Moving time  3 hours 58 minutes

Time  6 hours 5 minutes

Coordinates 2791

Uploaded November 13, 2018

Recorded November 2018

-
-
7,301 f
5,140 f
0
2.5
4.9
9.82 mi

Viewed 81 times, downloaded 1 times

near San Martín de Moncayo, Aragón (España)

Ruta realizada el 11 de noviembre de 2018 bajo condiciones de baja visibilidad y fuerte viento en las zonas de Collado Bellido y el pico Lobera en el Alto del Moncayo.

Se trata de un itinerario que ya hemos grabado en otras ocasiones.
El motivo de volver a describirlo, aparte de lo satisfactorio que resulta, es mostrar cuales son las posibilidades de hacer marchas bajo condiciones que entrañan cierta dificultad y sobre todo el riesgo de desorientarse o tener que afrontar situaciones complicadas.

El itinerario en realidad es bastante asequible si se realiza en condiciones climáticas benignas. El hecho de haberlo considerado difícil, responde más bien al riesgo de desorientarse en las zonas más altas si no se va convenientemente equipado o no se conoce de forma previa la zona.

Hemos de advertir que en todo momento, hemos de ser conscientes de nuestra ubicación, y por otro lado tampoco hay que dar lugar a la improvisación, de modo que siempre podamos tener la sensación de tener la situación controlada.

El equipamiento cobra aquí un papel especialmente importante, por lo que siempre habremos de disponer de más accesorios de los que hemos de utilizar. Por ejemplo si hay probabilidad de precipitación, no estará de más llevar refuerzo impermeable, paraguas o calcetines de repuesto. Si hemos de asegurarnos de nuestra ubicación, contaremos con más de un dispositivo gps mobil-tablet con la aplicación necesaria y el mapa topográfico memorizados. Y algo que nunca ha de faltar, un simple brújula que nos permita orientar correctamente el mapa.

En cuanto a ropa de abrigo y protección contra el viento, cuidaremos de protegernos bien la cabeza, cuello y pecho, previendo siempre la posibilidad de tener que reforzar dicho equipamiento.

Por lógica se deduce que se hace obligado cargar con una mochila al menos de tamaño mediano que nos permita llevar todos los accesorios mencionados.

Si hemos de subir por terrenos irregulares y elevados, será más que aconsejable que conozcamos previamente la ruta por haberla seguido en otras ocasiones, y a pesar de todo, valorar en cualquier momento si hay que detenerse definitivamente para volver sobre nuestros propios pasos.

De hecho en nuestro caso, inicialmente habiamos proyectado una marcha circular descendiendo por la cresta que separa los circos de San Miguel y Gaudioso, pero las condiciones de viento reinantes en la zona alta del Moncayo, nos convencieron de desechar dicha posibilidad, de forma que tomamos camino de regreso por el mismo itinerario que habíamos seguido en la subida.

La ruta, en condiciones normales no resulta complicada de seguir, ya que desde el Santuario a Collado Bellido, discurre una GR señalizada, y el último tramo hasta la cumbre, resulta bastante intuitivo y con pendientes mucho más suaves que las que encontramos por la subida clásica yendo por la cresta de los circos de San Miguel- Gaudioso.

El recorrido ya lo hemos descrito en otras ocasiones. Partimos bien desde el aparcamiento de Haya Seca o desde el Santuario y seguimos los indicadores de la GR 90.1 que nos hacen discurrir por la cara norte del Moncayo, atravesando las vertientes de los Circos de Gaudioso y Morca, para finalmente acometer la subida a Collado Bellido.

Tras un breve descanso para un pequeño avituallamiento, iniciamos la ascensión al Alto del Moncayo, y en concreto a la cima de Lobera en un tramo de casi dos kilómetros y medio con un desnivel de cuatrocientos metros.
Durante el trayecto, pararemos en dos descansos intermedios con refugios de piedra incluidos que nos harán aguantar mejor una ascensión que de por sí es bastante asequible si no somos demasiado impacientes en llegar arriba.

El regreso no tiene otro secreto que el de volver sobre nuestros propios pasos, con el aliciente de que tras rebasar Collado Bellido, la cara norte del Moncayo en sí nos proporciona cierta protección, a lo cual añadimos el no tener que avanzar ya bajo niebla, todo lo cual nos permitirá disfrutar de unas preciosas vistas panorámicas.
Parking

Aparcamiento de Haya Seca

Para llegar al punto de inicio de la ruta, simplemente hemos de tomar la carretera y pista subsiguiente que llevan hacia el Santuario del Moncayo viniendo bien desde Tarazona o de Agreda. La pista propiamente dicha termina en un amplio aparcamiento (Haya Seca), y desde aquí se puede seguir hasta el restaurante ya sea a pie (lo más recomendable) o seguir por el camino que sigue a la pista y que presenta un firme un tanto irregular. Desde el aparcamiento, ya empezamos a disfrutar de buenas vistas de varios pueblos limítrofes con la Sierra del Moncayo por su falda noreste (San Martín de Moncayo, Litago, Lituénigo y Trasmoz). En época otoñal, llama la atención el contraste entre las zonas de pinar que se mantienen verdes, y las ocupadas por hayas y robles que al habérseles caido las hojas, adquieren un aspecto verde claro o grisáceo.
Provisioning

Santuario Nuestra Señora del Moncayo

A novecientos metros del aparcamiento se encuentra el restaurante-hospedería (antiguo santuario). El restaurante regentado por Flora, la propietaria, constituye un lugar perfecto para reponer fuerzas tras realizar cualquier marcha, ya sea degustando un menú o simplemente tomando algún café o una bebida refrescante en su terraza. Desde dicho restaurante parten las dos rutas más frecuentadas, la que sube al pico de San Miguel bordeando el circo homónimo o la que se dirige a Collado Bellido, que es la que seguiremos nosotros para desde allí enlazar con el Alto del Moncayo (pico Lobera). Bajo nuestra opinión, para todo aquel que acuda por primera vez a la Sierra del Moncayo, ésta debería ser la primera ruta de elección, independientemente de si se acomete o no la ascensión a Lobera. Aparte de brindarnos excelentes vistas, resulta más asequible desde el punto de vista del esfuerzo necesario para realizarla.
panorama

GR 90.1 Circo de Gaudioso

El itinerario que parte desde el restaurante hacia Collado Bellido se encuentra señalizado como GR 90.1 (que en realidad es una variante de otra GR que discurre más abajo y con la que acaba enlazando). En todo caso, se trata de una senda que inicialmente atraviesa una zona de pinar para volver a salir a otro sector atestado de derrubios procedentes del Circo de Gaudioso que en realidad se encuentra doscientos metros por encima del sendero. Durante gran parte del recorrido se alternan áreas de bosque (foto 4) y zonas pedregosas (canchales). Este tramo nos vuelve a brindar preciosas vistas de todos los pueblos cercanos a la ladera norte del Moncayo, abarcando desde Agreda (muy a lo lejos) hasta Litago (fotos 2,3 y 5). Tambien nos resultará atractiva la visión del santuario-hospederia que ya hemos ido dejando bastante atrás (fotos 1 y 6). Simplemente la contemplación de las nubes encima de todo el valle ya resulta espectacular.
River

Circo de Morca

Rebasamos la vertiente que baja desde el Circo de Gaudioso y siguiendo la senda, llegamos a otra zona boscosa situada sobre la cresta que parte del pico Alto del Collado de la Piedras (ver foto 3 del siguiente waypoint), y tras un corto tramo descendente, llegamos a otra zona despejada de vegetación (foto 1) por la que atravesaremos un pequeño arroyo, para enseguida volver a atravesar otro tramo de bosque. Desde aquí ya podemos ver toda la ladera que cae desde el Alto del Moncayo (pico Lobera) y que durante la estación más fresca será relativamente habitual que esté cubierta de nubes (foto 1). Volvemos a salir a otra zona despejada de vegetación y con una pequeña planicie (foto 2), aledaña al Circo de Morca que podemos distinguir al fondo rodeada de toda la zona de cumbre que enlaza el Alto del Corralejo con el Alto del Moncayo. Por la planicie discurre otro arroyo que constituye la cabecera del llamado Barranco de Morca que discurre más abajo en término de Añón de Moncayo.
Photo

Subida a Collado Bellido

Tras hacer alguna foto obligada o aprovechar para refrescarnos si es época estival, proseguimos nuestra marcha en dirección a Collado Bellido, para lo cual hemos de ir ascendiendo poco a poco por toda la ladera de la falda norte del Alto del Moncayo (foto 3). Durante la ascensión (o durante el regreso) tendremos la oportunidad de seguir contemplando buenas panorámicas o parajes naturales como el pico Cabezo de la Mata (foto 4). Distinguiremos algún otro pueblo más que antes nos quedaba oculto, como Trasmoz y Vera del Moncayo y más al fondo, las elevaciones tras las cuales se localiza la ciudad de Tarazona que distinguiremos a duras penas. La subida no resulta especialmente dificultosa, pero resulta ser el tramo más esforzado de todo el camino que hemos venido siguiendo desde que salimos del aparcamiento. Particularmente espectacular nos resultará contemplar el Alto del Corralejo (foto 3), que tan pronto lo veremos en toda su dimensión, como totalmente oculto tras las nubes que aparecen y desaparecen de forma continúa en los meses más frios. Su altura de 2274 metros resulta ser la tercera más alta del macizo, (cuarenta metros por debajo del San Miguel y cuarenta y ocho metros mayor que el Alto del Moncayo (Lobera).
Mountain pass

Collado Bellido

Llegamos por fin a Collado Bellido (1835 mts), en el cual ya empezamos a notar algo más el movimiento del viento y el efecto de la niebla. En otras condiciones climáticas, las vistas son sencillamente espectaculares (podemos comprobarlo en otros reportajes que hemos ido realizando con anterioridad como se ve en la foto 2), pero en esta ocasión, lo único práctico que pudimos hacer fue resguardarnos del aire fresco que empezamos a notar y de paso, sentarnos un poco para descansar y comer alguna fruta. Llegados a este punto hay que decidir si continuamos la marcha hacia Lobera o si decidimos regresar. Como ya hemos comentado anteriormente, se hace imprescindible un conocimiento previo del terreno o al menos una cierta destreza en el manejo del gps. De lo contrario aconsejamos abstenerse de seguir bajo condiciones de baja visibilidad.
Waypoint

Subida a Lobera

Desde Collado Bellido iniciamos la ascensión hacia el pico Lobera, en lo que puede considerarse el tramo más esforzado de la ruta. Sin embargo comparando dicha ascensión con la clásica que bordea el Circo de San Miguel podemos asegurar que resulta mucho más cómoda. El recorrido se realiza por toda la cresta superior, flanqueados a la izquierda por grupos de pinos que han ido creciendo de forma espontánea (foto 3) y que de algún modo nos marcan el límite lateral de nuestra progresión. Al ser un tramo relativamente largo, hemos de realizar al menos dos paradas intermedias para que la subida nos resulte más cómoda. De hecho existen sendos refugios de piedra intercalados que serán los lugares de elección para efectuar las paradas. En las fotos 2 y 4 podemos apreciar el primero de ellos. Aunque las condiciones de visibilidad resultaban muy escasas, la progresión no entraña prácticamente peligro de desorientación en la subida (aunque sí que es fácil desviarse en el descenso por exceso de confianza). Para no equivocarnos intentaremos siempre localizar los pequeños cúmulos de piedras que se han colocado al efecto en todo el trayecto, ya que la senda (foto 1) se va difuminando a medida que vamos avanzando.
Waypoint

Cota 2097. Refugio de piedras

Después de haber recuperado fuerzas en el primer refugio (en realidad es un abrigo de emergencia, igual que el siguiente), acometemos el siguiente tramo que tiene como objetivo, llegar a un segundo abrigo de piedras situado en la cota 2097, que en realidad es un punto de altitud situado en una pequeña zona llana ciento treinta metros de desnivel por debajo de Lobera. Durante este tramo, la senda se ha difuminado y lo que encontramos son pequeños cúmulos de piedras (hitos) intercalados por toda la cresta que vamos remontando. Las condiciones climáticas se van tornando especialmente duras sobre todo por efecto de un viento que nos hace pensar que éste sí que es el auténtico cierzo del Moncayo y no el que sopla más abajo. Bajo estas condiciones tendremos oportunidad de comprobar si vamos correctamente equipados, sobre todo en lo concerniente a la protección de la cabeza, cuello, manos y pecho. Por otro lado, la visibilidad se va reduciendo a niveles extremos como bien se puede comprobar en la foto 1. Por fin llegaremos al pequeño refugio (foto2) y elegiremos el muro que mejor nos proteja del viento para tomarnos un respiro.
Waypoint

Pico Lobera

El último tramo que nos queda por ascender, tiene unos ochocientos metros de longitud. Resulta ser el más esforzado tanto por la pendiente que es algo más fuerte, como por la temperatura y la fuerza del aire. Con todo, si nos armamos de paciencia y determinación, y siempre contando con una mínima protección, iremos remontando sin prisa toda la pendiente hasta conseguir llegar a nuestro objetivo. En época otoñal ya podremos visualizar y pisar las primeras nieves de la temporada (foto 1). Una vez arriba el viento siguió sin darnos tregua, de modo que renunciamos a enlazar con el Cerro de San Juan lo cual nos habría permitido realizar un itinerario circular para descender bordeando el Circo de San Miguel. Preferimos no asumir riesgos innecesarios, que ya no tenemos edad para mayores aventuras. Tras las fotos de rigor junto al mojón que marca la punta geodésica (fotos 2 y 3), emprendimos camino de regreso simplemente desandando el mismo trayecto, pero con la ventaja de que las condiciones iban mejorando en todos los sentidos excepto la lógica sensación de cansancio que se suele tener al ir finalizando cualquier marcha.

Comments

    You can or this trail