Time  4 hours 56 minutes

Coordinates 1137

Uploaded March 9, 2020

Recorded March 2020

-
-
4,206 f
2,569 f
0
1.8
3.5
7.03 mi

Viewed 47 times, downloaded 3 times

near Cazorla, Andalucía (España)

Preciosa ruta que parte del mismo pueblo de Cazorla, aunando la exuberante naturaleza y el rico patrimonio histórico.

Se recomienda hacer en noviembre con las hojas de los árboles con sus variadas tonalidades otoñales.

Esta ruta es una variante y actualización de esta otra en la que hemos eliminado la etapa 11 del GR 247 desde Cazorla hasta Montesión por dos nuevos senderos el Ayuntamiento de Cazorla, homologados por la Federación Andaluza de Montañismo

Gran parte de esta ruta transcurre por el GR 247 Bosques del Sur, concretamente GR 247.3 etapa 1. La ruta se puede dividir en estas partes:

- Variante GR 247.3 Etapa 1 en descenso pasando por Riogazas y Nacelrío
- SL-A 266 circular del río Cerezuelo
- SL-A 265 castillo de Cinco Esquinas y Montesión
- Sendero local SL A-7 al castillo de Cinco Esquinas
- Bóveda del río Cerezuelo (https://bit.ly/2TJB54V) y opcional el paseo fluvial del río Cerezuelo

TOPOGUÍA DE LA VARIANTE GR 247.3 ETAPA 1: Cazorla - Refugio Casa Forestal del Sacejo. Tramo desde Cazorla hasta la conexión con el sendero local SL A-7 al castillo de Cinco Esquinas.
https://bit.ly/2DLCFOf

Fuente de Nacelrío
Unos 100 metros después de haber cruzado el río por un puente llegamos a la fuente de Nacelrío, donde hay un cruce que debemos tomar a la derecha. A la izquierda iríamos a la ermita de la Virgen de la Cabeza en una hora. Por este santuario pasa la Etapa 10 del GR 247, a un kilómetro de su final, lo que conviene tener en cuenta si queremos hacer recorridos alternativos.

A partir de aquí nos internamos en los territorios de los bosques y los roquedos, comenzando por un ancho camino en medio de un pinar de pino carrasco.

Tras cruzar el Arroyo de La Malena en el kilómetro 2,7 encontraremos una nueva fuente y una pequeña área recreativa con una buena chopera y un precioso mirador hacia Cazorla.

Unos metros más adelante (casi un kilómetro después de la fuente de Nacelrío) llegamos al fantástico Mirador de Riogazas, un gran balcón desde el que vemos todos los parajes que hemos recorrido hasta este momento, identificados en un panel interpretativo nos ayudará a conocer mejor el paisaje que estamos disfrutando, donde la Peña de los Halcones a la derecha y la Loma del Castillo a la izquierda forman una gran uve en cuyo pie está el pueblo de Cazorla.

Caseta del Control de Riogazas
Llegamos a la antigua Caseta del Control de Riogazas, que antiguamente era un punto de inspección de los vehículos que transportaban la abundante madera que siempre han producido estos montes. Encontramos una ancha pista forestal que hacia la derecha se dirige a la Casa Forestal del Chorro y el Collado Zamora. Si la siguiéramos, enlazaríamos al cabo de 3 kilómetros con la Etapa 11 del Sendero Bosques del Sur a la altura del kilómetro 5,2.

Nosotros la cruzamos para continuar de frente por una senda que enseguida se ensancha convirtiéndose en un buen camino con piedras a los lados. 300 metros más adelante cruzamos de nuevo la misma pista y seguimos por nuestra senda al frente. Pronto comprobamos la importancia que tuvo este camino tradicional por su anchura y por los calzos y hormas de piedra seca que tiene. Pasamos por una zona repoblada con cipreses y a la izquierda veremos una vez más la Cascada de la Escaleruela.

SL-A 265 CIRCULAR DEL RÍO CEREZUELO

Partiendo de la Plaza de Santa María, por el lateral de las Ruinas y río arriba, iniciaremos la ruta junto al puente de toba conocido por los lugareños como Puente de Madrugá. Allí tomamos el camino de la derecha dejando el río Cerezuelo a nuestra izquierda. Vamos a realizar un maravilloso recorrido, pleno de gratas sorpresas paisajísticas, junto al cauce salvaje del río.
La primera poza es conocida como el “pilón del Alpargate”. Transcurridos 425 m. nos encontramos a nuestra izquierda los restos de la antigua central eléctrica del Ángel Proseguimos por nuestro sendero que sube y baja sorteando el sinuoso discurrir del río, cruzándolo a veces, bajo la sombra de grandes nogales, chopos gigantes, higueras... Después de pasar por el “pilón del Fresno”, y unos metros más arriba el “pilón de la Mina”, el río se embarranca, y nos sobrecogen las altas paredes que lo encajonan, precipitándose sus aguas bravas en cascadas espectaculares de cornisas travertínicas: los musgos y las ovas le dan brillo de esmeraldas. Subimos por unos escalones excavados en la roca de toba hasta llegar al origen del desnivel. Aquí observamos lo que fue la zona de captación del caz de la mini-central eléctrica del Ángel. Debemos pasar de nuevo el río y continuar la senda, cruzando nuevamente el río, y ya habremos atravesado hasta cinco espectaculares puentes de madera.

Ya arriba, salimos a una bifurcación cementada. Hemos recorrido 1 km. y nos encontramos junto al antiguo molino de Tíscar, que se queda a nuestra izquierda. Nosotros tomaremos el camino de la derecha que comenzará a subir.

Se realizarán unos 300 metros de subida por camino pedregoso con impresionantes vistas de todos los alrededores de Cazorla. Se llegará a una bifurcación de sendas, la ruta continúa por la izquierda.

Llegaremos a una antigua calera junto a una alta pared rocosa, donde podemos observar cómo extraían la cal en el gran agujero. La calera u horno de cal, se empleaba para convertir la piedra caliza en cal, sometiéndola a altas temperaturas, más de 820º, y de esta forma obtener la cal viva, utilizada como argamasa (arena, cal y agua) hasta el descubrimiento del cemento en la revolución industrial. Asimismo, era utilizada para desinfectar y encalar las casas, de un blanco reluciente
Unos metros más abajo, esta ruta nos vuelve a sorprender gratamente al pasar junto a la Cascada de la Malena, una impresionante y bella cascada donde el agua se “desmelena” desde lo alto.

Se deja la cascada a la izquierda para continuar el camino bien definido hacia la derecha. Llega un momento en que el camino se divide en dos direcciones. Debemos seguir siempre hacia la derecha, dirección al Castillo de las Cinco Esquinas, que nos contempla desde lo alto del Cerro de Salvatierra. Por este camino bien definido iremos avanzando atravesando la ladera del cerro siguiendo la antigua acequia de riego que por aquí sigue discurriendo, ahora canalizada. En los 360 grados de visión las panorámicas son de una gran belleza paisajística. Cazorla abajo, y los paredones calizos envolviendo el paisaje, llenos del verdor de la naturaleza más exuberante.

Nos encontraremos con un cruce bien señalizado que nos conecta con el Sendero SL–A 265 que nos conduciría ladera arriba hacia el castillo de las Cinco Esquinas. Nuestra ruta continúa de frente, dirección Castillo de la Yedra.
Llegaremos, seguidamente, a una bifurcación que indica que el camino para llegar al castillo sigue hacia la derecha, un camino pedregoso y con fuerte descenso, por lo que tendremos que ir con la prudencia necesaria, por nuestra seguridad. Es un tramo no muy largo, pero algo complicado y resbaladizo.
Una vez ya en el Castillo de la Yedra, y tras apreciar nuevas panorámicas de la población de Cazorla, se comienza a bajar 400 metros por camino asfaltado hasta llegar junto al río y volver al inicio de la ruta.

SL-A 265 Sendero del Castillo de las Cinco Esquinas y Montesión

Una vez que abandonamos el SL-A 266 tendremos que atacar un fuerte ascenso zigzagueante que nos lleva junto a un panel informativo del Castillo de las Cinco Esquinas o de Salvatierra. A nuestros pies, en lo alto de la colina, encontramos la fortaleza de planta pentagonal, que vigila todo el territorio, junto a los restos de muralla que aún se conservan. Si queremos acercarnos hasta el mismo, nos desviaremos a la derecha y desde sus inmediaciones tendremos unas impresionantes vistas
de Cazorla, la Peña de los Halcones, la Sierra de Las Villas y la fértil campiña olivarera.

De nuevo en el panel, comenzamos ahora a descender suavemente. El camino entra varias veces en un pinar de pinos negrales o resineros. De nuevo comenzamos a subir realizando un zigzagueo, para salvar el desnivel de manera más suave. Y más tarde conectar con el antiguo camino de herradura que nos llevará hasta otro panel informativo del sendero.

Estamos muy cerca del antiguo Monasterio de Montesión, que fue un eremitorio, fundado en el año 1625 por el presbítero Julián Ferrer. Bien merece una sosegada visita, aunque solo podamos realizarla, las más de las veces, por su exterior, a menos que acudamos a la romería que se celebra en honor a la Virgen de Montesión el último domingo de septiembre o podamos encontrar abierto el monasterio.

DOCUMENTACIÓN HISTÓRICA: CAZORLA TEMPLARIA
información sobre los templarios en Cazorla en esta web
http://www.cazorlaturismo.com/foro-cazorla-segura-y-las-villas/index.php?topic=5667.0

No somos expertos en historia ni lo pretendemos, pero es necesario hacer un repaso a la historia para entender esta ruta.

En principio, debemos recordar que al hablar de los Templarios nos referimos a La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo, más conocida como los Caballeros Templarios o la Orden del Temple, una de las muchas órdenes militares en la edad media (Hospitalaria, Santiago, Calatrava…).

El propósito original de la Orden de los Templarios era proteger las vidas de los cristianos que peregrinaron a Jerusalén tras su conquista. Aprobada de manera oficial por la Iglesia católica en 1129, creció rápidamente en tamaño y poder. Los miembros no combatientes de la orden gestionaron una compleja estructura económica a lo largo del mundo cristiano, creando nuevas técnicas financieras, al mismo tiempo que edificaron una serie de fortificaciones por todo el Mediterráneo y Tierra Santa. En 1312, Clemente V cedió a las presiones de Felipe y disolvió la Orden. La brusca desaparición de su estructura social dio lugar a numerosas especulaciones y leyendas, que han mantenido vivo el nombre de los Caballeros Templarios hasta nuestros días, siendo una de ellas el Priorato de Sión, al que algunos consideran un bulo extendido en los años 60 en Francia.

La relación de Cazorla con los Templarios podría haberse dado en la época de la Reconquista. En 1231 el castillo de La Iruela fue conquistada por el arzobispo de Toledo y Cazorla en 1232 por Fernando III el Santo. En esa época, en la conquista de tierras a los almohades, era frecuente la participación de la orden de los Templarios, del mismo modo que otras órdenes militares, con los reyes cristianos, que en recompensa le entregaban los castillos para defenderlos de los contraataques de los almohades. Los templarios habrían ayudado a la repoblación de las zonas conquistadas por los cristianos.

En cualquier caso, la presencia de los Templarios tuvo que ser breve, pues en el 1312 la Orden fue suprimida.

Otro tema es la influencia que pudieran dejar. En la Europa bajo la influencia de los templarios, solían fomentar la creación de ermitas con nombres como Sión, siempre cerca de cuevas relacionadas con el nombre de la Magdalena, en tierras “salvadas” a los infieles.

Monte Sión es el nombre de una colina en Jerusalén con el que se hace referencia a la ciudad entera de Jerusalén y a la Tierra de Israel.

El actual monasterio Desierto de Montesión, regentado por la orden de ermitaños de San Antonio y San Pablo, a la que pertenece Antonio, el último monje que vive en Cazorla, fue fundado por el padre San Julián Ferrer en 1625, después de aparecérsele la Virgen María en una cueva al lado de la capilla, posiblemente la de Malena. Este monasterio está en la base del cerro Salvatierra.

También era frecuente entre los templarios el culto a la Virgen Negra. Curiosamente el santuario de la Virgen de la Cabeza poseyó una antigua talla con esas características, que desapareció en 1936.

https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4810823.pdf

GEOLOGÍA DE LA RUTA DE CAZORLA

La ruta transcurre al principio por el cerro del castillo de Cinco Esquinas con materiales del Mioceno Superior (unos 10 millones de años). En el entorno del monasterio de Montesión nos encontramos con el Cretácico y un poco más arriba, por la pista al pie del cerro Cagahierros, con las calizas, magocalizas y margas del Jurásico Superior. Si hubiéramos seguido por la pista que lleva al Chorro, hubiéramos encontrado un georrecurso inventariado: Calizas de esponjas.
En el río Cerezuelo hay mucha estructuras de toba, travertinos y espeleotemas del Cuaternario.

GEOLOGÍA DEL PARQUE NATURAL DE LAS SIERRAS DE CAZORLA, SEGURA Y CASTRIL
Los paisajes montañosos de las sierras de Segura, Cazorla y Castril ostentan, en el mosaico de la geodiversidad andaluza, la mejor representación de los relieves que conforman el Dominio Prebético de las Zonas Externas de la Cordillera Bética.

Las Zonas Externas están constituidas por materiales mesozoicos y terciarios, principalmente carbonatados, depositados en un extenso mar ubicado al sureste del Macizo Ibérico (Placa Ibérica).

Durante la Orogenia Alpina, el empuje de las Zonas Internas (microplaca de Alborán) hacia el noroeste hizo que se plegaran y se fracturasen, para luego levantarse hasta emerger. Los diferentes Dominios que se identifican en las Zonas Externas corresponden a antiguos contextos paleogeográficos, siendo el Prebético el más somero y próximo a la línea de costa del borde del emergido Macizo Ibérico. El Dominio Prebético está definido, así, por un conjunto de rocas sedimentarias, formadas sobre el zócalo ibérico, de carácter marino somero o continental. La edad de estas rocas abarca desde el inicio del Mesozoico (hace unos 250 millones de años) hasta el Mioceno superior (hace unos 10 millones de años).

Dentro del Prebético, diferentes contextos paleogeográficos hacen posible distinguir un Prebético Externo, de carácter más somero (Sierra de Cazorla) y un Prebético Interno, con rocas derivadas de depósitos de mayor profundidad (Sierras de Segura y de Castril).

En general, dominan las rocas carbonatadas, calizas y dolomías, con una gran riqueza en fósiles, con intercalaciones de margas y de niveles detríticos, principalmente arenas.

La llamada Cobertera Tabular corresponde a una zona más externa que el Prebético Externo. Está compuesta por materiales terrígenos triásicos, depositados en ambientes continentales (fluviales y lacustres), y carbonatos jurásicos depositados en medios marinos muy someros en el borde del Macizo Ibérico. Ha sido una zona estable, en la que las rocas no han sido deformadas por la Orogenia Alpina. Sobre estos materiales cabalgan las unidades del Dominio Prebético Externo.

El paisaje prebético está condicionado por la influencia de dos importantes sistemas morfodinámicos, el tectónico o estructural y el kárstico. Una de las principales características del relieve prebético es su estilo estructural. En el Dominio Prebético Externo, se produce una peculiar estructura en escamas vergentes hacia el norte, hacia el antiguo continente ibérico, que descansan sobre los materiales de la Cobertera Tabular. El Prebético Interno es una extensa unidad plegada, con anticlinales y sinclinales de dirección OSO-ENE y vergencias al NO.

Las primeras etapas de deformación de la Orogenia Alpina comienzan hace unos 8 a 6 Ma, en el Mioceno superior. La actividad tectónica provoca el despegue de la cobertera de rocas sedimentarias respecto al zócalo ibérico, fenómeno denominado “tectónica de cobertera”. Bajo esfuerzos compresivos y tomando como nivel de despegue los materiales triásicos (arcillas y evaporitas), las unidades sedimentarias, originalmente dispuestas horizontalmente, comienzan a plegarse. Dado que el proceso compresivo no cesa, las rocas sobrepasan su grado de resistencia llegando a fracturarse, creando juegos de fallas inversas o cabalgamientos. Esto provoca el desplazamiento de las unidades sedimentarias (unidades alóctonas) y la superposición de las mismas (escamas), produciendo el acortamiento de espacio ocupado por dichas unidades en la horizontal, y un engrosamiento en la vertical. Posteriormente, se producen esfuerzos distensivos que van a dar lugar a juegos de fracturas normales que afectan a todas las estructuras anteriores, y que están relacionados con alineaciones de diapiros y con el levantamiento de la zona.

Junto a la influencia de la tectónica en los grandes rasgos del paisaje prebético, el otro gran agente morfodinámico de estos relieves es el agua, y más concretamente su acción sobre las interminables extensiones de rocas carbonatadas. Esta acción ha terminado por generar espectaculares paisajes kársticos, superficiales y subterráneos, con los que se relacionan surgencias que dan origen al nacimiento de ríos tan significativos como el Segura, el Castril y el propio Guadalquivir
https://bit.ly/2DUNUEZ

EL RÍO CEREZUELO
Entre los materiales del Cuaternario del destacan los depósitos detríticos de los valles fluviales, así como depósitos de ladera, abanicos aluviales, formados por brechas más o menos compactadas. A veces con niveles bien diferenciados, de tamaños de cantos variables relacionados con los cambios climáticos cuaternarios.

Cabe señalar la presencia de travertinos, tobas y espeleotemas en el entorno del río Cerezuelo. Las tobas o travertinos son rocas carbonatadas que se generan por precipitación del carbonato cálcico (CO Ca) alrededor de restos vegetales tales como hojas, tallos e incluso musgo. En determinadas condiciones subacuáticas, puede precipitar en relación con algas microscópicas dando unas formas laminadas.

El agua del río lleva en disolución dióxido de carbono (CO). Al circular el agua, el exceso de este gas es liberado a la atmósfera, de manera que el agua queda enriquecida (sobresaturada) en carbonato de calcio. Esto supone que no tiene capacidad suficiente para mantener en disolución esta sal, por lo que una parte de ella precipita generalmente en torno a restos vegetales, reproduciendo fielmente la morfología de éstos. A este proceso de desgasificación y precipitación de carbonato ayuda también el cambio desde aguas con un régimen turbulento (aguas agitadas) a otro de aguas con un régimen laminar (aguas tranquilas).

Las tobas son un tipo de rocas muy interesantes desde el punto de vista paleoclimático, dado que se generaron en etapas interglaciales, es decir, períodos de tiempo con clima cálido y húmedo. Además, en muchas ocasiones pueden ser unos excelentes indicadores de la paleobotánica de la zona en la que se generaron, pues llegan a reproducir con mucha fidelidad las estructuras de las hojas y los tallos sobre los que precipitó el carbonato.
https://bit.ly/2TMx6Vo

Vídeo: tobas calcáreas. Edificios tobáceos
https://www.youtube.com/watch?v=o_7mjTKl6_4


FUENTES Y MANANTIALES
Un atractivo de esta ruta es la gran cantidad de fuentes que encontramos, casi todas en buen estado y con agua.

Las surgencias de agua se producen en el contacto de materiales carbonatados calizos, que son permeable como una esponja, y las arcillas del Triásico, que son impermeables, como una especie de plástico enorme que no permite al agua subterránea seguir bajando de nivel y sale al exterior por las fuentes y manantiales.
http://www.conocetusfuentes.com/fuentes_de_jaen_letra_C_1.html

View more external

Waypoint

Bifurcación Variante GR-247.3 Etapa 1

Waypoint

Bifurcación de senderos. Al frente continúa el SL-A 266

Waypoint

Bifurcación SL-a 266 Cerezuelo/Variante GR-247.3 Etapa 1

Waypoint

Bóveda del Cerezuelo. Sur. C. Interpretación Frondosa Naturaleza

Waypoint

Camino del la antigua Reguera de Salvatierra o de la Loma del Castillo

Waypoint

Casa Rural Fábrica de Nacelrío. Antiguo molino de Tíscar

Waypoint

Cascada Cerezuelo

Waypoint

Cascada de la Malena del arroyo de la Hoz

Waypoint

Cascada de Toba (captación del caz de la mini-central eléctrica del Ángel)

Waypoint

Caseta del Control de Riogazas

Waypoint

Castillo de Salvatierra o de las Cinco Esquinas

Waypoint

Castillo La Yedra

http://es.wikipedia.org/wiki/Castillo_de_la_Yedra El Castillo de la Yedra es un antiguo enclave de origen defensivo localizado en el municipio español de Cazorla.2 Se encuentra situado en la parte inferior del cerro de Salvatierra, sobre el río Cerezuelo, en la provincia de Jaén. Es una construcción que data de la época bereber, aunque fue terminado tal y como lo conocemos hoy en día por los castellanos. Desde su enclave, a 831 metros de altitud sobre el nivel del mar, se divisa la ciudad de Cazorla y sus alrededores. En su arquitectura se observan varios rasgos musulmanes, aunque a lo largo de los siglos los cristianos terminaron de darle su configuración definitiva, por lo que predomina así el estilo gótico.
Waypoint

Cazorla/ Plaza de Santa María/ Inicio

Waypoint

Cuarto Puente

Waypoint

Cuarto puente en el río Cerezuelo

Waypoint

Depósito de Agua

Waypoint

Derivación a sendero de San Isicio

Waypoint

Embovedado Río de Cazorla

Waypoint

Ermita de San Sebastián

Waypoint

Fuente de las Cadenas

Waypoint

Fuente de Nacelrío

Waypoint

Fuente del merendero de Riogazas

Waypoint

Fuente del puente de la cascada de la Magdalena

Waypoint

Fuente la Paulina. Pilón del Alpargate

Waypoint

Fuente por debajo de Riogazas

Waypoint

Hotel de Montaña Riogazas

Waypoint

Mirador de Riogazas

Waypoint

Mirador sobre la cascada de la Magdalena

Waypoint

Mirador. Panorámicas de Cazorla

Waypoint

Monasterio de Montesión

Waypoint

nuevo sendero escape al GR 247

Waypoint

Paneles informativos del SL Río Cerezuelo y del GR-247 varia...

Waypoint

Pinos negrales o resineros

Waypoint

Primer puente. Sendero alternativo escape al GR 247

Waypoint

Puente de la Madrugá (de toba)

Waypoint

Puente sobre el arroyo de la Hoz

Waypoint

Ruinas de Santa María. Información. Visita guiada

Waypoint

Río Cerezuelo. Río arriba está la Escaleruela

Waypoint

Segundo Puente

Waypoint

Sendero en mal estado

Waypoint

Sendero local SL A-7 al castillo de Cinco Esquinas

Waypoint

Sendero SL-A 265 Castillo de las Cinco Esquinas

Waypoint

SL-A 266 Circular del río Cerezuelo1

Waypoint

tercer puente en el río Cerezuelo

Waypoint

Toba y cueva

Waypoint

Ultimo puente

Waypoint

Variante GR 247.3 etapa 1

Waypoint

Área recreativa Riogazas

Comments

    You can or this trail