-
-
2,479 f
131 f
0
2.9
5.7
11.44 mi

Viewed 718 times, downloaded 8 times

near Algeciras, Andalucía (España)

El Parque Natural de Los Alcornocales es un espacio natural que se extiende desde el estrecho de Gibraltar, en contacto con el Parque Natural del Estrecho, hasta las sierras del interior de la provincia de Cádiz, limitando al norte con el Parque Natural de la Sierra de Grazalema, en la misma provincia. El condicionante más característico de este entorno es el clima. Al hallarse en una disposición norte-sur y cercano al mar, se forma una barrera que capta las corrientes provenientes del Atlántico, descargando aquí cuantiosas precipitaciones. Ello conlleva la aparición de especies propias de zonas húmedas, como es el caso de helechos, musgos, líquenes, etc., dando en días de lluvia o niebla un aspecto fantasmagórico al bosque. Por su denominación, este parque destaca por la presencia del mayor bosque de alcornoques de España, manteniéndose hoy día la extracción del corcho. Además, es de señalar la presencia de numerosas especies de quercus y especies arbustivas características del bosque mediterráneo. Y en las riberas de los arroyos, el aliso es la especie principal. Las numerosas precipitaciones hacen que en el interior se formen numerosas corrientes de agua, que no llegan a tomar gran identidad por desembocar al cercano mar, tanto al Atlántico como al Mediterráneo. La primera ruta que realizaremos discurre por el extremo sur del parque y vamos a recorrer dos corrientes fluviales donde podremos contemplar todo lo anteriormente expuesto. Desde la ciudad de Algeciras, al oeste se encuentra el Barrio del Cobre. De allí surge un sendero señalizado por la Consejería de Medio Ambiente como “Sendero del Río de la Miel”. Caminando por la pista, momentos después comienza la presencia de los omnipresentes alcornoques, que nos acompañarán en toda lruta. Tuvo que tener mucha importancia el sendero desde época antigua, pues cruzaremos el río por un puente medieval que conserva todavía el empedrado. Ahora por la margen izquierda, el sonido de las cascadas de agua cayendo en las pozas nos va a acompañar durante un largo trecho. Si el día es caluroso, las sombras del bosque nos proporcionarán buenas sombras en nuestro constante ascenso aguas arriba. Llegamos a las ruinas de un molino, el del Águila, signo de que la fuerza de estas aguas era aprovechada por el hombre para la obtención de harina. El sendero señalizado termina al cabo de algo más de dos kilómetros y medio junto a una cascada llamada “La Chorrera” sobre una amplia poza. Pero nosotros continuamos la ruta por la zigzagueante senda que trepa por la falda del monte buscando alcanzar la Sierra del Bujeo, que se encuentra frente a nosotros. Cuando hagamos un alto, mirando atrás aparecerá ante nosotros la inconfundible silueta del Peñón de Gibraltar sobre la bahía de Algeciras. Seguimos por la vaguada del Río de la Miel, que se encuentra por ahora al fondo del barranco no dejándose de oír el ruido que forma el agua cayendo en cascadas continuas. Observaremos con cuidado los helechos, cantuesos, jaguarzos, etc., que nos salen al paso. Los alcornoques muestran el aprovechamiento al que antes nos referíamos, desprovistos ahora de su corteza.

El sendero desciende ahora hacia el río y es necesario cruzarlo, pues hay que encaminarse hacia el collado o puerto de La Higuera. Aunque se cruza con facilidad pisando sobre las piedras, y tiene muy poca anchura, cabe la posibilidad de que nos tengamos que descalzar, pues aún en época de verano el caudal es importante. El lecho es de piedras redondeadas por el efecto de la erosión durante millones de años. Aquí nos despedimos del río y comienza un continuo ascenso hacia la Sierra del Bujeo entre un frondoso bosque de alcornocal. En el puerto de La Higuera llegamos a la pista de la Algamasilla, transversal a nosotros, pero no la seguiremos. Debemos seguir ascendiendo por un cortafuegos que tenemos justo enfrente. No nos asustemos pues en su interior un senderillo en zigzag hace que la subida sea más llevadera. Cuando hagamos un descanso en el ascenso, si volvemos la vista tendremos una vista inmejorable del Campo de Gibraltar, la bahía de Algeciras y el Peñón. Unas antenas marcan el punto más alto de esta Sierra, sobre los 770 m.s.n.m. Ahora comienza el descenso hacia el Río Guadalmesí (“Río de las Mujeres”). Lo mejor es tomar la cuerda de esta sierra hacia el noroeste, o sea, hacia nuestra derecha. La marcha es cómoda, por un camino amplio seguramente para dar acceso al mantenimiento de las instalaciones de las antenas. La vista desde este impresionante mirador nos lleva hacia el Mediterráneo a un lado, con la vaguada del Río de la Miel, Algeciras y su bahía, y el Atlántico al otro, contemplándose Tarifa y la playa de Los Lances al otro.
La pista o camino que llevamos va haciendo una gran curva por encima de la vaguada donde nace el Río Guadalmesí. Seguimos por ella descendiendo, por lo que de nuevo nos vemos inmersos en un bosque de alcornoques y helechos, mucho más frondoso que el del Río de la Miel, debido a que ahora la influencia que recibe esta zona proviene del Atlántico. Continuamos durante un trecho por pista estrecha asfaltada, para dejarla poco después por senderillo que nos lleva hasta el río. Nuevamente nos encontramos con el mismo paisaje de la subida por el Río de la Miel: cascadas y pozas de agua continuas, alcornoques de porte impresionante envueltos por hiedras y musgo, helechos… cruzando en numerosas ocasiones regajos que dejan sus aguas en el río. Poco a poco la vaguada se va abriendo, llegando el momento en que si el día está despejado tendremos frente a nosotros la costa africana, con la gran mole del Jebel Musa erigiéndose sobre ella. El río sigue hacia la carretera, por lo que abandonamos su curso para dirigirnos ahora por una pista hacia el Área Recreativa de El Bujeo, donde termina nuestra ruta.

Comments

    You can or this trail