Time  3 hours 7 minutes

Coordinates 1554

Uploaded May 16, 2014

Recorded May 2014

-
-
2,480 f
2,067 f
0
2.6
5.1
10.3 mi

Viewed 4225 times, downloaded 75 times

near Puente de Vallecas, Madrid (España)

AVISO: ESTE RECORRIDO ES TAMBIÉN CICLABLE EN SU TOTALIDAD

Aunque a uno le gusten los espacios abiertos, ya sea en el monte o en el fondo del mar, esta vez quiero rendir un pequeño homenaje a mi barrio madrileño, el Puente de Vallecas (también se escribe con K, y se abrevia como VK).

Este recorrido se puede hacer en una o varias andadas. Siempre habrá una estación de metro, de tren de cercanías o una parada de autobús para dejar la marcha y continuarla otro día.

Prácticamente todos los parques que describo proceden de escombreras, lo que hace meritorio el esfuerzo de recuperar unos paisajes que hoy son bonitos y antaño el producto fecal de la vorágine constructora madrileña.

Comienza el recorrido en la salida de metro de Buenos Aires (línea 1), y allí termina tras visitar los seis parques más representativos de este distrito, que si fuera un municipio independiente estaría, con sus 330.000 habitantes, entre los doce más grandes de España.

El nombre de Puente de Vallecas le viene del asentamiento inicial, alrededor del puente de la carretera a Valencia que salvaba el arroyo Abroñigal y luego se dirigía a la villa de Vallecas, a unos 4 km.

PARQUE AZORÍN

Un parque breve y bonito, construido en la década de los años 1950, que aprovecha una colina entre la avenida de la Albufera y la calle del Arroyo del Olivar. Como la prosa de su titular, el escritor alicantino, este parque es de frases breves pero hermosas y rotundas.

Aparte de enormes cedros pueden verse en ejemplares singulares de castaños de Indias (bonitos con sus flores blancas), así como un aligustre y una sequoia, entre otras rareces.

Ya en la salida del parque, se toma la calle Arroyo del Olivar hasta una de las esquinas del Estadio del Rayo Vallecano, desde donde se pueden ver las gradas. Por esa puerta entran los corredores profesionales de la San Silvestre vallecana cada 31 de diciembre. Quedas emplazado para verlo si te apetece.

Al pasar la esquina se cruza la calle y se toma un camino a la izquierda bordeando los campos de deportes aledaños, hasta llegar a la calle Javier de Miguel, donde está el Parque Payaso Fofó.

PARQUE PAYASO FOFÓ

El Puente de Vallecas ha tenido más penas que privilegios, porque este es el sino de la gente humilde, pero este parque está entre dos de esos privilegios: la calle Payasó Fofó (Alfonso Aragón, 1923-1976), que nos hizo reír cuando niños, y la Asamblea de Madrid, sede del Parlamento regional, que trata de servirnos haciendo leyes desde Vallecas.

Se trata de un parque de trazado muy racionalista, con senderos paralelos a diferentes niveles. En la parte superior puede visitarse un curioso edificio (El Torreón, por su forma), que fue todo un símbolo de solución al problema de la vivienda juvenil barata en los años 90. Allí nacieron Radio Vallekas, la emisora del barrio, y la Asociación Cultural “La Lavandería”, símbolos de la democracia y de una viveza inconformista, hoy más bien postergada.

Se sube a la colina del parque por un paseo de puntiagudos cipreses. El camino que se ha trazado en el GPS permite caminar por algunos de los viales del parque, a diferentes alturas, desde donde se puede ir viendo más y más Madrid si se mira al oeste, hacia las montañas.

Al final se asciende a la atalaya que hay al pié del Torreón, que permite ver un bonito panorama de la ciudad, con todas las sierras al fondo. Dejo aquí una dirección de internet para mayor información y fotos:
http://madridinfantil.com/index.php?option=com_content&view=article&id=735:qel-torreonq-puente-de-vallecas&catid=42:miradores&Itemid=1349

Se sale del parque por el mismo sitio de la entrada, y se baja la calle Javier de Miguel hasta encontrarse con el parque más pequeño de los que constituyen este paseo: el Amós Acero.

PARQUE AMÓS ACERO

Es uno de los espacios verdes más intensivamente utilizados de Madrid, especialmente en verano cuando la gente se abrasa en sus casas y salen a tomar el fresco. Solo una hectárea para los 20 o 25 mil habitantes de los alrededores.

Este parque fue terminado en la década de los años 1990, derribando las últimas chabolas que quedaban para construir una guardería. Le pusieron el nombre del alcalde de Vallecas durante la II República, un maestro socialista que murió fusilado en las tapias del cementerio de la Almudena tras la Guerra Civil. Su estatura (una cabeza) fue robada del monolito donde la colocaron, y no ha regresado todavía (el Ayuntamiento ha repuesto el monumento colocando un busto en piedra de Amós en 2016, de otro escultor (adjunto ambas fotos).

Tras abandonar el parque por la esquina del Ambulatorio Vicente Soldevilla, se toma la calle Palomeras y se tuerce por Emilio Navas hasta bajar a la avenida de San Diego. Cualquiera de las calles que salen a la izquierda, según se baja, de la avenida lleva a la vía del tren, que se cruza por un túnel peatonal. Al otro lado comienza el magnífico Parque de Entrevías.

PARQUE DE ENTREVÍAS

Es un sistema de parques (665 hectáreas) que rodea los barrios de Entrevías y el Pozo del Tio Raimundo. Como se ha dicho, lo que si tienen todos ellos es un origen similar: proceden de enormes escombreras que dejó la construcción de Madrid en los años 60, cuando El Pozo era un hervidero de subversión preparando la llegada de la democracia.

Se entra por el parquecito que se llama de la Viña. Tras atravesar un bosquecillo de pinos se llega al promontorio desde donde se puede ver casi todo Madrid, y por supuesto al fondo las sierras.

Siguiendo por el carril bici se llega después al denominado Soto de Entrevías, una parte del parque que quiere ser didáctica, con carteles e indicadores de árboles, arbustos y piedras. Sería bueno que las indicaciones se cuidasen, porque corren peligro.

Aunque el caminante puede tomar su propio rumbo, porque todo el parque es muy lindo, la ruta del GPS es un paseo breve por la parte de parque-jardín, que pasa muy cerca de donde se monta el Rastro de Entrevías los domingos por la mañana (auténtica despensa de los habitantes del barrio y de fuera), y luego se dirige hacia el parque forestal, paseable por pistas amplias rodeadas de cipreses, pinos, cedros y álamos, en cuyos pies nace la hierba que alfombra los suelos, y las omnipresentes espigas de avena loca, por otro nombre “balluecas”: de ahí probablemente “Vallecas”.

Hay un sitio en internet para ver los árboles singulares de este parque (y de alguno de los demás), que es: http://mitertulia4.lacoctelera.net/categoria/parque-entrevias.

Por el parque forestal pasa el anillo ciclista de Madrid. Cuando se alcance hay que subirlo hasta llegar a la estación de ferrocarril de cercanías del Pozo, y allí pararse para ver el monumento a las víctimas del 11M. La mitad de los 196 muertos perecieron en esta estación.

Si a estas alturas estás cansado, toma el tren y vuelve otro día a terminar el camino, porque hay mucho que ver todavía. Si no, tienes que cruzar el puente bajo la vía y entrar en el próximo parque: el Lineal de Palomeras.

PARQUE LINEAL DE PALOMERAS

Un parque se trazó por el uruguayo Leandro Silva, un arquitecto paisajista que acertó de lleno con su diseño: ennobleció el suelo y aisló los edificios y el propio Parque del molesto ruido de la M-40, el cuarto cinturón de ronda de Madrid. Es una tira de verde de tres kilómetros de largo y unas 40 hectáreas de extensión. Una joya en medio del asfalto.

Para ello el autor alzó colinas que separan el Parque de la autopista, a modo de un biombo o de perfil de espalda de dinosaurio, y trazó los caminos, las praderas, los paseos de plátanos de sombra y las láminas de agua para que trajeran la tranquilidad que necesita el paseante. Dejo la referencia a un artículo del país que habla del Parque y de su autor:
http://elpais.com/diario/2010/05/03/madrid/1272885863_850215.html

Recomiendo, si uno no va cansado, caminar por lo alto de las lomas artificiales para no perder nada del paisaje a ambos lados. Se ve la vida como si uno fuera el que la controla, y el paisaje al sol que está limitado por los edificios a la izquierda y por las pequeñas colinas a la derecha. Destacan las vistas del cerro de los Ángeles.

Si uno va cansado, puede seguir el anillo ciclista, que tiene una parte reservada para los que van a peón. Como es cuesta arriba, también hay bancos al lado de los lagos artificiales para reposar la vista y admirar el cielo, que aquí suele estar muy poco contaminado incluso en los peores días.

Al llegar a lo más alto y salir del Parque, hay que cruzar la rotonda con la fuente y seguir por la izquierda. Unas decenas de metros más allá se toma la calle Benjamín Palencia, que seguida durante un kilómetro (hay un carril bici para quien quiera seguirlo) desemboca directamente en el Parque de las Siete Tetas.

PARQUE DE LAS SIETE TETAS

Quizá el nombre oficial sea Parque del Cerro del Tio Pío, pero se le llama de las Siete Tetas porque con las escombreras de antaño y otros desechos urbanos los diseñadores construyeron siete montículos en forma de teta, que los niños disfrutan deslizándose con improvisados patines hechos con cartones de embalar.

Antonio López pintó aquí su famoso cuadro de 1963 (ved la foto), que es un paisaje interior madrileño magistral.

Los picos de la Sierra del Guadarrama, y los de la Sierra de Gredos, están aquí tan cerca, en los días claros, que se podrían alcanzar extendiendo la mano. Los atardeceres con puesta de sol son también un espectáculo.

Luego el Parque tiene interesantes paseos y algunos árboles singulares, en sus casi 16 hectáreas. Es recomendable pasear por la inmensa avenida de los morales, aunque ni las moras se las coman ahora ni las hojas las utilicen para, como antaño, criar gusanos de seda.

Para quien quiera saber más del Parque, o ver fotografías muy bien hechas del paisaje que se puede ver desde allí, puede recurrir a la dirección: http://es.wikipedia.org/wiki/Cerro_del_tio_pio.

Para salir del Parque, hay que volver por los propios pasos y bajar por la Calle Pío Felipe dejando a la derecha el parque de bomberos y el centro comercial. Al terminar la bajada está la boca de metro de donde se ha partido: Buenos Aires.

¡Buena caminata! Espero que os guste mi barrio. Es modesto pero digno. Sus gentes pertenecen todavía al género civilizado: saluda y te saludarán, pregunta y te responderán, pide ayuda y te socorrerán.

View more external

Vístas del Parque Amós Acero, alcalde de Vallecas. Se ha hecho una composición con la escultura de la cabeza del Alcalde Amós Acero, ya que fue robado y sigue sin recuperarse. Debería haber castigos especiales para quien intenta robar la memoria de los grandes hombres. ¡Quién sea el malhechor, que la devuelva! Mientras tanto, el Ayuntamiento ha hecho un busto en piedra que sustituye a la antigua cabeza.
Estampas del Parque Azorín. La foto final es la de la entrada al Estadio del Rayo Vallecano, por donde entran los corredores de la San Silvestre cada 31 de diciembre.
Estampas del Parque de Entrevías,y del Rastrillo de los domingos por la mañana.
Algunas vistas del Parque de las Siete Tetas,en el Cerro del Tio Pio. Se debería llamar Parque del Pintor Antonio López, porque desde aquí pintó sus paisajes de Madrid, entre la tierra y el cielo.
Fotos del Parque Fofó. Otra atalaya desde donde ver Madrid.
Fotos del Parque Forestal de Entrevías. Merece la pena en primavera, con el suelo verde, las plantas florecidas y el sol inigualable de Madrid calentando, que seca las avenas locas o valluelas, tan abundantes por estos parajes.
Fotos del Parque Lineal de Palomeras. Las dos primeras son del comienzo, en la Estación del Pozo, y en concreto la primera del monumento a los muertos del 11M, que fueron 96 en un tren parado en esa estación. Se debe perdonar, pero no olvidar,pero hay quien ni perdona ni olvida.
Fotos de un área pedagógica denominada el Soto de Entrevías. Los carteles, aunque alguno está destrozado, permiten seguir el camino y enterarse de la flora y las piedras que conforman el paisaje mesetario madrileño. Las dos primeras son de la vista que hay al comienzo del Parque, por la Ronda del Sur, antes de llegar al Soto.

Comments

    You can or this trail