva.


Las torretas en el Teso de Semén

Después, finalizó el camino y comenzó un cortafuego en descenso que presenta un gran desnivel durante 1 km. El cortafuego nos llevó hasta la carretera CV-125/10, la cruzamos y seguimos por un sendero en descenso (justo al lado de una torreta de electricidad de alta tensión al borde de la carretera). Nos adentramos en un bello robledal y tomamos un ramal a la izquierda. Caminamos entre sendero y monte a través para, seguidamente, cruzar el regueiro da Fonte Areosa (de la Fuente Arenosa). Tras un nuevo ascenso, entramos en un soto (castañar) y nos detuvimos para comer ya que eran las 14:30 horas y teníamos hambre.


En el descenso del pronunciado cotafuego


El bonito robledal

Terminado el necesario menester, reemprendimos la marcha siguiendo el camino, aunque lo abandonamos pronto para ascender un durísimo desnivel monte a través. Como coincidió después de comer, ese esfuerzo físico nos llegó al alma. El desnivel fue disminuyendo y pudimos observar a nuestra espalda la sierra de Ancares. Continuamos el ascenso por un sendero escoltado por piornos y retamas. Poco después alcanzamos un camino y nos desviamos a la izquierda y luego a la derecha para tomar un sendero. Sin embargo, en poco tiempo otra vez tocó avanzar monte a través. Llegamos a una zona deprimida donde hay un estupendo manantial. Nos vino de maravilla para beber y refrescarnos. Seguimos ascendiendo y salimos a un camino que nos condujo sobre la aldea de La Braña, la cual se puede ver a vista de pájaro. Cuando entramos en la población eran las 15:56 horas; distancia recorrida: 17.00 km; tiempo total invertido: 07:01 horas; promedio total: 2.4 km/h. Cruzamos el pueblo; ascendiendo una calle y girando a la derecha abandonamos el mismo.


Aldea de La Braña

Más adelante hay otro buen manantial al borde del camino que también aprovechamos para beber. Una vez hidratados convenientemente, continuamos el camino y nos desviamos a la derecha por un sendero-camino totalmente anegado de agua. A medida que fuimos ascendiendo el agua desapareció. Luego caminamos por una zona quemada y encontramos un camino, que cruzamos recto, para alcanzar el cordal y pasar al lado de unos pastos cercados con postes y alambres. Al final de los pastos había una cinta cerrando el paso e invitándonos a desviamos a la derecha. Esa zona es una divisoria de municipios situada dentro de la Serra da Granda Longa, es la cota más alta de la ruta (1.112 m).


Bebiendo en otro manantial


En la divisoria de municipios, la mayor altitud de la ruta

Bordeamos los pastos desviándonos dos veces seguidas a la izquierda y tomamos un sendero en descenso que luego se convirtió en un pasillo herboso con piornos en sus laterales. Desembocamos en una bifurcación de carreteras: la LE-723 y la CV-125/16 que conduce a Parajís, como indica el letrero de dirección al otro lado de la carretera. Cruzamos recto y tomamos una senda en descenso, avanzamos monte a través para salir otra vez a un sendero. Lo seguimos y entramos en un estupendo bosque de roble hasta situarnos a la vera del rego (reguero) de Ruidelobos, donde existe un puentecillo algo tosco para cruzarlo.


El puentecillo hecho con pales


A la vera del relajante rego Ruidelobos

Fuimos un tramo por la orilla de Ruidelobos. Fue muy agradable caminar a la sombra de la arboleda (lo mejor de la ruta, lástima que no durase más). Existe algún poste de la Mirada Circular en esta zona. Más adelante volvimos a cruzar el reguero sobre otro puentecillo de madera (algo mejor que el anterior) para salir a un camino. Después de dos desvíos a la izquierda, llegamos a un mirador natural con vistas a la Palloza de Chis. Dicha palloza está situada en el valle del río Balboa, en una pradera de hierba verde y parece que son dos adosadas; a su lado está el pequeño hórreo de Ribada con el techo igual que las pallozas. En ese mirador hicimos la foto de “grupo” a las 17:54 horas; distancia recorrida: 23.20 km; tiempo total invertido: 09:00 horas; promedio total: 2.6 km/h.


La Palloza de Chis y el hórreo de Ribada


Con la palloza y el hórreo al fondo

Proseguimos la ruta viendo una bonita casa de madera cercana a la palloza y adaptada armónicamente al entorno. Desde ese lugar pudimos ver de nuevo el castillo de Balboa (en ruina). A continuación, salimos a la carretera LE-4111 y entramos en Balboa por el extremo contrario al que habíamos partido. Pasamos por la parte posterior de la iglesia de Santa Marina (s. XVI), declarada de interés turístico. La fotografiamos, así como el Albergue Municipal y el Ayuntamiento, todos ellos en la misma plaza. Junto a la zona de baño está La Casa de las Gentes, La Palloza de Balboa y una fuente cuya agua brota por la parte superior de una roca. Bebimos su fresca agua. Es un precioso rincón de ese cuidado y encantador pueblo berciano.


Vista panorámica de la zona de baño, La Palloza de Balboa y el castillo

Luego atravesamos el puente sobre el río Balboa y, en unos pocos metros más, llegamos al lugar donde estaba aparcado coche a la sombra de los árboles, dando por finalizada la ruta. Eran las 18:16 horas; distancia recorrida: 24.00 km; tiempo total invertido: 09:21 horas; promedio total: 2.6 km/h.


Llegada al aparcamiento dando por finalizada la ruta

Sacamos del coche la ropa y el calzado de cambio y fuimos a lavarnos y refrescarnos al cercano río. Nos cambiamos de ropa y calzado y nos dirigimos a la Palloza de Balboa para tomar algo. Allí encontramos a nuestro amigo Javier Domínguez, que estaba sentado en el exterior con unos amigos. Al vernos se acercó para saludarnos y preguntar cómo nos había ido la ruta. Pasamos al interior de la palloza, charlamos y tomamos unas consumiciones. Luego nos despedimos y regresamos a nuestra villa.

Ruta enigmática e intrincada, tanto por la dificultad en la orientación como por el esfuerzo físico que exige la orografía del terreno. Sin embargo, gracias al track del amigo “parritita” (José, al que doy las gracias por compartirlo) y a cientos de cintas durante el recorrido, fuimos capaces de completarla con éxito. Aunque en esta ocasión reconozco que sirvieron para guiarnos, en mi opinión sobraban cintas, y lo peor de todo es que no se recojan después del evento y queden tiradas en el campo afeándolo y contaminando.

Espero que este track os sirva para guiaros igualmente por este ¡¡Buen camino!!

Hasta vernos de nuevo, saludos cordiales.

Nombre del inicio: APARCAMIENTO DE BALBOA (DESPUÉS DE PASAR LA IGLESIA Y EL PUNTE SOBRE EL RÍO BALBOA)

Datos del GPS:

Fecha y Hora
Día
10-05-2018
Hora de salida
08:55:35
Hora de llegada:
18:16:16

Duración
09:21: 19
Tiempo parado
03:22:42
Tiempo en movimiento
05:58:59

Distancias
Distancia con alturas
22.64 km (real 24.0 km)

Alturas
Altitud Máxima
1113 m
Altitud Mínima:
653 m
Altitud de la salida:
691 m
Altitud de la llegada:
689 m
Ganancia desde la salida
421 m
Desnivel salida-llegada
-2
Desnivel máximo
460 m
Ascen.acum.
1175 m
Desc.acum.
1154 m
Max Pendiente
69.6 %
Min Pendiente
-49.5 %

Velocidades
Velocidad media
2.6 km/h
V.media mov.
4.0 km/h
Parking

BALBOA (APARCAMIENTO, AL LADO DE LA PALLOZA DE BALBOA)

Intersection

DESVÍO IZQUIERDA

Waypoint

CAMINO

Waypoint

CARRETERA

Intersection

DESVÍO DERECHA - CAMINO

Sacred architecture

IGLESIA DE SAN ROQUE DE VILLAFEILE

fountain

VILLAFEILE - DESVÍO DERECHA

Intersection

DESVÍO DERECHA

Waypoint

COTAFUEGO DE VILLAFEILE CON FORTÍSIMO DESNIVEL

Intersection

DESVÍO DERECHA - CAMINO

River

CONFLUENCIA DEL RÍO BALBOA Y EL REGUEIRO (RIACHUELO) RETORRENTE

Waypoint

MOLINO DE AGÜITA - CARRETERA

fountain

QUINTELA

Bridge

PUENTECILLO

Tree

CASTAÑAR - SOTO

Puede ser bosque
Photo

MIRADOR NATURAL

Waypoint

PEÑASCOS - CANTERA

Tree

CASTASTAÑAR

fountain

FUENTE DE MOÑÓN

Waypoint

TORRETAS DE TELEFONÍA

panorama

MIRADOR NATURAL CON VISTAS A MOÑÓN

Summit

PUNTO ALTO (XESTAS ALBAS)

Tree

CASTAÑO GIGANTE (CASTAÑAR)

Intersection

DESVÍO DERECHA

Tree

BOSQUE DE ROBLE - MONTE A TRAVÉS (ZONA COMPLICADA DE ORIENTACIÓN HASTA DESPUÉS DE PASAR EL REGUEIRO RETORRENTE))

Intersection

DESVÍO DERECHA - PASAR ENTRE LOS 2 ARBOLILLOS Y DESCENDER AL REGUEIRO RETORRENTE

Waypoint

CAMINO

Summit

CORDAL PUNTO ALTO (O CAHAO)

Waypoint

TORRETAS DE TELECOMUNICACIONES

Waypoint

CORTAFUEGO LARGO CON GRAN DESNIVEL

Intersection

DESVÍO IZQUIERDA

Tree

BOSQUE DE ROBLE

Waypoint

MONTE A TRAVÉS

Intersection

DESVÍO IZQUIERDA

fountain

MANANTIAL

Sacred architecture

LA BRAÑA

Intersection

DESVÍO DERECHA

Intersection

SEGUIR RECTO

Waypoint

CAMINO (CRUZAR RECTO)

Waypoint

CORDAL - DIVISORIA MUNICIPIO - DESVÍO DERECHA

Intersection

DESVÍO IZQUIERDA - SENDERO

Waypoint

BIFURCACIÓN DE CARRETERAS LE-723 Y LA 125/16

SENDA
Intersection

DESVÍO IZQUIERDA - SENDA

Waypoint

CAMINO

Tree

BOSQUE DE ROBLE

Waypoint

PUENTECILLO DE MADERA SOBRE EL REGUERO DE RUIDELOBOS

River

REGO DE RUIDELOBOS

Waypoint

CAMINO

Intersection

DESVÍO IZQUIERDA

Photo

MIRADOR NATURAL A LA PALLOZA DE CHIS

Comments

    You can or this trail