Moving time  4 hours 3 minutes

Time  5 hours 18 minutes

Coordinates 3189

Uploaded March 3, 2019

Recorded March 2019

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
258 f
159 f
0
2.8
5.6
11.21 mi

Viewed 229 times, downloaded 13 times

near Aznalcázar, Andalucía (España)

--Camino rociero del Guadiamar: Tpoda la información en https://senderosconfinalfeliz.es.tl/ El tramo discurre aguas abajo por ambos márgenes del río Guadiamar, con un recorrido suave de 18 km, que nos llevará entre 5 y 6 horas, aproximadamente. El recorrido es circular, salvo dos kilómetros. El camino de ida transcurre por el margen derecho del río hasta el Vado del Quema (a 8’8 kms) y cruzamos el puente para hacer el regreso por el otro margen. A falta de 2 kms del Centro de Visitantes, tenemos que regresar al otro margen del río y repetir trayecto porque no hay puente. Ha llovido poco y la lámina de agua es ligera, pero es preferible llevar unas chanclas y una toalla o arremangarse. A lo largo del recorrido, tendremos la oportunidad, además de estar en permanente contacto con un exuberante espacio natural, conocer y disfrutar de patrimonio histórico (tres ruinas de molinos harineros, puente romano…) y folklórico-cultural (Vado del Quema). La gran riqueza ornitológica de la zona y los paisajes que se atraviesan componen estampas únicas.
Punto de encuentro: Centro de Visitantes del Guadiamar: Ctra. Antigua Aznalcázar-Pilas, Km 0.3. El centro se encuentra a 76 kms de Huelva (56’) Vamos por la A-49, cogemos la salida 28 Hinojos/Chucena, hacia A-8061, en dirección Pilas/A-8153/Carrión. Seguimos por A-8061, Ctra. Circunvalación y A-474. Pasamos Pilas, en dirección a Aznalcázar. Una vez allí, en la primera de las rotondas, todo recto hasta el final.
Centro Visitantes: nos dirigimos al Centro de Visitantes de Aznalcázar (tel. 675 438 975 / 954 497 043), donde además de conseguir algún que otro mapa, reservaremos la comida (si procede) y los servcios extras de tirolina, piragüismo o paseo en globo (si procede).
Puente romano: el punto de partida será el Puente romano, ubicado en el margen izquierdo del Guadiamar y a las puertas del casco urbano de Aznalcázar. A escasos 100 metros se encuentra el Centro de visitantes,
Ribera derecha: continuaremos la ruta aguas abajo, por el margen derecho del río. Para ello, cruzaremos por el antiguo puente de hierro que enlazaba las localidades de Aznalcázar y Pilas, hasta que accedemos al aparcamiento, área recreativa e itinerario botánico de Buitrago (cerrado). En este sendero botánico de aproximadamente 1,5 km de longitud, las plantas más representativas muestran carteles informativos de sus usos tradicionales y curiosidades entre otros datos. Se pueden distinguir 4 ecosistemas representativos: bosque mediterráneo, vegetación de ribera, de transición y vegetación palustre.
Corredor Verde: a continuación pasaremos por debajo del puente de hierro que acabamos de cruzar y del puente de la carretera actual A-474 (ambos paralelos y contiguos), para enlazar con el camino del Corredor Verde por el margen derecho. Únicamente, cuando el río aumente su caudal y esté desbordado, esta opción no sería viable, obligándonos en este caso a cruzar con mucha precaución por la carretera A-474. A 1 km aproximadamente y justo antes de pasar por debajo de una línea de alta tensión, del camino principal se deriva uno más estrecho, a mano izquierda que pasa entre álamos blancos, sauces, majuelos y punto podremos observar ruinas de un antiguo molino harinero llamado “de Roca” que tuvo su máximo esplendor a principios del siglo XX. Conocido por su buena molienda, desapareció por los años 20.
Vado del Quema: nos dirigimos hacia el Vado del Quema, a 8’8 kms del Centro de Visitantes, y en el camino, a la derecha, podemos apreciar zonas de restauración de monte bajo mediterráneo, lugar frecuentado por el elanio azul, rapaz de gran belleza. Recorreremos los últimos 2,5 km antes de llegar al ansiado Vado del Quema, no sin antes recomendar para este tramo llevarse gorra para el sol en verano ya que existen zonas que se separan del cauce del rio y por tanto de la espesura de la vegetación. Sin embargo esto nos dará una mayor probabilidad de encontrarnos con algún que otro vertebrado como meloncillos o tejones. Veleta natural: este paraje insolito se encuentra muy cerca del vado.
Templete Virgen Rocío: una vez que llegamos al cruce de caminos, tomaremos el que sale a la izquierda, cruzando el río por un puente con una historia. Una vez cruzado el puente y continuando unos 300 m, a la derecha y junto al vado se erige el templete de la Virgen del Rocío. Aznalcázar levanta en 1991 en el Vado del Quema un templete dedicado a la Virgen del Rocío para dar la bienvenida a todos los romeros. El autor de la imagen de la Virgen que lo preside es Ignacio Mora Colchero, autor también de las imágenes del Simpecado y de la Virgen titular de la Hermandad del Rocío de la localidad. Como dato curioso, reseñar que debajo del templete están enterradas las cabezas de los bueyes que llevaron por primera vez la Carreta del Simpecado de Aznalcázar en su caminar hacia el Rocío. Estos bueyes se llamaban Caminante y Piñonero. Dos placas, una en latín y otra en castellano, colocadas en la parte baja del monumento, hacen referencia a este hecho. Aquí se celebra cada primavera durante el peregrinaje a la Romería del Rocío el conocido como'Paso del Quema', declarado Fiesta de Interés Turístico de Andalucía. Hoy día es uno de los acontecimientos más importantes en torno al mundo rociero, ya que es paso obligado de 51 Hermandades y 10 Asociaciones Rocieras, acontecimiento que es vivido en un ambiente que ofrece una de las estampas más bellas de esta popular romería. La celebración del paso de la carreta del Simpecado y el bautizo como “romero” de los que por primera vez hacen el camino son algunos de los momentos más emblemáticos del Paso del Quema.
Pinares de Aznalcázar: retomamos el camino “Cordel de los Playeros” dirección los pinares de Aznalcázar, separándonos por poco tiempo del Corredor Verde. A unos 500 m, sale a la izquierda, y está indicado, el sendero del Guadiamar que nos llevará aguas arriba por el margen izquierdo del rio hasta el Vado de Valdegallinas después de 6 km.
Los Pinares de Aznalcázar, espacio de 12.000 hestáreas situado a tan solo 2 km de la localidad, constituyen uno de los espacios forestales de mayor importancia ecológica de la provincia de Sevilla. Son la primera Vía Paisajística declarada en Andalucía. Se trata de la masa forestal más importante de la provincia de Sevilla, en Andalucía. Su situación geográfica próxima a las marismas del Guadalquivir, su gran área de extensión repartida entre los términos municipales de Aznalcázar y Puebla del Río en la mitad sur de Sevilla y su gran variedad de ecosistemas, así como su densa masa arbórea, hacen de este lugar un “punto” idóneo para que habite en él una gran variedad de especies. Es también un área estratégica por estar cerca del Parque Nacional de Doñana; bordeando al suroeste por el río Guadiamar y surcado por el arroyo Majalberraque, los cultivos de arrozales junto al Brazo de la Torre sirven de alimentación a multitud de especies, convirtiendo a esta zona en parada obligatoria de aves en migración. Las aves utilizan estos hábitats como dormidero, zona de alimentación, nidificación e invernada, destacando al mismo tiempo la riqueza existente por sus áreas de dispersión de especies en peligro de extinción, como los jóvenes de Águila Imperial Ibérica (Aguila adalberti) y Lince ibérico (Lynx pardinus) procedentes de Doñana. Los bosques de coníferas están compuestos fundamentalmente por Pino piñonero, junto al matorral mediterráneo, Jara, Romero, Brezo, etc., y una amplia vegetación perimarismeña le dan a esta área forestal un alto valor paisajístico. Resaltar dentro de la variedad de ecosistemas el humedal y acebuchar de las Dehesa de Abajo, con el atractivo añadido de que concentra a centenares de aves, entre ellas, flamencos, anátidas, limícolas, y por albergar la mayor colonia de Cigüeña Blanca de Europa en estado natural sobre copas de acebuche.
Vado Valdegallinas: ya en el Vado de Valdegallinas tendríamos que cruzar el rio si no lleva mucha agua y compartir el trozo de camino por el margen derecho hasta llegar al Centro de Visitantes. Otra opción es tomar el camino que sale a la derecha y llegaríamos directamente al pueblo de Aznalcázar por la Urbanización Paraíso del Guadiamar, cruzando la carretera.
La comida puede concertarse en el Centro de Visitantes o en el restaurante Casa Verdera, en Plaza de Navarrete, 6, Aznalcázar. Tel 692 448 571. Podemos participar en algunas de las actividades que se nos ofrecen: tirolina (3€), ruta en piragua, (4 kms recorrido. 12€/persona), vuelo en globo (a la espera de datos). Otra alternativa es visitar los monumentos del pueblo: Iglesia Parroquial de San Pablo obra de estilo mudéjar sevillano del siglo XIV; Casa Grande del siglo XVIII, sede del Ayuntamiento; ermita de Castilleja de Talhara, de estilo mudéjar del siglo XIV; ermita de Nuestra Señora de Cuatrovitas, BIC.
Llevamos agua, fruta, bastones, protector solar y medicamentos (quien los necesite). Llevamos también ropa de repuesto porque puede mojarse en las piraguas, así como unas chanclas cerradas y una toalla pequeña para secarnos los pies después de cruzar una lámina del río.
Photo

Parque solar

Waterfall

Molino harinero

Tree

Grupo entre las flores de la ribera

Bridge

Vado del Quema

River

Vado del Quema

Photo

Grupo junto a los melocotoneros en flor

River

Vadeando el río

1 comment

  • @pacosenra Apr 21, 2019

    I have followed this trail  View more

    Ruta realizada con niños de 6 y 8 años en bicicleta, muy fácil de seguir. Tiene bosques de galería en algunos tramos, ambiente fresco, aunque mejor no hacerla en verano. Se puede alargar hasta los 25km fácilmente, una vez llegado al vado del quema acercarse al primer merendero (tiene columpios) en los pinares de Aznalcázar (algo menos de 4km en cada trayecto), donde descansar y comer con los niños. Recomendable.

You can or this trail