Time  8 hours 7 minutes

Coordinates 1499

Uploaded September 24, 2018

Recorded September 2018

-
-
7,747 f
3,545 f
0
2.0
4.0
8.02 mi

Viewed 388 times, downloaded 15 times

near Guisando, Castilla y León (España)


Marcha realizada el sábado 22 de septiembre de 2018
La subida a La Mira por los Galayos es una de las marchas más clásica, conocida, exigente y sobre todo espectacular que se puede hacer en la Sierra de Gredos. Con un nivel de exigencia física moderado-alto, sin embargo a nivel técnico estaría al alcance de cualquiera que esté acostumbrado a salir al monte con frecuencia y que elija unas condiciones meteorológicas adecuadas para un terreno tan complicado. Nosotros tuvimos como dificultad añadida el fuerte calor, que para nada anunciaba la entrada del otoño, y que aumentó el esfuerzo a realizar.

A las nueve y media dejábamos el coche un poco más abajo del escaso aparcamiento que hay en una especie de rotonda. Y es que desde muy temprano ya se notaba la actividad que suponía la carrera de montaña “Ultra Gredos”, que con salida/llegada en Arenas de San Pedro se notaba la alta participación que tendría. Con una temperatura suave pero que amagaba con subir, como así lo hizo, cogemos la pista empedrada, que en los primeros metros transcurre entre pinos y nogales, sobre todo.

Al medio kilómetro desde el inicio dejamos a nuestra izquierda el desvío hacia el camping de los Galayos, que según el poste informativo estaría a una hora. Un kilómetro después, aunque ahora a nuestra derecha vemos el desvío que sube hacia el collado del Yelmo. Nosotros seguiremos de frente, sin dejar en ningún momento el PR-AV 43. Casi sin darnos cuenta, y en unos novecientos metros más, nos plantamos en la fuente del Amanecer. Ojo porque está seca, y tras estos primeros dos kilómetros y medio de recorrido ya hemos subido trescientos veinte metros de desnivel, aún con sombra y sin que el terreno se haya empezado a empinar como así lo hará un poco más adelante.

Dibujando alguna que otra zeta y ganando cada vez más altitud en relación al cauce, casi seco, de la vertiente de los Galayos, nos vamos acercando a la siguiente fuente del Macario, que al menos en este caso sí que muestra un exiguo hilo de agua.

Llevamos casi setecientos metros desde la anterior fuente seca, y aún nos quedan otros ochocientos más hasta la “Apretura”, en la que se encuentra la fuente del Tío Andrés, con un poco más de agua que la del Macario. En este punto hay dos opciones, la primera y más recomendable supone cruzar el cauce seco y enfilar las zetas del otro margen, que finalizan en el refugio Victory; o bien continuar de frente y sin cruzar dicho cauce toda la apretura hacia arriba, para en menos distancia recorrida, pero con un suelo mucho más irregular, incómodo y roto, y con el riesgo añadido de las piedras sueltas que de vez en cuando caen con ayuda de los escaladores que abundan en las paredes de ese tramo. Si no se lleva casco, y aún así, si hay mucha gente escalando, como así ocurría este fin de semana, no es muy recomendable el ascenso por la Apretura, cuando por las zetas la subida se hace sin mayor problema.

Hasta aquí, punto en el que se cambia de ladera y en el que empiezan las zetas, unos cuatro kilómetros de recorrido con un ascenso neto de unos seiscientos veinte metros. Pero como decía un poco antes, es ahora cuando de verdad se empieza a empinar el terreno, y ello lo demuestra el hecho de que nos quedan poco más de dos kilómetros hasta la Mira, y como aquí estamos justo en la cota mil setecientos y la Mira está a dos mil trescientos cuarenta y tres; el cálculo es que nos queda un ascenso incluso algo mayor que hasta aquí, pero en la mitad de recorrido. Hasta el refugio Victory nos queda más o menos un kilómetro, que se hace bastante llevadero gracias a lo bien trazadas que están las citadas zetas, pero unos trescientos y pico metros antes de llegar, y debido al fuerte desnivel del terreno, un corto y fácil paso de escalada, en el que nos cruzamos con algún que otro corredor de la “Ultra Gredos”.

El refugio está a tiro de piedra, y tras subir esa fácil, corta y divertida pared, poco antes de llegar al Victory, aún nos encontramos otro corto tramo, ahora en descenso, desde el que ya se sube en unos pocos metros hasta el refugio.

Muchos opinan que este es el tramo más duro de todo el ascenso hasta la Mira. Nos parece que llevan razón, y es que las matemáticas no suelen engañar. El refugio está en la cota mil novecientos ochenta, y si tenemos en cuenta que aún nos quedan por salvar estos últimos cuatrocientos setenta metros de desnivel en poco más de un kilómetro, del que los últimos setecientos metros tras el portillo y el collado de la Mira, el terreno se nivela y suaviza muchísimo; entonces nos podemos hacer una idea de la dureza de esos trescientos y pico o cuatrocientos metros desde el refugio hasta la salida por el portillo, junto al collado de la Mira. Encima el terreno está muy roto y erosionado por tramos, con lo que se agradecen los tramos con rocas algo más grandes, como el que están afrontando el vídeo algunos corredores que bajan desde la Mira.

Como nos suele ocurrir, casi siempre, el esfuerzo se ve más que recompensado con unas vistas impresionantes. No sabemos dónde posar la mirada, pues cada rincón tiene una belleza singular y salvaje, pero es que si miramos para arriba, aunque ya vemos el portillo por el que saldremos, el paredón parece intimidar a todo aquel que se atreve con él, y si se mira para abajo uno acaba teniendo las mismas sensaciones que las cabras que vimos por el camino. Por fin llegamos al portillo, en el que se encuentra chaval de la organización de la “Ultra Gredos” que cumple con su papel de control de los corredores con una profesionalidad, que ya quisieran muchos.

El collado de la Mira se encuentra poco después de salir por el portillo, y es justo ahí, donde el rumbo norte que hemos traído hasta aquí hay que cambiarlo a suroeste en los setecientos metros que nos queda para llegar hasta el enorme círculo de piedras, que a modo de gigantesco hito adorna una cumbre tan visitada. Cuatro horas, con paradas, fotos… incluidas, para realizar un ascenso y un recorrido que nadie que ame la montaña se debería perder.

Tras reponer las fuerzas, iniciamos un descenso que tampoco es despreciable y para el que los bastones suelen ser de mucha ayuda. Poco antes de volver hasta el collado y el portillo, siempre que pasamos por esta parte de Gredos, nos gusta asomarnos a un mirador desde el que las vistas de los Galayos es de una singular belleza.

Cuando nos queremos dar cuenta ya estamos rebasando el collado de la Mira y nos encaminamos al portillo, que al principio conlleva una pequeña y fácil destrepada, pero que rápidamente permite una progresión sin muchas dificultades.

Llegamos de nuevo, al segundo paso de escalada que citábamos en la subida, y en el que también había un control de la carrera de montaña, al que se ha sumado una joven más que ayuda a supervisar los dorsales de los corredores.

Este tramo de bajada hasta el refugio está muy roto y erosionado, pero aún así y poco antes de las tres ya nos encontramos en el poyete y a la sombra de la pared norte del refugio, mientras que recuperamos el líquido perdido, y aprovechamos para contemplar como los que ya han hecho cumbre en la Aguja Negra, tiran varias cuerdas para bajar rapelando en un abrir y cerrar de ojos.

Una vez recuperadas las fuerzas, nos volvemos a encaminar hacia las zetas, con un sol de justicia e incluso con algún que otro corredor que todavía sigue bajando, e incluso con algún escalador que se encamina al refugio para aprovechar el domingo escalando.

A las cinco y media llegamos hasta el aparcamiento del Barranco del Nogal, sin ninguna prisa y tras haber alargado, para disfrutar todo lo posible de un rincón tan bello y singular como éste de los Galayos y el refugio Victory.
Intersection

c. desvío por la derecha hacia el collado del Yelmo

Intersection

b. desvío por la izquierda al camping Galayos

Mountain pass

j. Collado de la Mira

fountain

d. fuente del Amanecer - seca

fountain

e. Fuente de Macario

fountain

f. fuente del Tío Andrés

Summit

k. La Mira

Parking

a. aparcamiento en el Barranco del Nogal

Waypoint

i. portilla de salida al collado de la Mira

Refuge

h. Refugio Victory

Waypoint

g. inicio de las zetas

Comments

    You can or this trail