Time  5 hours 53 minutes

Coordinates 1391

Uploaded September 21, 2018

Recorded September 2018

-
-
4,512 f
3,077 f
0
1.8
3.6
7.21 mi

Viewed 413 times, downloaded 15 times

near Bélmez, Andalucía (España)

S.ª Mágina (S.ª de la Cruz). Bélmez. Baltibañas. Cuevas bco. los Hornillos Bajos (de los Huesos y del Tesoro)

Esta ruta es una alternativa a esta otra que hicimos en el 2015 para hacerla menos dura y más atractiva.
https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/2015-10-15-s-a-magina-s-a-de-la-cruz-carboneras-morros-de-lastonar-y-de-cabacillas-bco-de-los-horni-11104001
Hemos sacrificado la subida al cerro Castril y hemos ganado haciendo el acceso desde la pedanía de Bélmez subiendo por el impresionante barranco del Ronco y bajando por el sendero de Baltibañas, una maravilla de ingeniería serrana. Este tramo lo conocimos en las 7ª jornadas del ayuntamiento de Bélmez de la Moraleda organizadas por Tomás Martín.
https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/2013-05-25-s-a-cruz-magina-desde-sumidero-de-belmez-carboneras-lastonar-cabacillas-baltibanas-4546626
PEDANÍA DE BÉLMEZ
La población actual de Bélmez de la Moraleda está ubicada a unos kilómetros de la localidad medieval que le dio origen. Bélmez, palabra de raíz árabe que significa «lugar protegido», tenía un castillo, rodeado por un círculo montañoso, y dos atalayas: torres del Sol y del Lucero.

La primera conquista cristiana fue en 1316 por el infante don Pedro. Poco tiempo después volvió a ser conquistada por los nazaríes. La toma definitiva de Bélmez corrió a cargo de don Fernando de Villafañe, pasando a ser un señorío de los Carvajales. Tras esta conquista, Bélmez se vio envuelto en las luchas intestinas que caracterizaron el reinado de Enrique IV. Conflictivos años del siglo XV en torno al control del castillo de Bélmez, que permanecía unido al señorío de Jódar y que dieron paso, en el siglo XVI, a un nuevo litigio, esta vez de carácter administrativo.

En 1501 los Reyes Católicos donan el castillo de Bélmez y sus términos al concejo de Granada. Donación que sin embargo volverá a reproducir viejas disputas que se saldaron finalmente con la posesión que de la misma obtuvo don Diego de Carvajal, eso sí, a cambio de un censo pagado a la ciudad de Granada. Y fue precisamente este hecho, el que propició la modificación desde 1534 de la ubicación de su núcleo poblacional. Esta modificación vino propiciada por la actitud adoptada por dicho señor al comenzar a ceder tierras en calidad de arrendamiento a algunos labradores que comenzaron a roturar la dehesa y a construir sus casas cerca del nacimiento de la Moraleda.

Este fue el origen de una villa que comienza su andadura con enorme división de poderes: en lo eclesiástico, dependiente del Obispado de Jaén, Arciprestazgo de Baeza; en lo civil, perteneciente al Reino de Granada, Partido de Las Villas; y en lo judicial sujeta al dictamen del Señor de Jódar.

A comienzos del siglo XIX vuelve a la actualidad el viejo problema de su inclusión a uno u otro lado de la línea que divide las provincias de Granada y Jaén. Nada más abandonar el territorio los ejércitos franceses, surge entre los gobernantes la necesidad de reordenar el territorio. Tras varios proyectos fallidos, vendrá un tercero que patrocinará el Ministro de Fomento Javier de Burgos, que comenzará a aplicarse el 24 de abril de 1.834. A partir de esta fecha Bélmez queda definitivamente en la provincia de Jaén, desgajándolo del resto de villas granadinas.
http://www.jaen.es/export/sites/default/galerias/galeriaDescargas/diputacion/jaen.es/la-provincia/creadores-conocimiento/ieg/plan-archivos-municipales/Guiax20Belmezx20Moraleda.pdf
LA CUEVA DE LOS HUESOS
No hay mucha información en Internet sobre esta cueva. La única referencia es que “Venancio” y “Pavero” de la partida de desertados de Huelma fueron detenidos en la cueva.
"Al terminar la Guerra Civil llegan los primeros soldados nacionales a Huelma. Unos días antes habían huido a la sierra un grupo de vecinos que intentan escapar de la dura represión que se avecina. Serán conocidos popularmente como “los desertados”, por “no haberse entregado al régimen”. No se lanzan al monte para seguir luchando por la República, sino para poder seguir sobreviviendo. En la sierra, sus intereses no irán más allá que la pura subsistencia. Para ello no dudarán en extorsionar a cortijeros y pastores que habitan estos parajes para conseguir alimentos, dinero y ropa, generando un clima de gran temor. Tanto, que el alcalde de la nueva corporación, Alfonso Quesada Justicia, se ve obligado a pedir una ayuda más decidida al Gobierno Civil de Jaén para su persecución."
http://huelma.org/2.13.-%20Los%20desertados%20de%20Huelma.pdf
EL CASTILLO DE LA ALDEA DE BÉLMEZ
"De origen musulmán, posiblemente del siglo XIII, este castillo servía para controlar el paso por el mencionado valle del río Jandulilla, además de proporcionar refugio a la población de los asentamientos circundantes.
Cuando Fernando III conquista el valle alto del Guadalquivir, esta zona del Este de la serranía de Mágina iba a ser entregada a Baeza e incluida en su alfoz (término de una villa). Pero el pacto al que llegan Fernando III y Alhamar tras la conquista en 1246 de la ciudad de Jaén por el primero deja el castillo de Bélmez en territorio musulmán. Así, la fortaleza adoptará el papel en esta zona de último bastión del reino nazarí de Granada frente al reino de Castilla.
A finales de julio de 1316 el infante de Castilla don Pedro tomó la fortaleza después de 21 días de asedio, aunque fue recuperada nuevamente por los musulmanes en 1368, que aprovecharon la guerra civil que había en Castilla por el poder entre las grandes familias nobiliarias.
En 1431 y 1436 Andrés González de Santisteban, regidor de Baeza, intentó reconquistar esta plaza sin éxito, pues era punto de origen de razias que causaban graves perjuicios en territorio cristiano. Será en 1448 cuando se tome definitivamente el castillo, conquistado por hombres del concejo de Baeza mandados por Enrique Fernando de Villafañe.
La fortaleza pasa entonces al señorío de los Carvajales y se verá envuelta inevitablemente en la guerra civil castellana, con repetidos asedios en la segunda mitad del siglo XV por parte de los partidarios de ambos bandos, el real y el de la nobleza rebelde, dependiendo de en qué manos estuviera en esos momentos el castillo. Estos asedios se producen en 1464, por parte del infante Don Alfonso, en 1465 por Don Juan de Vera, y finalmente en 1476 por parte de Don Juan de la Cueva, segundo vizconde de Huelma y comendador de Bedmar y Albanchez.
En 1501 los Reyes Católicos donan el castillo de Bélmez y sus términos al concejo de Granada, a cambio de una compensación económica que dicho concejo tenía que pagar a Alonso de Carvajal, que a la sazón es nombrado alcaide vitalicio de la fortaleza. Pero esta decisión causará conflictos y en 1513 Bélmez vuelve al señorío de los Carvajales, que pagarán en este caso un censo a la ciudad de Granada.
Es en esta centuria, concretamente a partir de 1534, cuando lo que hoy es la aldea de Bélmez comienza su declive, pues se funda a unos tres kilómetros un nuevo asentamiento, el actual núcleo de Bélmez de la Moraleda, debido al arrendamiento que realiza Don Diego de Carvajal de nuevas tierras roturadas en el entorno del manantial de la Moraleda, junto al cual los campesinos repobladores comienzan a construir sus casas. El castillo se abandona, perdida ya su función, y comienza su ruina, pues las Relaciones Topográficas de Felipe II del año 1578 nos dicen que el castillo "está muy maltratado".
El castillo de Bélmez es declarado Bien de Interés Cultural en el año 1985.
EL CASTILLO DE BÉLMEZ
... El castillo está estratégicamente situado en el valle para el control del mismo. Pero el hecho de que se levanten grandes macizos montañosos a su alrededor, hizo que la fortificación se complementara con el apoyo de otras construcciones menores, también situadas estratégicamente sobre esta compleja orografía. Entre las más importantes están las atalayas del Sol, hacia el SE, y del Lucero, hacia el SO, ambas ya de factura cristiana. Además, Bélmez tenía comunicación visual directa con el castillo de Solera, al otro lado del valle en el cerro Morón, al SE. Este sistema militar de apoyo permitía un control más efectivo del territorio.

Nuestro castillo se erige sobre un promontorio rocoso ligeramente amesetado de manera artificial cuando fue contruido. Se distinguen tres recintos bien diferenciados: la torre del homenaje, el alcazarejo y la albacara.

La torre del homenaje es, a pesar de su estado ruinoso, el elemento mejor conservado. Se trata de una potente construcción de planta rectangular (18,5 x 14,80 m.) con muros de 3 m. de anchura. Hueca en su interior, se adivina no obstante que tuvo hasta tres niveles."
http://jaendesdemiatalaya.blogspot.com/2014/05/castillos-de-jaen-el-castillo-de-belmez.html

Castril de la Sierra de la Cruz
En la prospección realizada en 1992 con motivo del proyecto "El poblamiento medieval de las Sierras Subbéticas de Jaén y Granada" (Quesada Quesada y Motos Guirao, 1995: 257-261), se localizó una fortificación situada en una plataforma rocosa muy deteriorada, que habría estado emplazada en el Cerro Castril, con una cota superior a los 1050 m.s.n.m. Se trataría del espolón más oriental de la Sierra de la Cruz, situado frente al Castillo de Neblín, que quedaría en la margen derecha del río Jandulilla. El lugar presenta inmejorables vistas sobre el valle de este río, abarcando su trayecto de oeste a este y comunicándose con la Torre del Lucero, así como el giro de 90º que realiza para encaminarse hacia el norte y acabar desembocando en el río Guadalquivir. Enlazaría visualmente con el Cerro de la Atalaya de los Pinos, que domina todo el valle de este último río, y se sitúa frente a los Cerros de Úbeda.

En el Cerro Castril sólo se documentaron dos pequeños muros en la zona norte, que completan la fortificación natural que ofrece la roca. En el interior del recinto como en la ladera de acceso había abundante cerámica medieval, destacando algunos fragmentos de ataifor decorado con líneas de verde y manganeso bajo vidriado melado.
https://www.iaph.es/patrimonio-inmueble-andalucia/resumen.do?id=i14111

GEOLOGÍA
En la zona de Sierra de la Cruz, predominan las dolomías brechoides, calizas tableadas, calizas bioclásticas y oolíticas que aparecen en posición invertida sobre materiales permeables o semipermeables más modernos de la vecina Subunidad de Cárceles-Carluco
http://www.igme.es/actividadesigme/lineas/HidroyCA/publica/libros3_RHS/lib_mvalle/pg253.pdf

View more external

Waypoint

Alternativa por el barranco del Ronco hasta enlazar con sendero que lleva al collado

Waypoint

Barranco de Los Hornillos Bajos

Waypoint

Barranco Del Ronco.

Waypoint

Barranco Hornillos Bajos

Waypoint

Barranco Ronco

Waypoint

Camino del Lara

Waypoint

Carboneras 1512

Waypoint

Castillo de Bélmez

Waypoint

Cerro del Castril 1058 m

Waypoint

Collado

Waypoint

Confluye con sendero alternativo que viene del barranco

Waypoint

Cortijo de Serafín

Waypoint

cortijo Lazarillo

Waypoint

Cueva Baltibañas

Waypoint

Cueva de los Huesos

Waypoint

Cueva del Tesoro. Continúa el sendero nuevo al barranco de la Virgen y a la pista

Waypoint

Era y resto de cortijo

Waypoint

Majada de Neblín

Waypoint

Morro de Cabacillas 1604 m

Waypoint

Morro del Lastonar 1562 m

Waypoint

Peña de la Cruz

Waypoint

Peñas de Neblín

Waypoint

Senderillo

Waypoint

Sendero en zigzag al pie de los tajos

Waypoint

sendero poco definido

Waypoint

Sin sendero, pero aceptable

Waypoint

Sin sendero. Duro

Waypoint

Umbria en barranco Hornillos Bajos

2 comments

  • Photo of Mangell

    Mangell Sep 23, 2018

    Impresionante ruta, con preciosos senderos bien marcados -y hasta labrados- y otros no tan claros pero igualmente hermosos donde la búsqueda del mejor paso es un atractivo añadido, aunque solo apto para gente experimentada. Puede no dar esa impresión a priori, pero es un terreno exigente por su irregularidad, más aún con las temperaturas que ahora soportamos. Gran ruta.

  • Photo of avhinojosa

    avhinojosa Sep 24, 2018

    Totalmente de acuerdo con tu comentario, Mangell. Las distancias y desnivel acumulado puede engañar un poco teniendo en cuenta el factor meteorología y, por otra parte, el inmisericorde terreno de los senderos de Baltibañas y el barranco del Ronco. Gracias

You can or this trail